Valioso documento para ver para donde apunta:
En lo que se ha denominado el discurso program谩tico m谩s importante del papa en la Jornada Mundial de la Juventud, en la tarde del domingo 28 de julio, en el Auditorio del Centro de Estudios de Sumar茅, Francisco se encontr贸 con a los 45 obispos que forman el Comit茅 de coordinaci贸n del CELAM.
misa de envio del papa al finalizar la jmj de rio

En el discurso de despedida del Papa al CELAM, habl贸 de la tentaci贸n del 鈥渃lericalismo鈥 y pidi贸 a los pastores ser pobres y misericordiosos.

EL CAMBIO DE ESTRUCTURAS FORMA PARTE DE LA MISI脫N

Mencion贸 cuatro caracter铆sticas peculiares de Aparecida.En primer lugar, c贸mo la promoci贸n de la participaci贸n de la Iglesias particulares culmin贸 en un documento de s铆ntesis, que a pesar de ser referencia durante la V Conferencia General, no se asumi贸 como documento de partida; el continuo ambiente de oraci贸n con el Pueblo de Dios, el acompa帽amiento de los cantos y oraciones de los fieles; que Aparecida no termine con un Documento sino que se prolonga en la Misi贸n Continental; y por 煤ltimo, el hecho de que se trat贸 de la primera Conferencia del Episcopado Latinoamericano y El Caribe que se realiz贸 en un Santuario mariano.El Papa habl贸 de las dos dimensiones de la Misi贸n Continental: la program谩tica: la realizaci贸n de actos de 铆ndole misionera; y la misi贸n paradigm谩tica: poner en clave misionera la actividad habitual de las Iglesias particulares. El Papa record贸 que "se da, como consecuencia, toda una din谩mica de reforma de las estructuras eclesiales. El 鈥渃ambio de estructuras鈥 (de caducas a nuevas)... consecuencia de la din谩mica de la misi贸n. Lo que hace caer las estructuras caducas, lo que lleva a cambiar los corazones de los cristianos, es precisamente la misionariedad". Acentuando el tema del discipulado, Francisco se帽al贸 dos desaf铆os vigentes de la misionariedad discipular: la renovaci贸n interna de la Iglesia y el di谩logo con el mundo actual.Continuando su discurso, el Papa indic贸 algunas actitudes que configuran una Iglesia "tentada" como 鈥渓a ideologizaci贸n del mensaje evang茅lico: buscar una hermen茅utica de interpretaci贸n evang茅lica fuera del mismo mensaje del Evangelio y fuera de la Iglesia; el funcionalismo, que reduce la realidad de la Iglesia a la estructura de una ONG que 鈥渃onstituye -ha dicho el Papa- una suerte de 鈥渢eolog铆a de la prosperidad鈥 en lo organizativo de la pastoral"; y por 煤ltimo el clericalismo: una tentaci贸n muy actual en Latinoam茅rica que "explica, en gran parte, la falta de adultez y de cristiana libertad en buena parte del laicado latinoamericano".Asimismo el Papa enumer贸 unas pautas eclesiol贸gicas:Primero: "El discipulado-misionero que Aparecida propuso a las Iglesias de Am茅rica Latina y El Caribe es el camino que Dios quiere para este 鈥渉oy鈥... como vocaci贸n que se da en un 鈥渉oy鈥 pero en tensi贸n鈥. Destac贸 que no debe existir el discipulado misionero est谩tico, ni de pasado, ni de futuro.Segundo: Una Iglesia que se funcionaliza y se transforma en ONG. De 鈥淚nstituci贸n鈥 se transforma en 鈥淥bra鈥. Deja de ser Esposa para terminar siendo Administradora; de Servidora se transforma en 鈥淐ontroladora鈥. Aparecida quiere una Iglesia Esposa, Madre, Servidora, facilitadora de la fe y no controladora de la fe".Tercero: "En Aparecida 鈥揹ijo- se dan de manera relevante dos categor铆as pastorales que surgen de la misma originalidad del Evangelio y tambi茅n pueden servirnos de pauta para evaluar el modo como vivimos eclesialmente el discipulado misionero: la cercan铆a y el encuentro. Ninguna de las dos es nueva, sino que conforman la manera c贸mo se revel贸 Dios en la historia", continu贸 el Papa recordando que las pastorales que