En Jap√≥n ya se venden m√°s pa√Īales geri√°tricos que de bebes:
Mientras el desastre demográfico avanza silenciosamente en todo el mundo, los medios de comunicación del sistema no se dan por aludidos, porque responden a una política de las elites que ven con placer el descenso de la población mundial; pero no se dan cuenta que en demografía hay un umbral a partir del cual ya no es imposible recuperarse y queda solamente la destrucción.

En 1968 el best-seller, ‚ÄúThe Population Bomb‚ÄĚ del insecto bi√≥logo Paul Ehrlich, advirti√≥ que millones de personas morir√≠an de hambre en la d√©cada de 1970 porque hab√≠a demasiados seres humanos sobre el planeta.En consecuencia, Ehrlich abog√≥ por medidas draconianas - esterilizaciones forzadas de los indios, la adici√≥n de "esterilizantes" al agua potable americana y una reducci√≥n del n√ļmero de seres humanos a la poblaci√≥n a un "√≥ptimo" en mundo de 1 a 2 mil millones. Su libro se convirti√≥ instant√°neamente en la biblia de los ambientalistas y pol√≠ticos que han estado haciendo campa√Īa en contra de la superpoblaci√≥n desde entonces, y d√°ndole impulso a las iniciativas de control de la poblaci√≥n y a la noci√≥n de que las familias numerosas y los beb√©s son peligrosos para la supervivencia humana.

SE TERMIN√ď LA SUPERPOBLACI√ďN

Sin embargo, la explosi√≥n demogr√°fica se desinfl√≥. Ehrlich no tuvo en cuenta la innovaci√≥n humana, sobre todo en la agricultura y la salud p√ļblica, y hoy en d√≠a los cient√≠ficos de poblaci√≥n est√°n casi un√°nimemente preocupados en su lugar sobre el invierno demogr√°fico - un t√©rmino que se utiliza para describir una poblaci√≥n que envejece r√°pidamente y a nivel global.Por primera vez en la historia, el mundo ‚Äď salvo alguna escasa excepci√≥n - va a experimentar una pir√°mide demogr√°fica invertida con mayor n√ļmero de personas de edad que los j√≥venes, y una serie de desaf√≠os econ√≥micos y sociales de la contracci√≥n de los mercados y problemas para cubrir las pensiones como resultado.Ahora, un nuevo libro, What to Expect When No One‚Äôs Expecting: America‚Äôs Coming Demographic Disaster, se suma a una creciente lista de libros sobre la implosi√≥n demogr√°fica y dice que invierno demogr√°fico est√° llegando a Norteam√©rica, tambi√©n.

"En realidad, desde √Āfrica hasta Asia, desde Am√©rica del Sur a Europa del Este, y de las selvas del Tercer Mundo hasta el desierto rico de los petro-reinos, casi todos los pa√≠ses en todas las regiones est√°n experimentando una disminuci√≥n de la fertilidad", escribe el autor del nuevo libro, Jonathan Last.

Todos los países del primer mundo tienen la tasa de natalidad por debajo del umbral del nivel de reemplazo de 2,1 hijos por mujer (0,1 es para dar cuenta de las muertes por la enfermedad, la guerra y el hambre), observa, pero incluso los países en desarrollo como Brasil e Irán están viendo el declive.

EL LARGO DECLIVE

La tasa de nacimientos de Norteamérica (que se suponía inmune) se ha ido reduciendo gradualmente durante décadas, y en realidad comenzó a hundirse como una piedra en 1968 - irónicamente, casi exactamente cuando Ehrlich comenzó a escribir su apocalipsis de la superpoblación.Además, desde 1973, cuando la Corte Suprema legalizó el aborto, los Estados Unidos de América han perdido más de 54 millones de ciudadanos con el aborto directamente.Pero mientras que países como Italia, Japón, Rusia y Alemania han experimentado grandes pérdidas en la fertilidad, Estados Unidos ha sido relativamente aislado de la caída demográfica mundial, manteniendo una tasa global de fecundidad de 1,93 - no está mal para una potencia del primer mundo.

"Pero cuanto m√°s se mira, menos tranquilizador nuestro n√ļmero es", escribe Last. "Nuestro promedio nacional s√≥lo aument√≥ porque las mujeres hispanas est√°n haciendo la mayor parte del trabajo pesado, con una media de 2,35 hijos. Saque los hispanos, y la imagen de fertilidad de Estados Unidos comienza a parecer muy diferente".

En noviembre de 2012, el Centro de Investigaci√≥n Pew inform√≥ que la tasa de natalidad general de EE.UU. se hundi√≥ en 2011 al nivel m√°s bajo de la historia.Para los nacidos de mujer norteamericana, se produjo una larga bajada, disminuyendo un 6% entre 2007 y 2011, una ca√≠da significativa, pero mucho menos que los nacidos de mujeres inmigrantes, que bajaron un 14% durante el mismo per√≠odo - m√°s de lo que hab√≠an disminuido a lo largo de todo el per√≠odo 1990 - 2007. Para las mujeres mexicanas la tasa de natalidad se redujo un 23%.Siguiendo estas tendencias, los inmigrantes pronto van a tener el menor n√ļmero de beb√©s como clase media estadounidense, alrededor de 1,6 hijos por mujer y bajando.

