En las puertas de las Iglesias normalmente hay pilas con agua bendita.
Y normalmente los cristianos mojamos nuestros dedos en ellas y nos hacemos la se√Īal de la cruz.
¬ŅPero por qu√© lo hacemos?
¬ŅQu√© funci√≥n cumplen esas pilas ah√≠ en las puertas de los templos?
Catedral_de_Medellin_-Pila_de_agua_bendita
Estas mismas pilas las tenemos en nuestras casas con recipientes agua bendita.
Y nos bendecimos con ella y la aspergemos.
¬ŅY por qu√© la usamos tambi√©n en nuestras casas?
¬ŅEn qu√© momentos la debemos usar?
Los Sacramentales crean una conexión entre los mundos sobrenaturales y naturales
Y por lo tanto santifican la vida del hombre
Debido a eso, son una amenaza para los malos espíritus
Y su valor en la lucha contra las fuerzas del mal no puede tomarse a la ligera.

Rociar una persona poseída con agua bendita es un acto de ofrecer a Dios.

‚ÄćEl agua bendita protege a las personas, casas, cosas, nos permite salir triunfantes de la lucha contra las tentaciones, el sufrimiento f√≠sico y mental, que brotan del esp√≠ritu del mal.

‚ÄćPor lo tanto, tambi√©n se puede beber, se roc√≠a en puntos dolorosos en el cuerpo y en art√≠culos de uso diario.

‚ÄćEsto ayuda a neutralizar los signos manifestados por el esp√≠ritu del mal en el cuerpo, as√≠ como en los objetos.

‚ÄćSeg√ļn la tradici√≥n fue San Alejandro I ¬†en el segundo siglo que instituy√≥ el uso del agua bendita.

‚ÄćSe trata de una pr√°ctica piadosa que lamentablemente las generaciones m√°s j√≥venes no est√°n conociendo, y por tanto est√°n cumpliendo menos que la gente de mayor edad.

El rico simbolismo de esta antigua tradición evoca varias cosas.

bautizmo

NOS RECUERDA EL BAUTISMO

El agua bendita nos remite a nuestro bautismo, que fue el momento en que entramos a formar parte de la familia de Dios al ser reconocidos como hijos de Dios.

‚ÄćA trav√©s del agua que fue vertida sobre nuestras cabezas, nos convertimos en "templos del Esp√≠ritu Santo" (1 Corintios 6:19).

Ahí comienza nuestra adopción filial por parte del Creador.

Sobre nuestras cabezas se derrama el agua bendita y el sacerdote lo hace en nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, o sea una bendición triple.

Nuestros dedos mojados en el agua bendita y la se√Īal de la cruz con ellos no retrotraen a aquel momento.
Cuando tuvimos una experiencia misteriosa y fundacional de recibir el sacramento del bautismo.

Y el que estas pilastras estén en la puerta de los templos es una invitación de la Iglesia para que hagamos tal reconexión.

‚ÄćQue demos gracias a Dios por nuestra dignidad de ser amados por √Čl.

Y para refrescar nuestra conciencia de que somos hijos adoptados por Dios y miembros del cuerpo místico de Cristo.

papa-francisco-aspergiendo-agua-bendita

¬ŅDE D√ďNDE VIENEN LOS EFECTOS DEL AGUA BENDITA?

Respecto a los efectos del agua bendita estamos en deuda principalmente a nuestro divino Salvador.

√Čl nos ha dado la gracia que obtenemos a trav√©s de su uso por los dolores de Su Pasi√≥n y Muerte.

‚ÄćLa Santa Iglesia, sin embargo, que es el custodio de estos preciosos tesoros infinitos y de la gracia de Nuestro Se√Īor, tiene a la vista estos m√©ritos que se adjuntan a estos efectos el agua bendita.

Por lo tanto, debemos los efectos del agua bendita sobre todo a Cristo, y en segundo lugar a la voluntad y las oraciones de la Iglesia.
En cuanto a los efectos, es de se√Īalar que, por el agua bendita, la gracia santificante no es conferida.
Pero se obtiene la gracia a través de la cual el intelecto es iluminado y la voluntad se mueve para evitar el mal y hacer el bien.

También se obtienen beneficios corporales mediante agua bendita.

Pero si deseamos obtener grandes efectos con la utilización de agua bendita, tenemos estar bien preparados.

‚ÄćDebemos ante todo estar en estado de gracia y tener fe firme en la sumisi√≥n a Cristo y a su Santa Iglesia.

Por ello no debe entenderse que necesariamente a cualquiera se otorgarán todos los efectos inherentes a la utilización de agua bendita.

Pero sabemos que las gracias serán concedidas a quien tome agua bendita en la disposición adecuada.

‚ÄćCu√°ntas gracias favorece o se obtienen no se pueden determinar.

