La tradici贸n de que Dios se comunique con los hombres y deje sus instrucciones viene del pueblo jud铆o.
Y es anterior incluso al Antiguo Testamento.
Tanto los textos del Antiguo Testamento como del Nuevo Testamento llevan la firma material de testigos oculares.

Esos textos al principio fueron manejados por la tradici贸n oral hasta que luego fueron escritos.

驴Por lo tanto, fueron los firmantes quienes los escribieron como testimonio propio o fue Dios el que los inspir贸?

驴Cu谩l fue la actividad de Dios en esa inspiraci贸n?

驴Y esa inspiraci贸n tambi茅n llega a quienes transmitieron oralmente los textos y los que eventualmente produjeron agregados?

En este art铆culo trataremos de contestar estas preguntas y c贸mo debemos interpretar la palabra de de Dios.

QUIEN ESCRIBIO LA BIBLIA

Podemos definir la Biblia como la palabra de Dios en palabras de los seres humanos.

Y podemos afirmar que Dios es el principal autor de la Biblia.

Por lo tanto todo lo que se afirma es verdad, porque Dios habla la verdad.

Dios nos revel贸 las verdades de la Biblia para nuestra salvaci贸n y a eso le llamamos dep贸sito de la fe o revelaci贸n divina.

Pero cuando decimos que Dios es el autor queremos decir que movi贸 y gui贸 a los escritores sagrados para escribir las cosas que 脡l orden贸 y dese贸.

Este criterio es herencia del pueblo jud铆o, porque Mois茅s y los profetas se comprometieron a escribir el mensaje de Dios para entreg谩rselo al pueblo.

Y los profetas eran considerados los int茅rpretes autorizados por Yav茅.

Como Dios quiere que seamos part铆cipes de nuestra propia salvaci贸n, hizo que cada texto b铆blico fuera escrito por el autor en su propio estilo, idioma, forma y arte.

El Papa Juan Pablo II escribi贸:

"[La Sagrada Escritura] es verdaderamente divina, porque le pertenece a Dios verdadera y genuinamente.

Dios mismo la inspir贸, Dios la confirm贸, Dios la habl贸 a trav茅s de los escritores sagrados Mois茅s, los Profetas, los Evangelistas, los Ap贸stoles y, m谩s arriba , a trav茅s de su Hijo, nuestro 煤nico Se帽or, tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento".

En esto se diferencia del Cor谩n, porque fue el propio Al谩 que dicen le dict贸 a Mahoma el texto, seg煤n la tradici贸n isl谩mica, mientras los textos de la Biblia fueron escritos por inspiraci贸n de Dios a los autores materiales.

QUE SIGNIFICA QUE LA BIBLIA EST脕 INSPIRADA

La palabra inspiraci贸n viene de la palabra griega 鈥渢heopneustos鈥, que significa Dios respir贸.

La respiraci贸n es lo que da vida a las palabras, es el aliento o el soplo divino.

Dios dio su soplo divino a los hombres que quiere salvar, para que utilizaran sus propias habilidades para escribir los textos que luego formar铆an parte de la Biblia.

Esta inspiraci贸n afecta la voluntad, la inteligencia y dem谩s facultades para escribir, trayendo el intelecto del escritor inspirado a estar bajo su mando.

Esto no significa que Dios puso en la cabeza a las personas inspiradas el texto ya listo.

La inspiraci贸n tampoco fue ense帽arle algo nuevo al escritor sagrado, sino capacitarlo para escribir con la autoridad divina.

El escritor inspirado no es un instrumento pasivo impulsado exteriormente, sino que sus facultades se ordenan al servicio de Dios, para hacer su int茅rprete, sin perder su libertad.

Y esto se extiende tambi茅n a las personas que luego participaron en ese texto, por ejemplo secretarios, divulgadores orales, quienes pusieron el texto por escrito, etc.

En definitiva inspir贸 a los autores sagrados y puso su imprimatur en el texto.

Hizo uso de las habilidades de los escritores, y actuando a trav茅s de ellos, escribi贸 aquellas cosas que 脡l quer铆a.

