Hay situaciones en que nos encontramos vulnerables a los demonios.

Nuestra vulnerabilidad aumenta en las horas del sue√Īo.

Cuando la mente activa est√° en un estado de reposo o incluso en estado errante.

Es importante ‚Äúsellar‚ÄĚ el sue√Īo con la oraci√≥n y la Escritura antes de dormir.

Y luego sellar el día con la oración al levantarse.

insomnio

Por otro lado, nuestra mentalidad occidental, materialista nos lleva a pensar que la enfermedad y los malestares pasajeros tienen siempre causas fisiológicas..Que sólo pueden tratarse con medicamentos físicos..Pero también hay enfermedades y malestares creados o potenciados por el maligno..Para lo cual también aquí ofrecemos algunos antídotos.

Somos cuerpo, espíritu y alma.Criaturas materiales que tienen emociones y pensamientos inmateriales.Y puede suceder que un problema de salud no necesariamente tenga una causa fisiológica sino espiritual.Y en algunos casos, su permanencia en el tiempo, a pesar de los remedios materiales para combatir la enfermedad fisiológica, quizás esté explicada por la acción de agentes sobrenaturales.

Lamentablemente se oyen pocas homil√≠as sobre los demonios, las batallas espirituales y las oraciones de liberaci√≥n..Y es a la √ļnica informaci√≥n espiritual a que acceden muchos cat√≥licos..Por eso es importante hacerles llegar a ellos la experiencia de Santos como Santa Faustina son las batallas espirituales..Lo que dice el Catecismo de la Iglesia Cat√≥lica..Y oraciones de Liberaci√≥n, que publicamos abajo.

UNA PRESENCIA OSCURA QUE MOLESTA

Puede haber cosas como un ataque espiritual. Sue√Īos que nos drenan, que nos molestan, que insertan nociones falsas. Y en casos extremos puede haber incluso lo que llaman ‚Äúterror nocturno‚ÄĚ.Que es un fen√≥meno que los psic√≥logos atribuyen a la tensi√≥n, sobre todo en los j√≥venes.Un susto repentino o par√°lisis en ese estado de suspensi√≥n mitad despierto y mitad sue√Īo.Aunque tambi√©n puede haber un asalto de esp√≠ritus malignos.El autor de un libro llamado ‚ÄúPurga de su casa, Poda del √Ārbol de su Familia‚ÄĚ relata c√≥mo fue molestado durante meses por una presencia oscura que lleg√≥ mientras dorm√≠a.En su caso, se trataba de un esp√≠ritu tratando de detener una nueva unci√≥n para √©l, para frustrar bendiciones planeadas de Dios para su misi√≥n.

‚ÄúEstos ataques paranormales se hicieron m√°s comunes y frecuentes en los meses finales del oto√Īo‚ÄĚ, escribi√≥ este autor, Perry Stone. .‚ÄúEllos incluyeron ruidos de extra√Īos zumbidos, la sensaci√≥n de indefensi√≥n, de estar paralizado y voces audibles burl√°ndose de m√≠..Maldiciendo la Biblia, blasfemando contra Jesucristo, la amenaza con hacerme da√Īo f√≠sico..Estos no fueron juegos o trucos de mi mente o una imaginaci√≥n demasiado f√©rtil‚ÄĚ.

√Čl lo super√≥ al confiar en Dios, descargando todo en √Čl.Dios siempre nos asiste cuando nos mantenemos firmes.A veces viene de inmediato, a veces, viene con el tiempo, pero siempre viene con la fe.

aguabendita

DOS TESTIMONIOS

‚ÄúHe tenido varios sue√Īos en los √ļltimos a√Īos, el √ļltimo hace apenas unas semanas, en el que el diablo me sigue tratando de atraparme mientras yo hu√≠a.

A veces el aparece en la forma de una persona, y en un momento estaba en la forma de un perro feroz.

Pero el ataque se detiene tan pronto como digo el nombre de Jes√ļs..Y tambi√©n, seg√ļn recuerdo que lo hice con el perro en mi sue√Īo, cuando me roci√© con agua bendita.

En estos sue√Īos a veces es muy dif√≠cil de decir el nombre de Jes√ļs.

