Las mujeres son personas de segunda categoría.
No sólo la mujer está por debajo del hombre en el Islam, sino que está permitido denigrarla y golpearla. Y no se trata solamente que esté escrito en el Corán y en los hadizes, sino que actualmente predomina una lectura textual de las ordenanzas de Alá y del profeta Mahoma, y por eso vemos que las mujeres son maltratadas en muchos países de mayoría musulmana, y no por una razón cultural de esos países, sino por un tema de raíz religiosa.
denigracion-de-las-mujeres

Esto es contrario a la cultura judeocristiana, por esta raz√≥n, los musulmanes que tratan de introducir el islamismo en occidente, se ven obligados a decir que la denigraci√≥n y el maltrato a las mujeres es una desviaci√≥n de las ense√Īanzas originales isl√°micas.Pero como eso est√° escrito en los textos principales, se hace necesario que los te√≥logos musulmanes reinterpreten simb√≥licamente los pasajes del Cor√°n y de los hadizes que permiten la denigraci√≥n y los golpes a las mujeres, para que la denigraci√≥n y el maltrato a las mujeres cese, y que luego lo comuniquen amplia y directamente, y las autoridades con poder pol√≠tico lo asuman; esto no parece que est√© sucediendo en el momento.

EJEMPLO DE LO QUE SUCEDE

Mencionemos solo dos ejemplos para ver lo que sucede en las sociedades isl√°micas.Un informe revela que el cincuenta por ciento de las mujeres urbanas de Pakist√°n admite que son golpeadas por sus maridos. Es as√≠ que en el a√Īo 2009 la Asamblea Nacional de Pakist√°n aprob√≥ una proposici√≥n de ley sobre la violencia dom√©stica, pero hasta la fecha no s√≥lo no ha sido aprobado por el Senado de dicho pa√≠s, sino que el Consejo de Ideolog√≠a Isl√°mica de Pakist√°n ha advertido que una ley contra la violencia dom√©stica har√° aumentar el divorcio, por lo que estos consejos isl√°micos ha hecho caducar el proyecto.Las mujeres de zonas rurales sufren a√ļn m√°s los castigos corporales de sus maridos.En otro pa√≠s islamista, la Rep√ļblica Isl√°mica de Ir√°n, cerca de un mill√≥n de ni√Īas iran√≠es est√°n casadas, debido a las disposiciones de las leyes de matrimonio vigentes en Ir√°n, que a pesar de violar la Convenci√≥n Internacional sobre los Derechos del Ni√Īo, permite el matrimonio a las ni√Īas a partir de los nueve a√Īos para las ni√Īas y a los trece a los ni√Īos. Cerca de un mill√≥n de ni√Īas en lugar de disfrutar de su infancia, jugar, practicar deportes, recibir educaci√≥n, est√°n casadas y tiene que satisfacer la lujuria de esposos bien entrados en a√Īos. Todo ello bien amparado por la ley isl√°mica.

LA POSICI√ďN DE LA MUJERES EN LAS RELIGIONES JUDEOCRISTIANAS

Mientras en Occidente con substrato judeocristiano est√° sancionado socialmente y penado legalmente el maltrato a las mujeres, y no existen textos ni vers√≠culos en el Talmud, Tor√°/Antiguo Testamento ni Nuevo Testamento que permitan o justifiquen golpear o ser violento con la esposa, sino todo lo contrario, en el Cor√°n y el los hadizes abundan.Y por otro lado, mientras en la tradici√≥n judeocristiana hay textos llamando el amor entre los esposos ‚Äďel m√°s notorio es el Cantar de los Cantares-, en el Cor√°n no hay textos que exijan al marido que ame a su/s esposa/s, sino que la relaci√≥n es de satisfacci√≥n del var√≥n.

