Vivimos una era post-moderna con un estilo de vida que muchas veces conspira contra la vida espiritual.
Y tenemos una pobre comprensi贸n de lo que podemos lograr espiritualmente.
solo con dios hombre sentado
Bailamos esta especie de frenes铆 de actividad y al final del d铆a, no tenemos idea de lo que hemos logrado.

Y mucho menos nos sentimos centrados en Aquel que es al que le debemos todo y puede hacer todo por nosotros.

T煤 posiblemente puedes agregar m谩s elementos a tu vida de oraci贸n y crecer en la fe a estos 5 consejos que te doy.

AyunoyOracion
1 - A帽ade 5 minutos m谩s a tu tiempo de oraci贸n todos los d铆as de esta semana
Sugiero seguir este patr贸n hasta llegar a por lo menos a treinta minutos, pero preferiblemente una hora cada d铆a.

鈥淚nvierte treinta minutos al d铆a en la oraci贸n, a menos que est茅s muy ocupado.

Luego pasa a una hora鈥.

Hay mucha sabidur铆a en esta idea.

Y si llegamos a ponernos nerviosos ante la idea de pasar una hora entera por d铆a con el Se帽or, porque estamos 鈥渄emasiado ocupados鈥, entonces quiz谩s deber铆amos preguntarnos sobre la verdadera calidad de nuestra vida cristiana.

驴Esto significa que puedas tener que levantarte una hora antes?

Posiblemente.

驴Sacrificar la hora del almuerzo?

Tal vez.

Ir a la cama un poco m谩s tarde?

Quiz谩s s铆.

Hay un sinn煤mero de posibilidades de c贸mo puedes adaptar este principio a tu vida, pero el punto se inicia en alg煤n lugar y puede comenzar hoy 驴no?

manos rezando
2 - Deja las novelas o las revistas y pasa ese tiempo leyendo algo espiritualmente enriquecedor [lo mismo vale para lo que miras en internet]
No estoy diciendo que todo en la vida deba implicar densa e intensa lectura y pensamiento profundo.
Pero seamos sinceros: nos hemos convertido en una sociedad superficial, en la b煤squeda de la autosuficiencia, la independencia en lugar de la interdependencia, quitando de nuestras vidas la total dependencia de Dios.

Cambiando tus libros o publicaciones peri贸dicas y obras literarias cambias la vida de entretenimiento por grandes fil贸sofos, santos, te贸logos, que manejan grandes ideas, y esto tendr谩 un impacto significativo en tu visi贸n del mundo y tu estilo de vida.

Una lectora nos comenta al respecto:

鈥淗ace unos diez a帽os eleg铆 para poner fin a mis suscripciones a revistas seculares, con la excepci贸n de una de jard铆n, fue muy dif铆cil y sacrificado en ese momento.

Pero sent铆 una llamada a algo m谩s, como si Dios estuviera tirando de mi coraz贸n, haci茅ndome se帽as a crecer m谩s cerca de 茅l.

A su vez, descubr铆 que los libros espirituales cl谩sicos me cambiaron por completo.

Me puse a pensar sobre el mundo, mi vida, y la eternidad de manera diferente鈥.

san francisco y los pajaros
3 - Toma un paseo de 10 minutos en un entorno natural

Esto significa ir a alguna parte sin hormig贸n (a menos que sea un camino a pie a trav茅s de una reserva natural), sin el ruido y el bullicio de la vida urbana.

Y si esto no se puede, por lo menos ve a una parte de tu barrio con muchos 谩rboles.

Significa tambi茅n ning煤n tipo de tecnolog铆a, por lo que debes dejar de lado los tel茅fonos inteligentes, desconectarte de tus aud铆fonos con los que escuchas m煤sica y de chatear; todo eso d茅jalo en tu casa.

No se puede enfatizar lo sanador que puede ser un paseo por la naturaleza.

Cuando tomas diez minutos (o m谩s) fuera de tu rutina agitada para simplemente escuchar la oraci贸n vespertina de las aves locales, para observar la gran variedad de 谩rboles y de sus hojas y los m煤ltiples colores de las flores que te rodeaban, te sentir谩s como si Dios ha llegado desde el cielo y te ofrece un abrazo.

Un paseo simple, solitario, en medio de los 谩rboles, las flores, los p谩jaros y el agua, f谩cilmente nos lleva de nuevo al Creador.