"Estados Unidos ha creado su propia pol√≠tica de un solo Ni√Īo", escribe Last, aludiendo al programa de control de poblaci√≥n oficial de China

A pesar de que ha llegado por medios más suaves, la fertilidad de los nacidos en EE.UU. casi coincide con el 1,54 de China, lograda después de décadas de control de la población brutal y coercitiva.

¬ŅPOR QU√Č PREOCUPARSE?

"Despu√©s de todo, Estados Unidos parece bastante lleno de gente. ¬ŅPor deber√≠a de importarnos si en unas pocas d√©cadas no tenemos tanta gente obstruyendo las autopistas y centros comerciales? La respuesta corta es que el sub-reemplazo de las tasas de fertilidad pueden dar lugar a una disminuci√≥n de la poblaci√≥n - y en toda la historia humana, las poblaciones en declive han seguido siempre a muy malas cosas: Enfermedades. Guerras. Estancamiento econ√≥mico o colapso".

"Esta tasa de natalidad por debajo de sustitución trae consigo ciertas consecuencias económicas", coincide Steven Mosher, presidente del Population Research Council. "Se agrava la insolvencia inminente de la Seguridad Social y Medicare. Pone obstáculos delante de una recuperación económica ya balbuceante".

"A medida que la peor recesi√≥n de las √ļltimas d√©cadas ha eliminado empleos en todo el pa√≠s, y oscureci√≥ las perspectivas econ√≥micas, especialmente las parejas j√≥venes en sus a√Īos f√©rtiles, est√°n posponiendo el matrimonio y la maternidad, y las salas de maternidad se vac√≠an", dijo Mosher.

JAP√ďN, EL TRISTE ADELANTADO

Jap√≥n, est√° en la vanguardia de la curva de despoblaci√≥n y empezando a sentir la experiencia de tener dem√≥grafos "m√°s y m√°s bajos", con una tasa de fecundidad de 1,4 durante un per√≠odo prolongado.Debido a esta escasez de beb√©s a largo plazo, aunque su tasa de natalidad rebote bruscamente a 2,0 - que no da se√Īales de hacerlo - el todav√≠a perder√° el 30% de su poblaci√≥n a finales de siglo. Si se queda donde est√°, el pa√≠s sufrir√° una espiral de muerte demogr√°fica irrevocable en el que se reducir√° a la mitad su poblaci√≥n, a 56,5 millones en 2100.El envejecimiento es la otra mitad del invierno demogr√°fico. En 2011, las ventas de pa√Īales para adultos superan a las de pa√Īales para beb√© por primera vez en Jap√≥n. La creciente presi√≥n econ√≥mica sobre el Estado para pagar por el cuidado de los ancianos impuls√≥ al ministro de Finanzas, Taro Aso, para destacar en enero que las personas de edad y "la gente del tubo" deber√≠a "darse prisa y morir" antes de consumir valiosos recursos del gobierno.

LA MITOLOG√ćA DE LA SUPERPOBLACI√ďN

Pero la mitología superpoblación está muy arraigada en la cultura moderna. Por ejemplo, el naturista británico David Attenborough en enero llamó a los seres humanos "una plaga sobre la tierra" y predijo que la situación sólo podría poner "cada vez peor".

"Seguimos poniendo en programas para la hambruna en Etiopía", dijo."Hay demasiada gente allí. Ellos no pueden mantenerse a sí mismos - y eso no es una cosa inhumana para decir".

Ese tipo de retórica sin fundamento científico es altamente peligrosa, de acuerdo con los críticos del alarmismo de la bomba de población.

"La sobrepoblaci√≥n, resulta que es un mito, pero es un mito que mata, porque en su nombre el gobierno de los EE.UU. contin√ļa exportando el aborto, la esterilizaci√≥n y la anticoncepci√≥n a inocentes de rincones v√≠rgenes del mundo", dice Mosher, cuyo grupo produjo una serie de animaciones cortas sobre los mitos sobrepoblaci√≥n que han sido viral en YouTube.

EL DEBATE SOBRE LA FERTILIDAD

La fertilidad es la base de la diferencia entre lo secular y lo sagrado, esto √ļltimo acerca a la vida, Last dijo a The Register.

"La modernidad ha cambiado nuestra perspectiva cultural a fin de que estamos mucho menos centrados en el pasado, como una fuente de sabiduría y reverencia, y sobre el futuro, como un lugar de profunda importancia. En cambio, parece que nos centramos intensamente en el 'ahora'".

Eso podría explicar por qué las personas que toman en serio la religión tienen más hijos. Los estadounidenses de mayor fertilidad eran los que iban a la iglesia de cualquier denominación - por lo menos una vez a la semana.

"Para los cristianos interesados ??no sólo en el aquí y ahora, sino en el más allá", se hace eco de Mosher PRI, la tasa de caída de los nacimientos "necesariamente significa que menos almas están entrando en existencia para disfrutar de las bendiciones de esta vida y la eternidad que luego viene".

Fuentes: National Catholic Register, Signos de estos Tiempos

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis:

S√ļmate a nuestra Newsletter y recibe las √ļltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Ver todo
Estamos migrando el sitio a una nueva plataforma! :)