Las aguas se abrieron para proteger al Se√Īor.
La ciudad de Avignon en el sur de Francia, est√° ubicada en la margen izquierda del r√≠o R√≥dano, a unos 650 km. al sureste de Par√≠s. Durante varios a√Īos esta ciudad fue la sede de los papas de la Iglesia Cat√≥lica. Pero esta ciudad no solamente es conocida por esto, sino porque all√≠ ocurri√≥ un hecho sobrenatural; el Milagro Eucar√≠stico de 1443 llamado el Milagro de Avign√≥n.
capilla de la santa cruz milagro de avignon

El milagro recuerda lo que cuenta la Biblia sobre la divisi√≥n de las aguas del Mar Rojo (√Čxodo 14:21), para permitir la hu√≠da del pueblo jud√≠o de Egipto.

LOS ALBIGENESES RECHAZABAN LA EUCARIST√ćA

Para poder entender el significado del milagro Eucar√≠stico, tenemos que remontarnos al a√Īo 1226, o sea, 217 a√Īos antes del milagro.La herej√≠a Albigense, la cual tom√≥ su nombre de la cuidad de Albi, Francia, se propagaba por todo el sur de Francia rechazando todos los sacramentos, especialmente el matrimonio y la Eucarist√≠a. Esta herej√≠a fue condenada por la Iglesia desde el Siglo XI, pero no fue hasta que los Albigenses empezaron a atacar seriamente a los gobiernos seculares desde sus fortalezas, que los gobernantes los denunciaron y los privaron de la protecci√≥n de las leyes.Los Albigenses eran muy poderosos en 1226, especialmente en el Sur de Francia, donde se encuentra Avignon.La ciudad se rinde despu√©s de un sitio de 3 meses y el 4 de septiembre el Rey Luis VIII, padre de San Luis, jefe de las cruzadas, hace una ceremonia expiatoria por los sacrilegios cometidos contra la Eucarist√≠a. Vestido de saco gris, acompa√Īado de el cardenal Legate, 60 obispos, barones y ciudadanos de la ciudad, van a la capilla de la Santa Cruz, junto al r√≠o Sorgue, donde el Sant√≠simo Sacramento estar√° expuesto d√≠a y noche. Ese fue el origen de la "Real y Devota cofrad√≠a de Penitentes Grises".El obispo decidi√≥ que el Sant√≠simo deber√≠a quedarse perpetuamente expuesto. Esta costumbre fue continuada por sus sucesores y aprobada por el Santo Padre. La Iglesia fue custodiada por los Penitentes Grises, de la Orden Franciscana y despu√©s de 200 a√Īos de adoraci√≥n perpetua ocurri√≥ un milagro espectacular.

COMO SUCEDI√ď EL MILAGRO

El Sorgue es un r√≠o que pasa por la cuidad de Avignon. El r√≠o se desbordaba cada ciertos a√Īos. Cuando esto ocurr√≠a, el agua inundaba las casas y fincas de los alrededores.A fines de noviembre de 1433, despu√©s de fuertes lluvias, vino una gran inundaci√≥n. El agua penetr√≥ m√°s que en a√Īos anteriores. Fue una de las peores inundaciones conocidas. En las noches del 29 y el 30 de noviembre, el nivel del agua subi√≥ a gran altura.Los Penitentes Grises de la Orden Franciscana estaban seguros de que la peque√Īa iglesia de la Santa Cruz se hab√≠a inundado y decidieron ir all√≠ para salvar la Eucarist√≠a y traerla a tierra seca. Dos de los superiores de los Penitentes Grises se subieron en un bote y remaron hasta la iglesia.Cuando llegaron, descubrieron que el agua hab√≠a subido hasta la mitad de la puerta de la entrada de la iglesia. Sin embargo, cuando abrieron la puerta, para su sorpresa, encontraron que el pasillo, desde la puerta hasta el altar, estaba completamente seco. El agua se hab√≠a acumulado formando paredes de agua a derecha e izquierda del pasillo, como a cuatro pies de altura. Nuestro Se√Īor Jes√ļs, en la Hostia Consagrada en la custodia, permanec√≠a regiamente sobre el altar, completamente seco.

RECORDACI√ďN DE LA DIVISI√ďN DE LAS AGUAS DEL MAR ROJO

El milagro recuerda lo que cuenta la Biblia sobre el Mar Rojo que se parte ante el ingreso de los Israelitas y la divisi√≥n del r√≠o Jord√°n ante la entrada en el del arca de la alianza.Realmente, tambi√©n les pareci√≥ de esa forma a los Penitentes Grises. Buscaron a otros miembros de los Penitentes Grises para que fueran y verificaran el milagro.Los cuatro Frailes oraron juntos y llevaron la custodia que conten√≠a el Sant√≠simo Sacramento a una Iglesia Franciscana en tierra seca.Cuando colocaron la custodia en el altar, leyeron del libro del √Čxodo sobre la Divisi√≥n del Mar Rojo (√Čxodo 14:21):

"Moisés tendió su mando sobre el mar e hizo soplar Yahvé sobre el mar toda la noche un fortísimo viento solano, que le secó, y se dividieron las aguas. Los hijos de Israel entraron en medio del mar, a pie enjuto, formando para ello las aguas una muralla a derecha e izquierda."

Los Franciscanos escribieron el testimonio de los cuatro Frailes en los registros de su comunidad, donde se conservan hasta hoy d√≠a.En este tiempo se cre√≥ una tradici√≥n que todav√≠a est√° en pr√°ctica. El 30 de noviembre, de cada a√Īo, en la capilla de las Santa Cruz, los Penitentes Grises se ponen una soga alrededor del cuello, y arrastr√°ndose piadosamente con sus manos y rodillas, vuelven a crear el incidente, trayendo a la memoria los pasos que siguieron sus antepasados, por el mismo camino que siguieron la noche del milagro.Hoy permanece la iglesia y la tradici√≥n del milagro. Los frailes le dan gracias a Nuestro Se√Īor Jes√ļs en el Sant√≠simo Sacramento por haberles dado una se√Īal tan poderosa de su Presencia Real. Los Peregrinos, especialmente esos con hambre de la Eucarist√≠a, todav√≠a visitan la peque√Īa iglesia a la orilla del r√≠o, para venerar y darle gracias al Se√Īor por habernos dado este regalo especial en un momento en que se necesitaba Su Fortaleza.Fuentes: Arquidi√≥cesis de Denver, Signos de estos Tiempos

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis:

S√ļmate a nuestra Newsletter y recibe las √ļltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Ver todo
Estamos migrando el sitio a una nueva plataforma! :)