De modo que Dios no dicto la Biblia palabra por palabra, sino que hizo algo m谩s impresionante a煤n.

Eligi贸 personas, las capacit贸 y le dio una gracia especial para ayudarlo en el trabajo de escribir su revelaci贸n.

Estos autores escribieron con el lenguaje de su tiempo y sus propias palabras, que reflejan su personalidad y educaci贸n particular, con todas las limitaciones que esto supone.

Una demostraci贸n m谩s de la disposici贸n de Dios para utilizar a los seres humanos para contarnos su verdad salvadora.

Es por esto que en cada Evangelio por ejemplo, se puede ver estilos distintos que reflejan la educaci贸n, cultura y talentos de cada escritor.

De modo que Dios sigue siendo el autor de la Biblia.

Y por lo tanto no hay errores en ella relacionados con lo que necesitamos creer o sea en la fe, o en lo que necesitamos vivir para llegar al cielo o sea la moral.

Esto funciona tanto para el Antiguo como el Nuevo Testamento.

Lo que lleva al Papa Le贸n XIII a ense帽ar en su enc铆clica Providentissimus Deus:

"Ser铆a totalmente imp铆o limitar la inspiraci贸n a ciertas porciones solo de las Escrituras o admitir que los mismos autores sagrados podr铆an haberse equivocado".

La Iglesia Cat贸lica ense帽a entonces que los 73 libros de la Biblia est谩n inspirados por Dios, y no hay errores de fe ni de moral.

Pero adem谩s de estar inspirada, la Biblia est谩 realizada de forma de ser inspiradora para el lector.

EL ANTIGUO Y NUEVO TESTAMENTO

As铆 se hicieron cada uno de los libros de la Biblia que fueron puestos en uno solo entre los a帽os 350 y 405 d. C.

Y elegidos por el mismo criterio de inspiraci贸n divina.

La Biblia est谩 dividida en el Antiguo Testamento, que fue previo a Jes煤s, y el Nuevo Testamento, escrito luego de la crucifixi贸n de Jes煤s.

Los 46 libros del Antiguo Testamento contienen lo que Dios revel贸 a la raz贸n humana desde la creaci贸n del mundo hasta la encarnaci贸n de Nuestro Se帽or.

Hay libros que incluyen historia, hay otros que son de poes铆a y otros de profec铆a.

Y en el Nuevo Testamento est谩 lo que revel贸 Nuestro Se帽or Jesucristo por intermedio de los ap贸stoles y otros escritores sagrados.

Su coraz贸n son los cuatro Evangelios.

Los cat贸licos deben de leer el Nuevo Testamento a la luz del Antiguo Testamento.

Esta unidad la describi贸 San Agust铆n diciendo que lo nuevo est谩 oculto en lo viejo y lo viejo est谩 revelado en lo nuevo.

Esta es la forma en que debemos interpretar la relaci贸n entre las dos grandes partes de la Biblia.

Pero tambi茅n hay un criterio b谩sico de interpretaci贸n de toda la Biblia.

INTERPRETACI脫N DE LA BIBLIA

Hasta aqu铆 hemos mencionado 2 puntos esenciales para comprender la Biblia:

1 - Dios es el autor principal de la sagrada escritura.
2 - Dios inspir贸 a personas que lo escribieran en un lenguaje humano.

Pero para la interpretaci贸n de cada pasaje debemos considerar que es lo que el autor est谩 tratando de decirnos, cu谩l es el mensaje.

La fe cat贸lica dice que todo lo que afirma la Biblia es verdad, pero hay que interpretar referente a que es esa verdad.

Por ejemplo cuando el G茅nesis dice que Dios cre贸 el mundo en seis d铆as, 驴esto necesariamente lo debemos creer como una realidad f谩ctica?

No necesariamente, porque la verdad que quer铆a transmitir el G茅nesis era que Dios cre贸 el mundo de la nada y lo hizo planificadamente, por amor.

