En 1846 se produjo una de las apariciones m谩s prof茅ticas aprobadas por la Iglesia, la Virgen de La Salette
estatua de la salette con pastorcitos
Lo que se ha publicado sobre los secretos de La Salette muestra que sus profec铆as no eran s贸lo para esa 茅poca hist贸rica.
Incluso porque se habla del a帽o 2000.

La Salette se sit煤a en la parte occidental de los Alpes, que dividen a Francia del Piamonte en Italia.

La ciudad m谩s cercana a La Salette es Corps y pertenece a la di贸cesis de Grenoble.

La Gran Cartuja estaba en esa vecindad.

Melanie y Maximin, videntes de La Salette

RESUMEN DE LA APARICI脫N

Dios, como de costumbre, elige a los d茅biles y humildes para vencer a los fuertes y elige a los pobres e ignorantes para confundir a los sabios.

Un muchacho pastor, de s贸lo once a帽os y un t铆mida jovencita de catorce, se hicieron de pronto famosos en Francia, Italia, Europa y en todo el mundo cat贸lico.

Sus nombres, Peter Massimin Giraud y Frances Melanie Mathieu, ambos mejor conocidos por sus segundos nombres, Massimin y Melanie.

Ambos, nativos de Corps.

Melanie fue contratada para ayudar al muchacho en el cuidado del ganado del padre de Massimin, en la monta帽a de La Salette.

Los dos estaban en este humilde trabajo aquel s谩bado 19 de septiembre de 1846.

Esa fecha es la v铆spera de la Fiesta de los Siete Dolores de la Sant铆sima Virgen Mar铆a.

Eran entre las dos y tres de la tarde cuando, ambos, vieron la maravillosa aparici贸n.

Una dama rodeada por una luz brillante, se hallaba sentada en una piedra, cerca de una fuente seca.
Su actitud era de profunda pena.
Ante este inesperado espect谩culo, los ni帽os quedaron llenos de estupor y asombro.

Melanie deja caer al suelo su bast贸n de pastorcita; pero el peque帽o Massimin, naturalmente m谩s valiente, se mantuvo firme, de pie.

Le dijo a Melanie que levantara el b谩culo de inmediato, para que pudieran defenderse en caso de necesidad.

estatua de la salette fondo

En ese momento la hermosa dama desconocida se puso de pie, cruz贸 los brazos sobre el pecho y les habl贸:

鈥淎c茅rquense hijos m铆os; no tengan miedo.
Yo estoy aqu铆 para comunicarles a ustedes grandes cosas por venir鈥

Tranquilizados por su gentil actitud, sus amorosas palabras y sus amables maneras, los ni帽os se movieron unos pasos hacia la dama.

Tambi茅n ella se les acerc贸 y coloc谩ndose entre ambos, y mientras derramaba abundantes l谩grimas les dijo:

鈥淪i mi pueblo no obedece los mandamientos de Dios, me ver茅 obligada a dejar libre el brazo de mi Hijo.
Es tan fuerte y pesa tanto que ya no puedo frenarlo.
Hace mucho tiempo que estoy sufriendo por ustedes.
Si quiero evitar que mi hijo los abandone, debo orar sin cesar鈥

Sin embargo, ustedes no toman en cuenta nada de esto.

Todo lo que sea que hagan, nunca ser谩 capaz de superar toda mi solicitud por ustedes.

Dios les ha dado seis d铆as de trabajo, reservando el s茅ptimo para que lo dediquen a Su Honra, y sin embargo ni esto alcanzan a darle.

He aqu铆 lo que hace tan pesado el brazo de mi Hijo.

Los conductores del pueblo confunden el alto nombre de mi Hijo con sus propios juramentos.

Si la cosecha se echa a perder, es por su propia culpa.

El a帽o pasado quise hacerles entender esto por la podredumbre de las patatas; pero ustedes no prestaron la m谩s m铆nima atenci贸n.

Muy por el contrario, cuando se enteraron de sus patatas estropeadas, blasfemaron, y mezclaron el nombre de mi Hijo con sus maldiciones.

