La vida es creada desde el seno materno.

Hay quienes dicen que tomando pasajes de la biblia se puede justificar casi cualquier cosa.

Pero realmente es difícil justificar que no existe vida humana en el vientre de la madre antes del nacimiento basándose en pasajes bíblicos.

Porque son abrumadoras las menciones al respecto de que sí existe.

bebe en el utero

La Biblia no apoya la idea de que algunas vidas humanas valen menos que las dem√°s..Todas est√°n hechas a imagen de Dios, y todas son igualmente preciosas.

Mira el video de abajo que detalla el proceso de gestación humano en el vientre materno durante los 9 meses.

campa√Īa anti aborto en brasil fondo

EL AMOR AL PR√ďJIMO ES EL CORAZ√ďN DEL MENSAJE CRISTIANO

Devaluar o discriminar en contra de cualquier grupo de seres humanos, por lo tanto, es incompatible con la justicia de Dios..√Čl no hace acepci√≥n.

El coraz√≥n de la ense√Īanza √©tica cristiana es que debemos amar como el mismo Cristo am√≥ (Juan 13:34), que el fuerte debe hacer sacrificios por los d√©biles y si es necesario dar la vida por los d√©biles (Filipenses 2:5-8, Romanos 5:6-8).

Así que sugerir que el débil puede ser sacrificado en aras de la fuerte no es simplemente moral bíblica.

Pero ¬Ņqu√© pasa con la vida humana antes del nacimiento? ¬ŅEstos principios se aplican tambi√©n en este caso?

ecografia de un feto

ES SORPRENDENTE CU√ĀNTAS REFERENCIAS EXISTEN EN LAS ESCRITURAS A LA VIDA HUMANA EN EL VIENTRE

Tal vez la m√°s famosa de ellas es el Salmo 139. El salmista, mirando hacia atr√°s hasta el comienzo de su vida declara:

"Pues eres t√ļ quien form√≥ mis ri√Īones, quien me teji√≥ en el seno de mi madre.

Te doy gracias por tantas maravillas, admirables son tus obras y mi alma bien lo sabe.

Mis huesos no te estaban ocultos cuando yo era formado en el secreto, o bordado en lo profundo de la tierra.

Tus ojos veían todos mis días, todos ya estaban escritos en tu libro y contados antes que existiera uno de ellos". (Salmos 139:13-16)

John Stott ha argumentado que este pasaje afirma tres cosas importantes acerca de la vida humana antes del nacimiento.

En primer lugar, afirma que el bebé no nacido es la creación de Dios. Es Dios quien le tejió.

La palabra hebrea usada por el salmista para 'tejer' es raqam, una palabra relativamente rara en el Antiguo Testamento, que se utiliza casi exclusivamente en los textos que describen las cortinas y velos del tabern√°culo del desierto de Israel y las vestiduras del sumo sacerdote.Decir que un ni√Īo no nacido es ‚Äėroqam‚Äô, por tanto, dice algo acerca de la habilidad y astucia del tejedor y de la belleza de su tela.El tabern√°culo era el lugar donde la presencia de Dios moraba.El sumo sacerdote actuaba como mediador entre Dios y el hombre, y era el √ļnico capaz de entrar en el Lugar Santo.El tambi√©n se√Īal√≥ a Cristo, el verdadero mediador y Sumo Sacerdote que vino a ocuparse de nuestros pecados de una vez y para siempre (Hebreos 7:26-28).Con sus alusiones a la obra ‚Äėroqam‚Äô del tabern√°culo, el Salmo implica no s√≥lo que Dios ha hecho al beb√© en el √ļtero, sino tambi√©n de que el ni√Īo est√° siendo tejido en una morada por Dios mismo.

Segundo, Dios est√° en comuni√≥n con el beb√© antes de nacer. . En esta etapa el beb√© en el √ļtero no sabe nada y de hecho ni siquiera es consciente de su propia existencia. . Pero esto no es importante. El punto clave es que Dios lo conoce..Es el amor de Dios por el salmista durante su tiempo en el √ļtero, lo que le da sentido.

