¿Tú agarras todo lo que te viene?
¿Tomas cada cosa que parece ser una oportunidad?
¿Arrancas cada pieza de fruta “madura”?
Ten cuidado.
Recuerda la fruta en el árbol del jardín. “
Por sus frutos lo conoceréis”, nos dice el Señor.
milagros diarios
¿Y analizas todas las señales que te llegan?
¿Incluso cuando te suceden cosas malas?
Debes aprender a separar lo que es de Dios y lo que no.

Los milagros de Dios en nuestras vidas, su guía, no se producen a través de signos de fuegos y centellas en la naturaleza.

Ni debemos necesariamente esperar locuciones internas o que se nos aparezca la Virgen María.

Sino que lo habitual son insinuaciones sutiles, que discernidas con una actitud humilde, nos permiten corregir el curso cuando nos hemos desviado o dar por contestadas las preguntas que hacemos.
sagrado corazon en un arbol fondo

ANALIZAR EL ÁRBOL DENTRO DEL BOSQUE

Cuando algo viene a tu camino que parece tentador, puedes hacer mejor si estudias el árbol primero.

Porque por el árbol lo conoceréis.

‍Jesús dijo que cuando se trata de discernir los frutos, debemos saber que un árbol malo no puede dar frutos buenos.

‍Ni podemos conseguir una clase de fruta – por ejemplo, los higos – de un tipo diferente de árbol – un espino, o una zarza.

Lo semejante produce lo semejante.
La lección: mira la fuente de lo que te es ofrecido.
Mira la naturaleza del árbol.
Haz un estudio más detenido de la propia fruta.

Si tratamos de alcanzar el árbol equivocado porque parece oportuno – una zarza que parece como una higuera – a veces agarramos espinas en su lugar.

‍Asegúrate de que sea una bendición, a diferencia de una desviación, incluso un engaño.

Incluso lo que parece una buena oportunidad, puede interponerse en el camino y desviarnos de otra y verdadera gran oportunidad.
‍En otras palabras, es posible que te apresures a tomar algo que parece “bueno” que oculta lo que Dios realmente tiene en mente.
El resultado: una excelente oportunidad que nos pasa por detrás.

Las oportunidades están a tu alrededor, pero si no sabes cómo ver, tamizar, sentir, o dimensionarlas, entonces no vas a saber qué hacer con tu vida.

Vas a perderte en el plan que Dios tiene para ti.

arbol de manzana

LA GESTIÓN DE LAS OPORTUNIDADES

El primer paso en la gestión de oportunidades es deshacerse de las cosas que pueden parecer importantes, pero no lo son, eliminando el barullo, lo que no es esencial.

El hecho de que tú puedas hacer algo exitosamente no significa que debas hacerlo; sólo porque puedas solventar algo, no significa que debes comprarlo.

‍Cuando algo se te ofrece es posible que necesites preguntar:

¿quién lo está ofreciendo?;

¿qué es lo que quiere?;

¿cuáles han sido los resultados de las otras cosas que ha ofrecido, y que ha sucedido a otros que han participado de sus dones?;

‍¿cuáles son las posibles consecuencias?

Algunos árboles poseen tanto la luz como oscuridad.

Dan fruto, pero están parcialmente muertos.

‍Si un árbol produce tanto el bien como el mal, dará luz y brotarán las tinieblas, de una manera que no es predecible.

‍Tus talentos crecen cuando se utilizan para Dios.

‍Cuando tus regalos se agrandan, es que estás cumpliendo tu propósito.

Si tu trabajo te permite amar plenamente, es parte de Su Plan.

‍Busca consejos en los reveses y victorias de tu vida.

Medita en ellos.

En la vida llegan muchas “oportunidades” y tenemos que elegir las más adecuadas.
Cuando lo hacemos, nos destacamos.
‍Cuando nos damos cuenta de la bendición, encontramos que el cumplimiento se ajusta a nuestras habilidades, a nuestros gustos, incluso a nuestras pasiones.
Cuando se trata de una “gran” oportunidad, va a nuestro propósito.
De alguna manera nos lleva al cumplimiento de nuestros llamamientos en la vida.

Debemos aprender a caminar audazmente.

No tener miedo.

‍Sólo debemos asegurarnos que hemos realizado una oración sólida de antemano para discernir.

Ven Espíritu Santo.

Ven Espíritu Santo.

Ven Espíritu Santo, en el Nombre de Jesús.

Muy raramente esto falla.

Di esto hasta que haya “traspasado las nubes.”

‍Finalmente nuestras plegarias penetran.

Llamad y hallaréis.

Golpead y encontraréis.

La puerta es abierta.

Es como una nube real, torrentes de luz resplandecen cuando se perfora, a pesar de los intentos del diablo para sofocarlo.