Sus patatas se pudrir谩n tan r谩pido que no tendr谩n nada para Navidad.
Los gusanos destruir谩n el trigo; lo poco que crecer谩 se reducir谩 a polvo.
Una gran hambruna vendr谩.
Sus casta帽as ser谩n saqueadas y sus uvas se echar谩n a perder鈥

Despu茅s de estas palabras, la Sant铆sima Virgen se volvi贸 hacia Massimin.

Le confi贸 un secreto.

Lo mismo hizo despu茅s con Melanie.

Mientras ella hablaba a uno, el otro pod铆a ver sus labios moverse, pero no pod铆a o铆r sus palabras.

Ella orden贸 a cada uno, por separado, a que mantuviesen inviolable su secreto.

Ambos prometieron hacerlo as铆.

La Sant铆sima Virgen les dijo en com煤n algunas otras palabras amorosas que por razones de brevedad, omitimos.

Luego dijo dos veces:

鈥淏ueno, mis hijos, hagan conocer estas cosas a toda mi gente鈥.

Luego la se帽ora comenz贸 a caminar hacia el lugar donde pastaba el ganado, seguida por los dos ni帽os.

Ellos observaban c贸mo sus pies tocaban el suelo como si fuesen una brisa ligera, como un luminoso zafiro, pisaban s贸lo la parte superior de la hierba verde.

la sallette llorando

Entonces ella empez贸 a elevarse, lentamente en el aire.

Mir贸 hacia el cielo, luego mir贸 de nuevo hacia la Tierra.

Gradualmente empez贸 a desaparecer, primero su cabeza.

Luego sus brazos, por 煤ltimo sus pies.

Ella dej贸 tras de s铆, por un breve momento, un halo brillante.

Estos ni帽os privilegiados describen as铆 a la Divina Se帽ora:

Ten铆a en sus pies zapatos blancos, adornados alrededor con rosas.

Llevaba un vestido blanco tambi茅n, orlado con perlas.

Usaba un delantal amarillo, sobre los hombros y alrededor de su cuello luc铆a un pa帽uelo blanco o peque帽o chal.

La vieron peinada con rodete alto, contenido por una corona de rosas.

Sostenido por una peque帽a cadena que colgaba de su cuello estaba un crucifijo que descansaba sobre su pecho.

Se ve铆an un par de pinzas de la derecha, y un martillo en la izquierda; desde el extremo de la cruz colgaba de una cadena m谩s grande.

En su mano sosten铆a un pa帽uelo com煤n ribeteado con rosas.

Su rostro era alargado, bell铆simo y tan resplandeciente que no se pod铆a fijar la mirada en 茅l.

La Sant铆sima Virgen habl贸 mucho m谩s tiempo a Melanie que a Massimin.

Como es de esperarse en este tipo de acontecimientos tan extraordinarios, los dos ni帽os fueron sometidos a examen y a la m谩s minuciosa investigaci贸n.
En su simple ingenuidad, se constat贸 que eran coherentes e inflexibles en el relato de los hechos.
Nadie pudo, ni con promesas ni con amenazas, inducirlos a revelar sus respectivos secretos.

Melanie en especial llam贸 la atenci贸n, a causa de su prolongado coloquio con la Gran Reina del Cielo y porque adem谩s ella parec铆a m谩s profundamente impresionada con la solemnidad sagrada de la aparici贸n.

LaSaletteMother

LOS MENSAJES SECRETOS

A partir de ese momento los ni帽os fueron colocados bajo el cuidado de maestros religiosos, piadosos y prudentes.
En julio de 1851, Monse帽or de Bruillard, el venerable obispo de Grenoble, logr贸 persuadir a Melanie y Massimin de escribir en privado sus respectivos secretos, para enviarlos en dos cartas selladas distintas al Papa.

Los reverendos Rousselot y Gerin, sacerdotes de la di贸cesis, fueron comisionados por el obispo para transmitir estos dos misteriosos mensajes a su Santidad, quien los recibi贸 con gran amabilidad.

El Papa ley贸 las dos cartas en presencia de los dos eclesi谩sticos.