Me encuentro luchando para decirlo, hasta que finalmente lo digo y entonces el sue√Īo se detiene, en paz.

En todo esto, no siento miedo, sino una confianza en el poder del nombre de Jes√ļs‚ÄĚ.

Este es el otro:

‚ÄúEn los √ļltimos diez a√Īos me he encontrado a m√≠ misma, de vez en cuando, despertada paralizada.

Ya sea sintiendo un peso arriba mío o sintiendo algo que escalaba en la cama.

La tercera vez que esto sucedi√≥ pude abrir la boca y decir: ‚Äė¬°Jes√ļs!‚Äô.Cuando llam√©, sent√≠ que la cosa o cosas retroced√≠an..Cada vez que repet√≠a el Nombre del Se√Īor era un retroceso cada vez m√°s hasta que se fue.

Entonces yo fui capaz de levantarme y sellar mi casa con agua bendita. Luego de un lapso de tiempo esto sucedió de nuevo.

Luego leí que la Santísima Virgen dijo en Medjugorje que hay que limpiar la casa con agua bendita todos los sábados, lo que mantiene la casa sellada“.

¬ŅQU√Č HACER EN ESTOS CASOS?

Echar fuera esp√≠ritus en el nombre de Jes√ļs y luego poner agua bendita o sal bendita o ambos en todas las ventanas y puertas (por razones misteriosas, esto parece especialmente eficaz). . Lectura de la Biblia antes de dormir y orar parece primordial. . Nunca retrocedas ante el enemigo..Cuando parezca demasiado intenso, aqu√≠ hay un secreto: ayuna..Y otra m√°s: la alabanza a Dios..Cuando damos gracias y alabamos a Dios, nunca triunfa el enemigo.

Estas recomendaciones también valen para los casos de trastornos o enfermedades que tienen una base más larga en el tiempo, como veremos.

sal y agua bendita

TAMBI√ČN NOS SUCEDEN COSAS SOBRE UNA BASE MAS CONTINUA

Cuando hay un problema en la vida, y sobre todo con la salud, se da una confluencia de lo emocional, con lo natural y lo espiritual.

Este es el caso de la enfermedad:.Las fuerzas espirituales sin duda pueden iniciar efectos físicos..Pero en muchos casos, su papel es mayor en la exacerbación de las debilidades que vimos antes.

¬ŅEs cierto esto en problemas de ‚Äúsalud‚ÄĚ comunes, tales como la fatiga y el insomnio?Una ex satanista y ahora cat√≥lica, D√©bora Lipsky, experta en educaci√≥n y espiritualidad, dice que a veces cuando tenemos problemas cr√≥nicos de sue√Īo,

‚Äúlos demonios est√°n intentando deliberadamente nuestro desgaste f√≠sico..El sue√Īo es el momento en que el cuerpo se rejuvenece..Interrupciones continuas en la capacidad de dormir pasiblemente, generan un gasto importante de las capacidades de razonamiento‚ÄĚ.

¬ŅNo hemos pasado por esto: irracionalidad y agotamiento, especialmente a medida que envejecemos?¬ŅBajos niveles de energ√≠a?

‚ÄúLos demonios est√°n agotando tu energ√≠a porque su demanda es muy superior a la energ√≠a que el cuerpo humano puede producir‚ÄĚ, dice Lipsky en su nuevo libro Un mensaje de esperanza.

“Cuando las causas médicas se hayan descartado, maneja las espirituales“.

Lipsky, quien ha estado fuera de satanismo durante casi veinte a√Īos, tambi√©n dice que debemos estar alerta cuando experimentamos ‚Äúun inicio repentino de la depresi√≥n o intensos cambios de humor err√°ticos‚ÄĚ..Porque la mente puede entrar en contacto con ‚Äúenerg√≠a pura maligna‚ÄĚ.

Inapropiados ataques de ira con extra√Īas acusaciones infundadas pueden ser otro marcador.Tal como pueden ser los repentinos cambios f√≠sicos en el cuerpo, la p√©rdida o ganancia de peso o dolor de cabeza o problemas intestinales o dolor inexplicable en una articulaci√≥n (siempre ‚Äúinexplicable‚ÄĚ, por mucho que se pueda atribuir a la fisiolog√≠a).Lo mismo ocurre con los accidentes frecuentes.

