Un joven argentino y otro brasile帽o.
Felipe es un joven brasile帽o que casi muere y qued贸 confinado en una silla de ruedas por defender el dinero ahorrado por su grupo para concurrir a la Jornada Mundial de la Juventud.
facundo de jujuy

Y Facundo es un joven argentino de Jujuy que nunca hab铆a salido de su provincia, y camin贸 3.000 kil贸metros hasta R铆o porque no ten铆a suficiente dinero para pagarse el pasaje.

CONMOVEDORA HISTORIA DE UN JOVEN EN SILLA DE RUEDAS

El joven brasile帽o Felipe Passos conmovi贸 a los cerca de tres millones de participantes de la Jornada Mundial de la Juventud, incluyendo al mismo Papa Francisco, cuando relat贸 durante la Vigilia en la playa de Copacabana, la historia que lo llev贸 a una silla de ruedas y a descubrir el valor de la Cruz en la vida del cristiano.Felipe, de 23 a帽os, explic贸 que su historia comenz贸 al final de la pasada Jornada Mundial de la Juventud en Madrid, donde se hab铆a comprometido espiritualmente a guardar la castidad hasta el matrimonio y a trabajar intensamente para que su grupo de oraci贸n de su natal ciudad de Ponta Grossa, en el estado de Paran谩, pudiera participar en la Jornada Mundial de la Juventud, que el Papa Benedicto anunci贸 para Rio de Janeiro.De modestos recursos, Felipe y sus amigos comenzaron a juntar fondos mediante m煤ltiples y sacrificados trabajos, al tiempo que se preparaban espiritualmente, orando, participando en adoraciones eucar铆sticas, ayunando y realizando obras de solidaridad.

鈥淧ero el mes de enero de este a帽o, dos d铆as antes de cumplir los 23 a帽os, dos j贸venes entraron en mi casa, armados, con la intenci贸n de robar el dinero que hab铆amos juntado con tanto sacrificio鈥.

鈥淧ens茅 en los meses de esfuerzo, de sacrificio de mi familia, de mis amigos y compa帽eros鈥 en lo que nos ser铆a arrebatado y decid铆 que no lo dar铆a鈥.

Felipe salv贸 los ahorros del grupo, pero recibi贸 un disparo que casi termina con su vida.

鈥淓stuve cl铆nicamente muerto, tuve varios paros cardiacos, y el m茅dico dijo a mis padres en el hospital 鈥榚ste joven no tiene esperanzas鈥欌 pero aqu铆 estoy, y mi comunidad est谩 aqu铆 por la misericordia de Dios".

El joven paranaense, ante la multitud enmudecida y un Papa Francisco que lo miraba atentamente, relat贸 c贸mo estuvo en coma, respirando por un tubo, mientras su comunidad ofrec铆a oraciones y sacrificios por su recuperaci贸n.Finalmente, cuando recuper贸 la conciencia, lo primero que hizo fue pedir la Eucarist铆a; y tras recibirla, su recuperaci贸n se aceler贸.Sin embargo, Felipe qued贸 confinado a una silla de ruedas:

鈥渆sta es mi cruz, la cruz que me envi贸 el Se帽or para acercarme m谩s a 脡l, para vivir m谩s abierto a su gracia y su amor鈥, explic贸.

CAMIN脫 3.000 KMS PARA LLEGAR A LA JMJ PORQUE NO TEN脥A DINERO PARA EL PASAJE

Facundo tiene 18 a帽os de edad y posiblemente ya vivi贸 la aventura m谩s grande de su vida. Como no ten铆a dinero para viajar a Brasil y poder ver a su compatriota el Papa Francisco, camin贸 casi 3,000 kil贸metros hasta llegar a Rio de Janeiro.Facundo parti贸 hace un mes de su natal Jujuy, en la frontera con Bolivia, y comparti贸 las experiencias de su singular peregrinaci贸n con cientos de j贸venes en una de las catequesis de la Jornada Mundial de la Juventud.Su deseo era viajar

鈥渃on gente de Jujuy pero no pod铆a porque necesitaba 7,000 pesos (unos $1,280 d贸lares americanos) y eso es mucho dinero鈥, seg煤n explic贸.

Facundo, que termin贸 la escuela secundaria el a帽o pasado, viaj贸 solo con una mochila, 600 pesos (unos $110 d贸lares) que le dio su madre y un mapa que le dio un sacerdote de su parroquia.