Vemos ecos de la primera epístola de Juan aquí,

"En esto está el amor; no es que nosotros hayamos amado a Dios, sino que él nos amó primero y envió a su Hijo como víctima por nuestros pecados." (1 Juan 4:10).

La relación de Dios con el bebé es una relación de la gracia a la que el propio bebé no contribuye en nada.No se trata de que sus propios atributos le dan valor. Es el hecho de que Dios le conoce y lo ama.

Tercero, el salmista afirma la continuidad entre la vida antes y despu√©s del nacimiento. . El beb√© en el √ļtero es el salmista, la misma persona, no una persona diferente y no una no-persona.

Estos tres temas de la creación, la comunión y la continuidad se ven en muchas otras Escrituras del Antiguo y del Nuevo Testamento.

feto-cordon

OTRAS REFERENCIAS

Dios llama a los profetas Isa√≠as y Jerem√≠as antes de nacer (Isa√≠as 49:1, Jerem√≠as 1:5) y antes de que sean capaces incluso de o√≠r o entender su llamado. . √Čl forma a Job "en el vientre" (Job 10:8-9, 18-19).

La referencia de Isa√≠as es particularmente notable porque se trata de uno de los llamados 'poemas del siervo' y por lo tanto habla prof√©ticamente de Cristo mismo.Jes√ļs tambi√©n fue llamado desde el seno materno.Muchas otras referencias a la vida antes del nacimiento en la Biblia refuerzan estos principios (por ejemplo, G√©nesis 25:22-23, Salmo 22:9,10, 51:5, 71:6, 119:73, Eclesiast√©s 11:5, Isa√≠as 44: 2,24, 49:5, Oseas 12:3, Mateo 1:18, Lucas 1:15, 41-44).En G√©nesis 25, Esa√ļ y Jacob luchan en el seno materno, muestrando el comienzo de la estrategia competitiva y combativa que luego caracteriza su vida familiar.En el Salmo 51 David habla de ser "pecador desde el seno de mi madre" y dice "mas t√ļ quieres rectitud de coraz√≥n, y me ense√Īas en secreto lo que es sabio".Adem√°s hay m√°s de 60 referencias que mencionan el evento de la concepci√≥n que subrayan expl√≠citamente su importancia.Una de ellas es Mateo 1:20, en la que un √°ngel le dice a Jos√©, refiri√©ndose a Mar√≠a la madre de Jes√ļs, que "lo que se ha engendrado en ella es del Esp√≠ritu Santo".

manifestacion anti aborto fondo

UN SER HUMANO EN EL √öTERO

Especialmente llamativos son los versos que describen la concepci√≥n Jes√ļs y desarrollo intrauterino en Lucas 1. . Aqu√≠ vemos a Isabel, la madre de Juan el Bautista, profetizando sobre Cristo en su primer mes de gestaci√≥n, y el beb√© Juan 'salta' en su seno materno.

El tiempo es dado con cierto detalle. Fue en el sexto mes del embarazo de Isabel que el √°ngel visit√≥ a Mar√≠a (Lucas 1:26).A continuaci√≥n, fue a visitar a Isabel, que le dio la profec√≠a acompa√Īada de su beb√© saltando (Lucas 1:41).El movimiento de un beb√© no se puede sentir hasta cerca de las 18 semanas, pero el sexto mes significa 22 semanas de gestaci√≥n.Las Escrituras registran que "Mar√≠a se qued√≥ con Isabel unos tres meses y luego regres√≥ a su casa" (Lucas 1:51), y que Isabel dio a luz despu√©s de eso (Lucas 1:57).Dado que el embarazo dura nueve meses, podemos deducir que Mar√≠a debe haber dejado de ver a Isabel casi inmediatamente despu√©s de la visita del √°ngel y que Jes√ļs debe haber estado por lo tanto, en las primeras semanas, si no d√≠as, del embarazo en el momento de la profec√≠a.¬ŅPor qu√© es esto importante? Es importante porque la humanidad de Jes√ļs nos dice algo acerca de nuestra propia humanidad. Sabemos que con el fin de actuar como nuestro sustituto en la cruz, Jes√ļs tuvo que ser "semejante a sus hermanos en todos los sentidos" (Hebreos 2:17).Ten√≠a que ser como nosotros en su humanidad para que pudiera tomar nuestro lugar.Por lo tanto, se deduce que si Jes√ļs estaba vivo en el √ļtero durante el primer mes de embarazo tambi√©n lo estabamos nosotros.