Pareci贸 particularmente impresionado con la larga carta de Melanie.

Pero s贸lo pronunci贸 estas palabras:

鈥淗ay castigos para Francia; pero Alemania, Italia, y muchas otras naciones, son por igual culpables.鈥

Pocos a帽os despu茅s, Melanie abraz贸 el estado religioso en Francia.

Por Napole贸n fue exiliada a Inglaterra, donde cumpli贸 su vocaci贸n entre las monjas carmelitas descalzas, con el nombre de Sor Mar铆a de la Cruz, V铆ctima de Jes煤s.

Vivi贸 en el convento en Darlington cerca de Durham, di贸cesis de Hexam, norte de Inglaterra.

A帽os despu茅s regres贸 a Francia.

Durante alg煤n tiempo vivi贸 en el Convento de la Providencia en Marsella, cuando se vio obligada a abandonarlo, se mud贸 a Castellamare, cerca de N谩poles, Italia.

Desde all铆 escribi贸 una carta prof茅tica muy importante para su madre, que ha sido autenticada por el cura de Corps, cerca de La Salette.

Melanie fue profesora de cinco o seis ni帽as bajo obediencia inmediata del Obispo de Castellamare di Stabia, una ciudad a unas dieciocho millas de distancia de N谩poles.

All铆 tuvo visiones muy frecuentemente, y a menudo ella estaba en uni贸n espiritual con Palma Mar铆a d'Oria [Sor Palma Maria Addolorata Matarelli D'Oria (1825-1872)] a quien nunca vio de una manera ordinaria.
A trav茅s de la bilocaci贸n u otras formas sobrenaturales, hablaban juntas casi todos los d铆as, a pesar de vivir a gran distancia una de la otra.

Palma Mar铆a estuvo, durante muchos a帽os, confinada su pobre habitaci贸n por sufrimientos extraordinarios.

Esta santa mujer habl贸 mucho de Melanie a un sacerdote franc茅s, el abad Brandt, y Melanie hizo lo mismo con 茅l acerca de Palma Maria D鈥橭ria.

Estas son, de hecho, marcas de santidad.

santuario de la salette entre nubes fondo

EL CUMPLIMIENTO DE LAS PROFECIAS DE LA SALETTE

Surgi贸 una fuente cerca del lugar donde la Se帽ora se hab铆a aparecido y el agua corr铆a colina abajo.
Muchos milagros empezaron a ocurrir.
Las terribles calamidades que fueron anunciadas se empezaron a cumplir.
La terrible hambruna de patatas de 1846 se difundi贸, especialmente en Irlanda donde muchos murieron.
La escasez de trigo y ma铆z fue tan severa que m谩s de un mill贸n de personas en Europa murieron de hambre.
Una enfermedad afect贸 las uvas en toda Francia.

Probablemente el castigo hubiera sido peor de no haber sido por los que acataron el mensaje de La Salette.

Muchos comenzaron a ir a misa.

Las tiendas fueron cerradas los domingos y la gente ces贸 de hacer trabajos innecesarios el d铆a del Se帽or.

Las malas palabras y las blasfemias fueron disminuyendo.

Vittorio Messori en Hip贸tesis sobre Mar铆a dijo: (La Virgen) dijo que habr铆a un castigo, y que las uvas se marchitar谩n.

Yo fui a estudiar qu茅 hab铆a sucedido con las uvas en Francia despu茅s de 1846.

Despu茅s de las apariciones, hizo su aparici贸n un hongo par谩sito que agrede a la uva, esparciendo el oidio, una enfermedad de la vid nunca vista en Francia hasta entonces.

Cuando desapareci贸, se manifest贸 enseguida la filoxera, un piojo microsc贸pico que destruy贸 la mitad de las vi帽as de todo el pa铆s.

Se encontr贸 un remedio para la filoxera, pero apareci贸 inmediatamente la peronospera, una enfermedad desconocida en Europa, y originaria de Am茅rica.

Las pocas vides que hab铆an logrado salir sanas y salvas de los flagelos precedentes, fueron destruidas por el nuevo mal.