Tampoco uno no necesariamente va obtener el bien o la gracia que pretende obtener a través de agua bendita por muy bien que se pueda preparar.

Por ejemplo, el agua bendita se puede tomar para aliviar una enfermedad.

Tomada con fe firme y una gran confianza, ¬Ņva a ser curada la persona sin falta?

No.

Pero invariablemente podr√° obtener alguna otra gracia que sea igual de importante para ella, o m√°s a√ļn.

Pero ¬Ņpor qu√© no trae el agua bendita infaliblemente el efecto deseado, a pesar de utilizarse con una disposici√≥n adecuada?

El Catecismo ense√Īa que los sacramentales, en consecuencia el agua bendita, operan principalmente por medio de la intercesi√≥n de la Iglesia (CIC 1667).

La Iglesia es la novia del Divino Salvador, y por lo tanto sus oraciones siempre son agradables a Dios.

Cuando la Iglesia ora, el novio divino ora con ella, y por esta razón su oración es poderosa para Dios.

Por lo tanto, puede ocurrir que un cristiano tibio pueda obtener grandes beneficios de la utilización de agua bendita.

La razón de esto es que Dios no ve en la indignidad de la humanidad, sino más bien en la oración de la Iglesia, lo que le agrada.

‚ÄćPero sobre todo ser√°n los hijos fieles de la Iglesia, que tratan de coordinar sus ideales con los del Divino Salvador y los de la Iglesia, los que participar√°n en los efectos dichosos de agua bendita.

pila-de-agua-bendita

¬ŅCU√ĀLES SON LOS EFECTOS DEL AGUA BENDITA?

Estos son de una doble naturaleza: efectos de gracia para el cuerpo y los efectos de gracia para el alma.

Hay que tener en cuenta que las influencias nocivas y en ocasiones la enfermedad, se originan en gran parte con el diablo.

‚ÄćY la oraci√≥n de la Iglesia en la bendici√≥n del agua se dirige principalmente contra el esp√≠ritu del mal, y el agua bendita es de una manera especial un medio de protecci√≥n contra este esp√≠ritu maligno.

El agua bendita no es sólo un medio para alejar la enfermedad, sino es también una protección contra la enfermedad.

Pero la Santa Iglesia, en su oración por el bienestar corporal de sus hijos sabe bien que no sólo los sufrimientos corporales, sino la desgracias espirituales son dolorosas para la humanidad.

Es habitual sentir un consuelo extraordinario cuando se utiliza el agua bendita.

‚ÄćSe puede sentir una gran alegr√≠a y paz interior que no se ¬†puede describir.

A medida que el alma es muy superior al cuerpo, también son los efectos espirituales del agua bendita superiores a los efectos corporales.

Esa agua bendita posee este efecto purificador y santificador.

‚ÄćNo obstante, es posible concluir que no se lleva a cabo una purificaci√≥n del pecado mortal, ya que ninguno de los sacramentales limpia de tal pecado.

Pero estamos en lo correcto al asumir una purificación del pecado venial y de las penas temporales debidas a pecado.

Doctores de la Iglesia están de acuerdo en que el agua bendita hace la remisión de los pecados veniales y la pena temporal debida por los pecados.

Santo Tom√°s de Aquino dice:

“Por la aspersión de agua bendita la deuda del pecado venial es aniquilada.

Pero no siempre, sin embargo, habr√° de abandonar todas las penas temporales.

Esto tiene lugar en proporci√≥n a la disposici√≥n de la persona que la usa, dependiendo del menor o mayor grado de ardor en el amor a Dios por parte de la persona que la usa‚ÄĚ

El agua bendita no sólo posee el poder de limpiarnos del pecado venial y las penas temporales, sino que también nos ayuda a superar las tentaciones del diablo.

El agua bendita también tiene efectos santificantes.

Estos consisten en las gracias actuales que se pueden obtener.

‚ÄćEstas son las iluminaciones del intelecto y las inspiraciones del Esp√≠ritu Santo que ayudan a los fieles a ejercer con lealtad los deberes de su estado de vida, orar con devoci√≥n, escuchar un serm√≥n con fines de lucro, y especialmente ayudar con recogimiento y devoci√≥n el Santo Sacrificio de la misa, y as√≠ participar en abundancia de sus preciosos tesoros.

Una iluminación, por ejemplo, puede ser comprender, mejor de lo que se había comprendido antes, sus defectos y sobre todo su pecado prevaleciente.
Una inspiraci√≥n, en cambio, es cuando una voz interior le advierte sobre la soluci√≥n definitiva para evitar la ocasi√≥n de pecado, o renunciar a un pecado conocido, o evitar las malas compa√Ī√≠as o las ocasiones peligrosas, con mayor determinaci√≥n.