ignoran esto "a lo m谩s pueden prometer una dimensi贸n de proselitismo pero nunca llegan a lograr ni inserci贸n eclesial ni pertenencia eclesial" y destac贸 que la homil铆a, es la piedra que puede calibrar la cercan铆a y capacidad de encuentro de la pastoral.Cuarto y 煤ltimo: el Papa habl贸 del obispo como encargado de conducir dicha pastoral y no de "mandonear". El Santo Padre ofreci贸 algunas l铆neas sobre el perfil del obispo. "Han de ser Pastores, cercanos a la gente, padres y hermanos, con mucha mansedumbre; pacientes y misericordiosos. Hombres que amen la pobreza, sea la pobreza interior como libertad ante el Se帽or, sea la pobreza exterior como simplicidad y austeridad de vida. Hombres que no tengan 鈥減sicolog铆a de pr铆ncipes鈥. Hombres que no sean ambiciosos y que sean esposos de una Iglesia sin estar a la expectativa de otra. Hombres capaces de estar velando sobre el reba帽o que les ha sido confiado y cuidando todo aquello que lo mantiene unido: vigilar sobre su pueblo con atenci贸n sobre los eventuales peligros que lo amenacen, pero sobre todo para cuidar la esperanza: que haya sol y luz en los corazones. Hombres capaces de sostener con amor y paciencia los pasos de Dios en su pueblo. Y el sitio del Obispo para estar con su pueblo es triple: o delante para indicar el camino, o en medio para mantenerlo unido y neutralizar los desbandes, o detr谩s para evitar que alguno se quede rezagado, pero tambi茅n, y fundamentalmente, porque el reba帽o mismo tambi茅n tiene su olfato para encontrar nuevos caminos". Antes de finalizar, Francisco a帽adi贸"estamos un poquito retrasados en lo que a Conversi贸n Pastoral se refiere. Conviene que nos ayudemos un poco m谩s a dar los pasos que el Se帽or quiere para nosotros en este 鈥渉oy鈥 de Am茅rica Latina y El Caribe. Y ser铆a bueno comenzar por aqu铆".

TEXTO COMPLETO DEL DISCURSO

Para quienes quieran hacer un an谩lisis m谩s detallado de todos los conceptos, aqu铆 incluimos el texto repartido por la Oficina de Prensa sobre lo que el papa habl贸.1. INTRODUCCI脫NAgradezco al Se帽or esta oportunidad de poder hablar con ustedes, hermanos Obispos, responsables del CELAM en el cuatrienio 2011-2015. Hace 57 a帽os que el CELAM sirve a las 22 Conferencias Episcopales de Am茅rica Latina y El Caribe, colaborando solidaria y subsidiariamente para promover, impulsar y dinamizar la colegialidad episcopal y la comuni贸n entre las Iglesias de esta Regi贸n y sus Pastores.Como Ustedes, tambi茅n yo soy testigo del fuerte impulso del Esp铆ritu en la Quinta Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y El Caribe en Aparecida, en mayo de 2007, que sigue animando los trabajos del CELAM para la anhelada renovaci贸n de las iglesias particulares. Esta renovaci贸n, en buena parte de ellas, se encuentra ya en marcha. Quisiera centrar esta conversaci贸n en el patrimonio heredado de aquel encuentro fraterno y que todos hemos bautizado como Misi贸n Continental.2. CARACTER脥STICAS PECULIARES DE APARECIDAExisten cuatro caracter铆sticas que son propias de la V Conferencia. Son como cuatro columnas del desarrollo de Aparecida y que le dan su originalidad.1) Inicio sin documentoMedell铆n, Puebla y Santo Domingo comenzaron sus trabajos con un camino recorrido de preparaci贸n que culmin贸 en una especie de Instrumentum laboris, con el cual se desarroll贸 la discusi贸n, reflexi贸n y aprobaci贸n del documento final. En cambio, Aparecida promovi贸 la participaci贸n de las Iglesias particulares como camino de preparaci贸n que culmin贸 en un documento de s铆ntesis. Este documento, si bien fue referencia durante la Quinta Conferencia General, no se asumi贸 como documento de partida. El trabajo inicial consisti贸 en poner en com煤n las preocupaciones de los