Por sus actos revolucionarios y ser argentino ya lo llaman el ‚ÄúChe‚ÄĚ Bergoglio.
Inició un cambio revolucionario y ya lo llaman "el Che" Bergoglio. Rápidamente conquistó con su estilo frontal. Sus gestos y definiciones acaparan la atención, y la gente lo ama. Pero también se ganó enemigos en la curia romana. Pero el se ríe cuando le dice que lo llaman "populista" o "demagogo sudamericano".
francisco y obispos

El Papa encara la reforma a Curia: nombrará nuevo "primer ministro". Es inminente la designación del cardenal Giuseppe Bertello como Secretario de Estado, en reemplazo de Tarcisio Bertone. El objetivo es hacerla más eficaz y, sobre todo, al servicio del Papa, no de sí misma.

YA ESTA EL SUSTITUTO DE BERTONE

Francisco acelera su programa de reformas radicales en el gobierno de la Iglesia y ser√≠a inminente la designaci√≥n del cardenal italiano Giuseppe Bertello, de 71 a√Īos, como nuevo Secretario de Estado, que equivale al de "primer ministro" del Papa argentino. Bertello es el gobernador de la Ciudad del Vaticano y apoy√≥ la elecci√≥n de Jorge Bergoglio como Papa en el c√≥nclave que lo eligi√≥ el 13 de marzo pasado.Tambi√©n es el √ļnico italiano en la comisi√≥n de ocho cardenales nombrados por Francisco para asesorarlo en las reformas del gobierno central de la Iglesia, escenario en los √ļltimos a√Īos de fieras luchas por el poder entre facciones, que incluyen "corrientes de corrupci√≥n" y "lobby gay", como reconoci√≥ el mismo pont√≠fice hace unos d√≠as.Clar√≠n mencion√≥ ya dos veces a Bertello como principal candidato a ser el nuevo jefe operativo de la Curia Romana despu√©s del verano, pero los tiempos al parecer se han acortado y algunos vaticanistas sostienen que el 29 de junio, fiesta de los santos Pedro y Pablo, podr√≠an anunciarse reemplazos con sabor a deg√ľello en los grandes "ministerios" (dicasterios) de la Curia, junto con traslados y promociones.El nuevo Secretario de Estado sustituir√° al cardenal Tarcisio Bertone, que en diciembre cumplir√° 79 a√Īos.Los ocho cardenales del "consejo de la corona", cuyo coordinador es el hondure√Īo Oscar Rodr√≠guez Maradiaga, se reunir√°n con el Papa el 1¬į de octubre para poner en marcha una reorganizaci√≥n general de la Curia con fusiones, supresiones de organismos y creaciones de nuevos institutos para hacer m√°s √°gil y sobre todo m√°s transparente el funcionamiento del gobierno central de la Iglesia.El objetivo primario es terminar con las facciones en lucha, con medidas ejemplares.Francisco dio la primera sorpresa haciendo nombrar como su Prelado en el IOR (Instituto para las Obras de Religi√≥n) el llamado banco del Papa, a monse√Īor Battista Ricca.El Prelado es el n√ļmero dos del IOR, signado por una vasta serie de esc√°ndalos desde que fue fundado en 1942 por P√≠o XII.Monse√Īor Ricca es el director de la Casa de Santa Marta, el hotel interno del Vaticano donde se aloja Francisco desde el C√≥nclave que lo eligi√≥ Papa. Tambi√©n es el director de la Casa Internacional del Clero, situada en el centro de Roma, donde desde hace muchos a√Īos se alojaba cuando ven√≠a a Roma Jorge Bergoglio.El Papa argentino es muy amigo y tiene absoluta confianza en monse√Īor Ricca, cuya misi√≥n de coordinaci√≥n en el banco consistir√° en mantener informado a Francisco de la situaci√≥n interna del IOR y de la transparencia de las operaciones.Jorge Bergoglio demostr√≥ al incluir al cardenal Bertello en el "consejo de la corona" de ocho cardenales que aprecia y tiene pro- funda confianza en el purpurado italiano para que lleve adelante la "limpieza de la Curia", que el mismo Bergoglio defini√≥ como un programa antes de partir de Buenos Aires para el C√≥nclave que lo eligi√≥ obispo de Roma y jefe de la Iglesia universal.

