Pero esta emoci贸n no se encuentra inmediatamente.
Tiene que ser buscada y descifrada.
Entre las distintas capas de prejuicios, ilusiones y racionalizaciones que hemos acumulado.
Tiene que aprenderse c贸mo disponernos para 鈥榲er鈥 a Dios.
madre teresa con bebe
Se dice que vemos a Dios s贸lo cuando 脡l pasa, por la estela que deja, como los buques en el mar; vemos solamente su espalda.
Y Soren Kierkegaard agrega que 鈥淟a vida s贸lo puede ser comprendida hacia atr谩s; pero debe ser vivida hacia delante鈥.

Es en este mirar a la estela que dejamos y en las gratificaciones que sentimos yendo hacia adelante, que podemos descubrir la alegr铆a de Dios de formas cada vez m谩s continua en nuestra vida.

DIOS DISE脩脫 EL MUNDO PARA NUESTRA ALEGR脥A

No importa lo que busques en la vida, no importa cu谩nto dinero tengas, no importa el lujo, nunca obtendr谩 m谩s placer que levantando simplemente el coraz贸n a Dios.

Piensa en eso: el acto b谩sico de la adoraci贸n es la fuente de mayor alegr铆a.

隆Y es gratis!

Cuando buscamos a Dios 鈥 cuando lo amamos, cuando lo adoramos 鈥 脡l nos atrae por encima de todas las circunstancias f铆sicas.

No importa lo que puedas estar pasando (el dolor, la depresi贸n, preocupaciones), si alabas a Dios, 脡l le llevar谩 a la alegr铆a.
Eso es porque la alabanza nos acerca a 脡l, y no hay alegr铆a como la alegr铆a de conocer al Se帽or.
脡l env铆a gracias que pueden desafiar completamente nuestras circunstancias.

脡l trae alegr铆a, donde, seg煤n los est谩ndares del mundo, deber铆a haber depresi贸n.

En aquellos en la pobreza. En aquellos que est谩n solos.

En los que tienen c谩ncer. Ellos encuentran la felicidad en Dios.

Lo contrario es cierto para los que ignoran a Dios y por lo tanto se ponen a distancia.

Mira a tu alrededor y ver谩s muchos de los ricos con miradas sombr铆as.

No importa lo que logran en la tierra, si no tienen una cercan铆a a Dios, nunca encontrar谩n la verdadera alegr铆a.

Mientras tanto, los que aman al Se帽or tienen el resplandor del bienestar.

Para acercarnos le debemos amar y tratar de hacer su voluntad, ser lo que hab铆a planeado para nosotros.

Debemos buscarlo a 脡l en todo.

Luego viene una alegr铆a que es indescriptible.

Puedes comprar un yate o un Mercedes 鈥 puedes casarte bien, puedes ser la persona m谩s poderosa de la tierra 鈥 pero si no tienes a Dios no has experimentado la verdadera felicidad.

Has perdido ese j煤bilo trascendental, en que la alegr铆a inefable pone una sonrisa en los rostros de tantos santos que parec铆an muy pobres al mundo.

隆Recuerda la sonrisa en la cara de la Madre Teresa!

Cuando oramos, nos acercamos a Dios, y 脡l nos concede sentimientos que no se pueden lograr de otra forma.

Dios es alegr铆a y cuando te acercas a 脡l te acercas a la alegr铆a.
Es as铆 de simple. No hay nada que puedas hacer que te traiga tanta felicidad.
Y la cercan铆a viene a trav茅s de la alabanza.

Pero hay que experimentarlo para sentir que es as铆, y para experimentarlo hay que superar las barreras, una a una para llegar al conocimiento de Dios, y este es un proceso, que se va profundizando a trav茅s de toda la vida.

Veamos c贸mo se procesa este aprendizaje activo.

Jean Amery

C脫MO SE PRODUCE EL PROCESO DE CONOCIMIENTO Y ACERCAMIENTO A DIOS

Nuestro conocimiento de las cosas no toma forma instant谩nea; se filtra lentamente como la melaza.

