Las 10 tribus perdidas del Reino de Israel se esparcieron por el mundo mezcl谩ndose con las poblaciones nativas.
Pero han conservado algunos elementos de la cultura hebrea y cierto sentido de pertenencia.
Y esto hizo a tales poblaciones una cadena de trasmisi贸n f茅rtil para el asentamiento posterior del cristianismo.
Esto se puede ver claro en Am茅rica.
Donde los conquistadores espa帽oles habr铆an ingresado el cristianismo sobre una base de elementos at谩vicos hebreos prexistentes en las poblaciones ind铆genas que encontraron.

Comprendemos entonces la funci贸n que han cumplido 鈥 en el Plan de Dios 鈥 las 10 tribus perdidas de Israel.Las cuales son uno de los mayores enigmas de la historia para los jud铆os actuales, y para los cristianos era hasta ahora s贸lo mera curiosidad.

Y ahora comienza a aclararse.

Por lo tanto, el Israel de las profec铆as dadas por Dios a Ezequiel no s贸lo ser铆a la actual naci贸n de Israel.
Sino los pueblos que devinieron de esas diez tribus perdidas en las brumas de la historia.
Mosaico de las 12 tribus de Israel

驴QUI脡N ES 鈥淗OY鈥 MI PUEBLO ISRAEL?

Recordemos un poco la Historia Sagrada.

La Biblia nos cuenta que las cabezas de las tribus de Israel fueron los doce hijos de Jacob, al que Dios cambi贸 el nombre por el de Israel.

鈥淭u nombre es Jacob, pero ya no te llamar谩s Jacob, sino que tu nombre ser谩 Israel鈥. G茅nesis 35, 10

Esas doce tribus se aglutinaron en un Reino que primero tuvo como rey a Sa煤l, despu茅s a David y luego a Salom贸n.

Pero, despu茅s de la muerte de Salom贸n, la naci贸n de Israel se dividi贸 en dos reinos.
Vamos a introducirnos un poco en el tema, para 鈥渆ntender鈥 por qu茅 pudo haber sucedido esto.
santa maria de sion

DIVISI脫N DEL REINO

La causa de la divisi贸n del Reino fue el disgusto de los israelitas por la cantidad de impuestos y el trabajo duro que les hab铆a exigido Salom贸n para financiar la construcci贸n del Templo de Jerusal茅n.

Pero a esto se debe agregar el disgusto del Se帽or por la idolatr铆a de Salom贸n, que hab铆a abandonado la fe de Israel para adorar a Astart茅, una diosa pagana

Por esto, Dios decidi贸 quitarle diez tribus, para d谩rselas a Jeroboam, un alto funcionario de Palacio, que para escapar del rencor de Salom贸n debi贸 huir y exiliarse en Egipto.

El Se帽or quiso, sin embargo, mantener la estirpe de David.

鈥淵 a su hijo dar茅 una tribu, para que mi siervo David tenga siempre una l谩mpara delante de m铆 en Jerusal茅n, la ciudad que yo he escogido para poner all铆 Mi Nombre.鈥 (1 Reyes 11,32)

Muerto Salom贸n, su hijo Roboam, le sucedi贸 en el trono.

Pero, en el momento de ser ungido como rey, reapareci贸 Jeroboam, para protestar en nombre del pueblo por los impuestos tan altos y los trabajos abusivos que los israelitas padec铆an.

Roboam pidi贸 tiempo para dar su respuesta consult贸 a los ancianos que hab铆an estado con su padre, y tambi茅n a los j贸venes amigos suyos.

Pero decidi贸 deso铆r la voz prudente de los mayores que aconsejaba aflojar el rigor sobre el pueblo, para escuchar en cambio a los j贸venes, que le aconsejaron lo contrario: hacer esa carga mucho m谩s fuerte.

Esta fue la respuesta de Roboam:

鈥淪i mi padre fue duro, yo lo soy mucho m谩s, si 茅l les impuso un yugo pesado, yo lo har茅 m谩s pesado todav铆a y si 茅l los azotaba con correas, yo los azotar茅 con l谩tigos de puntas de hierro.鈥 1 Reyes 12, 10

Al ver que su rey decid铆a continuar con la l铆nea dura de su padre, los israelitas de las tribus del norterenegaron de David y de sus descendientes. (1 Reyes 12:16).

