La Suprema Corte de EE.UU. lo tiene a estudio
Con la presión del presidente como trasfondo, que ya se pronunció a favor, se han presentado muchos escritos y sobresalen dos. Uno que define al matrimonio heterosexual como un compromiso integral entre un hombre y una mujer que se sella con la actividad sexual que lleva a la creación de una nueva vida; mientras que la pareja homosexual es una unión emocional y durará lo que dura ésta. Otro escrito plantea que la homosexualidad es todo un continuo, plástico, que va cambiando a través de la vida, y por tanto es inestable, y no se ha demostrado que tenga bases genéticas.

Una monta√Īa de amigos-de-la-corte han aterrizado escritos a la Corte Suprema, algunos de ellos absolutamente fascinantes. Dos de los escritos son especialmente interesantes, uno del profesor Robert George, de Princeton, y su talentoso joven colaboradores Ryan T. Anderson, de la Heritage Foundation y Sherif Girgis de abogado en Yale y con un doctorado en filosof√≠a en Princeton. El otro del profesor Gerard Bradley de Escuela de Notre Dame en nombre del Dr. Paul McHugh, de la John Hopkins University.

QUE ES EL MATRIMONIO

En una art√≠culo en Harvard Law Review, un libro y ahora este escrito, George, Anderson, y Girgis responden a la pregunta "¬Ņqu√© es el matrimonio?"Se describen dos puntos de vista opuestos, uno que llaman "conyugal", y el otro "revisionista".El punto de vista revisionista:

"puede causar da√Īos sociales relacionados. Debilita el fundamento racional (y por tanto la pr√°ctica social) de estabilizaci√≥n de las normas matrimoniales, sobre las cuales depende el orden social: normas como la permanencia, la exclusividad, la monogamia"

George y sus colegas argumentan que el matrimonio sólo puede ser "conyugal", es decir:

"una uni√≥n integral que une a los c√≥nyuges tanto en el cuerpo como en la mente, que comienza por el compromiso y es sellado por las relaciones sexuales. As√≠ que se completa con el acto por el que se realiza una nueva vida; √©l es especialmente apto para y depende de la procreaci√≥n y establece una participaci√≥n amplia que √ļnicamente encaja para la vida familiar".

Esta visión integral del matrimonio sigue estando disponible para las parejas estériles, pero no para los homosexuales.Los autores explican que lo que ellos llaman la comprensión "revisionista" del matrimonio:

"es esencialmente una uni√≥n emocional, acompa√Īada por una actividad consensual. Tales uniones rom√°nticas son vistas como valiosos mientras dura la emoci√≥n".

Los hombres y las mujeres pueden tener estas "uniones" al igual que parejas del mismo sexo pueden,

"ambas implican una vinculación emocional intensa, por lo tanto puede (en este punto de vista) que suceda en un matrimonio. Pero la unión integral es algo que sólo un hombre y una mujer pueden formar".

George dice:

"la promulgación de matrimonios del mismo sexo no expande la institución del matrimonio", como sus defensores afirman, sino que lo redefine.

Tal redefinición permanente perjudicaría a la noción del matrimonio y mancilla los bienes que provienen de matrimonio, entendido correctamente.