La verdad amanece en nosotros s贸lo gradualmente, e incluso entonces s贸lo con gran esfuerzo y atenci贸n.

El conocimiento en este estado imperfecto deja un rastro falible que llamamos memoria.

Hay dificultades que vienen con tal memoria falible.

Nos olvidamos nombres de las personas, contrase帽as, y donde colocamos nuestras llaves.

Tr谩gicamente, algunos de nosotros vivimos nuestras vidas distra铆dos por detalles tan lastimosamente peque帽os que algunos incluso se olvidan sus beb茅s en la guarder铆a, o los dejan en el interior de sus coches, mientras charlan sobre el clima sin pensar.

Pero a pesar de las dificultades nuestro estado es de bendici贸n.

Obtenemos dignidad a trav茅s de nuestra experiencia y llegamos a la certeza sobre la vida en nuestros propios t茅rminos.

Nuestra posici贸n en la vida es un estado de no saber todo de una vez, sino de descubrir por nosotros mismos qu茅 es real en nuestro propio tiempo.

En todo esto podemos descubrir una gran sorpresa: debido a que se desarrolla con el tiempo, y porque est谩 constantemente enriquecida por el nuevo aprendizaje, la memoria tiene el poder de aumentar la verdad 聽a trav茅s del tiempo.

El significado puede ser aclarado m谩s tarde.

Lo que pens谩bamos que sab铆amos ayer puede resurgir hoy con mayor claridad, mostr谩ndonos que realmente no sabemos toda la verdad despu茅s de todo.

Si somos pacientes, y estamos dispuestos a dejar que las cosas vengan poco a poco, podemos encontrar la paz y la alegr铆a que hemos estado buscando.

Podemos vernos a nosotros mismos a partir de un punto de vista completamente nuevo.

Con franqueza, este es uno de los verdaderos consuelos de envejecer.

A trav茅s de la luz de la fe, Dios puede y trabaja en nuestra memoria para ayudar a descubrir la verdad acerca de 茅l, y la verdad acerca de nosotros mismos.

Esta verdad es siempre liberadora; siempre elimina las cargas que llevamos.

Podemos llegar a ver nuestras vidas de manera diferente, y ver una mano trabajando que no sab铆amos estaba all铆.

San Agust铆n dedica varios cap铆tulos finales en sus Confesiones a las discusiones sobre la filosof铆a y el misterio de la memoria.

Estas son algunas de sus p谩ginas m谩s dif铆ciles, pero tambi茅n m谩s importantes.

脡l se vio a si mismo escribiendo las Confesiones como un hombre llegando a un acuerdo con la historia de su vida, y viendo la verdad trazada en la memoria a trav茅s de la luz de la fe que 茅l gan贸 como adulto.

Considerando que lo que hab铆a visto con anterioridad en su vida fue a trav茅s del lente del auto-enga帽o y la falsedad, ahora ve una serie completamente diferente de hechos.

salida del sol sobre el campo fondo

Mientras que 茅l se enorgullec铆a de ser una superestrella acad茅mica que obtuvo su ascenso mete贸rico en la pol铆tica romana, el mismo se ve en las Confesiones como corrigiendo no s贸lo esta interpretaci贸n err贸nea, sino los mismos acontecimientos

脡l es re-autor de s铆 mismo en esp铆ritu y en verdad.

Lo que 茅l relata como la estructura de su vida pose铆a mayor verdad hoy en d铆a que lo que 茅l pensaba en el pasado.

Su conversi贸n no se produjo de una vez.

San Agust铆n tuvo un profundo despertar personal pero tard贸 m谩s de una d茅cada, tal vez m谩s, para que se filtrara por completo a su vida.

El Beato Cardenal Newman cre铆a que hab铆a un significado espiritual en la brecha de tiempo que transcurre entre la experiencia y la comprensi贸n verdadera.

Dios nos revela su verdad no inmediatamente, sino a largo del tiempo y despu茅s de que los acontecimientos suceden; 茅l revela la verdad en nuestra memoria.