Negar la humanidad del embrión humano, por lo tanto, es socavar no sólo la doctrina de la creación, sino también la doctrina de la expiación, Cristo asumió el castigo por el pecado nuestro.

Aunque no se indica expl√≠citamente, la Biblia se√Īala con mucha fuerza la conclusi√≥n de que la vida humana comienza en la concepci√≥n, un proceso que sabemos por la ciencia que comienza con la fecundaci√≥n, cuando una nueva vida humana individual llega a existir.

El fuerte testimonio bíblico sobre la vida antes de nacer apunta a la conclusión de que la vida humana, desde el momento de la concepción es, al igual que otras formas de vida humana, hecha a imagen de Dios y digna del mayor respeto, admiración, protección y empatía.

Mostrar este grado de amor respecto a los seres humanos antes de nacer en algunas circunstancias puede ser muy costoso para nosotros personalmente. Esto nos lleva de nuevo a los pies de la cruz, y a la voluntad de caminar en los pasos del maestro que se entregó totalmente por nosotros y que nos llama a amarnos unos a otros como él nos ha amado (Juan 13:34,35).

ecografia de feto 4d

MENSAJES SOBRE EL ABORTO EN LA BIBLIA, EN SANTOS Y PAPAS

La defensa de la vida y el combate al aborto es una constante en el Pueblo de Dios, que lo considera uno de los m√°s grandes pecados.Aqu√≠ traemos una recopilaci√≥n de textos del Antiguo y Nuevo Testamento, de Santos, Papas e instituciones eclesiales, y de videntes y m√≠sticos que han recibido mensajes del cielo en los √ļltimos tiempos. Por supuesto que hay muchos m√°s, esto es s√≥lo un breve pantallazo.

cirujano con mano de bebe antes de nacer aborto

EN EL ANTIGUO TESTAMENTO

‚ÄúEl que derramare la sangre del hombre, por mano del hombre ser√° derramada la suya‚ÄĚ., Cf. G√©nesis 9, 6.‚ÄúSi dos hombres se pelean y llegan a lastimar a una mujer embarazada haci√©ndola abortar, pero sin poner enpeligro su vida, el culpable deber√° pagar de multa lo que el marido de la mujer exija, seg√ļn la decisi√≥n de los jueces. Pero si la vida de la mujer es puesta en peigro, se exigir√° vida por vida, ojo por ojo, diente por diente; mano por mano, pie por pie, quemadura por quemadura, herida por herida, golpe por golpe‚ÄĚ., Cf. √Čxodo 21, 22 ‚Äď 25.‚ÄúNo uses la violencia contra tu pr√≥jimo ni le arrebates lo que es suyo ( ¬°SU VIDA! )‚ÄĚ., Cf. Lev√≠tico 19, 13.‚ÄúLa mujer es culpable, ella sufrir√° su castigo‚ÄĚ., Cf. N√ļmeros 5, 31b.‚ÄúT√ļ me formaste con tus propias manos, ¬°y ahora me quieres destruir!‚ÄĚ., Cf. Job 10, 8.‚ÄúY as√≠ es: t√ļ me hiciste nacer del vientre de mi madre; en su pecho me hiciste descansar. Desde antes que yo naciera, fui puesto bajo tu cuidado; desde el vientre de mi madre, mi Dios eres t√ļ. No te alejes de m√≠, pues estoy al borde de la angustia y no tengo quien me ayude. Mis enemigos me han rodeado como toros‚ÄĚ., Cf. Salmo 22, 9 ‚Äď 12a.‚ÄúNadie me ha cortado jam√°s el cabello, porque desde antes de nacer estoy consagrado a Dios‚ÄĚ., Cf. Jueces 16, 17b.‚ÄúT√ļ fuiste quien form√≥ todo mi cuerpo; t√ļ me formaste en el vientre de mi madre. Te alabo porque estoy maravillado, porque es maravilloso lo que has hecho, ¬°De ello estoy bien convencido!‚ÄĚ., Cf. Salmo 139, 13-14.‚ÄúEl Se√Īor me abandon√≥, mi Dios se olvid√≥ de mi, Pero ¬Ņacaso una madre olvida o deja de amar a su propio hijo? Pues aunque ella lo olvide, yo no te olvidar√©. Yo te llevo grabada en mis manos‚ÄĚ., Cf. Isa√≠as 49, 15-16a.‚ÄúEl Se√Īor se dirigi√≥ a m√≠, y me dijo: ‚ÄėAntes de darte la vida, ya te hab√≠a yo escogido; antes de que nacieras, ya te hab√≠a yo apartado; te hab√≠a destinado‚ÄĚ., Cf. Profeta Jerem√≠as 1, 4 ‚Äď 5.‚ÄúT√ļ tienes compasi√≥n de todos, porque todos, Se√Īor, te pertenecen, y t√ļ amas todo lo que tiene vida‚ÄĚ., Cf. Sabidur√≠a 11, 26.