Las diez tribus del Norte, Ruben, Sime贸n, Dan, Neftal铆, Gad, Aser, Isacar, Zabul贸n, y Jos茅 , (representado por sus hijos, Efra铆n y Manas茅s) eligieron entonces a Jeroboam como rey, cumpli茅ndose la profec铆a que el Se帽or le hab铆a hecho de darle las diez tribus.

Por lo cual, s贸lo los israelitas del sur, las tribus de Jud谩 y Benjam铆n m谩s los Levitas que eran los Sacerdotes, permanecieron fieles a Roboam. (1 Re 12, 17)

As铆, el reino del Norte se llam贸 Israel, teniendo como capital a Samaria y el reino del Sur, tom贸 el nombre de Jud谩, con capital en Jerusal茅n, conservando los sacerdotes y el Templo.
becerro de oro

IDOLATR脥A DEL REINO DEL NORTE

Jeroboam, preocupado porque los sacerdotes y el Templo hab铆an quedado en el reino del Sur, y temiendo que sus s煤bditos, al concurrir como buenos israelitas a Jerusal茅n para las fiestas, decidieran volver a aceptar como rey a Roboam.

Tuvo la maligna idea de mandar hacer dos becerros de oro para que los israelitas los adoraran, llegando incluso a nombrar sacerdotes para este culto idol谩trico y pagano, lo mismo hicieron sus descendientes durante varias generaciones. (1 Reyes 12,27),

Aunque el Se帽or envi贸 durante generaciones a distintos profetas, El铆as, Eliseo y Am贸s para hacer recapacitar a los pueblos del reino del Norte, los israelitas persistieron en su idolatr铆a.

Por lo cual, el Se帽or dej贸 a Israel de Su mano y permiti贸 que en el a帽o 721 a.C.
Asiria invadiera el reino del norte y despu茅s de tres a帽os de sitio, capturara y enviara al destierro a las diez tribus, que nunca m谩s volvieron.
Tambi茅n los habitantes del reino del sur, Jud谩, fueron deportados por los Babilonios en el a帽o 586 a.C.
Pero volvieron, reconstruyeron la naci贸n, que no desapareci贸 hasta el a帽o 70 d.C.
Esto es muy importante, porque las Sagradas Escrituras s贸lo siguieron la historia del reino de Jud谩, a煤n desde el destierro.
Y fue all铆 donde se encarn贸 y naci贸 el Redentor.

Por su parte, y en continuaci贸n de su venganza y deseo de hacer desaparecer a los israelitas para siempre, el Rey asirio llev贸 a Samaria (capital del Norte) gente de cinco naciones paganas diferentes, para repoblar el pa铆s.

Quienes terminaron mezcl谩ndose con los pocos israelitas que hab铆an quedado all铆.

Esa mezcla dio origen a la tribu de los Samaritanos, cuya religi贸n hab铆a terminado por ser unamezcla de juda铆smo y paganismo, raz贸n por la cual los jud铆os los rechazaban.

Grabado de Israelitas durante el Exodo
Sin embargo, las promesas hechas por el Se帽or a Abraham, Isaac y Jacob eran para las 12 tribus, no s贸lo para las que se quedaron.
Y las promesas de Dios no pueden dejar de cumplirse.

Por esto, cuando Dios le dice a Ezequiel 鈥渕i pueblo Israel鈥 se refiere tambi茅n al reino del norte y no s贸lo a la actual naci贸n de Israel.

DESTIERRO DE ISRAEL

鈥淧orque he aqu铆 que Yo mandar茅 y har茅 que la casa de Israel sea zarandeada entre todas las naciones, como se zarandea el grano en una criba, y no cae un granito en la tierra鈥 (Am贸s 9:8-9).

驴Qu茅 fue de esas diez tribus que se perdieron por el mundo?

En el mapa siguiente, se pueden ver las distintas deportaciones sufridas por los dos reinos israelitas.

CUADRO 1 TRIBUS

En este mapa se ven tres l铆neas.

La l铆nea morada se帽ala la deportaci贸n de las 10 tribus perdidas por parte de los Asirios desde el a帽o 734 a.C.

Estos israelitas se diseminaron por la zona entre el Mar Negro y el Mar Caspio.

Esa zona era parte del Imperio Asirio, que primero fue conquistado por los Babilonios y despu茅s fue el Imperio de Partia.

Podemos dar cr茅dito a esto, porque en los Hechos de los Ap贸stoles se relata que el d铆a de Pentecost茅s se encontraban en Jerusal茅n, partos, medos y elamitas, que se sorprendieron al entender a los Ap贸stoles cada uno en su propio idioma.
Eso indica que en esas regiones hab铆a buenos israelitas que, a pesar de los siglos, se hab铆an mantenido fieles a su fe, yendo a Jerusal茅n para las Fiestas Mosaicas.
Lo mismo relatan los Evangelios cuando mencionan a 鈥渦nos griegos que quer铆an hablar con Jes煤s鈥.