鈥淓staba s煤per perdido en Argentina, y luego en las grandes ciudades como Sao Paolo porque nunca hab铆a salido de mi pueblo, ni hab铆a tomado un metro鈥 coment贸 el joven visiblemente marcado por el cansancio y el hambre, pero feliz de haber alcanzado su meta.

Facundo cuenta que todo comenz贸 el d铆a de su 煤ltimo cumplea帽os, cuando entr贸 a la iglesia para rezar, y en un momento de intenso encuentro con Dios comenz贸 a llorar y decidi贸 confesarse con un sacerdote que lo vio ah铆.

鈥淒espu茅s de la confesi贸n me pregunt贸 que si quer铆a ir a la Jornada Mundial de la Juventud y subiendo la mirada vi una foto del Papa con sus brazos abiertos y le dije 鈥榮铆, si voy鈥欌, dijo Facundo.

鈥淒esde mayo hasta antes del primero de junio, guardaba todo el dinero que ganaba y dej茅 de salir a bares con amigos鈥, asegur贸 Facundo.Cuando su familia le pregunt贸 por qu茅 part铆a con tanta anticipaci贸n, les respondi贸 que viajar铆a con Jes煤s.

鈥淢i familia comenz贸 a llorar porque estaban muy asustados y mi abuela se puso mala鈥, explic贸 Facundo.

Cuando lleg贸 a la frontera con Brasil, solo le quedaban 100 pesos (unos $20 d贸lares) y decidi贸 鈥渘o depender m谩s del dinero, solo de la oraci贸n鈥.As铆 lleg贸 hasta el santuario de la Virgen de Itat铆, en la frontera con Paraguay, donde los residentes le dec铆an 鈥榪ue la Virgen te acompa帽e'.

鈥淓ntonces yo me dec铆a 鈥榥uestra Se帽ora me protege y Jes煤s me acompa帽a鈥, record贸 Facundo.

Su reto m谩s grande fue ingresar a Brasil, pr谩cticamente sin dinero y sin conocer el idioma. Un chofer de autob煤s le llev贸 gratis hasta la Catedral de Iguaz煤, donde escuch贸 su primera Misa en portugu茅s y durmi贸 en una escuela franciscana.Ellos le ofrecieron un vuelo directo a R铆o pero decidi贸 unirse a unos monjes que llegaron de Boston, Estados Unidos, para viajar a pie porque pens贸 que ser铆a una peregrinaci贸n 鈥渕谩s linda".Camin贸 d铆a y noche, apenas deteni茅ndose para dormir, y cuando sent铆a miedo rezaba el rosario sin cesar.

鈥淓n un momento dado pens茅 que ya no pod铆a m谩s y segu铆a llorando y rezando para que Jes煤s protegiera a todos y para que se hiciera su voluntad鈥, dijo Facundo.

Despu茅s de dos d铆as sin comer y con los dedos de los pies con ampollas y moretones, un hombre le llev贸 en coche hasta Sao Paulo.Lleg贸 a la ciudad de Aparecida poco antes del inicio de la Jornada Mundial de la Juventud.

鈥淗ab铆a un festival y me di cuenta de lo cerca que estaba y me puse a llorar鈥, dijo Facundo.

鈥淐onoc铆 a otro sacerdote argentino y pasamos hambre, pero al final llegamos a R铆o鈥, a帽adi贸.Facundo conoci贸 a un voluntario de la JMJ quien lo envi贸 a dormir a un convento cerca de la playa, donde se pudo quedar una semana.

鈥淰ale la pena ver a un Papa que se fija en los pobres. Me gustar铆a verle y decirle lo bonito que es seguir a Jes煤s y que 茅l tiene raz贸n, que deber铆amos dejarnos guiar por Jes煤s y yo lo hice鈥, agreg贸.

Facundo tambi茅n espera poderle decir a los j贸venes que

鈥渃ierren sus ojos y o铆dos a lo que les dice la gente y que abran sus corazones a lo que te dice Jes煤s鈥.

Fuentes: ACI Prensa, Signos de estos Tiempos

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis:

S煤mate a nuestra Newsletter y recibe las 煤ltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Ver todo
Estamos migrando el sitio a una nueva plataforma! :)