Y buscar después, con seriedad, la virtud que está en oposición a su vicio predominante.

mujer-poniendo-los-dedos-en-agua-bendita

¬ŅCU√ĀL ES EL EFECTO QUE PERSIGNARSE CON AGUA BENDITA TIENE SOBRE NOSOTROS?

El ‚Äúefecto‚ÄĚ de esta bendici√≥n es principalmente b√°sicamente de limpieza.

Nuestra intención al entrar en un templo es adorar a Dios y para ello tenemos que estar limpios.

Pero también vamos a misa y comulgamos para estar limpios, para purificar nuestras mentes y cuerpos de nuestros pecados, de nuestra falta de fe, de nuestros procederes indignos, de nuestras debilidades.

De alg√ļn modo este gesto es un aspecto exterior de algo que nos debe suceder en el interior, o sea nuestro arrepentimiento y purificaci√≥n.

‚ÄćNo en vano en nuestras casas limpiamos las cosas con agua, las lavamos.

Entonces del mismo modo nosotros hacemos un símil de lavarnos internamente con este signo.

Buscamos un efecto sobrenatural de un hecho natural de persignarnos con el agua bendita.

Por lo tanto, desde el punto de vista sacramental, la conexión se extiende a lo sobrenatural.

Tambi√©n esto est√° acompa√Īado con alg√ļn tipo de oraci√≥n que podemos decir en ese momento pidiendo la purificaci√≥n y la gracia para limpiarnos.

Los salmos se refieren a esto:

51:9 Purifícame con el hisopo y quedaré limpio; lávame, y quedaré más blanco que la nieve.

Este tipo de gesto purificador pone nuestra mira en Dios y es una oración hacia él; por más que no digamos palabras oramos con nuestros actos.

‚ÄćEs un adicional a la liturgia que nos permite seguir viviendo la liturgia.

Holy-Water

LAS PILAS DE AGUA BENDITA MUESTRAN LOS L√ćMITES DEL ESPACIO SAGRADO

En la medida que las pilas de agua bendita est√°n en la entrada de los templos, son se√Īales y marcas que definen un espacio.

De aquí hacia afuera es el espacio secular y de aquí para adentro es el espacio sagrado.

Y el gesto que hacemos cuando entramos o salimos de ese lugar marca la diferencia de geografías.

Cuando entramos es como que dejamos el mundo para ir a un √°rea sagrada.
Y cuando salimos es que volvemos a trajinar en el mundo profano.

Y esto se puede palpar claramente.

‚ÄćSalimos del ruido y el stress del espacio profano y entramos en otro donde reina el silencio, con luces menos estridentes, donde todo est√° armado para mostrarnos un mundo de belleza espiritual, donde nosotros debemos orar y adorar a Dios, lo cual refresca nuestra vida y renueva nuestras emociones.

‚ÄćCuando hacemos el gesto al salir del templo nos ayuda a entrar en el mundo profano, que es peligroso y a√Īoramos quedarnos en el sagrado, pero sabemos que no podemos.

‚ÄćEste mismo gesto lo realizamos en forma privada en nuestras casas.

Hay gente que conserva recipientes con agua bendita y se bendice con ella al entrar y salir, simbolizando que pasa de un mundo a otro.

La experiencia física de sentir el agua santa limpia y fresca en nuestra piel expresa y fomenta la renovación espiritual.

Nos ayuda a hacer la transición de la actividad normal en la actividad especial.

pila de agua bendita

LAS ABLUCIONES VIENEN DE LOS JUD√ćOS

Esta es una práctica que los cristianos tomamos de los judíos, porque previo a las adoraciones a Dios los judíos realizaban las abluciones rituales (lavados), que llevaban luego a la sesión de adoración formal.

Eso se imitó en los templos cristianos, y en los atrios se formó una especie de lugar marca que es la transición entre el mundo externo y el mundo eclesial, donde se celebra la liturgia.

Por eso al principio hab√≠a grandes fuentes de agua, que luego fueron derivando en las peque√Īas pilas que vemos hoy a los lados de las puertas de los templos.
Aunque en algunos templos a√ļn hay esas grandes pilas.

En esas pilas grandes los fieles sumergían las manos para purificarse antes de seguir para el espacio sagrado.

Que además tenía el significado de prepararse para entrar en la adoración, o sea que implica un cambio en nuestras emociones y nuestra mente.

pila de agua bendita fondo

EL VALOR EXORC√ćSTICO DEL AGUA BENDITA

El poder de los sacramentales se encuentra en la oración de intercesión de la Iglesia.
En nombre de la cual el sacerdote bendice o exorciza personas y objetos.
Seg√ļn el exorcista y demon√≥logo Padre Jos√© Antonio Fortea el santiguarse con agua bendita al entrar en una iglesia no es un mero s√≠mbolo sino que tiene un poder exorc√≠stico real.

