FARC puede participar pol铆ticamente pero 驴y el narcotr谩fico?
La semana pasada se lleg贸 a un acuerdo entre el gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC que permitir铆a la participaci贸n pol铆tica de estos 煤ltimos, pero a煤n queda el espinoso problema del narcotr谩fico.
negociadores de las farc en cuba

Se trata del segundo de los seis puntos de la agenda en las negociaciones de paz que tienen lugar en La Habana, inform贸 El Tiempo, y que comenzaron hace m谩s de un a帽o.Seg煤n el comunicado conjunto, emitido el 6 de noviembre, el gobierno colombiano y las FARC lograron un consenso sobre cuestiones como los derechos y garant铆as para el ejercicio de la oposici贸n pol铆tica y el acceso a los medios de comunicaci贸n, los mecanismos democr谩ticos de participaci贸n ciudadana y la promoci贸n efectiva de una mayor participaci贸n pol铆tica.

UN PUNTO DE AVANCE

El asunto de la participaci贸n pol铆tica es sensible para las FARC, dado el precedente de la Uni贸n Patri贸tica (UP) -un movimiento pol铆tico establecido como un veh铆culo electoral para las FARC y sus aliados durante las conversaciones de paz en los a帽os ochenta-. Posteriormente fue diezmado por los escuadrones paramilitares de la muerte. Hasta 3.000 miembros de la UP fueron asesinados, provocando el regreso de la guerrilla a la lucha armada.La cuesti贸n de las drogas promete ser igual de problem谩tica. Las FARC controlan hasta el 70 por ciento de los cultivos de coca en el pa铆s, la materia prima de la coca铆na. Muchos frentes de las FARC ganan millones de d贸lares del narcotr谩fico, a menudo asoci谩ndose con los grupos sucesores de los paramilitares -conocidos como BACRIM ("bandas criminales"). Cualquier acuerdo con el gobierno sobre este tema podr铆a tener enormes implicaciones para el narcotr谩fico en Colombia.Adem谩s esto podr铆a provocar disidencias en las FARC, estas facciones disidentes bien podr铆an criminalizarse y continuar con sus actividades ilegales sin las mismas justificaciones ideol贸gicas, como ocurri贸 con la organizaci贸n paramilitar de las AUC tras su desmovilizaci贸n oficial en 2006, cuando engendr贸 a las BACRIM. Tal vez sea inevitable que una nueva generaci贸n de grupos criminales, la FARCRIM, pueda nacer si llega a firmarse un acuerdo de paz.

EL PROBLEMA DEL NARCOTR脕FICO, QUE LAS FARC NIEGAN

Las FARC tienen dos flujos principales de ingresos. El m谩s importante es el narcotr谩fico. El segundo es la extorsi贸n. Despu茅s de esto viene la participaci贸n en la miner铆a, especialmente de oro, pero tambi茅n de colt谩n, y luego sus inversiones legales en las tierras y las empresas en sus 谩reas de influencia. Las finanzas de algunos frentes fueron golpeadas cuando el grupo renunci贸 al secuestro en febrero de 2012, una de las condiciones del gobierno para sentarse en la mesa de di谩logos. Si algunos elementos de las FARC se escinden, podr铆an regresar de nuevo al secuestro como forma de financiamiento.El Comandante de las FARC, Alfonso Cano, en una entrevista con la publicaci贸n espa帽ola P煤blico, el 11 de junio de 2011 dijo:

鈥淨uisiera serle taxativo en esto: ninguna unidad fariana, de acuerdo a los documentos y decisiones que nos rigen, pueden sembrar, procesar, comerciar, vender o consumir alucin贸genos o sustancias psicotr贸picas. Todo lo dem谩s que se diga, es propaganda.鈥

Otra negaci贸n m谩s reciente sobre la participaci贸n de las FARC en el narcotr谩fico tuvo lugar el 17 de marzo de 2013, de parte de Ricardo Gonz谩lez, alias 鈥淩odrigo Granda鈥, uno de los negociadores de las FARC en La Habana, quien dijo que estas acusaciones le hicieron re铆r e insisti贸 en que

鈥渘o est谩n hablando con ningunos narcotraficantes aqu铆, ustedes est谩n hablando con un grupo armado鈥.

