A varios videntes y santos se les ha dado la gracia de conocer detalles sobre la crucifixi贸n de Jes煤s.
Y de ellos tenemos detalles que no aparecen en la Biblia.
驴Pero qu茅 fin persigue el cielo pidiendo la devoci贸n a las heridas de Jes煤s, por ejemplo a la llaga del hombro?
Estudios cient铆ficos han confirmado recientemente algo sobre la S谩bana Santa de Tur铆n que los santos ya sab铆an por estas visiones.
Y Mar铆a mostr贸 a los videntes de Medjugorje cuando todav铆a eran ni帽os los motivos de por qu茅 el Cielo presenta esta im谩genes y llama a su devoci贸n.

LAS VISIONES

San Bernardo de Claraval, en 茅xtasis, le pregunt贸 a Jes煤s cu谩l era su mayor sufrimiento no registrado y la herida que caus贸 el mayor dolor en el Calvario y Jes煤s respondi贸:

Yo ten铆a una en mi hombro, mientras soportaba Mi Cruz en el Camino de los Dolores.
Una herida grave que era m谩s dolorosa que los dem谩s y que no es registrada por los hombres.
Honra a esta herida con tu devoci贸n y te conceder茅 las gracias que pidas a trav茅s de su virtud y m茅rito.
Y en lo que respecta a todos los que se veneren esta herida, voy a remitir todos sus pecados veniales y ya no me acordar茅 de sus pecados mortales鈥.

Ana Catalina Emmerich en la Pasi贸n Dolorosa de Nuestro Se帽or Jesucristo dijo:

Hab铆a una herida terrible en el hombro que hab铆a llevado el peso de la Cruz.
Y toda la parte superior del cuerpo estaba cubierto de moretones y muchas marcas de los golpes de los azotes.鈥

Y m谩s recientemente, en el encuentro de dos futuros santos, el San Karol Wojtyla (Juan Pablo II) le pregunt贸 al Padre P铆o cu谩l de sus heridas de los estigmas le hac铆a sufrir m谩s, el Padre P铆o contest贸:

Es mi herida en el hombro, que nadie conoce y nunca se ha curado o tratado鈥.

En 2008, 40 a帽os despu茅s de la muerte del padre P铆o, el autor Frank Rega escribi贸 sobre el Padre P铆o:

Hubo un tiempo en que el Padre hab铆a confiado al hermano Modestino Fucci, el portero del monasterio del Padre P铆o en San Giovanni Rotondo, Italia, que sus dolores m谩s grandes se produc铆an cuando cambiaba su camiseta.

El Hermano Modestino, al igual que el padre Wojtyla, pensaron que el Padre P铆o se refer铆a a los dolores de la herida en el pecho.

Entonces, el 4 de febrero de 1971, al Hermano Modestino se le asign贸 la tarea de hacer un inventario de todos los elementos en la celda del convento donde falleci贸 el padre, as铆 como de sus pertenencias en los archivos.

Ese d铆a Modestino descubri贸 que una de las camisetas del Padre Pio ten铆a una mancha de sangre en forma de c铆rculo en la zona del hombro derecho.

Esa misma noche, el Hermano Modestino pregunt贸 al Padre P铆o, en oraci贸n, que le iluminara sobre el significado de la camiseta manchada de sangre.

脡l le pidi贸 al Padre que le diera una se帽al si realmente llevaba la misma herida del hombro que Cristo.

Luego se fue a dormir, para despertar a la una de la ma帽ana con un dolor insoportable en su hombro, como si hubiera sido cortado con un cuchillo hasta el hueso del hombro.

脡l sent铆a que morir铆a de dolor si continuaba, pero dur贸 muy poco tiempo.
A continuaci贸n, la sala se llen贸 con el aroma de un perfume celestial de flores - el signo de la presencia espiritual del Padre P铆o - y oy贸 una voz que dec铆a: 鈥溌sto es lo que yo ten铆a que sufrir!鈥

As铆 que aunque la Biblia no hace menci贸n de esta herida, los santos nos dicen que Jes煤s sufri贸 inmensamente.

jesus-christ-

EL AN脕LISIS DE LA S脕BANA SANTA

Pero 驴c贸mo podemos saber que es verdad?

