Esta historia que contamos nos hace recordar el pasaje de la escritura que dice
"... habr谩 m谩s regocijo en el cielo por un pecador que se arrepiente que por noventa y nueve personas justas que no necesitan arrepentirse" (Lucas 15: 7).
Pero aun as铆, 驴qu茅 tan dispuestos estamos a trabajar para que los grandes pecadores se conviertan?

El que contamos es un caso extremo y por tanto vale la pena conocerlo.

Se trata de la historia de Clayton Anthony Fountain, el asesino m谩s peligroso que tuvo Estados Unidos, al punto que debieron construir para 茅l una celda subterr谩nea de concreto y acero.

Y restringirle absolutamente cualquier contacto cara a cara con personas de por vida.

脡l asesin贸 a 4 personas y colabor贸 en el asesinato de otros reclusos en las luchas internas de la penitenciar铆a, entre la Hermandad Aria y grupo raciales diferentes.

Clayton Anthony Fountain estaba cumpliendo una reclusi贸n de cadena perpetua de por vida, sin posibilidad de excarcelaci贸n, cu谩ndo no s贸lo se convirti贸, sino que adem谩s se transform贸 en un monje trapense viviendo en su celda en aislamiento.

Este es un caso paradigm谩tico de conversi贸n, pero la historia cuenta otros casos en la misma direcci贸n.

Tenemos la historia de Alessandro Serenellis, que asesin贸 a Santa Mar铆a Goretti en 1902.

Mar铆a Goretti fue una de las santas m谩s j贸venes canonizadas y se recuerda que mientras agonizaba perdon贸 al asesino.

Su asesino cumpli贸 27 a帽os de prisi贸n y cuando sali贸 le pidi贸 perd贸n a la madre de Mar铆a.

Y no s贸lo eso, sino que se convirti贸 en hermano de un monasterio Franciscano, y particip贸 activamente en la beatificaci贸n y canonizaci贸n de Santa Mar铆a Goretti.

La conversi贸n de Clayton Anthony Fountain qued贸 trunca en el a帽o 2004 cuando inesperadamente muri贸 de un ataque al coraz贸n, pero su intenci贸n era pedir la dispensa papal para transformarse en sacerdote cat贸lico.

QUIEN FUE CLAYTON ANTHONY FOUNTAIN

Clayton Anthony Fountain (1955-2004) fue un asesino condenado a tres cadenas perpetuas y alojado en una celda de la m谩s alta seguridad construida especialmente para 茅l, miembro activo de la Hermandad Aria.

Clayton era el hijo mayor de un militar, que se tuvo que encargar de cuidar y educar a sus otros 5 hermanos, mientras sus padres trabajaban.

脡l deb铆a cocinar, planchar, limpiar, cuidar a sus hermanos y ocuparse su educaci贸n.

Era una familia se mudaba cada dos a帽os por exigencias del trabajo militar de su padre.

Su padre lo hab铆a educado poniendo 茅nfasis en el rol masculino y en el honor marcial.

A los 19 a帽os ingres贸 en los Marines y fue destinado a la base de Filipinas.

No bien hab铆a entrado asesin贸 a su argento en una pelea en 1974 y huy贸, pero fue detenido en un operativo de Swat.

Le hicieron un juicio y lo condenaron a cadena perpetua, recluy茅ndolo en la prisi贸n de Leavenworth.

Ah铆 comenz贸 una vida de violencia que lo fue transformando en cada vez m谩s incorregible.

A pesar de un r茅gimen de aislamiento en una prisi贸n de alta seguridad lleg贸 a matar a 3 personas m谩s, en 1983, con un cuchillo casero, y herir a muchas m谩s.

Estas tres personas eran guardias de la prisi贸n; incluso el oficial Hoffman muri贸 en los brazos de su hijo, que tambi茅n trabajaba en la prisi贸n.

Cu谩ndo Clayton los asesin贸 levant贸 sus manos en se帽al de victoria.

Esto fue una expresi贸n qu茅 simbolizaba el sistema no pod铆a con 茅l.

Con lo que las autoridades lo declararon fuera de control y construyeron una celda subterr谩nea de concreto y acero, especialmente para confinarlo.

All铆 pasar铆a los pr贸ximos 20 a帽os de su vida sin contacto f铆sico con persona alguna, y el mero contacto con personas deb铆a ser autorizado.

Era considerado el asesino m谩s peligroso de Estados Unidos.

Si en ese momento hubiera estado vigente la pena de muerte lo habr铆an condenado a ella, porque el sistema carcelario de prisiones hab铆a fallado en su rehabilitaci贸n, o 茅l no era rehabilitable.

La celda en que lo recluyeron estaba en el ala de los criminales insanos del Centro M茅dico de Springfield.