As铆 pues, las FARC siguen afirmando que no son narcotraficantes, que simplemente imponen un impuesto sobre todas las actividades econ贸micas en las zonas bajo su control, entre ellas el narcotr谩fico, lo que ellos denominan el 鈥済ramaje鈥.No obstante, existe abundante evidencia sobre la participaci贸n de las FARC en los diferentes eslabones de la cadena de las drogas, incluso en el 谩mbito transnacional y de las exportaciones. Todos los miembros del Secretariado de las FARC y el Estado Mayor Central tienen peticiones de extradici贸n a Estados Unidos por cargos de narcotr谩fico. La DEA ni siquiera necesita construir casos individuales en contra de los l铆deres de las FARC. Basta demostrar que un l铆der de las FARC capturado pertenece a cualquiera de estas dos estructuras de mando de los guerrilleros para asegurar una condena por narcotr谩fico.En t茅rminos de n煤meros, la capacidad militar, el control territorial y las ganancias del narcotr谩fico, las FARC son una de las redes de tr谩fico de drogas m谩s poderosas de Colombia, y quiz谩s del mundo.La mayor铆a de los frentes de las FARC que operan en 谩reas de cultivo de coca cobran impuestos a los cocaleros (hasta US$50 por kilo de base de coca), y a los compradores de base de coca (alrededor de US$200 por kilo). Tambi茅n se cobran tarifas a los laboratorios de drogas en estas 谩reas, el tr谩nsito de cargamentos de coca铆na y la salida de vuelos que llevan drogas.A nivel local, las FARC no s贸lo cobran impuestos por la compra de base de coca y coca铆na, sino que tambi茅n tienen el monopolio de todas las transacciones de droga en su territorio. Cualquier cultivador de coca que trate de vender base de coca sin pagar a las FARC corre un alto riesgo. Cualquier comprador que busque comprar base de coca o coca铆na en territorio de las FARC sin permiso, podr铆a ser fusilado.Sin embargo, la participaci贸n de varios frentes de las FARC en el negocio de las drogas va mucho m谩s all谩 de la simple protecci贸n y los 鈥渋mpuestos鈥. Hay frentes que tambi茅n se involucran en la cristalizaci贸n de coca铆na; ya sea directamente, operando laboratorios de coca铆na o subcontratando a otros bajo su supervisi贸n.Las FARC dieron el salto hacia la exportaci贸n de coca铆na durante el fallido proceso de paz con el Presidente Andr茅s Pastrana (1999-2002). La clave para ello fue la zona de despeje de 42.000 km虏 dada a los guerrilleros; su condici贸n previa para sentarse en la mesa de di谩logos. Esta zona de despeje proporcion贸 el punto de encuentro perfecto para las FARC, tanto en el mundo legal como en el ilegal. Mientras los periodistas, pol铆ticos, empresarios y las delegaciones internacionales se dirig铆an a la 鈥渃apital鈥 de las FARC en San Vicente del Cagu谩n, Caquet谩, tras bambalinas, tambi茅n la visitaron distribuidores de armas, narcotraficantes y miembros de otros grupos en las listas internacionales de organizaciones terroristas (entre ellos el grupo separatista vasco ETA y el IRA Provisional).Durante los tres a帽os de ocupaci贸n de las FARC, los cinco municipios de la zona de despeje vieron c贸mo se triplic贸 la siembra de cultivos de coca. Se hicieron contactos internacionales. Uno de los casos mejor documentados fue el de Carlos Charry, alias 鈥淓l Doctor鈥, quien al parecer por orden del comandante del Bloque Oriental, alias el 鈥淢ono Jojoy鈥, estableci贸 las conexiones con el Cartel de los Arellano F茅lix en Tijuana, M茅xico, en 2000. Este no fue un incidente aislado. En noviembre de 2002 un tribunal de Estados Unidos acus贸 al 鈥淢ono Jojoy鈥 de negociar la entrega de 20 toneladas de coca铆na al Cartel de Guadalajara. En 2003, Estados Unidos conden贸 a Eugenio Vargas Perdomo, alias 鈥淐arlos Bolas鈥, un guerrillero del Frente 16, de dirigir una red de coca铆na a trav茅s de Surinam, la cual intercambia drogas por armas.Desde 2008, ha habido un flujo constante de informes que se帽alan el v铆nculo entre las FARC y los carteles mexicanos. Parece haber una conexi贸n de vieja data entre el Cartel de Sinaloa y el Frente 48 de las FARC. El Frente 48 mueve grandes cantidades de base de coca y coca铆na hacia Ecuador a trav茅s del departamento colombiano de Putumayo. Tambi茅n se ha rastreado a las FARC moviendo cargamentos de coca铆na hacia Venezuela, a trav茅s de los Frentes 33, 16 y 10. El Frente 57 de las FARC, situado a ambos lados de la frontera de Colombia con Panam谩, tambi茅n mueve coca铆na hacia Centroam茅rica. En noviembre de 2012, la polic铆a paname帽a se enfrent贸 con guerrilleros de las FARC en la frontera, matando a uno e incautando varias bolsas de coca铆na. A lo largo de la costa del Pac铆fico, ha habido numerosos reportes de las FARC cargando submarinos o semisumergibles con droga, la mayor铆a con destino a M茅xico y Centroam茅rica. Estos env铆os han sido asociados principalmente con los Frentes 29 y 30.Lo que es cierto es que muchos l铆deres de las FARC tienen contactos con importantes organizaciones narcotraficantes transnacionales. Tambi茅n tienen acceso tanto a la base de coca como a la coca铆na. Estas conexiones significan millones de d贸lares para quien las tenga, y pueden ser utilizadas por miembros de las FARC as铆 dejen de ser parte de esa organizaci贸n.Aunque en el 煤ltimo cap铆tulo del conflicto civil en Colombia (1997-2006) hubo una guerra entre la guerrilla y los paramilitares de las AUC por el control de los cultivos de coca, los sucesores de los paramilitares, las Bacrim, no est谩n interesadas en luchar contra la guerrilla. Son m谩s estructuras mafiosas que ej茅rcitos ilegales, y mientras tengan una capacidad militar limitada, no pueden aspirar a enfrentarse abiertamente con las FARC. En su lugar, quieren comprarles base de coca y coca铆na para venderla a sus socios internacionales.Esta es una situaci贸n ideal para las FARC. Mantienen el control de las zonas de producci贸n de coca, lo que les asegura la influencia sobre una de sus bases pol铆ticas, los 鈥渃ocaleros鈥, y los que cosechan la hoja de coca, los llamados 鈥渞aspachines鈥. Ellos ganan dinero (en pesos) por sus operaciones diarias, vendiendo base de coca, y ocasionalmente coca铆na, a las Bacrim y otros compradores independientes. No obstante, las compras de armas y municiones en el mercado negro internacional son realizadas en d贸lares. Yla manera m谩s f谩cil para las FARC de ganar d贸lares es exportando ellos mismos la coca铆na.Fuentes: Insight Crime, Prensa Colombiana, Signos de estos Tiempos

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis:

S煤mate a nuestra Newsletter y recibe las 煤ltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Ver todo
Estamos migrando el sitio a una nueva plataforma! :)