el-aborto-la-eutanasia-y

EN EL NUEVO TESTAMENTO

‚ÄúPorque tu hijo va a ser grande delante del Se√Īor. No tomar√° vino ni licor, y estar√° lleno del Esp√≠ritu Santo desde antes de nacer‚ÄĚ., Cf. San Lucas 1, 15.‚ÄúDios no es Dios de Muertos, sino de vivos‚ÄĚ., Cf. San Mateo 22, 32b.‚ÄúSi tu mano te hace caer en pecado, c√≥rtatela; es mejor que entres manco en la vida, y no que con las dos manos vayas a parar al infierno, donde el fuego no se puede apagar‚ÄĚ., Cf. San Marcos 9, 43- 44.‚ÄúCuando Isabel oy√≥ el saludo de Mar√≠a, la criatura se le movi√≥ en el vientre, y ella qued√≥ llena del Esp√≠ritu Santo. ‚ÄėEntonces, con voz muy fuerte, dijo: -Dios te ha bendecido m√°s que a todas las mujeres, y ha bendecido a tu hijo!‚ÄĚ., Cf. San Lucas 1, 41-42.‚ÄúUstedes han o√≠do que a sus antepasados se les dijo: ‚ÄėNO MATES‚Äô, pues el que mate ser√° condenado. Pero yo les digo: que cualquiera que se enoje con su hermano, ser√° condenado. Al que insulte a su hermano, ser√° condenado. Al que insulte a su hermano, lo juzgar√° la Junta suprema, y el que injurie gravemente a su hermano, se har√° merecedor del fuego del Infierno. As√≠ que, si al llevar tu ofrenda al altar te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti, deja tu ofrenda all√≠ mismo delante del altar y ve primero a ponerte en paz con tu hermano‚ÄĚ., Cf. San Mateo 5, 23.‚ÄúDios me escogi√≥ antes que yo naciera, y por su mucho amor me llam√≥‚ÄĚ., Cf. G√°latas 1, 15.‚ÄúCu√≠dense de esa gente despreciable, de esos que hacen lo malo, de esos que mutilan el cuerpo‚ÄĚ., Cf. Filipenses 3, 2.‚Äú¬°Ay de aquellos, porque han seguido el ejemplo de Ca√≠n. Por ganar dinero se han desviado, como Balaam, y como Cor√©, mueren por su rebeld√≠a‚ÄĚ., Cf. Carta de San Judas Tadeo 1, 11.‚ÄúPero en cuanto a los cobardes, los incr√©dulos, los odiosos, los asesinos, los que cometen inmoralidades sexuales, los que practican la brujer√≠a, los que adoran √≠dolos, y todos los mentirosos, a ellos les tocar√° ir al lago de azufre ardiente, que es la segunda muerte‚ÄĚ., Cf. Apocalipsis 21, 8.