Pastores ante el cambio de 茅poca y la necesidad de recuperar la vida discipular y misionera con la que Cristo fund贸 la Iglesia.2) Ambiente de oraci贸n con el Pueblo de DiosEs importante recordar el ambiente de oraci贸n generado por el diario compartir la Eucarist铆a y otros momentos lit煤rgicos, donde siempre fuimos acompa帽ados por el Pueblo de Dios. Por otro lado, puesto que los trabajos ten铆an lugar en el subsuelo del Santuario, la "m煤sica funcional" que los acompa帽aba fueron los c谩nticos y oraciones de los fieles.3) Documento que se prolonga en compromiso, con la Misi贸n ContinentalEn este contexto de oraci贸n y vivencia de fe surgi贸 el deseo de un nuevo Pentecost茅s para la Iglesia y el compromiso de la Misi贸n Continental. Aparecida no termina con un Documento sino que se prolonga en la Misi贸n Continental.4) La presencia de Nuestra Se帽ora, Madre de Am茅ricaEs la primera Conferencia del Episcopado Latinoamericano y El Caribe que se realiza en un Santuario mariano.3. DIMENSIONES DE LA MISI脫N CONTINENTALLa Misi贸n Continental se proyecta en dos dimensiones: program谩tica y paradigm谩tica. La misi贸n program谩tica, como su nombre lo indica, consiste en la realizaci贸n de actos de 铆ndole misionera. La misi贸n paradigm谩tica, en cambio, implica poner en clave misionera la actividad habitual de las Iglesias particulares. Evidentemente aqu铆 se da, como consecuencia, toda una din谩mica de reforma de las estructuras eclesiales. El "cambio de estructuras" (de caducas a nuevas) no es fruto de un estudio de organizaci贸n de la planta funcional eclesi谩stica, de lo cual resultar铆a una reorganizaci贸n est谩tica, sino que es consecuencia de la din谩mica de la misi贸n. Lo que hace caer las estructuras caducas, lo que lleva a cambiar los corazones de los cristianos, es precisamente la misionariedad. De aqu铆 la importancia de la misi贸n paradigm谩tica.La Misi贸n Continental, sea program谩tica, sea paradigm谩tica, exige generar la conciencia de una Iglesia que se organiza para servir a todos los bautizados y hombres de buena voluntad. El disc铆pulo de Cristo no es una persona aislada en una espiritualidad intimista, sino una persona en comunidad, para darse a los dem谩s. Misi贸n Continental, por tanto, implica pertenencia eclesial.Un planteo como 茅ste, que comienza por el discipulado misionero e implica comprender la identidad del cristiano como pertenencia eclesial, pide que nos explicitemos cu谩les son los desaf铆os vigentes de la misionariedad discipular. Se帽alar茅 solamente dos: la renovaci贸n interna de la Iglesia y el di谩logo con el mundo actual.RENOVACI脫N INTERNA DE LA IGLESIAAparecida ha propuesto como necesaria la Conversi贸n Pastoral. Esta conversi贸n implica creer en la Buena Nueva, creer en Jesucristo portador del Reino de Dios, en su irrupci贸n en el mundo, en su presencia victoriosa sobre el mal; creer en la asistencia y conducci贸n del Esp铆ritu Santo; creer en la Iglesia, Cuerpo de Cristo y prolongadora del dinamismo de la Encarnaci贸n.En este sentido, es necesario que, como Pastores, nos planteemos interrogantes que hacen a la marcha de las Iglesias que presidimos. Estas preguntas sirven de gu铆a para examinar el estado de las di贸cesis en la asunci贸n del esp铆ritu de Aparecida y son preguntas que conviene nos hagamos frecuentemente como examen de conciencia.1. 驴Procuramos que nuestro trabajo y el de nuestros Presb铆teros sea m谩s pastoral que administrativo? 驴Qui茅n es el principal beneficiario de la labor eclesial, la Iglesia como organizaci贸n o el Pueblo de Dios en su totalidad?2. 驴Superamos la tentaci贸n de atender de manera reactiva los complejos problemas que surgen? 驴Creamos un h谩bito pro-activo? 驴Promovemos espacios y ocasiones para manifestar la misericordia de Dios? 