¬ŅUN ANT√ćDOTO?

Lipsky recomienda evitar los lugares y las personas que exudan negatividad..Que ella dice pueden ser contagiosos..Y ser conscientes de la ‚Äútransferencia‚ÄĚ: un esp√≠ritu oscuro cerca de alguien puede llegar a un√≠rsele.

A la primera se√Īal de eso, usa agua bendita, dice ella..Y en el Nombre de Jes√ļs, demanda que se detenga. Usa sal bendita..Ora hasta que te sientas tranquilo, hasta que te sientas fuerte, hasta que tu casa est√© en calma, completamente..Y pasa tiempo entre la naturaleza.

“Toma un paseo por el agua o por medio de algunos bosques o campos.

Observa la fauna ya sean ardillas, p√°jaros, mariposas o las flores.

Ve y aprecia la belleza de la naturaleza y reconoce la perfección de un Dios maravilloso que orquestó una creación tan bella.

Alej√°ndote de las multitudes donde puede surgir cualquier oportunidad para que los demonios susurren un pensamiento negativo en su cabeza.

Satan√°s no puede crear, sino destruir solamente.

Así que en la naturaleza centrémonos en la Creación y el Creador lo que prueba que Satanás no es rival para nuestro poderoso Dios.

La apreciaci√≥n del mundo natural tambi√©n nos deja asombrados del poder creador de Dios y perfecto equilibrio en la naturaleza‚ÄĚ.

pu√Īo parado por una mano

LA EXPERIENCIA DE BATALLAS ESPIRITUALES

Para saber cómo reaccionar debemos tener experiencia en las batallas espirituales y tener a mano oraciones de liberación también.

Lamentablemente se oyen pocas homil√≠as sobre los demonios, las batallas espirituales y las oraciones de liberaci√≥n.Y es a la √ļnica informaci√≥n espiritual que acceden muchos cat√≥licos.Por eso es importante hacerles llegar a ellos la experiencia de Santos en las batallas espirituales, lo que dice el Catecismo de la Iglesia Cat√≥lica y oraciones de Liberaci√≥n, como forma de protegerlos.En la lectura de las vidas de los santos descubrimos que muchos soportaron ataques diab√≥licos. La siguiente cita del Diario de Santa Faustina lo dejan claro:

"Hija Mía, quiero instruirte sobre la lucha espiritual.

Nunca confíes en ti misma, sino que abandónate totalmente a Mi voluntad...

No te hagas ilusiones con la paz y los consuelos, sino que prep√°rate a grandes batallas.

Has de saber que ahora estas sobre un escenario donde te observan la tierra y todo el cielo.

Lucha como un guerrero para que pueda concederte el premio; no tengas mucho miedo, porque no est√°s sola". (Diario 1760)

¬ŅPor qu√© el Dios de la misericordia ordena una batalla espiritual para su pueblo en la tierra?Las palabras de Cristo a Santa Faustina lo permiten comprender:

"Pero, hija, a√ļn no est√°s en la patria.

Así pues, ve fortalecida con Mi gracia y lucha por Mi reino en las almas humanas.

Y lucha como una hija real y recuerda que pronto pasarán los días del destierro y con ellos la oportunidad de adquirir méritos para el cielo.

Espero de ti, hija M√≠a, un gran n√ļmero de almas que glorifiquen Mi misericordia durante toda la eternidad" ( Diario 1489).

La lecci√≥n de Cristo se aplica a todos los creyentes..Un mayor n√ļmero de almas glorifican eternamente a la Divina Misericordia, porque recibieron la misericordia en la forma en que lo hizo David en la derrota de Goliat.

No sólo los ex satanistas participan en la guerra espiritual.San Pablo exhorta a todos,

"Por lo dem√°s, fortaleceos en el Se√Īor y en la fuerza poderosa.

Revestíos de las armas de Dios para poder resistir a las acechanzas del diablo.

Porque nuestra lucha no es contra la carne y la sangre, sino contra los principados, contra las potestades, contra los dominadores de este mundo tenebroso, contra los espíritus del mal que están en el aire.

Por eso, tomad las armas de Dios, para que podáis resistir en el día funesto, y manteneros firmes después de haber vencido todo.

