鈥淕racias a todos los que me han acompa帽ado. Nunca me he sentido s贸lo鈥
鈥淣o regreso a la vida privada, a una vida de viajes, encuentros recepciones, etc. No abandono la cruz sino que permanezco de un modo nuevo junto al Se帽or Crucificado鈥 Lo que siguen son los puntos centrales de su catequesis.

"El Se帽or no deja hundirse a su Iglesia, y 茅l la conduce directamente a trav茅s de los hombres que ha elegido porque as铆 lo ha querido: hoy mi coraz贸n est谩 colmado de agradecimiento a Dios". "Invitar a todos a probar la firme confianza en el Se帽or, seguros de que sus brazos nos sontendr谩n siempre y son ellos los que nos permiten caminar cada d铆a, tambi茅n en la fatiga". "Quisiera que cada uno sintiera cada d铆a la alegr铆a de ser cristiano". "S铆, estamos contentos por el don de la fe. Dios nos ama, pero quiere que tambi茅n nosotros le amemos". se帽alaba el papa recordando este A帽o de la Fe."No es solo a Dios a quien quiero dar agradecimiento. El Papa no est谩 solo en la gu铆a de la barca de Pedro, aunque sea su principal responsabilidad. Nunca me he sentido solo al llevar la alegr铆a y el peso del ministerio petrino, muchas personas con generosidad y amor a Dios y a la Iglesia me han ayudado y est谩n cerca de m铆". El Papa ha agradecido a los cardenales, comenzando por su secretario de estado, a toda la curia romana, as铆 como "a los que en los que distintos sectores prestan su servicio a la Santa Sede, que son tantas veces que no se les ve, permanecen en el silencio...".Saludo especial tambi茅n para su di贸icesis, la Iglesia de Roma, a las personas consagradas y al entero pueblo de Dios."En los viajes y encuentros siempre he percibido grandes atenciones y profundo afecto. Os llevo a cada uno de vosotros en el coraz贸n, en el coraz贸n de un padre. Desear铆a que mi agradecimiento os llegara un poco a todos, el coraz贸n de un Papa se ensancha al mundo entero y se hace presente a las grandes familias de las naciones". Tambi茅n "a los que trabajan a en una buena labor de comunicaci贸n, a las numerosas personas de todo el mundo que me han enviado en 煤ltimas semanas conmovedores signos de amor y de oraci贸n. S铆, el Papa no est谩 solo: ahora lo siento de un modo tan grande que toca el coraz贸n"."El Papa puede tocar a todos y a tant铆simas personas que se sienten cerca de 茅l; e s cierto que recibo muchas cartas de gente importante, pero tambi茅n de muchas personas sencillas que me hacen sentir su afecto, que nace de estar cerca de Jes煤s y de la Iglesia. No me escriben como a quien no conocen, como a un pr铆ncipe, sino como hermanos, como hijos e hijas, de forma muy afectuosa, se puede tocar con la mano que es la Iglesia, un cuerpo vivo. Una comuni贸n de hermanos y hermanas en el cuerpo de Cristo que nos une a todos. "Esto es motivo de alegr铆a""He sentido que mis fuerzas disminu铆an y he pedido a Dios con insistencia en la oraci贸n que me iluminase con su luz para una decisi贸n justa: no para mi bien, sino para el de la Iglesia, he dado este paso en la plena consciencia de su gravedad y de su novedad, pero con una profunda serenidad de 谩nimo; amar a la Iglesia significa tambi茅n la valent铆a de tomar decisiones dif铆ciles, de sufrir. teniendo siempre delante el bien de la Iglesia y no el de uno mismo"."Permitidme que vuelva al 19 de abril de 2005. La gravedad de la decisi贸n vuelve a incidir en el hecho tambi茅n de estar ocupado siempre y por siempre par el Se帽or. Le pido experimentar que uno recibe la vida cuando la da". "No vuelvo a la vida privada. No abandono la cruz, sino que me mantengo de un modo nuevo en el Se帽or crucificado. en el servicio de la oraci贸n permanezco en el recinto de San Pedro. "Continuar茅 acompa帽ado el camino de la iglesia con la oraci贸n y la reflexi贸n"."Os quiero pedir que me record茅is delante de Dios, sobre todo que rec茅is por los cardenales llamados a un deber tan relevante y por el nuevo sucesor del Ap贸stol Pedro: el Se帽or le acompa帽e con la luz y fuerza de su esp铆ritu", deseaba el papa, acabando con la "invocaci贸n a la maternal intercesi贸n de la Virgen, Madre de la Iglesia". "Dios gu铆a a su Iglesia. La sostiene siempre y sobre todo en los momentos dif铆ciles. No perdamos nunca esta visi贸n de fe". "Que en el coraz贸n de cada uno de vosotros este siempre la certeza de que el Se帽or est谩 siempre cerca, nunca nos abandona".

Fuentes: Hazte O铆r, Agencias, Signos de estos Tiempos

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis:

S煤mate a nuestra Newsletter y recibe las 煤ltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Ver todo
Estamos migrando el sitio a una nueva plataforma! :)