Sus carceleros consideraron que este castigo de aislamiento absoluto lo volver铆a loco y llegar铆a a una instancia de colapso mental completo.

Sin embargo no fue as铆, porque Clayton comenz贸 a estudiar y lo empez贸 a iluminar la luz de la fe.

Pero a煤n los m谩s cercanos a 茅l eran esc茅pticos sobre su rehabilitaci贸n, aunque vieron que Clayton se estaba convirtiendo progresivamente en una persona amable y cari帽osa.

En el camino de su conversi贸n cat贸lica fue guiado por el Padre Paul W. Jones, un monje trapense.

EL CONTACTO CON EL MONJE TRAPENSE

Paul W. Jones fue el gu铆a espiritual de Clayton y luego de su muerte escribi贸 un libro donde relata la transformaci贸n qu茅 experiment贸 este recluso: Una diferente clase de celda: La historia de un asesino que se hizo monje.

Jones hab铆a sido pastor metodista por m谩s de 40 a帽os y se hab铆a transformado en sacerdote cat贸lico y hermano trapense.

Viv铆a en la Abad铆a Trapense de la Asunci贸n y ten铆a un fuerte entrenamiento acad茅mico, llegando a ser profesor de teolog铆a en Yale, Princeton y en la Escuela San Pablo de Teolog铆a.

Desde los primeros contactos e incluso cuando se convirti贸 en director espiritual de Clayton, vio con asombro la peregrinaci贸n espiritual que estaba llevando este recluso.

Que lo llev贸 a ser bautizado en el a帽o 1992, con grilletes.

Y que el mismo Clayton expres贸 diciendo, que el espacio de 37 metros donde pasaba toda su vida,

"Ya no era mi lugar de sepultura, sino una tumba vac铆a, porque me hab铆a convertido en prisionero de Cristo".

驴Pero c贸mo comenz贸 esa peregrinaci贸n interior hacia Cristo?

Clayton ten铆a una novia, a la que nunca conoci贸 f铆sicamente, y con quien manten铆a correspondencia.

Se hab铆an conocido porque ella le hab铆a escrito cuando ley贸 un art铆culo period铆stico sobre la vida de Clayton.

Ella estaba en la b煤squeda espiritual, era evang茅lica, pero despu茅s de un tiempo estaba evaluando la posibilidad de convertirse al catolicismo.

La relaci贸n con esta mujer fue el camino que utiliz贸 Dios para qu茅 Clayton se sintiera amado por primera vez.

Ella estaba leyendo una serie de materiales iniciales del catolicismo y le propuso a Clayton qu茅 ambos leyeran en paralelo los mismos textos, y que se contactara con un capell谩n cat贸lico.

Clayton lo hizo as铆, aunque ella despu茅s de un tiempo decidi贸 abandonar ese camino, pero 茅l continuo interesado.

Entonces ella escribi贸 a la abad铆a trapense, que ya hab铆a visitado en varias oportunidades, para pedirles que se ocuparan de guiar a Clayton.

Inicialmente se ocup贸 de los primeros contactos el padre Robert, pero luego de un tiempo sinti贸 que sus capacidades exced铆an las preguntas qu茅 Clayton hac铆a.

Entonces le pidi贸 al padre Jones que se ocupar谩 de su direcci贸n espiritual.

Clayton era una persona muy inteligente y su vida empez贸 a cambiar leyendo material teol贸gico s贸lido; el descubri贸 por primera vez que era un buscador.

Y as铆 comenz贸 el camino de educaci贸n formal a trav茅s de cursos por correspondencia, y de escribir diversos art铆culos para ganar dinero que le permitiera avanzar en sus estudios acad茅micos.

LA ACTIVIDAD ACAD脡MICA DE CLAYTON

Clayton primero obtuvo su diploma de escuela secundaria, despu茅s un Bachelor y cuando lo encontr贸 su muerte hab铆a terminado de cursar una Maestr铆a en Ciencias Sociales.

En el a帽o 2001 hab铆a recibido un diploma de catequesis de la Catholic Catholic University.

Y para el a帽o de su muerte hab铆a aplicado para la admisi贸n en el doctorado en teolog铆a sistem谩tica de una universidad de Sud谩frica (UNISA), que le costar铆a U$S 6000.

Para ello se estaba preparando en el estudio de hebreo cl谩sico y griego, y era asistido por el padre Donald Hamilton de la abad铆a de la Asunci贸n.

Los fondos los obten铆a de diversos art铆culos que escrib铆a para departamentos de sociolog铆a de varias universidades.

El profesor David Ward, de la Universidad de Minnesota, ha dicho que Clayton prepar贸 18 art铆culos sobre los efectos de la reclusi贸n a largo plazo.