Y cuando Jes煤s dice que debes cortarte la mano si es causa de pecado, en Mateo 5:30, 驴est谩 sugiriendo que los pecadores debieran cortarse la mano?

Seguramente Jes煤s quiso poner dramatismo a la importancia de evitar las causas del pecado.

Por lo tanto debemos interpretar los libros de la Biblia de acuerdo a la intenci贸n del autor.

Por ejemplo el libro de los Reyes tienen intenci贸n hist贸rica, el Cantar de los Cantares tienen intenci贸n po茅tica, y el Apocalipsis tiene una interpretaci贸n prof茅tica basada en el simbolismo.

Este 煤ltimo punto es crucial para comprender la revelaci贸n.

Y los comentarios que trae la propia Biblia y el magisterio de la Iglesia, nos ayudan a comprender los detalles.

Por otro lado, los dos principios que siempre se deben tener presentes es que: nos revela la verdad en t茅rminos de fe, y moral; y que la Biblia nunca se contradice a s铆 misma.

De modo que para comprender bien las escrituras la Iglesia nos da tres recomendaciones:

1 - Prestar atenci贸n al contenido y la unidad de toda la escritura, no observar las partes en forma aislada; esto lo dice el catecismo numeral 112.

2 - Leer la Biblia de acuerdo a la tradici贸n viva de toda la Iglesia, porque el Esp铆ritu Santo gu铆a a la Iglesia en la interpretaci贸n de la escritura; adem谩s la ense帽anza papal y de los doctores y padres de la Iglesia es central.

Esto lo dice el catecismo numeral 113.

3 - Prestar atenci贸n a la coherencia de las verdades entre las partes de la Biblia y el plan revelado en el Apocalipsis, esto lo dice el catecismo numeral 114; y significa que la doctrina pone luz sobre las escrituras y las escrituras sobre la doctrina.

Es por esto que hay una relaci贸n tan intensa entre la Biblia y la interpretaci贸n de la Iglesia.

LA IGLESIA Y LA BIBLIA

As铆 como la Biblia fue inspirada por Dios, tambi茅n se necesita la interpretaci贸n del Esp铆ritu Santo para comprenderla.

Sabemos por revelaci贸n que el Esp铆ritu Santo gu铆a a la Iglesia de una manera especial, por lo tanto tambi茅n la gu铆a en la interpretaci贸n de la Biblia.

Los protestantes sostienen que la Biblia es la 煤nica regla de la fe y que es lo suficientemente clara para no necesitar de la tradicional apost贸lica o el magisterio de la Iglesia para entenderla.

Pero los cat贸licos sostienen que este punto de vista protestante no es b铆blico.

Sostienen que la revelaci贸n nos llega a trav茅s de tres canales: la Biblia, la tradici贸n y el magisterio.

Pero la diferencia es que mientras la Biblia ha sido inspirada, la tradici贸n y el magisterio no, aunque tambi茅n son infalibles.

La tradici贸n y el magisterio consisten en las ense帽anzas que desde los ap贸stoles para ac谩 se han revelado a trav茅s de la predicaci贸n.

Esta revelaci贸n ha sido confiada a la Iglesia y es necesario que los cristianos la sigan distribuyendo en el futuro.

Y el Esp铆ritu Santo es el que protege esta ense帽anza de la corrupci贸n.

Algunos pueden pensar que la posici贸n de la Iglesia Cat贸lica es arrogante, al verse a s铆 misma como la int茅rprete autorizada de las escrituras.

Pero eso no es la intenci贸n, sino aceptar humildemente la responsabilidad de una misi贸n dada por Dios.

Porque la Iglesia se ve a s铆 misma como la guardiana y la int茅rprete de las escrituras, ya que fueron realizadas por miembros de la Iglesia y la Iglesia las reuni贸 en un solo cuerpo.

Las escrituras mismas dicen que hay ciertas cosas dif铆ciles de entender para los indoctos (2 Pedro 3:16), por eso Dios proporciona protecci贸n contra la mala interpretaci贸n de la Biblia.