marcha contra el aborto

EN FIGURAS DEL CRISTIANISMO

‚ÄúNo matar√°s el embri√≥n mediante el Aborto, no dar√°s muerte al reci√©n nacido‚ÄĚ., Cf. (Didaj√©, 2, 2; Bernab√©, ep. 19, 5; Ep√≠stola a Diogneto 5, 5; Tertuliano, apol. 9).SAN IRENEO ‚ÄúLa gloria de Dios es el Hombre vivo‚ÄĚ., Cf. (Adv. Haer. IV, 20, 7: Sch. 100/2, 648 ‚Äď 849), A√Īo 202.SAN CLEMENTE DE ALEJANDR√ćA ‚ÄúEl Aborto transforma el seno materno, cuna de la vida, como quiere el creador, en f√©retro de muerte‚ÄĚ., Cf. (Strom. 2,18), A√Īo 213.SAN AGUST√ćN DE HIPONA ‚ÄúNos has creado, Se√Īor, para ti, y nuestro coraz√≥n vive inquieto hasta que descanse en ti‚ÄĚ., Cf. (Conf. l, 1: CCL 27, 1), A√Īo 430.SAN BASILIO ‚ÄúEl Aborto es un Homicidio‚ÄĚ., Cf. (Ep. 188, 2)., A√Īo 379.PRIMER CONCILIO DE MAGUNCIA Reafirma las penas contra el Aborto (Cf. Canon 21, Mansi 14, P.909) en Alemania en el a√Īo de 847, decretadas por el Concilio de Elvira (Cf. Canon 63, Mansi 2, p. 16) y el de Ancira (Cf. Canon XXI, Ib., 519). El Concilio determina que sea impuesta la penitencia m√°s rigurosa ‚Äúa las mujeres que provoquen la eliminaci√≥n del fruto concebido en su seno‚ÄĚ.PAPA ESTEBAN V ‚ÄúEs homicida quien hace perecer, por medio del Aborto, lo que hab√≠a sido concebido‚ÄĚ., Cf. Graciano, Concordatia Discordantium, Canonum, C. 20, C.2, q.2., A√Īo 891.SANTO TOM√ĀS DE AQUINO ‚ÄúEl Aborto es un pecado grave, contrario a la ley natural‚ÄĚ., Cf. Comentario sobre las Sentencias, Libro IV, Dist. 31, Exposici√≥n del Texto, A√Īo 1274.PAPA SIXTO V Es bastante contundente frente al Aborto en su Constituci√≥n Effrenata en 1588 (Cf. Bullarium Romanum, V, 1 pp. 25-27; Fontes Luris Canonici, l, n.165, pp.308 ‚Äď 311), A√Īo 1588.PAPA INOCENCIO XI Tambi√©n es muy claro frente al Aborto y lo estigmatiza (Cf. Dz-Sch. 1184), A√Īo 1698.CODEX LURIS CANONICI (ANTIGUO) (Promulgado por Benedicto XV en 1917) La Iglesia considera este crimen tan grave y de tal peligro para la sociedad, que excomulga a todos cuantos en √©l participan de cualquier modo que sea., Cf. Canon 2350, 1.PAPA P√ćO XI ‚ÄúTodav√≠a hay que recordar, venerables hermanos, otro crimen grav√≠simo con el que se atenta a la vida de la prole cuando aun est√° encerrada en el seno materno.Unos lo consideran como cosa l√≠cita y dejada al libre arbitrio del padre o de la madre; otros, lo admiten como l√≠cito a su vez, siempre que medien causas grav√≠simas que distinguen con el nombre de indicaci√≥n m√©dica, social, eug√©nica‚ĶPero ¬Ņqu√© causa podr√° excusar de alguna manera la muerte de un inocente, expresamente preparada? Porque de √©sta tratamos aqu√≠‚ĶEs igualmente sagrada la vida del hijo que la de la madre, nunca tendr√° poder, ni siquiera la autoridad p√ļblica, para destruirla‚ÄĚ., Cf. Enc√≠clica Casti Connubii, 31 de Diciembre de 1930.PAPA P√ćO XII ‚ÄúMientras un hombre no sea culpable, su vida es intocable, y es por tanto il√≠cito cualquier acto que tienda directamente a destruirla, bien sea que tal destrucci√≥n se busque como fin, bien sea que se busque como medio para un fin, ya se trate de vida embrionaria, ya de vida camino de su total desarrollo o que haya llegado ya a su t√©rmino‚ÄĚ., (Cf