‚ÄćLa mayor√≠a de las religiones tienen esa visi√≥n del trajinar en este mundo.
La Nueva Era en parte también.
virgen maria arrodillada
Los a√Īos nos hacen comprender la importancia de no doblegarnos ante la impureza.
Porque hemos visto que nos obliga a pagar un duro precio en esta vida en la Tierra y nos podría hacer hipotecar la vida eterna.

Estamos hablando de tentaciones de la carne como la fornicación, el sexo desordenado, la pereza, la corrupción, el egoísmo, etc.

Toda esta lucha se puede reducir a un denominador com√ļn: mantener la pureza, no caer, no aflojar.

Es por eso que queremos insistir en una revolución de la pureza, y para ello proponemos 10 pasos.
Que no están relacionados solamente con la pureza física, sino con la pureza espiritual.
Que es el pre√°mbulo para lograr todas las dem√°s purezas.
10 ARMAS ESPIRITUALES PARA GANAR LA BATALLA POR LA PUREZA
Nos gustaría ofrecer una estrategia espiritual que podríamos utilizar.
Un plan aplicable para padres, adolescentes y hasta ni√Īos.
De manera que podamos evitar el peligro latente de los ataques contra la pureza.

Y si ya hemos ca√≠do, ser√° para volver con suavidad y con confianza al Se√Īor, por intercesi√≥n de Mar√≠a, con todos nuestros corazones.

1 - Las Armas de Oración

¡Somos débiles, muy débiles!

‚ÄćJes√ļs les record√≥ a los Ap√≥stoles, as√≠ como a todo el mundo en el Jard√≠n de Getseman√≠ con estas palabras exactas:

"Estén prevenidos y oren para no caer en la tentación, porque el espíritu está dispuesto, pero la carne es débil" (Mt 26:41)

Los ap√≥stoles en lugar de orar se quedaron dormidos y por ello le fallaron al Se√Īor.

‚ÄćLa principal raz√≥n para caer en alg√ļn pecado, pero sobre todo en el de la impureza es la falta de oraci√≥n u orar una plegaria muy d√©bil y an√©mica.

‚ÄćLos israelitas fueron capaces de derrotar a sus enemigos s√≥lo despu√©s que Mois√©s se sent√≥ en lo alto de la colina mirando el campo de batalla y levant√≥ los brazos al cielo. (√Čxodo 17: 8-13)

‚ÄćPara vencer las demandas imperiosas de la carne y de las insinuaciones constantes del mundo y las tentaciones del diablo debemos (como Mois√©s) levantar los brazos constantemente en oraci√≥n.

Jes√ļs nos invita con estas palabras:
"Pidan y se les dar√°..." (Mateo 7: 7)
Pidamos al Se√Īor por el don y la virtud de la pureza.
2 - No juegues con fuego
Una razón clave por la que muchos caen en los pecados de impureza es el fracaso al evitar el pecado.

Proverbios nunca faltan:

"Quien juega con fuego se terminar√° quemando"... y

"El que camina en la cuerda floja se caer√°"...

Una vez m√°s, tenemos que usar el sentido com√ļn y la prudencia

"El que anda en una pendiente resbaladiza caer√°".

Un ejemplo sencillo.

‚ÄćUn novio y su novia despu√©s de tener una bonita cena juntos, invita a su novia a su apartamento para rezar el Rosario juntos.

Sin embargo ellos se olvidar√°n de rezar sus Rosarios y caer√°n presos de las tentaciones del diablo y de las demandas de la carne.

¡La tentación!

3 - La modestia

El Catecismo de la Iglesia Católica afirma que la modestia es el guardián de la virtud de la pureza. (CIC # 2521-2524)

‚ÄćTodos deben practicar la modestia.

‚ÄćPor el Bautismo nuestros cuerpos se convierten en templos del Esp√≠ritu Santo.

A√ļn m√°s, templos de la Sant√≠sima Trinidad y despu√©s de la Santa Comuni√≥n se convierten en Tabern√°culos vivientes del Sant√≠simo Sacramento.

‚ÄćLas mujeres nunca deben ser una provocaci√≥n u ocasi√≥n de pecado para los hombres.

Y los hombres no tienen excusa para para desviar su mirada.

‚ÄćContempla cualquier estatua noble o retrato de la Virgen, Nuestra Se√Īora de Guadalupe, Lourdes, F√°tima y te sorprender√°s de su belleza celestial y de la virtud de su modestia.

Que Nuestra Se√Īora sea nuestro modelo y gu√≠a, especialmente para practicar la pureza.
hombre como titere
4 - La Penitencia

Jes√ļs dijo:

"Algunos demonios pueden ser expulsados √ļnicamente a trav√©s de la oraci√≥n y el ayuno".

En una ocasión yo estaba tomando un paseo y en mi camino se cruzó un gran pájaro negro, un cuervo.

A medida que me acercaba al ave ella no tomaba vuelo.