Porque existe la tentaci贸n, por ejemplo, de que algunos elijan parte de la ense帽anza que les gusta y desechen el resto.

La Iglesia Cat贸lica siguiendo a la revelaci贸n, nos dice que debemos aceptar todas y cada una de las verdades contenidas en la escritura, la tradici贸n y el magisterio.

Este 茅nfasis diferente entre cat贸licos y evang茅licos respecto a la Biblia lleva a que hagan un uso diferente de la escritura.

EL USO DIFERENTE DE LA BIBLIA DE CATOLICOS Y EVANGELICOS

Cuando un cat贸lico va a misa oye una lectura sobre el Antiguo Testamento, se canta a un salmo y se leen evangelios y ep铆stolas; y luego el sacerdote predica bas谩ndose en estos textos.

Adem谩s todas las palabras del celebrante en la misa est谩n referidas a textos b铆blicos.

Por lo que la menci贸n a las escrituras es mucho m谩s frecuente en una misa que en un servicio evang茅lico.

Pero hay una diferencia m谩s acentuada que es el uso concreto que le dan a la Biblia unos y otros.

Los evang茅licos usan la Biblia como la 煤nica fuente de para la doctrina y la ense帽anza moral, y adicionalmente para las devociones personales y la inspiraci贸n de cada fiel.

En cambio los cat贸licos utilizan la Biblia como elemento de adoraci贸n global al Se帽or, porque interpretan todo el contexto y no solamente vers铆culo a vers铆culo.

Es por esto porque los cat贸licos no son tan h谩biles para citar pasajes de la Biblia.

Tambi茅n la utilizan como los protestantes para determinar la doctrina de la fe y los principios morales, pero interpret谩ndola a la luz del magisterio y la tradici贸n.

Eso mismo hacen los evang茅licos, s贸lo que quien interpreta cada vers铆culo es el Pastor, y de ah铆 viene que haya tantas denominaciones.

Las 40.000 denominaciones en que se dividen los protestantes es consecuencia de las diferencias en la interpretaci贸n b铆blica.

Por lo visto no es tan sencillo entonces interpretar la Biblia.

MITOS EVANG脡LICOS SOBRE LA BIBLIA Y LOS CAT脫LICOS

Los evang茅licos acusan a los cat贸licos de no leer la Biblia, porque dicen que la Iglesia Cat贸lica prohibi贸 la Biblia, lo que por supuesto es absolutamente falso.

La acusaci贸n de que la Biblia estaba en lat铆n para que no la leyeran los fieles carece de fundamento.

Porque quienes sab铆a leer en esa 茅poca sab铆an el lat铆n, de modo que se sab铆an lat铆n o no se sab铆a leer directamente.

Tambi茅n acusan a la Iglesia de quemar biblias, pero lo que sucedi贸 es que la Iglesia quem贸 traducciones populares de la Biblia que conten铆an herej铆as.

Acusan adem谩s a la Iglesia de no permitir que los fieles lean la Biblia en los templos porque ten铆an los libros encadenados.

La realidad es que la Biblia estaba encadenada porque en esa 茅poca la reproducci贸n era manual, hab铆a muy pocas biblias, su costo era alt铆simo y quer铆an evitar que la robaran.

Lo cierto es que la Iglesia Cat贸lica incentiva a leer la Biblia, esto lo o铆mos permanentemente en los sermones.

Y San jer贸nimo lleg贸 a decir que la ignorancia de las escrituras es de hecho ignorancia de Cristo.

La gran diferencia entre cat贸licos y protestantes es que todas las denominaciones que salieron de la protesta adhieren a la teor铆a de Mart铆n Lutero de la "Sola Scriptura".

Sin embargo las propias biblias protestantes borran con el codo lo que escriben con la mano, porque tienen muchas notas al pie que explican el significado y el contexto de cada vers铆culo.

驴Si la Biblia sola es todo lo que necesitamos, porque hay notas agregadas al pie de cada p谩gina para explicarla?

Fuentes:

S煤mate a nuestra Newsletter y recibe las 煤ltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Iglesia y Cristianismo

Ver todo