La Iglesia Católica sostiene que los domingos no se puede faltar a misa, es el día semanal de precepto.
Sin embargo Yahvé pidió a los israelitas que descansaran y adorarán el día sábado.
Porque fue el d√≠a en que √Čl termin√≥ la creaci√≥n y luego descans√≥.
Y a√ļn as√≠, la Iglesia sostiene que el Nuevo Testamento y el Antiguo Testamento deben verse como una unidad.
Y también sostiene que no hay contradicción entre ellos y que los dos son infalibles.
Por otro lado, la mayoría de los otros cristianos tampoco observa el sábado como día de descanso, sino el domingo.
¬ŅEsto es porque el d√≠a de descanso en todo el mundo es el domingo?
No es así.
Sino al revés.

Fueron los propios cristianos que introdujeron este cambio en el Imperio Romano, que lo legisla y luego fue adoptado en todo el mundo.

De modo que la primacía mundial del domingo como día de descanso tiene una razón teológica sostenida por el cristianismo.

‚ÄćSe puede decir que el cristianismo cre√≥ el domingo tal como lo conocemos.

‚Äć¬ŅC√≥mo es que sucedi√≥ esto?

¬ŅEn qu√© se fundamenta que los cristianos hayan cambiado el d√≠a de adoraci√≥n para el domingo?

¬ŅEso significa que dejen de santificar el s√°bado?

Trataremos de contestar estas preguntas en este artículo.

ALGUNOS EN S√ĀBADO Y LA MAYOR√ćA EN DOMINGO

La mayoría de las denominaciones cristianas guardan el domingo como día de adoración y día de descanso.

De la misma forma que lo hac√≠an los jud√≠os con el s√°bado, y lo siguen haciendo.‚Äć

Pero Adventistas del Séptimo Día, Bautistas del Séptimo Día, y algunos otros, siguen guardando el sábado.

Afirmando que eso del domingo no es bíblico.

Y que en alg√ļn momento la Iglesia Cat√≥lica lider√≥ el cambio del s√°bado por el domingo en forma espuria.

Dicen que eso viola el tercer mandamiento, que originalmente decía que había que descansar y santificar el sábado.

‚ÄćEsta pol√©mica la documenta el Catecismo de la Iglesia Cat√≥lica en estos numerales, refiri√©ndose a pasajes del Antiguo Testamento

2169 La Escritura hace a este prop√≥sito memoria de la creaci√≥n: ‚ÄúPues en seis d√≠as hizo el Se√Īor el cielo y la tierra, el mar y todo cuanto contienen, y el s√©ptimo descans√≥; por eso bendijo el Se√Īor el d√≠a del s√°bado y lo hizo sagrado‚ÄĚ (Ex 20, 11).

2170 La Escritura ve tambi√©n en el d√≠a del Se√Īor un memorial de la liberaci√≥n de Israel de la esclavitud de Egipto: Acu√©rdate de que fuiste esclavo en el pa√≠s de Egipto y de que el Se√Īor tu Dios te sac√≥ de all√≠ con mano fuerte y tenso brazo; por eso el Se√Īor tu Dios te ha mandado guardar el d√≠a del s√°bado‚ÄĚ (Dt 5, 15).

2171 Dios confió a Israel el sábado para que lo guardara como signo de la alianza inquebrantable (cf Ex 31, 16).

‚ÄćEl s√°bado es para el Se√Īor, santamente reservado a la alabanza de Dios, de su obra de creaci√≥n y de sus acciones salv√≠ficas en favor de Israel‚ÄĚ.

‚ÄćPero tambi√©n se refiere al Nuevo Testamento d√≥nde aparece el se√Īor√≠o de Jesucristo sobre todas las cosas,"El s√°bado ha sido instituido para el hombre y no el hombre para el s√°bado.

De suerte que el Hijo del hombre tambi√©n es Se√Īor del s√°bado" (Mc 2, 27-28).

‚ÄćEn esto veremos que se fundamenta el cambio que realizaron los cristianos del descanso y adoraci√≥n del s√°bado por el domingo.

¬ŅQUE HAC√ćAN LOS PRIMEROS CRISTIANOS?

En los Hechos de los Apóstoles hay muchas referencias a que la iglesia primitiva oraba y estudiaba los días sábados.

En hechos 13: 13-14, Pablo y sus compa√Īeros dice que fueron a la sinagoga a los servicios.

Al igual que en Hechos 16: 13 y Hechos 17: 2.