Probablemente se deba a que la creaci贸n refleja a Dios en todas sus maravillas y gloria, por lo que naturalmente atrae y te sientes con enormes ganas de dar gracias por el regalo que la naturaleza te proporciona espiritualmente.

Adicionalmente, estudios cient铆ficos muestran que exponerse a la naturaleza es positivo para la salud mental, para el 谩nimo y la salud f铆sica, lo que muestra que el dise帽o de la naturaleza est谩 vinculado a la satisfacci贸n del ser humano. 聽

rio de agua viva
4 - Si茅ntate en silencio

Dios no suele hablar con nosotros en el trueno o actos llamativos de grandiosidad.

M谩s bien, 脡l nos susurra en el silencio de nuestro coraz贸n, donde reside.

驴Cu谩ntos de nosotros (laicos, consagrados, religiosos) encontramos que sentarse en silencio es casi una imposibilidad a diario?

Sin embargo, 驴c贸mo vamos a escuchar a Dios hablando a nuestros corazones?

驴C贸mo, si no vamos a permitir que 脡l nos sane, nos aclare, nos oriente y fortalezca nuestra determinaci贸n?

Tal vez puedas encontrar que sentarte en silencio va a funcionar mejor en el comienzo de su d铆a si eres madrugador.

O quiz谩s mejor sentarte en silencio durante unos minutos antes de comenzar la lectura de la Escritura.

Pero pasar tiempo en silencio tambi茅n puede ocurrir en medio de un ajetreado d铆a o relajarse en la noche y cerrar nuestro d铆a.

Algunos de nosotros podemos tener el privilegio de vivir o trabajar cerca de una capilla de Adoraci贸n Eucar铆stica o una Iglesia cat贸lica que est谩 abierta al p煤blico durante el d铆a.

Si es as铆, utiliza este espacio sagrado por tu tiempo de silencio.

El punto no es cu谩ndo o c贸mo forjar este tiempo para el silencio, sino en vez de eso, es que nos disciplinemos para estar simplemente con Dios.

Todo lo que 脡l pide de nosotros es nuestro tiempo, nuestros pensamientos, nuestros corazones.
驴C贸mo podemos ofrecer 茅stos a Dios si estamos continuamente distra铆dos por todo lo dem谩s?

El Cardenal Stanislaw Dziwisz, secretario personal de Karol Wojtyla por m谩s de 40 a帽os ha dicho:

Estar con el Papa significaba garantizar sus espacios de silencio, especialmente el que dedicaba a Dios. Dios y punto.

Los dos. Juan Pablo II era una enamorado de Dios.

Lo buscaba, nunca se cansaba de estar con 脡l.

En Dios sab铆a sumergirse en todo lugar, en toda condici贸n: incluso cuando estudiaba o estaba en medio de la gente, lo hac铆a con la m谩xima naturalidad鈥.

manos de enfermo y cuidador
5 - Intercambia tu televisi贸n o juegos por tiempo diario para una conversaci贸n santa

A veces estamos cegados a lo que m谩s importa en la vida y nuestras prioridades se tuercen y suavemente se desvanecen con el tiempo.

Nos convertimos en criaturas de h谩bito, y porque todo el mundo est谩 demasiado ocupado y demasiado estresado, el entretenimiento sin sentido se convierte en un momento f谩cil para nosotros, para descomprimirnos y descansar.

驴Has pensado en las personas con las que has perdido el contacto?

驴Qu茅 pasa con un amigo perdido hace mucho tiempo o tal vez un pariente?

Todos conocemos a personas que est谩n convalecientes en hogares de ancianos, hogares grupales, y centros de rehabilitaci贸n.

Estas son personas que est谩n solas y lastimadas.

Consideremos, pues, el tesoro espiritual que una carta escrita a mano o una breve llamada telef贸nica a alguien que se siente como si nadie se preocupara por 茅l.

Si cambias la media hora u hora de televisi贸n, de juegos de Internet o navegaci贸n en los medios sociales para escribir una carta sentida o para una llamada telef贸nica, enriquecer谩s tu vida espiritual, porque est谩s involucr谩ndote en un acto de misericordia.

Revisa los actos corporales y espirituales de misericordia.

Ora por los que se sienten llamados a crecer en su vida ahora mismo.

Tal vez eso significar铆a pasar tu tiempo libre como voluntario en un ministerio de apoyo a los encarcelados o llamado a servir a la gente que conoces que vive en la calle para ofrecerles una comida.