‚ÄćSiempre tuve una fuerte devoci√≥n por San Francisco y pensaba que tal vez ten√≠a un don especial con los animales, pero √©ste no era en absoluto el caso.

La razón de por qué no alzaba vuelo era sencilla, el pobre pájaro tenía un ala rota.

La escena me llevó a una reflexión espiritual.

En nuestra vida somos como un ave espiritual, estamos llamados a ser como las √°guilas que vuelan alto en las alturas.

Pero necesitamos dos alas espirituales para volar en el alto de la Oración y la Penitencia.

Para conquistar las demandas imperiosas de la carne debemos orar, orar y orar.
Pero también aprender el arte de ayuno y vivir una vida de penitencia.

¬°Todos los santos nos han ense√Īado esta lecci√≥n claramente!

5 - Evita la Pereza

Otra gran apertura para el demonio son las impurezas del pecado capital de la pereza.

Una vez más, las máximas están a nuestra entera disposición:

"La ociosidad (pereza) es el taller del diablo".

El gran santo, educador y patrono de la juventud, San Juan Bosco experimentó un miedo mortal cuando llegaban las vacaciones de sus jóvenes.

Llamó a las vacaciones el suelo de la cosecha del diablo.

¬ŅPor qu√©?

La razón era clara los meses libre de verano no hay nada que hacer.

‚ÄćEn este estado de cosas el diablo penetra r√°pidamente para tentarnos de muchas maneras y en especial contra la virtud de la castidad.

‚ÄćUna de las razones principales por las que muchas personas, sobre todo j√≥venes del sexo masculino, tienen serios problemas con la pornograf√≠a en Internet es el auto-abuso de √©sta por el exceso de tiempo libre.

El aburrimiento y el f√°cil acceso a los sitios web impuros.

San Buenaventura lo resumió así:

"Cuando uno está trabajando un demonio podría estar allí para tentar.
Pero cuando no tienes nada que hacer una multitud de demonios están ahí para tentar."

6 - El Lenguaje Apropiado

En todas las épocas, lugares y circunstancias debemos controlar nuestra lengua.

Santiago nos exhorta:

"Debemos ser lentos para hablar y prontos para oír" (lee Santiago 3: los pecados de la lengua)

Esto est√° ligado especialmente con la pureza.

Nunca debe suceder que salgan de nuestros labios palabras sucias, lenguaje inapropiado y peor a√ļn grueso, crudo o de chistes impuros.

‚ÄćM√°s tarde en su vida como sacerdote maduro, San Juan Bosco se lament√≥ de no poder borrar de su mente una cosa impura que un hombre hab√≠a pronunciado delante de √©l cuando era un simple muchacho y se le grab√≥ en la memoria hasta ser un anciano sacerdote.

Jes√ļs nos advierte que seremos juzgados por todas las palabras que se emiten por nuestra boca.

Nunca olvidemos que recibimos el Cuerpo y la Sangre de Jes√ļs en nuestras lenguas.

Nuestras lenguas se convierten en el trono de Jes√ļs, el Rey de Reyes y Se√Īor de Se√Īores.

¬°Hablemos con nobleza!

sexualizacion
7 - Vigilancia Constante, sobre todo de los ojos

El Papa Francisco en sus mensajes constantemente nos recuerda que debemos mantener la vigilancia sobre nuestra persona.

‚ÄćEl examen diario ignaciano es la clave.

Esta magnífica práctica nos invita a rebobinar la película de nuestro día y ver donde Dios ha estado presente y dar gracias.

Pero también para ver donde nuestros corazones se han desviado de nuestro Dios amoroso.

Esto nos puede dirigir f√°cilmente a la virtud de la pureza.

‚ÄćEn la oraci√≥n y en la reflexi√≥n se observa y se admite humildemente cuando nuestros ojos, afecciones mentales y del coraz√≥n comienza a alejarse de nuestro Dios.

Y empiezan a jugar con lo que no es de Dios, con lo que sería la impureza.

‚ÄćUn pasaje b√≠blico a destacar que puede ser una gran ventaja para nosotros es la tentaci√≥n, seducci√≥n y la ca√≠da del Santo Rey David.

‚ÄćUn hombre santo, un hombre de oraci√≥n, un hombre dotado, un hombre seg√ļn el coraz√≥n de Dios, as√≠ era el rey David.

Sin embargo, él no se mantuvo en estricta vigilancia de sus ojos, mente y corazón, y esto se tradujo en una caída catastrófica.

Una caída que lo echaron a las profundidades de la lujuria y de la deshonestidad.

‚ÄćCeder a la lujuria termina en adulterio y luego el adulterio lo lleva al asesinato y el asesinato a la supresi√≥n de su conciencia.

¬°Que la historia de David sea una advertencia para nosotros!
Cuando Jes√ļs nos advierte:‚Äć
"Estén prevenidos y oren para no caer en la tentación, porque el espíritu está dispuesto, pero la carne es débil"
8 - La confesión y la esperanza renovada
La debilidad humana no prevalecer√°n sobre nosotros y todos podemos caer.
Lo peor de todo, más allá de la caída en el pecado, es la desesperación.