Sin embargo también en la iglesia primitiva comenzaron a reunirse los domingos evocando la resurrección de Jesucristo, que sucedió el primer día de la semana.

‚ÄćPor ejemplo en hechos 20: 7 se dice que el primer d√≠a de la semana se juntaron los cristianos para partir el pan y Pablo le habl√≥ a la gente.

En cambio el Nuevo Testamento nunca menciona reunión alguna el sábado para adorar a Jesucristo y realizar la Eucaristía partiendo el pan.

De la misma forma, Pablo llama a los Corintios en 1 Corintios 16: 2 a reservar una suma de dinero el primer día de cada semana, como forma de aportar limosna a la iglesia naciente.

Importantes documentos de la iglesia en los primeros siglos ya muestran la decisión de tomar el domingo como día de adoración.

‚Äć"Pero cada d√≠a del Se√Īor... j√ļntense y partan el pan, y den gracias despu√©s de haber confesado sus transgresiones, para que su sacrificio sea puro.

Pero que nadie que est√© en desacuerdo con √©l se re√ļna con ustedes, hasta que sean sanados, reconciliados, para que Su sacrificio no sea profanado" (Didache 14 [70 dC]).

‚Äć"Los ap√≥stoles designaron: El primer d√≠a de la semana, que haya servicio, y la lectura de las Sagradas Escrituras, y la ofrenda [sacrificio de la Misa].

Porque el primer d√≠a de la semana [es decir, el domingo] nuestro Se√Īor se levant√≥ del lugar de los muertos, y en el primer d√≠a de la semana se levant√≥ sobre el mundo, y en el primer d√≠a de la semana ascendi√≥ al cielo, y en el primer d√≠a de la semana aparecer√° por fin con los √°ngeles del cielo"(Didascalia 2 [225 dC]).

‚Äć"Los cristianos‚Ķ deben reverenciar especialmente el d√≠a del Se√Īor y, si es posible, no trabajar en √©l, porque son cristianos" (Concilio de Laodicea, Canon 29 [360 dC]).

Hay muchos testimonios de historiadores y padres de la iglesia que describen la adopción del domingo como el día Santo que hay que guardar para los cristianos.

El fundamento central de la elección del domingo es que Cristo resucitó de entre los muertos el domingo y el Espíritu Santo descendió también un domingo.

Pero hay otras consideraciones teológicas que veremos más adelante.

Esto luego desembocó en una decisión imperial.

El 7 de marzo del 321 el emperador Constantino decretó que el domingo fuera el principal día de la semana en reemplazo del sábado.

Esto fue válido para todo el Imperio, y entonces se extendió la costumbre de descansar el domingo.

De modo que algo que comenzó en la interna de los primeros cristianos y se fue consolidando en los concilios, luego fue adoptado burocráticamente para todo el Imperio Romano.

‚ÄćY as√≠ llegamos a la situaci√≥n de hoy en que el domingo es el d√≠a de descanso y tambi√©n de cultos religiosos en todo el mundo.

‚ÄćPara comprender correctamente y en toda su amplitud las razones que llevaron a los cristianos a adorar el domingo, debemos remontarnos a las razones que llevaron a los jud√≠os a adorar el d√≠a s√°bado.

POR QU√Č LOS ISRAELITAS ADORABAN EN S√ĀBADO

Desde el G√©nesis el creador estableci√≥ la ordenanza de que sus criaturas descansaran el mismo d√≠a que √Čl descans√≥ cuando termin√≥ la creaci√≥n, esto lo podemos ver en el cap√≠tulo 2 del G√©nesis.

Esto significaba apartar el s√©ptimo d√≠a como un d√≠a Santo.‚Äć

Los israelitas siempre fueron consecuentes con el Día de Reposo con leyes estrictas, que obligaban al descanso para todos en la casa, Incluyendo los sirvientes, los extranjeros y los animales.

‚Äć"Recuerda el d√≠a de reposo, para santificarlo. Seis d√≠as trabajar√°s y har√°s todo tu trabajo; pero el s√©ptimo d√≠a es s√°bado para el Se√Īor tu Dios.En √©l no har√°s ning√ļn trabajo, ni t√ļ, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu sirviente, ni tu criada, ni tu ganado, ni los extranjeros que est√©n dentro de tus puertas.