El agua bendita produce tres efectos:

“Atrae la gracia divina, purifica el alma y aleja al demonio.
La Iglesia ha orado sobre esa agua con el poder de la Cruz de Cristo.
El poder sacerdotal ha dejado una influencia sobre esa agua.
Al mismo tiempo purifica parte de nuestros pecados, tanto los veniales como el reato que quede en nuestra alma.
Aleja al demonio.
El demonio puede entrar perfectamente en una iglesia, sus muros no le contienen, el suelo sagrado no le refrena.
Sin embargo el agua bendita, s√≠ que le aleja.‚ÄĚ

Y contin√ļa:

“La gente se suele quejar de que se distrae mucho en la Iglesia, el demonio tiene gran interés en distraernos justo cuando vamos a estar en contacto con las realidades sagradas.

Por eso es tan √ļtil el agua bendita de la entrada.

Aun usando el agua bendita podemos despistarnos, pero tendremos la seguridad de que las distracciones proceden de nosotros y no del demonio‚ÄĚ.

benedicto xvia aspergendo agua bendita

FORMAS PRIVADA DE USAR EL AGUA BENDITA

Una forma de uso, como ya hablamos, es persignarse con agua bendita.
Otra es aspergerla (salpicarla) sobre sí mismo o sobre otras personas, lugares u objetos.
Y otra es beberla o pasarla en partes del cuerpo.

Los momentos de uso son m√ļltiples.

Uno es cuando una persona hacer algo importante  y siente malestar, bajón, dolor de cabeza, en cuyo caso usa el agua bendita.

Otro es cuando se producen problemas de relación entre las personas, una pelea, desarmonía, en las cuales siempre está metido el maligno.

‚ÄćLa se√Īal de la cruz con agua bendita lo ahuyenta.

‚ÄćTambi√©n sirve cuando un mismo est√° irritado, de mal humor, las cosas no le salen.

También algunos consideran que puede librarnos de accidentes y hasta ayudar a recuperarnos de enfermedades.

‚ÄćHay gente que hasta cocina con agua bendita, le pone un chorrito de agua a la comida para proteger y bendecir a su familia, y para que lo cocinado salga bien.

Para que el agua sea bendita debe estar bendecida por un ordenado seg√ļn el ceremonial del ‚ÄúRitual de Bendiciones‚ÄĚ y en el propio ‚ÄúMisal Romano‚ÄĚ.

Por todo esto es recomendable que las personas anden con agua bendita encima para usar en diferentes momentos.

‚ÄćAsperger la casa de vez en cuando con ella y santiguarse con ella al entrar y salir de la casa.

‚ÄćY desde luego hacer esto con el agua bendita en las pilas a la entrada de las iglesias.

sal y agua bendita

OTROS TIPOS DE SACRAMENTALES

Aceite exorcizado es un tipo especial de sacramental.

Seg√ļn el padre Amorth, exorcista romano, el aceite tiene la capacidad de eliminar comidas m√°gicas, venenosas, impuras, que entran en el cuerpo a trav√©s del comer o beber.

‚ÄćPor lo tanto, el aceite exorcizado se puede usar para condimentar los alimentos, cuando existe la sospecha de que algo venenoso, nocivo o m√°gico se ha comido.

‚ÄćProvoca una expulsi√≥n r√°pida del objeto en cuesti√≥n.

‚ÄćFrotar con aceite en el cuerpo de la persona pose√≠da ayuda a la obra de la gracia en la lucha con el esp√≠ritu del mal y su influencia.

‚ÄćSal exorcizada a trav√©s de la aspersi√≥n en habitaciones consideradas infectados por las acciones de las fuerzas diab√≥licas, por ejemplo en lugares donde fueron convocados malos esp√≠ritus, o tuvieron lugar rituales paganos o espiritistas.

‚ÄćTambi√©n se utiliza en la protecci√≥n de casas, viviendas, edificios, granjas y campos, si se sospecha que est√°n bajo la influencia de maldiciones.

‚ÄćLa sal se puede a√Īadir a la alimentaci√≥n si hay sospecha que hay un encantamiento a trav√©s de una comida.

‚ÄćIncienso exorcizado se utiliza en condiciones espec√≠ficas, cuando los malos esp√≠ritus abruman a la persona esclavizada, neg√°ndole ¬†contacto con su entorno.

El humo del incienso exorcizado irrita a los malos espíritus, lo que hace que se revelen y alejarse.

‚ÄćEsto ayuda al sacerdote al reconocimiento de los malos esp√≠ritus.

S√ļmate a nuestra Newsletter y recibe las √ļltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Sacramentos y Sacramentales

Ver todo