Pero, cuando el Imperio Persa comenz贸 a amenazar a los partos,se dio una migraci贸n por el C谩ucaso hacia el norte y centro de Europa, o sea hacia lo que era entonces el Imperio Romano.

Esas tribus fueron colonizando, apoder谩ndose de lo que era la zona centro y sur de Europa.

CUADRO 2 TRIBUS

Si bien no fue la 煤nica migraci贸n, ese bien pudo ser parte del origen de la raza cauc谩sica, o sea la europea, que siglos despu茅s llegar铆a a Am茅rica.

Pero, lo que no puede negarse es la influencia israelita en Europa y eso se puede notar por muchos nombres. 聽
Por ejemplo, Danubio, significa 鈥渉ijo de Dan (una de las tribus), Saxons (Sajones), quer铆a decir 鈥渉ijos de Isaac鈥.
Ebro quiere decir 鈥渉ebreo鈥, etc.
Hab铆a una 鈥淚beria鈥 en el C谩ucaso y los 铆beros, fueron los que conquistaron la Pen铆nsula Ib茅rica.

Por todo esto, podemos deducir que esas tribus perdidas de Israel, fueron durante siglos parte integrante de los pueblos que terminaron formando la poblaci贸n de Europa y que desde all铆 viajaron hacia Am茅rica.

A partir de aqu铆 hay otras hip贸tesis sobre el destino final de las diez tribus perdidas.

Antes de empezar, debemos tener presente que en la introducci贸n de la Ep铆stola del Ap贸stol Santiago, se lee:

鈥淵o, Santiago, siervo de Dios y del Se帽or Jesucristo, saludo a las doce tribus de Israel, esparcidas por todo el mundo鈥.

Esto nos puede indicar que los israelitas de entonces ten铆an alguna idea de d贸nde hab铆a colonias de inmigrantes jud铆os en el mundo conocido entonces.

Y no s贸lo eso, sino que Santiago daba por sentado que esos israelitas aceptar铆an felices la Buena Nueva del Evangelio.

Supuestos Descendientes de la Tribu de Manases llgan a Israel
Supuestos Descendientes de la Tribu de Manases llegan a Israel

LAS DIEZ TRIBUS PERDIDAS 驴ENCONTRADAS AL FIN?

Dios le dijo a Israel:

鈥淵o soy el Dios omnipotente: s茅 fecundo y multipl铆cate, un pueblo, una asamblea de pueblos tomar谩 origen de ti y saldr谩n reyes de tus entra帽as鈥. Genesis 35:11

Para dar comienzo a sus estudios de probable localizaci贸n, los investigadores se basan en la bendici贸n final de Jacob dada a cada uno de sus hijos

Esta bendici贸n inclu铆a una profec铆a individual, cuyas caracter铆sticas describir铆an los pa铆ses actuales.

Ser铆a bueno leer G茅nesis 49: 12-22 y 49: 1-28.

Estudiosos han encontrado que, por ejemplo, los armenios tienen un gran parecido con Ruben, el primog茅nito de Jacob, que perdi贸 la primogenitura por un pecado cometido.

Igual fuerza, el mismo 铆mpetu.Incluso, hay leyendas de Haik, un h茅roe armenio de cabellos rubios, ojos brillantes y brazo muy fuerte,que mat贸 de un flechazo al gigante Bel.

Ello trae a la memoria el texto b铆blico que relata el momento en que Samuel, entre todos los hijos de Isa铆, ungi贸 como rey a David y el episodio del hondazo en la frente al gigante Goliat.

鈥淓ra rubio , de bellos ojos y apariencia agradable鈥. (1 Samuel 16:12)

Que ten铆a un brazo fuerte lo atestigua su victoria contra el filisteo.

De esta manera, seg煤n Jacob iba nombrando a cada uno de sus hijos, los interesados en el tema pudieron imaginar que Dan podr铆a ser la tribu de los encantadores de serpientes de la India;

Que Isacar, bien podr铆a ser Turqu铆a.

Aser, Azerbayan; Zabulon, 鈥渁 orillas del mar y con puertos de naves鈥, tal vez fuera Chipre.Benjam铆n, 鈥渓obo arrebatador鈥, ser铆a Espa帽a (Sefarad).