El 脡xodo 33: 20-23 relata:

鈥淵 agreg贸 Yav茅: 芦Pero mi cara no la podr谩s ver, porque no puede verme el hombre y seguir viviendo.

Mira este lugar junto a m铆.

Te vas a quedar de pie sobre la roca y, al pasar mi Gloria, te pondr茅 en el hueco de la roca y te cubrir茅 con mi mano hasta que yo haya pasado.

Despu茅s sacar茅 mi mano y t煤 entonces ver谩s mis espaldas; pero mi cara no se puede ver禄鈥.

Newman vio esto como una expresi贸n de una poderosa ley 聽espiritual.Justo cuando pensamos que hemos 鈥渧isto鈥, nuestro entendimiento nos lleva a comprender lo que realmente ocurri贸.

En Lucas 24: 1-32 o铆mos hablar de la aparici贸n de Cristo en el camino de Ema煤s.

Despu茅s que Jes煤s hab铆a desaparecido de su vista, despu茅s del paso del tiempo, s贸lo entonces los disc铆pulos se preguntan uno a otro si no hab铆a sucedido algo importante.

鈥溌縉o ard铆a nuestro coraz贸n cuando nos interpret贸 las Escrituras?鈥.

El conocimiento lleva tiempo, a menudo no sabemos exactamente lo que sucedi贸 en una situaci贸n hasta que nos volvemos hacia atr谩s y reflexionamos sobre ella.

Hay un tremendo consuelo en esto.

La ra铆z de la ansiedad paralizante, dice San Francisco de Sales, es nuestro deseo desordenado de saber de inmediato c贸mo saldr谩n las cosas, o cuando se eliminar谩 el obst谩culo angustiante.

Parte de vivir la vida cristiana no es desear que esto se vaya, sino m谩s bien adaptarse a esta ley de la experiencia.

No estamos hechos para conseguir todo de una vez. Dios quiere que confiemos en 脡l.

No te preocupes por los 鈥渆xpertos鈥 que saben todo y te hacen sentir como un conductor lento.

Todos tenemos que acostumbrarnos a aceptar que gran parte de nuestros conocimientos y nuestras vidas permanecen abiertos debido a que nuestra historia no es del todo comprendida porque est谩 fluyendo.

Hay una gran dignidad en esto.

Mediante este proceso es que la alegr铆a de estar con Dios va aumentando en nosotros.
Pasamos de sentir una alegr铆a espor谩dica a una m谩s frecuente en la medida que se afianza nuestra confianza en 脡l y tenemos m谩s experiencias de 鈥榲erlo鈥.

Veamos un peque帽o listado de las cosas y las formas en que podemos conocer a Dios.

PEQUE脩O REPERTORIO PARA CONOCER A DIOS

Conocer a Jesucristo que es Dios pero encarnado humanamente.

Conocer a la Iglesia que es el cuerpo de Cristo.

Conocer la Biblia, que es el libro gu铆a de la iglesia porque es la palabra de Dios.

Conocer la naturaleza porque ah铆 est谩 la obra de Dios.

El arte revela a Dios porque muestra la belleza de la creaci贸n.

La conciencia expresa la voz de Dios a trav茅s de la verdad la belleza y la bondad.

La raz贸n nos permite conocer a Dios con argumentos filos贸ficos.

La experiencia personal y nuestra historia nos puede revelar a Dios viendo la gu铆a de la divina providencia.

Y la experiencia del pueblo en la historia muestra el camino que Dios ha trazado.

Los santos revelan la imagen de Dios y son como unos peque帽os espejos de Nuestro Se帽or.

Al hacer la voluntad de Dios diariamente, Dios se nos revelar谩 m谩s.

En oraci贸n y en adoraci贸n 聽nosotros encontramos a Dios .

En los dem谩s, especialmente en los m谩s necesitados, tambi茅n encontramos a Dios.

S煤mate a nuestra Newsletter y recibe las 煤ltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Reflexiones

Ver todo