EN EL MARCO DE LOS PRIMEROS 100 D√ćAS DE PONTIFICADO

El anciano y todav√≠a muy influyente cardenal conservador Camillo Ruini, que fue vicario en Roma de Juan Pablo II y Benedicto XVI, se r√≠e cuando le cuentan que los enemigos que acumula en la Curia Romana el nuevo Papa argentino, lo llaman "el Che Bergoglio", adem√°s de "populista" y " demagogo sudamericano". Ahora que el pr√≥ximo mi√©rcoles Francisco llegar√° a los cien d√≠as de su pontificado que est√° revolucionando a la Iglesia, determinado a hacer los grandes cambios sin laceraciones, llega la hora de un primer balance.En los √ļltimos d√≠as Jorge Mario Bergoglio, de 76 a√Īos, ha puesto el acelerador y las novedades saltan como chispas. Admiti√≥ y a la vez denunci√≥ en un encuentro con religiosos latinoamericanos que en la Curia, el gobierno central de la Iglesia, hay una "corriente de corrupci√≥n" y que s√≠, es cierto, "existe un lobby gay y est√° ah√≠" Tambi√©n anunci√≥ que est√° por salir una absoluta novedad. Una enc√≠clica escrita a cuatro manos con su predecesor Benedicto XVI. "Recib√≠ su gran trabajo y lo he llevado adelante", dijo. Primera vez que hay dos Papas y que conviven casi bajo el mismo techo en la peque√Īa ciudad estado del Vaticano de 44 hect√°reas. Primera vez que el pont√≠fice efectivo adjudica al Papa em√©rito el m√©rito que le corresponde en la confecci√≥n de la enc√≠clica sobre la fe. Bergoglio, eso s√≠, ya est√° preparando una enc√≠clica toda suya sobre la pobreza, el tema que caracterizar√° todo su pontificado junto con el renovado impulso a la evangelizaci√≥n, que ya est√° acercando a millones de fieles entusiasmados con el estilo y los contenidos de la Iglesia de Francisco. De paso hay que anotar que el Papa argentino es por lejos la figura m√°s popular en Italia.La gente le cree y lo compara con los pol√≠ticos y gobernantes de la casta, tan desprestigiados.Jorge Bergoglio tambi√©n inici√≥ una "reforma radical" en el IOR, el Instituto para las Obras de Religi√≥n, con una historia de esc√°ndalos de corrupci√≥n. Ayer design√≥ a monse√Īor Battista Ricca, director de la Casa Santa Marta y un hombre de su absoluta confianza, como n√ļmero 2 del banco oficioso de la Santa Sede.Francisco se reuni√≥ tambi√©n con los episcopales que coordinan la Secretar√≠a Permanente del S√≠nodo Mundial de Obispos, el "parlamento" que quiso el Concilio Vaticano II para cooperar con el Papa en el gobierno de la Iglesia. Aquella sana aspiraci√≥n nunca se concret√≥ porque ocurri√≥ lo contrario. Roma, los Papas y la Curia apretaron las clavijas de la centralizaci√≥n.Fue en los s√≠nodos a caballo entre fines de los ''90 y comienzos del nuevo siglo que Jorge Bergoglio fue descubierto. En 2002, Sandro Magister, de L''Espresso , profetiz√≥: "Si hubiera hoy un C√≥nclave el cardenal de Buenos Aires recibir√≠a una avalancha de votos".En su encuentro de la semana pasada con los episcopales de la secretar√≠a del S√≠nodo, Francisco les reiter√≥ que quiere reforzar la colegialidad y crear una especie de "consejo permanente" de obispos a partir de la asamblea mundial para facilitar la cogesti√≥n.Si sumamos el nombramiento del "consejo de la corona" de ocho cardenales a comienzos del pontificado, para ayudar al Papa argentino a reformar la Curia Romana, hasta ahora un potro indomable que empuj√≥ a la renuncia a Benedicto XVI, las instituciones de una nueva era en la Iglesia mundial tienen bases firmes. Los cardenales se reunir√°n el 1 de octubre, pero ya sesionan continuamente por separado con Francisco.Son charlas informales, concretas, que a veces ni son anunciadas entre las actividades del pont√≠fice. Como tampoco hay noticias de los encuentros que con frecuencia el Papa argentino mantiene con Joseph Ratzinger, su predecesor, a quien consulta con respeto y afecto. Basta una caminata discreta de unos cientos de metros o un paseo en auto por los jardines vaticanos desde la Casa de Santa Marta, donde se aloja Francisco, para llegar al ex convento donde reside Benedicto XVI.En el centro de las preocupaciones se desarrolla la decisi√≥n de acelerar la reforma del paralizante gobierno central de la Iglesia. "Hay que limpiar la Curia", dijo el cardenal Bergoglio poco antes de partir de Buenos Aires para no volver, porque fue elegido Papa, obispo de la Urbe y jefe de la Iglesia Universal.Pero la prioridad que Francisco