He investigado tambi茅n en los archivos y en las bibliotecas francesas: en Francia no existe una sola especie de vid anterior a 1847.

Todas las que exist铆an murieron. Una terrible predicci贸n que se cumpli贸 totalmente.

estatua de colores de la salette y videntes

EN EL CAMPO ESPIRITUAL

En 1848, s贸lo dos a帽os despu茅s de esta aparici贸n, Karl Marx lanza su manifiesto comunista, siendo el marxismo la m谩xima expresi贸n del humanismo secular, materialista y ateo.

Es la visi贸n del hombre sin Dios, y sus consecuencias son harto conocidas en el mundo entero.

Como la Virgen lo hab铆a predicho, ese mismo a帽o nace un movimiento llamado 鈥渆spiritualismo鈥, iniciado por las hermanas Fox en Nueva York, que muy pronto se difundi贸 en Europa.

En 1859 surge 鈥淓l libro de los esp铆ritus鈥 de Allan Kardec, codificador de la pr谩ctica espiritista, la cual se extendi贸 r谩pidamente.

Una espiritista y contempor谩nea suya, Elena Blavatsky, ayudada por algunos masones, funda la Sociedad Teos贸fica en 1875, en Nueva York, donde se gesta el movimiento de la 鈥渘ueva era鈥 o 鈥渘ew age鈥.

El Teosofismo difunde en el mundo occidental la teor铆a de la reencarnaci贸n y propicia la formaci贸n de una religi贸n mundial basada en el ocultismo.

Sin embargo, en este mismo per铆odo, la Iglesia, a pesar de haber sufrido un grave deterioro de su posici贸n oficial en casi toda Europa, produce grandes santos empe帽ados en la misi贸n de recristianizar el viejo continente.

Esto tales como el santo Cura de Ars (San Juan Bautista Vianney) o San P铆o de Pietrelcina, entre muchos otros.

Su semilla se har铆a sentir oportunamente.

santuario de la salette fondo

TAMBI脡N SE CUMPLI脫

La profec铆a de que el Papa no saliera de Roma despu茅s de 1859, a帽o a partir del cual, vencida Austria, quer铆an que el Papa abandonase Roma para conseguir la unidad italiana.

La profec铆a de Napole贸n tambi茅n se cumpli贸 al pie de la letra: cay贸 "sobre la propia espada de la cual quer铆a servirse para obligar a los pueblos a ensalzarlo"; esa fue Prusia, de ella se sirvi贸 para debilitar a Austria, la potencia cat贸lica. etc.

En t茅rminos generales,

el mundo ni se convirti贸 ni rez贸, 隆sigui贸 pecando!,
sin ir a Misa y abriendo las tiendas los domingos, y hablando mal,
隆y sobrevino la gran hambre del siglo, no hab铆a patatas en Irlanda, ni trigo en Europa, y las uvas se pudrieron...
隆y la gran peste del tifus!, por la que murieron m谩s de 20.000 personas...
pero en el pueblo de Corps, de donde eran Melamie y Maximin, no hubo hambre ni muri贸 nadie, porque se convirtieron y rezaron...
y ante el hambre y la peste, entonces s铆, se convirti贸 y rez贸 toda Europa...
ND de la salette

EXPLICACIONES RECIBIDAS POR EL PADRE RENE ALTHOFFER EN 1962 SOBRE EL MENSAJE DE LA SALETTE

Durante mucho tiempo el Padre Rene Altthoffer, fascinado y a la vez preocupado con el mensaje de La Salette dado en 1846, le pido a la Virgen que le aclarara el mensaje.

La Virgen no solo le escucho sino que decidi贸 complacerle y el 9 de setiembre de 1962 le anunci贸 que el 4 de noviembre le responder铆a todas sus preguntas sobre La Salette.

Y sucedi贸 algo maravilloso d铆as despu茅s, el 2 de diciembre, mientras se presentaban las respuestas de la Virgen a un peque帽o grupo de creyentes.