Los beligerantes Sime贸n y Levi ser铆an Oman铆es y Yemenitas, etc., etc.

Y as铆, en los 煤ltimos tiempos la imaginaci贸n popular ha ido encontrando similitudes entre cada uno de los hijos de Jacob y los pa铆ses que se fueron formando en el mundo.

Incluso hay estudios que encuentran rasgos de las banderas de varios pa铆ses actuales que parecen recordar los escudos de cada una de las tribus perdidas.

Pero esto no es simplemente imaginario popular, se han encontrado incluso pruebas arqueol贸gicas e hist贸ricas que podr铆an defender cada una estas hip贸tesis.

En general, los estudiosos interpretan, razonable y prudentemente, que los israelitas deportados no desaparecieron.
Sino que lejos de su tierra y enfrentados a una nueva vida, se fueron adaptando y fusion谩ndose con otros pueblo, sin perder del todo sus ra铆ces, aunque estas hayan quedado difusas en el tiempo.

Para una mejor comprensi贸n, hemos dise帽ado un mapa con los pa铆ses que tendr铆an ra铆ces de las diez tribus perdidas.

CUADRO 3 TRIBUS

LAS TRIBUS PERDIDAS 驴LLEGARON A TIERRAS AMERICANAS?

Esta es otra historia.

En el mapa siguiente, podemos ver rutas migratorias utilizadas por el hombre desde los primeros tiempos de la humanidad.

Es posible que tambi茅n las tribus deportadas hayan ido utilizando a trav茅s de los siglos esas mismas rutas para ir estableci茅ndose paulatinamente en los lugares que finalmente fueron definitivos.

CUADRO 4 TRIBUS
En su bendici贸n a los hijos de Jos茅, Efra铆n y Manas茅s, Jacob les profetiz贸 que el menor, Efra铆n ser铆a m谩s importante que el mayor, Manas茅s, y sus descendientes formar铆an muchas naciones.
Hay quien sostiene que Efra铆n ser铆a Estados Unidos (y Gran Breta帽a por lo de naciones poderosas) y Manas茅s ser铆a M茅xico, al encontrar similitudes entre los vocablos Manash茅s y Mexhicans.

Esto tiene connotaciones que los mexicanos estar铆an investigando con ciertas bases.

Por ejemplo, uno de los significados del vocablo 鈥淢eshi鈥, en nahuatl ser铆a 鈥渦ngido鈥 lo mismo que en hebreo (Mesh铆as) y 鈥渕eshico鈥 (ancestro de la palabra M茅xico), es 鈥減ueblo ungido鈥.

Para algunos eruditos, el idioma nahuatl es una mezcla de hebreo con nativo americano.

Todo esto ha dado pie al imaginario colectivo, que encuentra por su cuenta que la palabra Tenochtitl谩n viene de Enoch y que el zarape mexicano es igual al tallit ceremonial de los israelitas, que tambi茅n ten铆a rayas y flecos. Lo mismo suceder铆a con la m煤sica.

Algo interesante para se帽alar es que, a pesar de la multitud de dioses a los que los aztecas adoraban, existe, sin embargo, una inscripci贸n en lengua original n谩huatl, conservada en espa帽ol, de una oraci贸n azteca que parece sacada de la Biblia:

鈥淭煤 habitas los cielos,T煤 sostienes las monta帽as.T煤 est谩s en todas partes, eterno.A Ti se te suplica, se te ruega.Tu gloria es eminente鈥

indigenas mexicanos

LOS DESCUBRIMIENTOS 驴SON RECIENTES?

Aunque pueda sorprendernos ahora, sin embargo, esta idea se remontar铆a al tiempo del descubrimiento de Am茅rica

Al enfrentarse los conquistadores con los habitantes del Nuevo Mundo, y sabiendo que toda la humanidad descend铆a de Ad谩n y Eva, esto hizo que se diera en Europa un c煤mulo de interpretaciones, muchas de las cuales terminaron emparent谩ndolos con las diez tribus perdidas.

Para a帽adir m谩s argumentos al tema, hay una historia que cuenta que, en el a帽o 1644 un portugu茅s, jud铆o converso, llamado Aar贸n Levi (bautizado como Antonio de Montezinos), lleg贸 enfermo de muerte a la ciudad de Amsterdam.

All铆 donde declar贸 ante la comunidad judeo-portuguesa lo que vio en su viaje por Am茅rica.