est√° realizando en estos tres meses de "precalentamiento" de su pontificado erizado de dificultades por las resistencias de los que no quieren que nada cambie, es impulsar unareanimaci√≥n purificadora, espiritual, del anuncio m√°s eficaz de Cristo y los Evangelios.El Papa argentino ha logrado en un plazo muy corto dar vuelta totalmente la imagen de desprestigio que predominaba en la Iglesia. Desat√≥ una revoluci√≥n medi√°tica que ha logrado que los medios de comunicaci√≥n, hostiles a una realidad dominada por los esc√°ndalos y las luchas intestinas en la Curia Romana, se hayan convertido a la admiraci√≥n cotidiana de la acci√≥n de Jorge Bergoglio y a la certidumbre de que la renovaci√≥n est√° en marcha.El lenguaje sencillo y directo, que pone en el centro la misericordia, la solidaridad, la comunicaci√≥n con Dios y Jesucristo que "no se cansan de perdonar" a los pecadores "que somos todos", pero nunca a los corruptos; el ataque a los explotadores de los pobres y los indefensos, ha creado un nuevo clima que atrae multitudes a la plaza de San Pedro, reabre los confesionarios en las parroquias y a las misas devuelven a muchos que se hab√≠an alejado.Francisco convence porque todos los d√≠as se conocen nuevas an√©cdotas de su extrema sobriedad de vida, que se remonta a muchos a√Īos. Pero ¬Ņcu√°l es la ideolog√≠a de Bergoglio, su teolog√≠a?El cardenal Ruini, prominente seguidor de una l√≠nea religiosa y cultural muy conservadora, cont√≥ hace poco que "estudi√© hace a√Īos la teolog√≠a argentina, especialmente del jesuita Juan Carlos Scannone".Scannone, de 81 a√Īos, a quien se considera el m√°s importante te√≥logo argentino viviente, ha sido profesor y subordinado de "Jorge Mario", como lo llama con afecto, en la orden de San Ignacio de Loyola. En una entrevista sobre "el Papa venido del sur", que le hizo la revista progresista cat√≥lica El Reino , de Bolonia, explic√≥ las claves de esta teolog√≠a argentina, "que es una l√≠nea de la Teolog√≠a de la Liberaci√≥n". Como esta doctrina que agit√≥ a la Am√©rica Latina en el pasado y fue severamente reprimida en los a√Īos ''80 por Roma, "liga praxis hist√≥rica y reflexi√≥n teol√≥gica, recurre a la mediaci√≥n de las ciencias sociales y humanas".El padre Scannone explic√≥ que "privilegia un an√°lisis hist√≥rico cultural respecto al an√°lisis socio-estructural, de tipo marxista", como principal diferencia. La evangelizaci√≥n "ha contribuido a forjar la teolog√≠a argentina que se manifestaba sobre todo en el catolicismo popular", en las categor√≠as de "pueblo" y "antipueblo", que "reconoc√≠a las injusticias pero poniendo el acento en la unidad del pueblo m√°s que en el conflicto, como hubiera ocurrido usando el concepto de clase". La " teolog√≠a del pueblo", a la que adhiere el Papa argentino "destaca la importancia de la cultura, de la religiosidad y de la m√≠stica popular, afirmando que los int√©rpretes m√°s aut√©nticos y fieles son los pobres con su espiritualidad tradicional y su sensibilidad por la justicia".Esta sensibilidad es la que explica c√≥mo el arzobispo de Buenos Aires recorr√≠a los suburbios porque "esta reflexi√≥n alimenta la pastoral en los barrios populares y las villas miseria".Desde que ha sido elegido obispo de Roma, el t√≠tulo que m√°s le gusta, Francisco ha seguido el camino de su gesti√≥n pastoral en Argentina y de sus propuestas en los S√≠nodos y en las reuniones preparatorias de los c√≥nclaves de 2005 y marzo pasado, que terminaron por convencer a una amplia mayor√≠a de cardenales que era √©l quien deb√≠a conducir los cambios indispensables para restablecer y renovar la reputaci√≥n en crisis de la Iglesia.Carlos Custer, ex embajador de Argentina ante la Santa Sede, dijo que "un Papa humilde y austero no s√≥lo hace bien a la imagen de la Iglesia sino que se convierte en un modelo para obispos, sacerdotes, religiosas y laicos. Su preocupaci√≥n por los pobres, que no es de ahora, resulta tambi√©n un ejemplo y una clara ''opci√≥n preferencial'' para la Iglesia: ''una Iglesia pobre al servicio de los pobres'', como dijo Francisco".Fuentes: Valores Religiosos, Signos de estos Tiempos

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis:

S√ļmate a nuestra Newsletter y recibe las √ļltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Ver todo
Estamos migrando el sitio a una nueva plataforma! :)