Dios nos pide que nos expandamos m谩s all谩 de lo que es c贸modo, pr谩ctico y familiar.

脡l quiere que digamos s铆 a la llamada diaria en nuestras vidas para acercarnos m谩s a 脡l en la Palabra y los Sacramentos, para que podamos estar preparados para hacer una vida m谩s cercana en lo que importa.

Estamos llamados a una vida de prop贸sito y significado, sin embargo, muchos de nosotros vivimos una vida carente de verdadero car谩cter y conexi贸n.

Si implementas sinceramente estos principios sobre una base diaria, semanal y luego permanente, entonces te dar谩s cuenta de lo mucho que los deseos de tu coraz贸n te sacan de metas de auto-centradas y distra铆das para otros enfoques e intenciones m谩s relevantes.

No importa cu谩l sea tu estado de vida y con independencia de tu vocaci贸n principal, estamos llamados a vivir en comunidad y ayudarnos unos a otros a trav茅s de aliento y amor sacrificial.

Comienza ese viaje, ofreciendo m谩s de ti mismo y de tu tiempo a Dios para que 脡l te pueda fortalecer para el viaje lleno de alegr铆a que tienes por delante.

Pero 驴todo esto te garantiza que desarrolles una vida espiritual impecable?

tentaciones

SOBRE TODO, TEN PACIENCIA DE TI MISMO

鈥淭en paciencia con todas las cosas, pero sobre todo ten paciencia consigo mismo.

No pierdas el coraje al considerar tus propias imperfecciones, sino que al instante propone remediarlas.

Todos los d铆as comienza la tarea de nuevo鈥. (San Francisco de Sales)

驴Qui茅n no fantasea con una revisi贸n completa de la vida con una simple elecci贸n?

Pero como la mayor铆a de nosotros sabe por experiencia, no es tan f谩cil.

No importa cu谩n fuerte sea nuestra resoluci贸n, inevitablemente fallaremos.

Cuando sucede, te desprecias a ti mismo y a tu propia debilidad.

Renuevas tu resoluci贸n y prometes volver a encarrilarte.

Y luego fallas nuevamente, y luego otra vez.

Se establece el desaliento.

Y se come a tu resoluci贸n.

Empiezas a racionalizar tu fracaso, a inventar excusas, y antes de que te des cuenta, tu determinaci贸n que era tan fuerte hace poco, se evapora.

Te rindes y vuelves a la vida como de costumbre.

A menos que tengas una voluntad de hierro y te hayas dominado por completo, este patr贸n probablemente te resulte familiar.

Tal vez leemos un buen art铆culo en l铆nea sobre la importancia de la oraci贸n o el peligro de alg煤n pecado.

Resolvemos rezar el rosario y leer m谩s las Escrituras en los d铆as venideros, y nuestras intenciones no son m谩s que buenas.

Pero no importa cu谩nto lo intentemos, simplemente no podemos seguir con eso.

Con cada falla, nuestra resoluci贸n se debilita y, antes de darnos cuenta, nos damos por vencidos.

Lo mismo se aplica en un sentido negativo con el pecado.

Quiz谩s has luchado con un pecado habitual durante mucho tiempo, incluso a帽os.

Te vas a confesar y decides hacerlo mejor con la ayuda de Dios.

Pero luego fallas una y otra vez.

Comienzas a amargarte y a perder la esperanza de superarlo.

Sientes una tremenda culpa y te golpea sin fin.

"Soy tan pat茅tico, tan d茅bil. Dios debe odiarme" comienzas a pensar.

Tu vida espiritual est谩 dominada por el miedo y la verg眉enza.

Tal vez incluso comienzas a odiar a Dios por no haber ayudado m谩s y por hacer que la lucha espiritual sea tan dif铆cil.

Los sentimientos de fracaso y amargura te hacen caer en una especie de depresi贸n espiritual, en la que nada de eso parece valer la pena.

Renuncias a atender tu vida espiritual por completo y el deseo de agradar a Dios se ha disuelto por completo.

驴Alguno de los anteriores te suena familiar?

Si es as铆, probablemente tengas una relaci贸n de amor-odio con la vida espiritual.

Quieres agradar a Dios y ser un buen cat贸lico, pero no importa cu谩nto te esfuerces, pareces fallar constantemente.

adan y eva tentacion
Cinco cosas que deber铆as hacer
Lo primero que debemos hacer es crecer en el autoconocimiento

Somos seres ca铆dos, y si bien puede herir nuestro orgullo decirlo, somos totalmente incapaces de hacer nada por nuestra cuenta.