LA HOMOSEXUALIDAD NO ES ALGO CLARAMENTE DEFINIBLE

El segundo escrito muy interesante fue presentado por el profesor Gerard Bradley de Escuela de Notre Dame en nombre del Dr. Paul McHugh, de la Johns Hopkins University. Su escrito es tambi√©n acerca de las definiciones; en este caso, la definici√≥n de la homosexualidad y la orientaci√≥n sexual.McHugh es un hombre extraordinario. Durante 26 a√Īos dirigi√≥ el Departamento de Psiquiatr√≠a y Ciencias del Comportamiento de la Johns Hopkins. Este departamento era el lugar en los Estados Unidos que inici√≥ operaciones de cambio de sexo bajo el famoso y desacreditado ahora Dr. John Money. Uno de los primeros actos de McHugh fue el cierre de la unidad de Money de cambio de sexo.Bradley y McHugh quieren convencer al tribunal de que los homosexuales no llegan al nivel de una "clase conjetural" que merezca un "alto escrutinio" de protecci√≥n.Aqu√©llos que defienden el matrimonio tradicional que el pueblo de California en el caso de la Proposici√≥n 8 y que el Congreso en la Ley de Defensa del Matrimonio, ten√≠an motivos "racionales" para su afirmaci√≥n. Es una afirmaci√≥n m√°s com√ļn y mucho m√°s f√°cil de defender. La Proposici√≥n 8 y los demandantes DOMA (Ley de Defensa del Matrimonio) quieren reclamar "clase conjetural" para los homosexuales.Con el fin de convertirse en una clase conjetural, sin embargo, los homosexuales tienen que demostrar que hay una historia de discriminaci√≥n en contra de ellos, que son pol√≠ticamente impotentes para defenderse, y que el suyo es un "grupo separado" con "caracter√≠sticas inmutables". Esto no es f√°cil.Bradley y McHugh tratan el caso abundantemente y quiz√°s sorprendentemente, concluyendo que los demandantes fallan sobre las cuestiones tanto de que los homosexuales son un ‚Äúgrupo separado‚ÄĚ como en la inmutabilidad de la caracter√≠stica de la homosexualidad.La definici√≥n de una clase conjetural requiere que el grupo sea "separado" o distinto y definible. La raza es una categor√≠a aceptada, por ejemplo, pero el Tribunal de Justicia ha rechazado la edad y la pobreza como clases conjeturales.Bradley y McHugh afirman que la orientaci√≥n sexual no funciona, tambi√©n, porque

"se pueden caracterizar puntos a lo largo de un continuo de la atracción sexual, el comportamiento sexual y la identidad sexual, en que las distintas categorías son cualquier cosa menos clara".

Citan el Journal of Clinical Child y Psicología del Adolescente:

"Actualmente no existe consenso científico o popular... que definitivamente "califique" a un individuo como gay lesbiana, o bisexual". Los autores citan más de una docena de tales citas de fuentes autorizadas por igual.

De hecho, los autores pasan de 28 p√°ginas mostrando que no hay acuerdo sobre la definici√≥n de la orientaci√≥n sexual y orientaci√≥n sexual, al menos entre aquellos que reclaman alg√ļn tipo de atracci√≥n del mismo sexo, y lejos de ser inmutable es de hecho pl√°stica.Citando una gran cantidad de investigaci√≥n en ciencias sociales, muestran que los grados de la homosexualidad cambian constantemente a trav√©s de la vida de la mayor√≠a de quienes afirman atracci√≥n del mismo sexo, sobre todo entre las mujeres.Los autores tambi√©n demuestran que no hay un solo estudio cient√≠fico que demuestre de que la homosexualidad es gen√©tica.

NADIE SABE COMO TERMINAR√Ā

Hay una fiesta intelectual sobre este tema ahora en la mesa de la Suprema Corte de Justicia. Incluso han recibido un serm√≥n escritura pesado en la forma de un escrito legal de la Iglesia Bautista de Westboro.Nadie sabe c√≥mo el Tribunal seguir√°. Sabemos que no va a consagrar el matrimonio entre hombre y mujer en la Constituci√≥n.Puede que simplemente defenda la Proposici√≥n 8 y DOMA y la batalla contin√ļe, estado por estado.Ellos podr√≠an derribar la Proposici√≥n 8 y DOMA y detenerse all√≠, tambi√©n.Pero podr√≠an declarar el matrimonio homosexual como ley.En el escrito George deja claro, esto se√Īalar√≠a el final de cualquier tipo de cultura del matrimonio en los Estados Unidos.Fuentes:Austin Ruse para Crisis Magazine, Signos de estos Tiempos

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis:

S√ļmate a nuestra Newsletter y recibe las √ļltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Ver todo
Estamos migrando el sitio a una nueva plataforma! :)