LOS HOMBRES EST√ĀN UN GRADO POR ENCIMA DE LAS MUJERES Y PUEDEN GOLPEARLAS

Cor√°n 2:228: ‚Ķ pero los hombres est√°n un grado por encima de ellas. Al√° es poderoso, sabio.El marido puede golpear a su esposa s√≥lo si ella no hace lo que √©l le pide. Los golpes deben cesar si la mujer cumple con las exigencias de su esposo. Golpear debe ser entendido como el √ļltimo recurso, despu√©s de los abusos verbales y el abandono sexual de la mujer.Cor√°n 4:34: Los hombres tienen autoridad sobre las mujeres en virtud de la preferencia que Al√° ha dado a unos m√°s que a otros y de los bienes que gastan. Las mujeres virtuosas son devotas y cuidan, en ausencia de sus maridos, de lo que Al√° manda que cuiden. ¬°Amonestad a aqu√©llas de quienes tem√°is que se rebelen, dejadlas solas en el lecho, pegadles!Si os obedecen, no os met√°is m√°s con ellas. Al√° es excelso, grande.El Cor√°n no habla de que los hombres y las mujeres sean iguales; todo lo contrario: equipara a √©stas con una huerta, y exhorta a los hombres a que se sirvan de ellas como estimen oportuno:Cor√°n 2:223: Vuestras mujeres son campo labrado para vosotros. ¬°Venid, pues, a vuestro campo como quer√°is, haciendo preceder algo para vosotros mismos! ¬°Temed a Al√° y sabed que Le encontrar√©is! ¬°Y anuncia la buena nueva a los creyentes!Si la esclava no-musulmana y que ha sido tomada como bot√≠n de guerra y deviene concubina persiste en no ser musulmana puede ser castigada:Cor√°n: 8:12: Cuando vuestro Se√Īor inspir√≥ a los √°ngeles: ¬ęYo estoy con vosotros. ¬°Confirmad, pues, a los que creen! Infundir√© el terror en los corazones de quienes no crean. ¬°Cortadles del cuello, pegadles en todos los dedos!¬ĽCor√°n 8:17: No erais vosotros quienes les mataban, era Al√° Quien les mataba. Cuando tirabas, no eras t√ļ quien tiraba, era Al√° Quien tiraba, para hacer experimentar a los creyentes un favor venido de √Čl. Al√° todo lo oye, todo lo sabe.Est√° documentado que el mismo Muhammad golpe√≥ a su esposa favorita (ella proporcion√≥ su propio testimonio). No se sabe c√≥mo trat√≥ a sus mujeres menos favorecidas.Hadiz Bujari 72:715: Una mujer vino a Muhammad y le rog√≥ que su marido cesase de golpearla. Su piel estaba tan gravemente magullada que ella fue descrita como m√°s verde que el velo verde que llevaba puesto. Muhammad no amonest√≥ a su marido, sino que le orden√≥ a la mujer que regresara a √©l y se sometiera a sus deseos sexuales.Hadiz Musulmanes 4:2127:Muhammad golpe√≥ a su esposa favorita, Aisha, en el pecho, una noche, cuando sali√≥ de la casa sin su permiso.Aisha narra, ‚ÄúMe golpe√≥ en el pecho, lo que me caus√≥ dolor‚ÄĚ.Hadiz Abu Dawud 2141: Iyas bin ‚ÄėAbd Allah ibn Abi Dhubab inform√≥ sobre el Ap√≥stol de Al√° (la paz sea con √©l) diciendo: No se castigue a las sirvientas, pero cuando Omar lleg√≥ al Ap√≥stol de Al√° (la paz sea con √©l) y le dijo: ‚ÄúLas mujeres se han envalentonado contra sus esposos, √©l (el Profeta ‚ÄďMuhammad-) le dio permiso para golpearlas. Luego vinieron muchas mujeres del entorno de la familia del Ap√≥stol de Al√° (la paz sea con √©l), quej√°ndose de sus maridos. Ellos no son los mejores de entre vosotros‚ÄĚ. Al principio, Muhammad prohibi√≥ a los hombres que golpearan a sus esposas, pero √©l anul√≥ esto cuando se le inform√≥ que las esposas se envalentonaban ante sus maridos.Los golpes son a veces necesarios para mantener a las mujeres en su lugar.Hadiz Abu Dawud 2142: El Profeta (la paz sea con √©l) dijo: A un hombre no se le pedir√° que explique por qu√© golpe√≥ a su esposa.Hadiz Ishaq 969: Ordena que una mujer casada sea ‚Äúpuesta en una habitaci√≥n separada y golpeada ligeramente‚ÄĚ si ella ‚Äúact√ļa de una manera sexual hacia otros‚ÄĚ. Seg√ļn el Hadiz esto puede ser por una ofensa como el hecho de estar a solas con un hombre con quien no est√° relacionada.