Poneos en pie, ce√Īida vuestra cintura con la verdad y revestidos de la justicia como coraza" (Efesios 6: 10-14).

Pero ¬Ņdebe creer un cat√≥lico en el diablo?Veamos lo que dice el Catecismo de la Iglesia Cat√≥lica:

CIC 414. Satán o el diablo y los otros demonios son ángeles caídos por haber rechazado libremente servir a Dios y su designio.

Su opción contra Dios es definitiva. Intentan asociar al hombre en su rebelión contra Dios.

CIC 391. Detrás de la elección desobediente de nuestros primeros padres se halla una voz seductora, opuesta a Dios que, por envidia, los hace caer en la muerte.

La Escritura y la Tradición de la Iglesia ven en este ser un ángel caído, llamado Satán o diablo.

La Iglesia ense√Īa que primero fue un √°ngel bueno, creado por Dios.

Diabolus enim et alii daemones a Deo quidem natura creati sunt boni, sed ipsi per se facti sunt mali (‚ÄúEl diablo y los otros demonios fueron creados por Dios con una naturaleza buena, pero ellos se hicieron a s√≠ mismos malos‚ÄĚ).

The Vigil exhibited 1884 John Pettie 1839-1893 Presented by the Trustees of the Chantrey Bequest 1884 http://www.tate.org.uk/art/work/N01582

Las personas de todos los or√≠genes y credos, y tambi√©n la Iglesia cat√≥lica, es decir, nuestro clero, necesitan la liberaci√≥n del sufrimiento diab√≥lico.Incluso aquellos que entran en pr√°cticas diab√≥licas, a menudo llegan hasta el punto de buscar la liberaci√≥n de los asaltos de satan√°s y sus cohortes que les seducen con promesas vac√≠as y luego atormentan a la persona.Jesucristo es el jefe exorcista. Su ministerio de sanidad y liberaci√≥n contin√ļa a lo largo de los siglos. La Iglesia Cat√≥lica tiene un arsenal de los sacramentos y sacramentales para servir a las personas necesitadas de liberaci√≥n.El clero debe hacer el trabajo pesado en el ministerio de sanidad y liberaci√≥n, porque tiene la autoridad dada por Dios para echar fuera a los esp√≠ritus malignos.

La oración es fundamental para los que sufren en su viaje hacia la curación.

como-vencer-las-tentaciones-I

Estas son algunas oraciones sugeridas para estos casos,

ORACI√ďN DE LIBERACI√ďN DE SAN JUAN CRIS√ďSTOMO

Oh, Dios eterno, t√ļ que redimiste la raza de los hombres de la cautividad del diablo, no entregues a tu siervo a los esp√≠ritus impuros.

Manda a los espíritus y demonios malignos e impuros apartarse del alma y el cuerpo de tu siervo, y no permanecer ni esconderse en mí.

Que sean expulsados de mí, en tu propio nombre santo, el de Tu Hijo unigénito, y el del Espíritu, de modo que, después de haber sido limpiado de toda influencia demoníaca, viva piadosamente, con justicia, y con rectitud.

Y pueda ser considerado digno de recibir los santos Misterios de Tu √ļnico Hijo y nuestro Dios, bendito y glorificado, junto con el Esp√≠ritu santo creador de vida, ahora y siempre y por los siglos de los siglos. Am√©n.

INVOCACI√ďN A LOS SANTOS

Ven Esp√≠ritu Santo con Tus siete dones y √ļngenos con tu luz divina, tu sabidur√≠a y tu poder.

Ven Se√Īor Jesucristo y √ļngenos con Tu Preciosa Sangre, liber√°ndonos de toda trampa y la fortaleza de los principados y poderes de la oscuridad.

Oh Madre de Dios, gloriosa e inmaculada y siempre Virgen María, ven y aplasta la cabeza de la antigua serpiente.

Oh, gran padre San José, el terror de los demonios, ven y aniquila a los enemigos de nuestras almas.

San Miguel, gran príncipe y comandante del ejército celestial, derriba a los enemigos insidiosos que tratan de destruirnos.

Vengan gloriosos Apóstoles, vengan grandes patriarcas y profetas; venga el blanco ejército de los mártires, llegue una multitud pura y noble de vírgenes.