Por ser el juramento de un moribundo fue aceptado como verdad por quienes lo escucharon.

Montezinos declar贸 que encontr贸 en la selva de lo que hoy es Ecuador, cercano al Oc茅ano Pac铆fico, y en Yucat谩n, cerca del Oc茅ano Atl谩ntico, indios que guardaban el Sabbat (s谩bado).
Conoc铆an la oraci贸n hebrea 鈥淪hem谩 Israel鈥 (Escucha, Israel) y le manifestaron ser descendientes de la tribu hebrea de Reuv茅n (Rub茅n).

Al d谩rseles a conocer Montezinos como jud铆o oculto que era, ellos al despedirse, lo abrazaron y le prometieron que, una vez vencidos los espa帽oles, ir铆an a liberarlos a ellos de su cautiverio.

No demasiados a帽os despu茅s, el sacerdote jesuita espa帽ol P. Joseph Gumilla (1686/1750), explor贸 como misionero la cuenca del r铆o Orinoco (hoy Venezuela).

Y comprob贸 que la oraci贸n ritual que los indios de esa regi贸n dirig铆an a diario al Sol era la misma que dec铆an los hebreos, que figura en el Deuteronomio.

Cuando les consult贸 d贸nde hab铆an aprendido esa oraci贸n, le contestaron que de sus antepasados, pero que en realidad ellos no adoraban al Sol, sino a quien lo hab铆a creado.

Jerusalem
Jerusal茅n con su templo

LAS MISMAS PALABRAS, PERO 驴EN DOS IDIOMAS?

Al sacerdote cat贸lico Padre Miguel 脕ngel Mossi (1819-1895) se le deben los primeros atisbos de lo que result贸 luego un maravilloso descubrimiento.

El sabio y erudito P. Mossi afirm贸, en el a帽o 1860, la similitud y hasta la identidad de ciertas expresiones idiom谩ticas del hebreo, el arameo y el quechua.
Encontr贸, como resultado de sus estudios, que hab铆a 600 palabras en com煤n entre ambos idiomas y que figuran en su 鈥淒iccionario Hebreo-Quechua-Castellano鈥.
CUADRO 5 TRIBUS

Hay quienes afirman tambi茅n que los preceptos de los incas tienen su origen en los Diez Mandamientos dados por el Se帽or a Mois茅s.

En idioma quechua son 鈥渁ma sua鈥 (no robar谩s), 鈥渁ma kella鈥 (no holgazanear谩s), 鈥渁ma lulla鈥 (no mentir谩s), 鈥渁ma vanuchi鈥 (no matar谩s), 鈥渁ma konkawakichu鈥 (no olvidar谩s),

驴UNA CIVILIZACI脫N HEBREA PRE COLOMBINA EN TERRITORIO ARGENTINO?

M谩s cerca de nosotros en el tiempo, el poeta ruso Bernardo Graiver que hab铆a emigrado a la Argentina en la primera mitad del siglo XX, sorprendi贸 al mundo.

Plante贸 la posibilidad cierta de que una de las tribus perdidas de Israel hubiera llegado a las costas de Sudam茅rica.

Durante una visita al Museo Arqueol贸gico de Santiago del Estero, Graiver se vio sorprendido por una serie de piezas de arcilla que presentaban escrituras y s铆mbolos que por su ascendencia hebrea, reconoci贸 de inmediato.
Encontr贸 figuras y utensilios de terracota grabados con la estrella de David y varias palabras que reconoci贸 como pertenecientes al idioma arameo.
En estas piezas pod铆a leerse Ab (padre), Pesaj (Pascua), y una frase que dec铆a "Faltan tres d铆as para Pascua..."

Gracias a este descubrimiento accidental, Graiver dedic贸 los siguientes veinte a帽os de su vida a estudiar diferentes objetos provenientes de excavaciones realizadas en la provincia de Santiago del Estero.

Descubri贸 muchas piezas con inscripciones en arameo o hebreo antiguo, lo que lo llev贸 a pensar en el origen sem铆tico de algunos pueblos americanos.

Eso lo motiv贸 a afirmar que, en muchos objetos existentes en el Museo Arqueol贸gico de Santiago del Estero, hab铆a signos (que hasta ese momento hab铆an sido considerados simplemente como motivos decorativos u ornamentales) que eran verdaderamente signos alfab茅ticos.

Eran letras correspondientes al primitivo arameo y sus derivados posteriores, escrituras de Tiro, Sid贸n, Hamat, Gaza, Creta, etc., etc.