SEG√öN LA SHARIA - LA LEY ISL√ĀMICA -, UN MARIDO PUEDE GOLPEAR A SU MUJER POR CUALQUIERA DE LAS SIGUIENTES CUATRO RAZONES

- Si ella no pretende ponerse bella para √©l (es decir, se arregla para ella misma),- Si ella se niega a satisfacer sus demandas sexuales,- Si ella sale de la casa sin su permiso o sin un ‚Äúmotivo leg√≠timo‚ÄĚ- Si descuida sus deberes religiososCualquiera de estos tambi√©n es motivo suficiente para el divorcio.

MALTRATO DE MUJERES PORQUE PERJUDICAN A LOS HOMBRES

Despu√©s de tomar La Meca en el a√Īo 630 de la E.C. Muhammad orden√≥ el asesinato de una joven esclava que hab√≠a compuesto canciones burl√°ndose de √©l.Los apologistas musulmanes dicen que Muhammad orden√≥ que no fuese perjudicada la mujer, pero la realidad hist√≥rica muestra lo contrario como en Bujari (59:447), cuando las √≥rdenes de Muhammad fueron que todos los hombres de la tribu de Banu Quraiza deb√≠an ser asesinados y las mujeres y ni√Īos fueran tomados como esclavos (inmediatamente despu√©s de haber asesinado a sus maridos las mujeres fueron obligadas a la esclavitud sexual, lo que no se califica como ‚Äúda√Īo‚ÄĚ en el modelo isl√°mico).Hay una serie de casos en que el mismo Muhammad asesin√≥ brutalmente a una serie de mujeres. Uno de ellas fue Asma Bint Marwan, una madre de cinco ni√Īos, que escribi√≥ un poema criticando a los medinenses por haber aceptado como profeta a Muhammad despu√©s de que √©ste hubiera ordenado el asesinato de un hombre de edad avanzada. En este caso, Muhammad sac√≥ el beb√© dormido en el pecho de Asma Bint Marwan la apu√Īal√≥ hasta la muerte.En los Hadizes son moneda corriente los casos de mujeres lapidadas tras ser en el suelo plantadas y apedreadas por mandato de Muhammad por el delito de inmoralidad sexual. Sin embargo, el profeta del Islam, Muhammad, de hecho anim√≥ a sus propios hombres a violar las mujeres capturadas en la batalla (Hadiz Abu Dawud 2150) y no les castig√≥ por haber matado a las mujeres no-musulmanas (como Jalid Ibn Walid hizo en varias ocasiones (Hadiz Ibn Ishaq 838 y 856).

LA VIOLACI√ďN ES PR√ĀCTICAMENTE IMPOSIBLE DE DENUNCIAR EN EL MUNDO ISL√ĀMICO

Requiere el testimonio de cuatro hombres musulmanes, que en caso de no tenerlos, la mujer violada es considerada fornicadora, si es soltera, o ad√ļltera. En caso de ser mujer casada, se la castiga con la pena de muerte, y a la soltera con 80 azotes.Cor√°n 24:4: A quienes difamen a las mujeres honestas sin poder presentar cuatro testigos, flageladles con ochenta azotes y nunca m√°s acept√©is su testimonio. √Čsos son los perversos.Esto ciertamente no significa que todos los musulmanes golpeen a sus esposas, s√≥lo que el Islam s√≠ que les permite pegarles.