Ven en nuestra ayuda Santa Teresa, San Juan de la Cruz, San Elías, San Eliseo, San Juan Bautista, Santa Teresa, todos los Santos de Carmelo, San Pio. Santa Faustina, San Benito, San Francisco, San Antonio, Santa Clara.

Nuestros √Āngeles de la guarda, Arc√°ngeles, y todos los Santos √Āngeles y Santos, lleguen a repeler los ataques y enga√Īos de nuestros enemigos malvados; h√°ganlos impotentes e indefensos.

Lev√°ntate Dios; deja que tus enemigos se dispersen y que todos aquellos que te odian huyan delante de Ti.

Como se derrite la cera ante el fuego, así perecerán los impíos delante de Dios. Amén

manos en oracion fondo

ORACI√ďN PERSONAL DE LIBERACI√ďN

Se√Īor misericordioso y omnipotente: Dios, Padre, Hijo y Esp√≠ritu Santo, expulsa de m√≠ toda la influencia de los esp√≠ritus malignos.

Padre, en el nombre de Jesucristo, te pido romper cualquier cadena que tenga el diablo sobre mí.

Vierte sobre mí la Preciosísima Sangre de tu Hijo. Que su sangre inmaculada y redentora llegue a todos los límites de mi cuerpo y mente.

Te pido por intercesión de la Virgen María. Arcángel San Miguel, intercede y ven en mi ayuda.

En el nombre de Jes√ļs, Mando a todos los demonios que puedan tener alguna influencia sobre m√≠ dejarme para siempre.

Por sus heridas, su corona de espinas, su cruz, por medio de su sangre y resurrección, Mando a todos los espíritus malignos que me dejen.

Por el verdadero Dios, por el Esp√≠ritu de Dios, por Dios quien lo puede todo, en el nombre de Jes√ļs, mi Salvador y Se√Īor, d√©jenme. Am√©n. (Aprobado para su uso personal de los laicos: Obispo Julian Porteous)

ORACI√ďN POR SANIDAD INTERIOR

Se√Īor Jes√ļs, que viniste a sanar nuestros corazones heridos y con problemas.

Te ruego que me sanes de los tormentos que causan ansiedad en mi corazón.

Te ruego, de una manera particular, que cures todo lo que sea causa del pecado.

Yo te pido que entres en mi vida y me sanes de los da√Īos psicol√≥gicos que me llegaron en mis primeros a√Īos y de las lesiones que sucedieron a lo largo de mi vida. Se√Īor Jes√ļs, t√ļ sabes mis cargas.

Yo las pongo en Tu corazón del buen pastor.

Te suplico por la gran herida abierta en tu coraz√≥n que sanes las heridas peque√Īas que se encuentran en m√≠.

Cura el dolor de mis recuerdos, de modo que nada de lo que me haya pasado haga que me quede con dolor, angustia y lleno de ansiedad.

Sana, Se√Īor, todas esas heridas que han sido la causa del mal en mi vida.

Quiero perdonar a todos los que me han ofendido.

Cura todas las heridas dolorosas que hacen que sea incapaz de perdonar.

T√ļ que has venido a sanar a los afligidos de coraz√≥n, por favor, sana mi propio coraz√≥n.

Cura, mi Se√Īor Jes√ļs, esas heridas √≠ntimas que me causan enfermedad f√≠sica.

Te ofrezco mi coraz√≥n, ac√©ptalo Se√Īor, purificarlo y dame los sentimientos de tu Coraz√≥n Divino.

Ay√ļdame a ser manso y humilde. Saname, Se√Īor, de todo lo que me oprime.

Concédeme recuperar la paz y la alegría en el conocimiento de que tu eres la resurrección y la vida.

Hazme un auténtico testimonio de tu resurrección, tu victoria sobre el pecado y la muerte. Amén. (Aprobado para su uso personal de los laicos: Obispo Julian Porteous)

Puedes ver más oraciones aquí: Oraciones de Liberación // Oraciones de Sanación // Oraciones Contra el Mal // Oraciones de Protección // Coronilla de San BenitoFuentes:

¬ŅTe gust√≥ este art√≠culo? Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis:

S√ļmate a nuestra Newsletter y recibe las √ļltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Ver todo
Estamos migrando el sitio a una nueva plataforma! :)