‍Tira a la basura lo que realmente no necesitas.

No lo guardes.

Puede dejarte ciego.

Te puede enterrar.

‍No tengas miedo de perder “oportunidades”.

Sólo recuerda que el diablo también ofrece fruta.

‍Pon a prueba todo y quédate sólo con lo que es bueno.

Si añades algo a tu vida, asegúrate de que hay espacio para Él, que se ajusta a tu vocación, a tu misión, a tu propósito, a tu paz, a tu energía, a tu proyecto de su vida, en vez de oscurecerlo.
rayo

LAS SEÑALES DOLOROSAS QUE DIOS NOS ENVÍA PARA EVITAR ACCIDENTES MAYORES

Para hacer todo el discernimiento de que hablamos hay que comprender las señales.‍

Los milagros de Dios en nuestras vidas, su guía, no se producen a través de signos de fuegos y centellas.

‍Dios suele ser sutil en sus mensajes y milagros.

Al igual que el buen Dios puede hacer que una vela gotee de tal manera que se asemeje a un ángel, o el sol tenga un reflejo un poco inusual, o la corteza de un árbol forme lo que parece una silueta vaga de Jesús (o una piedra un corazón), lo mismo ocurre con su manipulación de los acontecimientos cotidianos.

De tal manera que el tiempo va justo para nosotros y produciendo acontecimientos que nos permiten saber que Él está ahí, sin que haya una especie de espectáculo de fuego desde el cielo.

Busca las señales en lo ordinario.
Ve a Dios siempre y en todas partes.
Busca las señales que fluyen con tu rutina diaria y acepta el curso de los acontecimientos, como dirigidos.
Recuerda que cuando es el tiempo de Dios, nunca hay frenesí.

Entrégate a Él desde la parte superior de la cabeza hasta la planta de los pies.

‍No luches por controlarte.

‍Siempre deja espacio para que Dios obre.

Vas a encontrar la paz cuando dejes de tratar de ir más allá de lo que Dios ha establecido como sus límites.

Cristo elige a los humildes.

reyes magos y estrella de belen

UNA EXPERIENCIA

Es la simplicidad que conduce a la comunicación directa.
‍Peticiones simples funcionan de maravillas, nos conectan de manera directamente con Dios, que responde a nuestras oraciones.

Hay un hermoso cuento de una pareja que manejaba una emisora de radio católica, Barbaranne Marion, en Pensilvania.

Una Navidad ella y su marido no podían comprar regalos para sus hijos – que estaban esperando ansiosamente a Santa Claus.

‍Postrándose, ella oró a la Virgen para que la oyera.

‍“No quería nada para mí”, dijo.

‍“Sólo para los niños.”

‍¿Cómo iban a quedar sin regalos?

‍¿Cómo podía hacer frente a tal decepción?

‍No lo hizo.

‍Al día siguiente su marido John fue a recoger el correo y encontró un sobre que había sido metido allí a mano, sin gastos de envío.

‍Fue de una oyente rica que dijo que “sintió que la Virgen le dijo” que le diera a Marion U$S 1,500 (el cheque estaba incluido) para utilizar exclusivamente “para la alegría de la Navidad”.

Así es como Dios obra directamente, si nosotros creemos Él puede trabajar de esa manera.
arbol en burbuja una mujer

POR EL CONTRARIO…

Nuestros mejores esfuerzos pueden ser frustrados cuando estamos operando con egoísmo.
‍Cuando las cosas no “van bien”, cuando estamos “desmoralizados”, cuando “simplemente no es nuestro día”, Dios nos puede estar lanzándonos una indirecta.

Imagina que estás en camino a una tienda y todo el camino te encuentras con problemas: el tráfico frustrante, una vez que estás allí, el empleado es grosero, él no tiene la marca correcta del producto que buscas, una vez compras algo y regresas, resulta que el producto se sale de la botella.

¿Podría Dios estar diciendo algo acerca del licor que compraste?

7 trompetas del apocalipsis

ACCIDENTES MENORES EN LUGAR DE MALES MAYORES

Imagínate que yendo por el producto tuvieras una distracción y tal vez incluso un pequeño accidente.
Esto también estaría de acuerdo con la manera de actuar de Dios.
Y esto también es una señal.
Dios envía generalmente pequeños accidentes, en un esfuerzo para prevenir accidentes graves.

Trata de conseguir que nos desplacemos de curso, si nos estamos apartando de una manera que podría ser perjudicial.

‍Es así como un codazo también es un milagro.

¿Te sientes frustrado en tu búsqueda de un puesto de trabajo?

‍¿No será porque está buscando el tipo equivocado de trabajo?

¿Estás dándote tu cabeza contra una pared?

‍¿No será porque es egoísta, materialista, o demasiado ambicioso?