LOS MUSULMANES S√ďLO PUEDEN TOMA CUATRO ESPOSAS COMO M√ĀXIMO, Y MAHOMA ES EL √öNICO QUE PUEDE TOMAR LAS QUE QUIERA

Cor√°n 4:3: Si tem√©is no ser equitativos con los hu√©rfanos, entonces, casaos con las mujeres que os gusten: dos, tres o cuatro. Pero, si tem√©is no obrar con justicia, entonces con una sola o con vuestras esclavas. As√≠, evitar√©is mejor el obrar mal.Cor√°n 33:50: ¬°Profeta! Hemos declarado l√≠citas para ti a tus esposas, a las que has dado dote, a las esclavas que Al√° te ha dado como bot√≠n de guerra, a las hijas de tu t√≠o y t√≠as paternos y de tu t√≠o y t√≠as maternos que han emigrado contigo y a toda mujer creyente, si se ofrece al Profeta y el Profeta quiere casarse con ella. Es un privilegio tuyo, no de los otros creyentes -ya sabemos lo que hemos impuesto a estos √ļltimos con respecto a sus esposas y esclavas, para que no tengas reparo. Al√° es indulgente, misericordioso.

EL COR√ĀN CITA EL PLACER SEXUAL S√ďLO DEL HOMBRE COMO RECOMPENSA DIVINA EN LA ETERNIDAD EN LA QUE LA MUJER RECIBE UN ROL PASIVO Y DE SUMISI√ďN ABSOLUTA

