A pesar que los humanos viven m√°s.
Un estudio longitudinal en Holanda se suma a la otra evidencia del mundo desarrollado de que las nuevas generaciones de humanos que van apareciendo son menos saludables que las anteriores a la misma edad, lo cual suena casi como una contradicción con el aumento de la esperanza de vida. Pero lo que sucede es que la sobrevida agregada se está viviendo más deteriorada. Una de las causas más importante hallada es el sobrepeso y la inactividad física.

En un art√≠culo anterior, refiri√©ndonos a un estudio en 187 pa√≠ses, dijimos que: ‚Äúla gente est√° viviendo m√°s a√Īos, pero lo est√° haciendo con enfermedades m√°s discapacitantes. Y las causas hay rastrearlas en la hiper medicalizaci√≥n, diagn√≥sticos con sistemas peligrosos, y especialmente por el criterio de bajar el umbral que separa la enfermedad de la normalidad, por lo que hoy se diagnostican enfermedades que antes no lo eran y se las medica‚ÄĚ. (Ver aqu√≠ el art√≠culo).Y en otro art√≠culo anterior tambi√©n reportamos que en EE.UU. el deterioro de la salud en la medida que pasan las generaciones es mayor que en los otros pa√≠ses:‚Äúcada vez hay m√°s muertos entre los menores de 50 a√Īos en relaci√≥n a otros pa√≠ses desarrollados‚ÄĚ. (Ver aqu√≠ el art√≠culo).

CONCLUSIONES DEL ESTUDIO HOLAND√ČS

A pesar de su mayor esperanza de vida, los adultos de hoy en día son menos saludables "metabólicamente" que sus contrapartes de las generaciones anteriores. Esa es la conclusión de un gran estudio de cohortes (estudio epidemiológico longitudinal) en Holanda que comparó los cambios generacionales en una serie de factores de riesgo metabólicos para la enfermedad cardiovascular.Evaluando las tendencias, los investigadores concluyeron que

"las generaciones más recientes están peor en salud", y advierten que "la prevalencia de factores de riesgos metabólicos y la exposición a ellos se ha incrementado y probablemente continuará aumentando".

LOS FACTORES DE RIESGO ESTUDIADOS

El estudio, publicado recientemente en la Revista Europea de Cardiolog√≠a Preventiva, analiz√≥ datos de m√°s de 6.000 personas en el Estudio de Cohortes de Doetinchem, que comenz√≥ en 1987-1991 con ex√°menes de seguimiento despu√©s de 6, 11 y 16 a√Īos.Los factores de riesgo principales medidos fueron: peso corporal, presi√≥n arterial, niveles de colesterol total (para la hipercolesterolemia = colesterol elevado en la sangre) y los niveles de lipoprote√≠na de alta densidad (HDL) (lipoprote√≠nas que transportan el colesterol desde los tejidos del cuerpo hasta el h√≠gado), que se considera "protectora".Los sujetos fueron estratificados por sexo y generaci√≥n en la l√≠nea base, en grupos de edad de diez a√Īos (20-29, 30-39, 40-49, y 50-59 a√Īos), para realizar los an√°lisis de seguimiento, con la finalidad de determinar si una generaci√≥n ten√≠a una diferente perfil de riesgo de una generaci√≥n que naci√≥ hace diez a√Īos - lo que los investigadores llaman un "cambio generacional".

EL RESULTADO PRINCIPAL

Los resultados mostraron que la prevalencia de sobrepeso, obesidad e hipertensi√≥n aumentan con la edad en todas las generaciones, pero en general las generaciones de los m√°s recientemente nacidos ten√≠an una mayor prevalencia de estos factores de riesgo, que las generaciones nacidas diez a√Īos antes.Por ejemplo, el 40% de los hombres que estaban en sus 30 a√Īos al inicio del estudio fueron clasificados como con sobrepeso, 11 a√Īos despu√©s, la prevalencia de sobrepeso entre la segunda generaci√≥n de los hombres en sus 30 a√Īos hab√≠a aumentado al 52% (un cambio generacional estad√≠sticamente significativa).En las mujeres estos cambios desfavorables en el peso fueron s√≥lo evidentes entre las generaciones m√°s recientemente nacidas, en los que la prevalencia de obesidad se duplic√≥ en s√≥lo 10 a√Īos.

OTROS HALLAZGOS DEL ESTUDIO

Desfavorables cambios en la hipertensión en las generaciones de ambos sexos, de entre todas las generaciones consecutivas (a excepción de las dos generaciones más recientemente nacidas de hombres).Desfavorables cambios generacionales en diabetes entre tres de las cuatro generaciones de hombres, pero no de mujeres.Ninguna generación se desplaza para la hipercolesterolemia, a pesar de que se observaron cambios favorables en el colesterol HDL sólo entre las dos generaciones más viejas.

LA SITUACI√ďN GENERAL

En cuanto a la situación general, y con base en la evidencia de un "claro" cambio en la prevalencia del sobrepeso y la hipertensión, los investigadores destacan que

"las m√°s recientes generaciones adultas est√°n peor que sus predecesoras".

La evidencia para explicar los cambios no es clara, agregan, pero los estudios de nota reportan un aumento en la inactividad física.

¬ŅQU√Č SIGNIFICAN LOS RESULTADOS PARA LA SALUD P√öBLICA?

El primer autor Hulsegge Gerben del Instituto Nacional Holand√©s de Salud P√ļblica y Medio Ambiente pone de relieve el impacto de la obesidad a una edad m√°s joven.

"Por ejemplo", explica, "la prevalencia de la obesidad en nuestra joven generaci√≥n de hombres y mujeres en la edad media de 40 es similar a la de nuestra generaci√≥n m√°s antigua a la edad media de 55 a√Īos. Esto significa que esta generaci√≥n m√°s joven est√° ‚Äė15 a√Īos adelantada‚Äô a la generaci√≥n anterior y se expondr√° a su obesidad durante m√°s tiempo. As√≠ que nuestro estudio, en primer lugar destaca la necesidad de mantener un peso corporal saludable, mediante el fomento de una mayor actividad f√≠sica y una dieta equilibrada, sobre todo entre las generaciones m√°s j√≥venes".

"Los resultados también indican que, debido a que el tabaquismo en los países de altos ingresos está disminuyendo, es probable que veamos un cambio desde las enfermedades no transmisibles relacionadas con el tabaco, como el cáncer de pulmón, a las enfermedades relacionadas con la obesidad, como la diabetes. Esta disminución en la prevalencia del hábito de fumar y la mejora de la calidad de la atención de la salud son ahora importantes fuerzas impulsoras detrás de la mayor esperanza de vida de las generaciones más jóvenes, y es probable que, la esperanza de vida futuro próximo seguirá aumentando, pero también es posible que en el futuro lejano, como resultado de nuestras tendencias actuales hacia la obesidad, la tasa de aumento de la esperanza de vida puede muy bien reducir su velocidad, aunque es difícil especular sobre eso".

Fuentes: Science Daily, Signos de estos Tiempos

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis:

S√ļmate a nuestra Newsletter y recibe las √ļltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Ver todo
Estamos migrando el sitio a una nueva plataforma! :)