¿Estás tratando de imitar los dones de otros, en vez de utilizar lo que Dios y sus ángeles te han dado?

Si es así, te esperan los contra-milagros.

Pero cuidado, no toda mala señal es un disgusto de Dios.
Eso no quiere decir que toda desgracia sea una señal que Dios está disgustado.
Podemos estar en el camino de Dios – haciendo su voluntad – y enfrentarnos a retos similares.
Tales son las “pruebas” de la vida.
Como ya sabes, hay resistencia del enemigo.
Sin embargo, durante los períodos de mala suerte, debemos orar para discernir un patrón.

Si lo que estamos tratando de hacer es Su Voluntad, al final lo que estamos persiguiendo tendrá éxito y lo tendrá en proporción a la fe.

En esos casos, el Señor dirige nuestro camino.

En la tormenta, estamos protegidos.

‍Por otro lado, cuando estamos fuera de sintonía con Dios, puede ser no sólo frustrante, sino peligroso.

‍El Señor tiene nuestra eternidad en la mente y permitirá a los acontecimientos que nos reorienten en la dirección de una gloria que es inimaginable.

arbol genelogico de dos colores

CUANDO FORZAMOS LAS COSAS...

Ve con la sana corriente.
Deja que la vida se abra para ti.
No fuerces las cosas.
Siempre debemos esperar en el Señor, y debemos siempre seguir sus tiempos.

¿Frustrado?

¿Esperando algo que simplemente no está ocurriendo?

¿No puedes entender por qué las oraciones no son contestadas?

‍Sólo hay una solución:

Deja ir lo que sea que estás anhelando y envíalo a las manos de Dios.Confía más allá de rendirte.

Pon tu mente en otros asuntos.

La ansiedad inhibe la gracia y puede ser causada por el espíritu del temor.

Una vez recibidas, tales gracias son aumentadas cada vez que somos diligentes, superamos un mal hábito, confesamos un pecado (haciendo un verdadero esfuerzo para no repetirlo), o nos alejamos de lo que nos tienta.

‍Dios nos bendice para animarnos a mejores bendiciones y se retira para indicarnos que estamos en el error.

Las gracias son mejoradas cada vez que ponemos la otra mejilla.

He visto varios casos en los que lo que parecía un desastre causado por el mal del otro, pero simplemente fue ignorado y seguido de gracias que superaron con creces lo que el mal se llevó.

‍Cada tentación es un regalo, porque es la oportunidad de ser más como Jesús.

Se sincero contigo mismo y no te unas a las cosas materiales, sino a Dios.

Y no te olvides de que tu vida es tan transitoria como las de una flor.

No tengas miedo sino mira en la raíz de las emociones negativas.

‍El miedo es a menudo la razón por la que no nos gustan otros, limita lo que hacemos, y nos aísla a nosotros mismos.

Mientras tanto, el orgullo bloquea la gracia y cubre más nuestro verdadero ser.

Cuanto más superemos las reacciones emocionales negativas, más empezamos a sentir paz, felicidad y libertad.

gota de agua cayendo fondo

LA CORRIENTE DE VIDA

Existe lo que se llama una corriente de vida que fluye de Dios y en la Biblia se le llama “agua viva” .

Es agua cristalina y parece similar al agua común, pero en realidad es la gracia brillante.

Se la impide solamente cuando tiramos piedras en ella.

Estas rocas son nuestras tendencias al egoísmo, que causan que el “agua” se  desvíe a nuestro alrededor.

Con mucho, la roca más grande es el orgullo.

Y cuando el agua es forzada en torno a una roca, ésta tiende a ser áspera.

Si hay demasiadas rocas, ellas cortan la corriente, como una presa.

‍¿Estás bloqueado?

¿Existe un “callejón sin salida”?

¿Tus oraciones “rebotan”?

¿Has bloqueado su otra forma de manifestarse: la luz?

Nuestro objetivo en la vida, nuestro camino a lo milagroso, y al Cielo, está en remover cualquier piedra que pueda estar en la corriente de la vida que se ha designado para nosotros.

De esta manera podemos acelerar el flujo, dejando que la corriente venga en su totalidad.

‍Eso ocurre a través de la pureza de nuestras intenciones.

Reza en el camino correcto.

Se poseído por Cristo.

A partir de ahí, tenemos que dejarnos fluir.

‍Eso significa liberar muchas de nuestras tensiones, horarios, problemas, ansiedades, y rutinas a Dios, sabiendo que Él está ahí cuando lo necesitas.

‍Él vigila los acontecimientos en nuestras vidas mucho más de cerca que lo que nosotros mismos podemos monitorear.

Y mientras Él puede tomar su tiempo, si estás en la corriente de la vida – en Su Luz – Él nunca tarda.

Súmate a nuestra Newsletter y recibe las últimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Reflexiones

Ver todo