En el para√≠so de Al√° los hombres podr√°n disfrutar cada uno de sus 72 hur√≠es, v√≠rgenes de ojazos negros.Cor√°n 43:69-70: Los que cre√≠steis en Nuestros signos y os sometisteis a Al√°, ¬°entrad en el Jard√≠n junto con vuestras esposas, para ser regocijados!Cor√°n 44:54: As√≠ ser√°. Y les daremos por esposas a hur√≠es de grandes ojos.Cor√°n 52:20: Reclinadosen lechos alineados. Y les daremos por esposas a hur√≠es de grandes ojos.Cor√°n 78: 31-33: ‚ÄúEn cambio, a los temerosos de Al√° se les deparar√° el √©xito: vergeles y vi√Īedos,de turgentes senos, de una misma edad‚ÄĚCor√°n 44: 51-55:‚ÄúLos que teman a Al√° estar√°n, en cambio, en lugar seguro, entre jardines y fuentes, vestidos de sat√©n y de brocado, unos enfrente de otros. As√≠ ser√°. Y les daremos por esposas a hur√≠es de grandes ojos. Pedir√°n all√≠ en seguridad, toda clase de frutas‚ÄĚCor√°n 37: 40-48:‚ÄúEn cambio, los siervos escogidos de Al√° tendr√°n un sustento conocido: fruta. Y ser√°n honrados en los Jardines de la Delicia, en lechos, unos enfrente de otros,haci√©ndose circular entre ellos una copa de agua viva, clara, delicia de los bebedores, que no aturdir√° ni se agotar√°. Tendr√°n a las de recatado mirar, de grandes ojos‚ÄĚMishkat al-Masabih 4: 42:24 Sunan al-Tirmidhi 2536: ‚ÄúEl Santo Profeta (Muhammad) dijo: Al creyente le ser√° dada una tremenda potencia en el Para√≠so para hacer el coito. Esto fue cuestionado: Oh Profeta de Al√° puede hacer √©l (Al√°) esto. √Čl (Muhammad) dijo: Al√° le dar√° la potencia de cien personas‚ÄĚCor√°n 55: 56-57:‚ÄúEstar√°n en ellos las de recatado mirar, no tocadas hasta entonces por hombre ni genio, ¬Ņcu√°l, pues, de los beneficios de vuestro Se√Īor negar√©is?‚ÄĚCor√°n 55: 70-77:‚Äúen ellos habr√° buenas, bellas, -¬Ņcu√°l, pues, de los beneficios de vuestro Se√Īor negar√©is? hur√≠es, retiradas en los pabellones, -¬Ņcu√°l, pues, de los beneficios de vuestro Se√Īor negar√©is?- no tocadas hasta entonces por hombre ni genio. ¬ŅCu√°l, pues, de los beneficios de vuestro Se√Īor negar√©is? Reclinados en cojines verdes y bellas alfombras. ¬ŅCu√°l, pues, de los beneficios de vuestro Se√Īor negar√©is?‚ÄĚ‚ÄúEl n√ļmero de v√≠rgenes en el Para√≠so por var√≥n musulm√°n oscila de 2 a 72‚ÄĚ(Sahih Bujari 4:54:476 Al-Tirmidhi 2562 )El hadiz Tirmidih afirma un m√≠nimo de 72 esposas en el s√©ptimo cielo, quiz√°s para los musulmanes no muy devotos.Al-Tirmidhi 2562, 2687: Muhammad dijo: ‚Äúla m√≠nima recompensa para la gente en el Para√≠so es 86.000 sirvientes y 72 hur√≠es‚ÄĚEn los hadices, Muhammad va un paso m√°s lejos y amplia la promesa de v√≠rgenes a incluir sexo libre all√≠ donde no hay l√≠mite del n√ļmero de compa√Īeras sexuales.Mujeres y jovencitos est√°n expuestos como si fueran frutas en un mercado, donde se puede elegir lo deseado.Al Hadiz, volumen 4, p√°gina 172, n√ļmero 34:‚ÄúAli inform√≥ que el ap√≥stol de Al√° dijo: En el Para√≠so hay un mercado donde ni se compra ni se vende, pero se compone de hombres y mujeres y cuando un hombre desea unas hermosas v√≠rgenes, el har√° el coito con ellas.

LAS TEOR√ćAS QUE SIRVEN DE JUSTIFICACI√ďN PARA DENIGRAR A LA MUJER, ¬ŅSON MAL INTERPRETACIONES O SON LA AUT√ČNTICA INTERPRETACI√ďN DEL ISLAM?

El Islam no es una religi√≥n centralizada y gobernada por una jerarqu√≠a suprema que canonice o legitimice la correcta interpretaci√≥n de los textos cor√°nicos, y desautorice la heterodoxia como tal.En Occidente los apologistas del Islam intentan presentar la ‚Äúcara m√°s amable‚ÄĚ del Islam, sirvi√©ndose de la ausencia de una m√°xima jerarqu√≠a para evitar las cr√≠ticas de los que discrepan o disienten del Islam, del Cor√°n y de la Sharia.Ellos creen que con lo anterior pueden descalificar las posturas que toman los reg√≠menes isl√°micos, de dif√≠cil o imposible aceptaci√≥n en el mundo no-musulm√°n, afirmando que tales enfoques son malinterpretaciones o desviaciones del ‚Äúaut√©ntico‚ÄĚ y ‚Äúgenuino‚ÄĚ Islam.Esto no es cultural, ni estamos ante artilugio hist√≥rico alguno. Los malos tratos est√°n legitimados por el mismo Cor√°n y santificados por Al√°.Fuentes: Eduard Yitzhak para Grupo de Estudios Estrat√©gicos (GEES), Signos de estos Tiempos

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis:

S√ļmate a nuestra Newsletter y recibe las √ļltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Ver todo
Estamos migrando el sitio a una nueva plataforma! :)