Pues aqu铆 es donde la ciencia y la S谩bana Santa de Tur铆n entran en esta historia.

Vatican Insider dice que

鈥淐uatro profesores universitarios han publicado un art铆culo en la revista 鈥淚njury鈥, revelando que el hombre crucificado que estaba envuelto en el sudario de Tur铆n sufri贸 una dislocaci贸n del h煤mero, la par谩lisis de un brazo y un traumatismo violento en el cuello y el pecho鈥.

鈥淪e cree que la persona cuya figura est谩 impresa en la S谩bana Santa ha colapsado bajo el peso de la cruz, o del 鈥減at铆bulo鈥, como se le conoce en el estudio a la parte horizontal de la cruz.
El Hombre de la S谩bana Santa explican los acad茅micos, cay贸 hacia adelante y sufri贸 un 鈥渧iolento鈥 golpe 鈥渕ientras ca铆a a tierra鈥.
鈥淟a par谩lisis del cuello y de los m煤sculos del hombro鈥 fue 鈥渃ausada por un objeto pesado que golpe贸 la parte posterior del cuello y el hombro, causando el desplazamiento de la cabeza al lado opuesto a la depresi贸n del hombro鈥.

鈥淓n este punto, habr铆a sido imposible que el portador de la cruz siguiera manteni茅ndola y esto trae a la mente el pasaje del Evangelio que describe c贸mo los soldados obligaron a Sim贸n de Cirene recoger la cruz de Jes煤s.

No fue un acto de compasi贸n, por lo tanto, sino de necesidad.

Esto explica por qu茅 鈥渆l hombro derecho est谩 m谩s bajo que el izquierdo en 10 卤 5 grados鈥 y el ojo derecho se retrae en la 贸rbita鈥, debido a la par谩lisis de todo el brazo, dicen los acad茅micos鈥.

Que el hombre de la S谩bana Santa es nuestro Se帽or, hay pocas dudas.

La ciencia confirma lo que los santos ya sab铆an y es fascinante.

驴PARA QUE SE HACEN ESTAS REVELACIONES?

La respuesta la podemos hallar en una charla que Mar铆a tuvo con los videntes de Medjugorje cuando eran ni帽os.

Marija Pavlovic en una entrevista con el P. Livio Fanzaga en Radio Mar铆a habl贸 de que la Reina de la Paz le mostr贸 a Cristo en su pasi贸n, como una ense帽anza para que se difundan esta imagen y la devoci贸n.

marija pavlovic

El P. Livio le pregunt贸:

驴En los primeros a帽os de las apariciones, Nuestra Se帽ora permiti贸 que vieran a Jes煤s durante la pasi贸n?

Marija contest贸:

S铆.

En tiempos dif铆ciles, durante el comunismo, cuando no sab铆amos si el d铆a siguiente estar铆amos a煤n con vida.

Un d铆a la polic铆a nos llev贸 a su oficina y luego a un hospital psiqui谩trico para asustarnos.

Nos dijeron que nos iban a dejar ah铆.

Recuerdo que est谩bamos muy asustados porque Yugoslavia era comunista en ese momento y muchas personas simplemente desaparec铆an.

Incluso en Medjugorje.

Recuerdo a un chico que se hab铆a convertido en un m茅dico.

Fue llevado por los militares y nunca volvi贸 a casa.

隆El desapareci贸!

Como 茅l, muchos otros han desaparecido.

As铆 que pens茅 que podr铆amos llegar a la misma suerte, ya que para ellos 茅ramos un obst谩culo, ya que 茅ramos testigos de nuestra fe, el cristianismo y la presencia de la Virgen.

Podr铆an matarnos y decir: "No m谩s", y nadie se preguntar铆a por qu茅.

En ese d铆a, cuando volvimos del hospital, cuando la Virgen se apareci贸 lloramos y nos dijo:

"No podemos hacer esto, somos todav铆a demasiado peque帽os.
El sufrimiento es demasiado, muy grande para nosotros".