En el momento de la consagraci贸n, aparecieron sobre las tres hostias unas peque帽as gotas de sangre a manera de r煤brica o firma de la autenticidad de las revelaciones.

Reproducimos un reportaje que se le hizo al Padre Altthoffer:

P.- 驴Por qu茅 el mensaje no pod铆a ser revelado hasta 1858, el a帽o de las apariciones de Lourdes?

R.- Para demostrar que las apariciones de Lourdes, La Salette, Pontmain y las siguientes no son m谩s que UNA, siempre con los mismos avisos a los pecadores de la Tierra.

P.- 驴Comenz贸 en 1864 el principio de la relajaci贸n del mundo y se debe esto a la masoner铆a?.

R.- Desde ese a帽o el clero comienza a abandonar m谩s y m谩s la oraci贸n y la Fe.

Satan谩s por medios sutiles sigue desviando al clero y lo hace m谩s mundano y material.

En gran parte la masoner铆a ha sido la causa, pues ella existe m谩s o menos en todas partes, pero particularmente en Italia EE.UU., Francia, B茅lgica y Holanda.

santuario de la salette

P.- Se le advierte al Papa que est茅 atento contra los que realicen milagros pues abundaran los falsos mes铆as por el mundo.

Se trata del Papa actual.

R.- Hay por todo el mundo esparcidos falsos papas y falsos profetas, enga帽adores, embaucadores del pueblo.

脡stos son quienes son se帽alados al Papa y as铆 a los cat贸licos para que est茅n atentos y se muestren desconfiados.

Estos mensajes se aplican a todos los Papas despu茅s de La Salette.

P.- 驴Cu谩les son los instrumentos o medios con los que Dios castigar谩 y a que se refiere el mensaje de Pirmancens del 11 de noviembre de 1961 cuando habla de las hordas del anticristo?.

R.- Ya os lo he dicho, que Rusia ser谩 el flagelo del mundo y el mensaje de Pirmacens hace alusi贸n a Rusia y al peligro amarillo.

P.- Los obispos han descuidado la oraci贸n y la penitencia despu茅s de vuestra llamada de Lourdes y Pontmain?.

R.- S铆, y sobretodo despu茅s de F谩tima.

Los obispos se rehusan a escuchar nuestra voz y a aceptar los milagros y mensajes que estamos dando actualmente al mundo.

P.- Se habla que Dios enviar谩 castigos que duraran m谩s de 35 a帽os.

驴A partir de cuando se contaran esos a帽os?.

R.- En parte el principio tuvo lugar a partir de la crisis Hitleriana.

As铆 dichos 35 a帽os ya se comenzaron a contar despu茅s de la segunda guerra mundial.

Habr谩 partidarios del comunismo que combatir谩n en todo el mundo a aquellos que se les resistan, no solo militares sino tambi茅n civiles.

A pesar de que se sentir谩 el paso del fuego que purificar谩 al mundo, habr谩 lugares donde quede el buen grano, y esto depender谩 de la piedad y fervor de cada pueblo.

Habr谩 un signo especial para escapar de la justicia de los 谩ngeles exterminadores.

Y tal como habr谩 falsos papas y falsos profetas tambi茅n los hermanos del Calvario y de la Preciosa Sangre, no precisamente bajo estos nombres pero si por disposici贸n del alma y el coraz贸n, ser谩n marcados con el signo que los proteger谩 y salvar谩 de la destrucci贸n.

Rusia y China son el anticristo anunciado, m谩s el tiempo del anticristo vivo no se ha realizado a煤n.

Cuando 脡l se manifieste declarar谩 falsos todos los dogmas de la iglesia.

Entonces vendr谩 la purificaci贸n, durante tres d铆as de evoluci贸n en la tierra, tres d铆as de tinieblas en que el anticristo o, Lucifer mismo, con los suyos ser谩 derrotado.

El reino de Dios en la tierra que vendr谩 despu茅s, no ser谩 una extensi贸n del reino del Cielo, aunque ser谩 una era de felicidad...

Fuentes:

S煤mate a nuestra Newsletter y recibe las 煤ltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

脷ltimos Tiempos y Avisos

Ver todo