Las investigaciones de Graiver le permitieron se帽alar el desplazamiento de esos caracteres alfab茅ticos desde el Asia anterior, a trav茅s de la Mesopotamia, Persia, Valle del Indo, Madr谩s, Ceil谩n, las Islas de los Mares del Sur, etc., hasta las costas occidentales de la hoy Am茅rica.

poste con estrella de david fondo

驴LA NUEVA ISRAEL ESTAR脕 EN LA PEN脥NSULA IB脡RICA?

Hay una hip贸tesis del Dr. Yag眉e de que 鈥渕i pueblo Israel鈥,no es la naci贸n actual de Israel, dado que en ning煤n momento Dios dice 鈥渓a naci贸n鈥 de Israel. Dice 鈥渕i pueblo鈥.

Entiende que se est谩 refiriendo al resto de Israel, a las diez tribus perdidas, que se fueron mimetizando con el mundo.

Contrapuesto a lo que muchos jud铆os actuales piensan, fueron tierra abonada y f茅rtil para la expansi贸n del cristianismo.

Ya vimos arriba que el Ap贸stol Santiago dedicaba su carta a las doce tribus de Israel diseminadas por el mundo.

Por lo tanto, cuando Dios habla de 鈥渕i pueblo Israel鈥, estar铆a refiri茅ndose a la multitud de los creyentes.

El va m谩s all谩 y lanza su hip贸tesis de que la nueva Israel, semilla del reino de Dios estar谩 en la Tarsis b铆blica, o sea, en la Pen铆nsula Ib茅rica.

驴Qu茅 elementos tiene para esbozar esa hip贸tesis?

Veamos algunos de ellos.

El 脡xodo de los israelitas desde Egipto y hacia la tierra prometida, es una imagen premonitoria de lo que pasar谩 en los 煤ltimos tiempos.

Se basa para esto en la Primera Carta de Pablo a los Corintios al exhortarlos a no repetir lo sucedido en el 脡xodo:

鈥淭odo esto acontec铆a en figura y fue escrito para aviso de los que hemos llegado a la plenitud de los tiempos (1 Cor: 10,11)

En la geograf铆a del nuevo 脡xodo figuran:Portugal, 鈥渄onde siempre se conservar谩 el dogma de la Fe鈥 (F谩tima, 2da. parte del Secreto).

Espa帽a,cuyo patr贸n es Santiago Ap贸stol desde hace muchos siglos y esa caracter铆stica lo marca. Santiago es uno de los nombres de Jacob, por lo tanto:

San Jacob = Santo Israel = Israel Santo
Seg煤n esta 聽hip贸tesis, ser铆a de la Pen铆nsula Ib茅rica de donde brotar铆a la semilla del Reino, la restauraci贸n definitiva del pueblo de Dios.
Tambi茅n podr铆a extenderse esto por herencia a 聽Iberoam茅rica.

De todo este periplo de los creyentes en camino hacia el Reino, las Sagradas Escrituras hablan en abundancia.

CUADRO 6 TRIBUS

El asunto es que cada grupo religioso toma estas promesas para s铆.

Los jud铆os, ven en las profec铆as lo mismo que esperaban del Mes铆as antes de la llegada de Jes煤s y fue la raz贸n por la cual muchos lo rechazaron: una restauraci贸n 鈥渇铆sica鈥 del actual pueblo de Israel, una vez que todos hayan regresado a su naci贸n.

Los evang茅licos, por su parte, est谩n esperando la restauraci贸n del Templo de Jerusal茅n para que se contin煤e con el sacrificio diario, a fin de que el Anticristo pueda ponerle fin al mismo (?) y de este modo cumplirse finalmente las profec铆as de Daniel.

Los cat贸licos creemos, que la restauraci贸n no va a ser f铆sica ni terrenal.

La afirmaci贸n sobre que el 鈥淪acrificio diario鈥 es la Celebraci贸n de la Eucarist铆a, est谩 sostenida por las palabras del mismo Jes煤s:

鈥淐uando ve谩is, pues, la Abominaci贸n de la Desolaci贸n anunciada por el profeta Daniel, erigida en el Lugar Santo (el que lea, que entienda).

Entonces los que est茅n en Judea, huyan a los montes; el que est茅 en la azotea, no baje a sacar las cosas de su casa y el que est茅 en el campo, no regrese en busca de su manto. (Mateo 24:15)

Fuentes:

S煤mate a nuestra Newsletter y recibe las 煤ltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Sobre la Fe y la Conversi贸n

Ver todo