‚ÄćPorque en seis d√≠as hizo el Se√Īor los cielos y la tierra, el mar y todo lo que est√° en ellos, y descans√≥ el s√©ptimo d√≠a; por eso el Se√Īor bendijo el d√≠a de reposo y lo santific√≥" (√Čxodo 20: 8-11).

Pero a estos se agrega otro hecho significativo en la historia del pueblo de Israel.

Porque fue un sábado cuando Dios sacó a los israelitas de Egipto a través del Mar Rojo.

Evento que los jud√≠os interpretaron como una se√Īal de santificaci√≥n y de cumplimiento de la promesa hacia el pueblo por parte de Dios, esto puede verse en √Čxodo 31 13.

‚Äć"Recordar√°s que fuiste siervo en la tierra de Egipto, y que el Se√Īor tu Dios te sac√≥ de all√≠ con mano poderosa y brazo extendido.Por eso el Se√Īor tu Dios te orden√≥ que guardases el d√≠a de reposo" (Deuteronomio 5: 12-15)

De modo que el sábado significaba la consumación de toda la creación y la redención de su pueblo.

Lo que luego sería reforzado al celebrar el día sábado el día del perdón, que puede verse en Levítico 16.

Así los israelitas debían conmemorar cada semana los dos grandes eventos de la creación y la liberación de Egipto.

Pero agregado a esto hay otra cosa que lo vincula con el cristianismo.

Los profetas esperaban la salvación por parte de un Mesías y describían el hecho como una nueva creación.

Esto lo podemos ver en Isaías 65: 17 y en Oseas 2: 14-15.

Entonces podemos advertir que la fiesta del s√°bado apuntaba a un evento m√°s grande que estaba por llegar.

Y que podríamos considerar una nueva creación y un nuevo éxodo.

‚ÄćQue fue generado por la salvaci√≥n ganada por Jes√ļs para toda la raza humana, pero que los jud√≠os no aceptaron.

De hecho cuando adoramos los domingos, celebramos el comienzo de la nueva creaci√≥n con una Tierra Nueva y un Cielo Nuevo, que comenz√≥ con Jes√ļs y se cristalizar√° definitivamente luego de Su segunda venida.

Seg√ļn el Apocalipsis 21: 1, el Cielo y la Tierra Nueva terminar√° la oscuridad al final de la historia.

Y San Pablo nos dice en Tesalonicenses  4 que ahí todos los que han vivido alguna vez recuperarán su cuerpo.

Pero tambi√©n es un nuevo √Čxodo, porque significa el cumplimiento de Dios del Nuevo Pacto, as√≠ como los jud√≠os hab√≠an visto en la huida de Egipto el cumplimiento del Antiguo Pacto por parte de Yahv√©.

Visto así entonces, la celebración del domingo es la culminación del proceso iniciado con la celebración del sábado, y que podemos decir estaba prefigurado en él.

Y no podemos considerar como una casualidad que el día de la semana en que Dios comenzó su trabajo de creación y mostró signos del cumplimiento de su pacto a los hombres, haya sido el día en que su hijo resucitó entre los muertos, y el día en que derramó sobre la Tierra el Espíritu Santo.

No hay casualidades.

Podemos decir incluso que el primer día en que Dios hizo la luz, separándola de las tinieblas, también separará el bien del pecado, cuando Su Hijo vuelva por segunda vez.

En este análisis que hicimos podemos ver que en realidad el domingo no debe ser tomado por los cristianos como un día de descanso absoluto, sino como un día de un ferviente llamado a la adoración.

‚ÄćQue implica agradecer a Dios por la creaci√≥n original, por la nueva creaci√≥n que se inici√≥ con la redenci√≥n de la llegada de Su Hijo a la Tierra, y por el cumplimiento de sus promesas.

¬ŅEntonces esto significa que los cristianos sustituyeron el domingo por el d√≠a de descanso y de adoraci√≥n?

En parte sí y en parte no.

‚ÄćEl d√≠a s√°bado sigue siendo tambi√©n para los cristianos un d√≠a de adoraci√≥n y descanso, aunque no tan importante como el domingo.

‚ÄćY lo siguen conservando as√≠ porque es el antecedente de la consumaci√≥n de la creaci√≥n y de la promesa de Dios.

‚ÄćPor tanto no debemos oponernos al s√°bado como d√≠a santificado de fiesta cristiana, sino que debemos actuar con el criterio de sumatoria.

‚ÄćFuentes:

S√ļmate a nuestra Newsletter y recibe las √ļltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Iglesia y Cristianismo

Ver todo