Discursi e Radiomessaggi, VI, 183 ss.), A√Īo 1939 ‚Äď 1958.PAPA PABLO VI ‚ÄúLa compasi√≥n verdadera ante las dificultades y angustias de la vida humana no consiste en suprimir a quien es fruto del error o del dolor humano, sino en aliviar, consolar y ayudar a quien sufre o est√° en la miseria, o siente la verg√ľenza de la debilidad o de la pasi√≥n humana; matarlo ¬°jam√°s!Sobre esto debemos reflexionar nosotros a la vista del recurso triste e innoble al aborto legalizado.Recordar a los j√≥venes y a todos, los peligros y desastres de la pasi√≥n que suplanta al amor; la dignidad inviolable de la vida humana aun cuando todav√≠a est√© en sus comienzos m√°s secretos y humildes; impulsar lo m√°s posible la ayuda digna a la maternidad necesitada.Todo lo que se haga en estos aspectos del amor, piedad, salvaci√≥n de la vida de uno de los m√°s peque√Īos incluso y de los m√°s desgraciados quiz√° de nuestros hermanos o de nuestras hermanas en ‚Äúhumanidad‚ÄĚ, record√©moslo: ¬°Cristo lo considerar√° como hecho a S√≠ mismo! Con nuestra bendici√≥n apost√≥lica‚ÄĚ., Cf. Audiencia General el Mi√©rcoles 7 de Junio de 1978.SAGRADA CONGREGACI√ďN PARA LA DOCTRINA DE LA FE ‚ÄúNunca se puede invocar la libertad de opini√≥n para lesionar los derechos de los otros, especialmente su derecho a la vida‚ÄĚ., Cf. Declaraci√≥n sobre el Aborto provocado, N¬ļ. 2.XVIII ‚Äď C√ďDIGO DE DERECHO CAN√ďNICO ‚ÄúQuien procura el Aborto, si √©ste se produce, incurre en excomuni√≥n latae sententiae‚ÄĚ., Cf. Canon 1398, T√≠tulo VI, Libro VI. De las SAnciones en la Iglesia, P.II. t. VI. Delitos contra la vida y la libertad, P√°g., 835 (1983).CATECISMO CAT√ďLICO ‚ÄúLa vida humana debe ser respetada y protegida de manera absoluta desde el momento de la concepci√≥n. Desde el primer momento de su existencia, el ser humano debe ver reconocidos sus derechos de persona, entre los cuales est√° el derecho inviolable de todo ser inocente a la vida‚ÄĚ., (Cf. CDF, instr. ‚ÄúDonum vitae‚ÄĚ 1, 1); Art. 2270, P√°g., 499.PAPA JUAN PABLO II ‚ÄúA vosotras os pido de una manera urgente que hag√°is todo lo posible para que la vida, cualquier vida, sea respetada desde la concepci√≥n hasta su t√©rmino natural‚ÄĚ., Cf. El 15 de Agosto de 2004, en el Santuario de Massabielle, Francia.PAPA BENEDICTO XVI ‚ÄúLlamo, a los l√≠deres pol√≠ticos a no permitir que los ni√Īos sean considerados como una especie de enfermedad, ni abolir en la pr√°ctica de vuestros sistemas legales que el Aborto est√° Mal‚ÄĚ., Cf. En Austria, Viena, el 7 de Septiembre de 2007.DOCUMENTO DE APARECIDA, EPISCOPADO LATINOAMERICANO Y DEL CARIBE ‚ÄúEsperamos que los legisladores, gobernantes y profesionales de la salud, conscientes de la dignidad de la vida humana y del arraigo de la familia en nuestros pueblos, la defiendan y protejan de los cr√≠menes abominables del aborto y de la eutanasia‚ÄĚ., Cf. Art. 436, P√°g.,222 (Mayo, 2007).https://youtu.be/zKNslCU5R-4

Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis:

S√ļmate a nuestra Newsletter y recibe las √ļltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Ver todo
Estamos migrando el sitio a una nueva plataforma! :)