Y expres贸,

"El Sr. Fountain ha sido de gran ayuda para m铆 y para este proyecto debido a su superior capacidad intelectual.

Bajo condiciones de confinamiento que deprimir铆an y desanimar铆an a la mayor铆a de los hombres, el Sr. Fountain se ha retado a s铆 mismo para mejorar su educaci贸n, sus m茅todos para manejar la frustraci贸n, su relaci贸n con el personal penitenciario y enmendar sus acciones previas lo mejor que pueda.

Su conversi贸n religiosa ha sido la clave de su nueva forma de lidiar con las molestias y los problemas diarios y a largo plazo en su vida".

Y agreg贸,

"Le ped铆 al Sr. Fountain que lea y revise cr铆ticamente muchos art铆culos y secciones de libros relacionados con el crimen, el castigo, las relaciones raciales, la vida en prisi贸n, etc.

Y ha proporcionado an谩lisis detallados a un nivel equivalente al mejor estudiante de doctorado que superviso".

EL PROCESO DE CONVERSI脫N DE CLAYTON

El padre Jones comenz贸 su tarea de direcci贸n espiritual a Clayton en 1998.

El contacto comenz贸 por carta, haci茅ndose cada vez m谩s profundo en el 谩rea teol贸gica.

Posteriormente el guardia le entregar铆a semanalmente un tel茅fono por la ranura de la comida para que 茅l llamar a al Padre Jones.

Y m谩s adelante se le permiti贸 visitarlo f铆sicamente, pero el contacto siempre fue a trav茅s de la ranura de la comida, que estaba en la doble puerta de acero de su celda.

Para llegar hasta all铆 el padre Jones deb铆a pasar por 9 puertas vigiladas y esc谩ners.

Dos a帽os despu茅s discerni贸 su vocaci贸n mon谩stica.

Hab铆a escrito al obispo pidiendo el estado can贸nico de ermita帽o diocesano, pero el obispo nunca le contest贸.

Entonces la Abad铆a de la Asunci贸n le dio la bienvenida como hermano de su familia, firmando un v铆nculo que obligaba a Clayton a vestirse con el h谩bito corto con capucha proporcionado por la abad铆a.

Y realizar las oraciones en paralelo con la abad铆a.

Clayton viv铆a como un ermita帽o solitario, recitando la lectio divina, realizando los oficios diarios, haciendo lectura espiritual y recibiendo direcci贸n espiritual.

En este camino el padre Jones le recomend贸 que leyera los primeros Ermita帽os del Desierto, porque ese era su modelo de vida.

El padre Jones ha dicho,

"Al principio, segu铆 siendo objetivo y no me involucr茅 personalmente en la relaci贸n.

Pero comenz贸 a intrigarme por los documentos que escribi贸 para los cursos por correspondencia que estaba tomando.

Me costaba creer que un asesino de su tipo hiciera la lectura intensa y el trabajo creativo que estaba haciendo".

Pero m谩s adelante dijo,

"La relaci贸n creci贸 y comenc茅 a querer a Clayton, y comenc茅 a entender por qu茅 hab铆a hecho las cosas terribles que hab铆a hecho".

El padre Jones dice que Clayton parec铆a profundamente arrepentido, al punto que le hizo un regalo con sus ahorros a la esposa de un guardia que hab铆a asesinado.

Los guardias le hab铆an dicho que jam谩s pasara su mano por la ranura en qu茅 se le entregaba la comida a Clayton, y cuenta el padre Jones,"Un d铆a me arriesgu茅 a pasar la mano por la ranura para estrechar esta mano.

Nos tocamos, y supe en que la conversi贸n era real.

Y 茅l confi贸 en m铆".

Incluso lleg贸 a decir que se hubiera ofrecido como voluntario para vivir con 茅l en su celda y demostrar que no era el monstruo que alguna vez hab铆a sido.

Por su parte Clayton escribi贸,

"驴Qu茅 m谩s podr铆a querer que mi propio cub铆culo de estudio silencioso?

Sin compa帽eros de celda para distraerme con la televisi贸n y la charla.

Puedo orar y trabajar mientras el esp铆ritu me mueve.

Soy un hombre bendecido".

Y esto otro, tambi茅n escrito por 茅l, es un signo de su camino de conversi贸n,

"...me somet铆 a un proceso de cinco a帽os de "purificaci贸n por fuego", en el que Dios trabaj贸 para purgarme de los "venenos" internos (es decir, odio, ira, parcialidad, amargura, venganza, violencia, etc.) que tontamente hab铆an permitido controlar gran parte de mi vida".

驴Qu茅 piensas de este testimonio?

驴C贸mo lo relacionas con la pena de muerte?

Fuentes:

S煤mate a nuestra Newsletter y recibe las 煤ltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Sobre la Fe y la Conversi贸n

Ver todo