La falla m√°s grave de Judas no fue su traici√≥n a Jes√ļs, sino su desesperaci√≥n y no confiar en la misericordia infinita de Jes√ļs.

Siendo este el caso, no debemos desesperar debido a nuestras inclinaciones humanas propensas al pecado y nuestro propio pecado.

‚ÄćSan Pablo nos ofrece estas palabras de aliento:

"D√≥nde la debilidad abunda, la gracia de Dios abunda a√ļn m√°s."

Dios puede permitir que de un mal salga algo m√°s bueno de ello.

Por lo tanto, si tenemos la desgracia de caer en un pecado contra la pureza entonces debemos tener la confianza ilimitada en Dios.

Y recurrir inmediatamente al Sacramento de la misericordia, el Sacramento de la Confesión.

Y que nos deleitemos con las palabras del profeta Isaías:

"Aunque sus pecados sean como la escarlata, se volver√°n blancos como la nieve; aunque sean rojos como la p√ļrpura, ser√°n como la lana" (Is 1:18).

Una buena confesión puede transformar nuestras almas en la belleza de la nieve blanca recién caída en tierra virgen.

9 - La Santa Comunión frecuente

De mayor importancia para proteger la virtud de la castidad es nuestra relaci√≥n con Jes√ļs en la Sagrada Eucarist√≠a.

‚ÄćLa Sagrada Eucarist√≠a es verdadera, real y sustancialmente el Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Jes√ļs, el Hijo de Dios vivo.

Cuando recibimos a Jes√ļs en la Sagrada Comuni√≥n recibimos todo lo siguiente, su totalidad.

‚ÄćRecibimos la mente de Jes√ļs con su memoria que purifica nuestros pensamientos posiblemente sucios.

Al recibir la Sangre de Jes√ļs que circula por todo nuestro cuerpo correr√° por nuestras venas y arterias.

Recibimos el Sacrat√≠simo Coraz√≥n de Jes√ļs con sus m√°s nobles sentimientos; a√ļn m√°s, recibimos la pureza absoluta del Coraz√≥n Sacrat√≠simo de Jes√ļs.

Si lo deseas, cada Santa Comunión bien recibida resultará como recibir un trasplante de corazón espiritual.

Como dice San Pablo:

"A continuación póngase en la mente de Cristo, ustedes tendrán la mente de Cristo".

Entonces Pablo ahonda a√ļn m√°s en esta elevada expresi√≥n:

"Ya no vivo yo, sino que es Cristo quien vive en mí".

La recepción frecuente y ferviente y apasionada de la Santa Comunión es de lejos el medio más eficaz para vivir una vida de pureza.
Pues es el mismo Jes√ļs quien se apodera de toda la vida y del ser.
cristo abraza a un joven
10 - Nuestra Se√Īora Madre

Es nuestro modelo e intercesor de todas las virtudes.

‚ÄćPor supuesto que es de lejos nuestro tratado m√°s completo sobre la virtud de la pureza.

Lo logramos si invitamos a Nuestra Se√Īora, la Madre del amor santo y puro, para estar con nosotros, que ruegue por nosotros e interceda a nuestro favor.

‚ÄćLa experiencia demuestra que en la vida de innumerables santos, es a trav√©s del gran amor de Dios y la confianza filial y amorosa a Mar√≠a que se puede vivir vidas santas y vidas de gran pureza.

‚ÄćSanta Faustina Kowalska tuvo un encuentro con el Se√Īor Jes√ļs.

Se acercó a la santa y le envolvió un cinto de oro alrededor de su cintura.

Esto simbolizaba un regalo que √Čl generosamente le otorg√≥ a la santa: el don de la castidad perfecta.

Su carne sería totalmente sumisa a su mente y espíritu ya no iba a experimentar pensamientos indecentes.

‚ÄćJes√ļs era el centro de su vida y su todo.

‚ÄćSin embargo, hay una nota adicional muy importante.Santa Faustina dijo que hab√≠a estado pidiendo a Nuestra Se√Īora por este regalo por un largo tiempo.

Por lo tanto, fue a través de la intercesión de la Santísima Virgen María que Santa Faustina adquirió este maravilloso don de la castidad perfecta.

‚ÄćEntonces volvamos a la m√°s pura e Inmaculada, al Coraz√≥n de Mar√≠a y roguemos por la pureza de la mente, coraz√≥n, cuerpo, alma e incluso la intenci√≥n.

‚ÄćPidamos a Mar√≠a Sant√≠sima la gracia de vivir esta bienaventuranza sublime que Jes√ļs nos ense√Ī√≥:

"Bienaventurados los limpios de corazón porque ellos verán a Dios" (Mateo 5: 8)

Vivamos con pureza en esta vida para contemplar la belleza de la Santísima Trinidad, con la Virgen, los ángeles y los santos por toda la eternidad.

‚Äć

S√ļmate a nuestra Newsletter y recibe las √ļltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Reflexiones

Ver todo