As铆 que Nuestra Se帽ora nos mostr贸 Jes煤s con la corona de espinas en la cabeza, con mucha sangre en la cara, y con las marcas de los azotes.

Entonces ella nos dijo: "Jes煤s sufri贸 por amor a ti, 驴no lo amas?"
Entonces dijimos que quer铆amos ayudar a Jes煤s a llevar su cruz y sufrir por esta pobre humanidad que necesita a Jes煤s porque est谩 sin Dios y sin futuro, como dice la Virgen.
estatua de jesus mostrando el hombro

ORACI脫N A LA HERIDA EN EL HOMBRO DE JES脷S, DE SAN BERNARDO

Oh amado Jes煤s,

manso Cordero de Dios,

a pesar de ser yo una criatura miserable y pecadora,

te adoro y venero la llaga causada por el peso de vuestra cruz

que abriendo vuestras carnes

desnud贸 los huesos de vuestro hombro sagrado

y de la cual vuestra Madre Dolorosa tanto se compadeci贸.

Tambi茅n yo, oh car铆simo Jes煤s,

me compadezco de Vos

y desde el fondo de mi coraz贸n te glorifico

y te agradezco por esta llaga dolorosa de vuestro hombro

en la que quisiste cargar vuestra cruz por mi salvaci贸n.

Ah! por los sufrimientos que padeciste y que aumentaron el enorme peso de vuestra cruz,

ru茅gote con mucha humildad, ten piedad de mi,

pobre criatura pecadora,

perdonad mis pecados

y conducidme al cielo por el camino de la cruz.

Se rezan siete Ave Mar铆a y se agrega:

Madre sant铆sima imprime en mi coraz贸n las llagas de Jesucristo crucificado鈥 (Indulgencia de 300 d铆as)

Oh dulc铆simo Jes煤s, no seas mi juez sino mi salvador鈥 (Indulgencia de 100 d铆as)

Y aqu铆 hay otras dos oraciones.

ORACI脫N A LA LLAGA DEL CORAZ脫N DE JES脷S

Oh dulc铆simo Jes煤s m铆o,

sea la llaga de vuestro Sacrat铆simo Coraz贸n mi refugio, mi fuerza y protecci贸n

contra vuestra justa ira, contra el pecado,

y en especial contra el pecado mortal,

contra los enga帽os de la carne, del mundo y del demonio

y defensa contra mi amor propio,

contra todos los males del cuerpo y del alma.

Sea vuestra llaga sacrat铆sima la tumba donde sepultar mis innumerables pecados,

los cuales detesto y aborrezco,

ech谩ndolos en el abismo abierto de esta sant铆sima llaga,

abierta por el amor, para nunca jam谩s volverlos a ver.

Oh amabil铆simo Jes煤s, por la llaga de vuestro Coraz贸n,

concededme una sola gota de esa sangre precios铆sima que de 茅l fluye,

como prenda de eterno perd贸n de mis pecados.

En esta llaga profunda, escondedme y guardadme all铆 como prisionero de amor;

all铆 purificadme, disolvedme, cambiadme en un amante de vuestro Coraz贸n llagado.

Convertidme en otro Coraz贸n de Jes煤s,

para que as铆 no piense, ni diga ni haga nada, sino lo que es de vuestro mayor agrado.

As铆 sea.

SALUDOS A LAS SANTAS LLAGAS DE SANTA MATILDE

Llagas de mi Jes煤s, os saludo.

Os saludo en la omnipotencia del Padre que os ha decretado;

en ha sabidur铆a del hijo que os ha sufrido

y en la bondad del Esp铆ritu Santo, que por vuestro medio ha redimido el mundo.

Os recomiendo mi alma.

Protegedme contra las asechanzas del tentador,

en la vida y en la hora de mi muerte.

As铆 sea.

Fuentes:

S煤mate a nuestra Newsletter y recibe las 煤ltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Devociones y Oraciones

Ver todo