Muy a menudo no nos damos cuenta de esto. Miramos nuestros fracasos y nos sorprendemos, como si la perfecci贸n fuera nuestro estado normal de ser y el pecado es una aberraci贸n.

Creemos que podemos vencer nuestra naturaleza pecaminosa con una fuerza de voluntad simple.

La realidad es exactamente lo opuesto.

El pecado es nuestro modo normal de existencia.

No hay pecado ni acto de depravaci贸n que no podamos cometer.

En segundo lugar, debemos abrazar la verdad sobre nosotros mismos con humildad

Creemos muy bien de nosotros mismos y nuestras propias habilidades.

Dios quiere curarnos de este orgullo y amor propio, y permitirnos caer es una forma de hacer esto.

Nunca avanzaremos en santidad sin darnos cuenta de nuestra absoluta pobreza.

Con eso en mente, imagina c贸mo inflar铆a nuestros egos si pudi茅ramos convertirnos en maestros de la vida espiritual de la noche a la ma帽ana, con una resoluci贸n simple y por mera fuerza de voluntad.

Muy pronto nos convertir铆amos en pez globo espiritual, por as铆 decirlo, enamorados de nuestra propia capacidad de hacer el bien.

Dir铆amos arrogantemente como el fariseo: 鈥淒ios, te agradezco que no soy como otros hombres...鈥.

Veamos cada ca铆da como una oportunidad para crecer en el conocimiento de nuestra propia debilidad y en humilde dependencia de Dios.

Demos gracias porque no hemos ca铆do con m谩s frecuencia o m谩s gravemente.

Sobre todo, recordemos que el paso uno en la vida espiritual es darse cuenta de nuestra completa pobreza espiritual.

Como dijo Cristo: 鈥淏ienaventurados los pobres de esp铆ritu鈥.

como-vencer-las-tentaciones-I

Tercero, debemos rechazar el desaliento

El desaliento y la desesperanza son del diablo, y est谩n enraizados en el orgullo. Es mortal para nuestras almas.

Cuando caemos en pecado, debemos regresar inmediatamente a Dios con amor arrepentido.

Aunque podemos sentir que nuestro pecado nos ha alejado de Dios, no es verdad.Nunca es demasiado tarde para arrepentirse. Dios siempre est谩 esperando, como el Padre en la historia del hijo pr贸digo, para correr hacia nosotros y abrazarnos con los brazos abiertos.

Cuarto, debemos recordar que es el amor el que nos restaura a la comuni贸n con Dios

Como nos ense帽a San Maximiliano Kolbe, 鈥淯n solo acto de amor hace que el alma vuelva a la vida鈥.

Cuando te caigas, inmediatamente dile a Jes煤s que lo amas y luego procura complacerlo con una acci贸n concreta.

Este acto de amor infundir谩 vida a tu alma y reparar谩 tu relaci贸n con nuestro Padre celestial.

Quinto, debemos comenzar de nuevo d铆a a d铆a

Vivimos un d铆a a la vez, no un a帽o a la vez.

Los maestros de la vida espiritual fomentan las resoluciones diarias y los ex谩menes diarios de conciencia.

Este enfoque diario nos permite avanzar un paso a la vez y levantarnos despu茅s de cada ca铆da.

Tambi茅n es mucho m谩s f谩cil evitar el desaliento cuando no estamos mirando al pasado o al futuro lejano.

diablo-y-santo-tentacion
No pierdas el valor

En una ocasi贸n le preguntaron a un monje:

鈥溌縌u茅 hacen los monjes en el monasterio?鈥.

El monje respondi贸:

鈥淣os caemos y nos levantamos una y otra vez鈥.

Si bien podemos tener ilusiones de que los santos son los que nunca se caen, y podemos esperar un d铆a en que seamos invencibles al fracaso, esto simplemente no es la realidad.

La 煤nica diferencia entre los santos y el resto de la humanidad es que los santos se levantaron nuevamente, volviendo a Dios en arrepentimiento hasta el d铆a de su muerte.

Caer y levantarse nuevamente: esta es la 煤nica receta para la santidad.

Aquellos que soportan pacientemente no estar谩n sin su recompensa, porque en las palabras de nuestro Se帽or: 鈥淓l que persevere hasta el fin, ser谩 salvo鈥.

S煤mate a nuestra Newsletter y recibe las 煤ltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Reflexiones

Ver todo