An√°lisis de la letra.
Seg√ļn un estudio de la graf√≥loga Evi Crotti, Benedicto XVI tiene ‚Äúun pensamiento refinado, introspectivo y √©tico, y un f√≠sico que no siempre ha respondido adecuadamente. Una gran voluntad de paz y de inmersi√≥n espiritual...‚ÄĚ.

Son las conclusiones sobre la personalidad de Joseph Ratzinger a las que llegó Evi Crotti, grafóloga milanesa, autora de muchos ensayos sobre el argumento. Evi Crotti, es una psicóloga de Milán, periodista y autora de numerosas obras sobre el tema de la grafología y la interpretación de los dibujos infantiles, y ha realizado un curioso análisis grafológico de Benedicto XVI

CUANDO JOSEPH RATZINGER TEN√ćA 25 A√ĎOS

‚ÄúEmpec√© con el an√°lisis de un manuscrito de 1952, cuando el futuro Papa ten√≠a 25 a√Īos‚ÄĚ, indic√≥ la profesional.

‚ÄúRatzinger hab√≠a sido ordenado sacerdote un a√Īo antes. La escritura demostraba una cierta congesti√≥n, indicador de una predisposici√≥n a problemas cardio-vasculares, debidos a factores gen√©ticos pero reforzados por una emotividad que lo apremiaba a profundizar cada cosa, para llegar a la "m√©dula" tratando de evitar cualquier error y ofrecer al mundo una verdad mucho m√°s cercana al Evangelio‚ÄĚ.

Esta caracter√≠stica, afirma la graf√≥loga, lo acompa√Īar√° durante toda su vida y provocar√° ‚Äúuna constante tensi√≥n interior‚ÄĚ.

RATZINGER A LOS 69 A√ĎOS, YA ERA CARDENAL

‚ÄúEn 1996, a la edad de 69 a√Īos, el cardenal Ratzinger presenta en la escritura y en la firma algo relacionado sin ninguna duda con el f√≠sico, debido a la tensi√≥n emotiva, mientras que el pensamiento permanece alerta y penetrante hasta la exasperaci√≥n para evitar el error humano‚ÄĚ.

A LOS 76 A√ĎOS AL FRENTE DE LA CONGREGACI√ďN PARA LA DOCTRINA DE LA FE

Evi Crotti tambi√©n analiza un escrito de 2003: Ratzinger ten√≠a 76 a√Īos y pidi√≥ el permiso a Juan Pablo II para retirarse.

‚ÄúSe puede notar que la escritura se vuelve cada vez m√°s peque√Īa y presenta un trazo m√°s espeso y congestionado que la hace casi ilegible. Esto es expresi√≥n de sufrimiento a nivel cardiocirculatorio, que repercute en todo el f√≠sico, provocando vulnerabilidad y fatigas‚ÄĚ.

‚ÄúLa mente sigue lucid√≠sima, aunque necesita descanso, soledad y la posibilidad de interiorizaci√≥n, que lo llevan a rehuir, en contra de su voluntad, compromisos demasiado pesados‚ÄĚ.

A LOS 78 A√ĎOS CUANDO ERA EL PAPA BENEDICTO XVI

‚ÄúElegido Papa el 19 de abril de 2005, Ratzinger demuestra en su firma una cierta desenvoltura mayor que le permiti√≥ ocuparse de los compromisos pesad√≠simos que el Pontificado le exige‚ÄĚ.

CARACTER√ćSTICAS GENERALES DE JOSEPH RATZINGER

‚ÄúImpulsado por su pensamiento refinado, introspectivo y √©tico ‚Äďconcluye la estudiosa‚Äď, Ratzinger siempre se ha sentido capaz de ofrecer mucho en esta vertiente, mientras que el f√≠sico no siempre ha respondido de forma adecuada‚ÄĚ.

‚ÄúHe aqu√≠ que, con la disminuci√≥n de las fuerzas cada vez m√°s evidente, llega la decisi√≥n de apartarse y de vivir en silencio, una decisi√≥n que Benedicto XVI traduce en voluntad de paz y de inmersi√≥n espiritual‚ÄĚ.

‚ÄúEl silencio le permite reflexionar y continuar a estar presente en el mundo, incluso rehuy√©ndolo. Se trata, en el fondo, de una respuesta a su timidez natural‚ÄĚ.

Evi Crotti observa:

‚ÄúProvoc√≥ mucha impresi√≥n el momento en el que dijo: ‚Äėno mi Yo, sino Dios‚Ķ‚Äô. En estas palabras est√° todo el programa de su indivudualidad y al mismo tiempo la alteridad con el mundo que se le ha confiado‚ÄĚ.

Surge, pues, su humildad, la constante llamada a la conversión. Una clave que permite leer todo su Pontificado.

‚ÄúSu renuncia fue un paso dif√≠cil, que marc√≥ un momento de despojo de s√≠ para continuar el proceso de interiorizaci√≥n, que comenz√≥ desde que era joven‚ÄĚ.

‚ÄúDesde siempre, el estado emotivo lo indujo a asumir estilos religiosos y morales rigurosos, como expresi√≥n de vida, por lo que no es una persona que puede afrontar demasiado tiempo el estress relacionado con temas demasiado dif√≠ciles. No porque no tenga la fuerza interior, sino porque ha empe√Īado toda su energ√≠a psicof√≠sica y ahora se siente fr√°gil‚ÄĚ.

‚ÄúNo es un indicio de rendici√≥n ‚Äďconcluye Evi Crotti‚Äď, sino de consciencia y de conocimiento de s√≠ mismo. No es una fuga, sino un verdadero don para su Iglesia, a la que quiere seguir sirviendo, aunque de forma diferente‚ÄĚ.

Fuentes: Vatican Insider, Signos de estos Tiempos

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis:

S√ļmate a nuestra Newsletter y recibe las √ļltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Ver todo
Estamos migrando el sitio a una nueva plataforma! :)