驴Somos conscientes de la responsabilidad de replantear las actitudes pastorales y el funcionamiento de las estructuras eclesiales, buscando el bien de los fieles y de la sociedad?3. En la pr谩ctica, 驴hacemos part铆cipes de la Misi贸n a los fieles laicos? 驴Ofrecemos la Palabra de Dios y los Sacramentos con la clara conciencia y convicci贸n de que el Esp铆ritu se manifiesta en ellos?4. 驴Es un criterio habitual el discernimiento pastoral, sirvi茅ndonos de los Consejos Diocesanos? Estos Consejos y los Parroquiales de Pastoral y de Asuntos Econ贸micos 驴son espacios reales para la participaci贸n laical en la consulta, organizaci贸n y planificaci贸n pastoral? El buen funcionamiento de los Consejos es determinante. Creo que estamos muy atrasados en esto.5. Los Pastores, Obispos y Presb铆teros, 驴tenemos conciencia y convicci贸n de la misi贸n de los fieles y les damos la libertad para que vayan discerniendo, conforme a su proceso de disc铆pulos, la misi贸n que el Se帽or les conf铆a? 驴Los apoyamos y acompa帽amos, superando cualquier tentaci贸n de manipulaci贸n o sometimiento indebido? 驴Estamos siempre abiertos para dejarnos interpelar en la b煤squeda del bien de la Iglesia y su Misi贸n en el mundo?6. Los agentes de pastoral y los fieles en general 驴se sienten parte de la Iglesia, se identifican con ella y la acercan a los bautizados distantes y alejados?Como se puede apreciar aqu铆 est谩n en juego actitudes. La Conversi贸n Pastoral ata帽e principalmente a las actitudes y a una reforma de vida. Un cambio de actitudes necesariamente es din谩mico: "entra en proceso" y s贸lo se lo puede contener acompa帽谩ndolo y discerniendo. Es importante tener siempre presente que la br煤jula, para no perderse en este camino, es la de la identidad cat贸lica concebida como pertenencia eclesial.DI脕LOGO CON EL MUNDO ACTUALHace bien recordar las palabras del Concilio Vaticano II: Los gozos y las esperanzas, las tristezas y las angustias de los hombres de nuestro tiempo, sobre todo de los pobres y de cuantos sufren, son a la vez gozos y esperanzas, tristezas y angustias de los disc铆pulos de Cristo (cf. GS, 1). Aqu铆 reside el fundamento del di谩logo con el mundo actual.La respuesta a las preguntas existenciales del hombre de hoy, especialmente de las nuevas generaciones, atendiendo a su lenguaje, entra帽a un cambio fecundo que hay que recorrer con la ayuda del Evangelio, del Magisterio, y de la Doctrina Social de la Iglesia. Los escenarios y are贸pagos son de lo m谩s variado. Por ejemplo, en una misma ciudad, existen varios imaginarios colectivos que conforman "diversas ciudades". Si nos mantenemos solamente en los par谩metros de "la cultura de siempre", en el fondo una cultura de base rural, el resultado terminar谩 anulando la fuerza del Esp铆ritu Santo. Dios est谩 en todas partes: hay que saber descubrirlo para poder anunciarlo en el idioma de esa cultura; y cada realidad, cada idioma, tiene un ritmo diverso.4. ALGUNAS TENTACIONES CONTRA EL DISCIPULADO MISIONEROLa opci贸n por la misionariedad del disc铆pulo ser谩 tentada. Es importante saber por d贸nde va el mal esp铆ritu para ayudarnos en el discernimiento. No se trata de salir a cazar demonios, sino simplemente de lucidez y astucia evang茅lica. Menciono s贸lo algunas actitudes que configuran una Iglesia "tentada". Se trata de conocer ciertas propuestas actuales que pueden mimetizarse en la din谩mica del discipulado misionero y detener, hasta hacer fracasar, el proceso de Conversi贸n Pastoral.1. La ideologizaci贸n del mensaje evang茅lico. Es una tentaci贸n que se dio en la Iglesia desde el principio: buscar una hermen茅utica de interpretaci贸n evang茅lica fuera del mismo mensaje del Evangelio y fuera de la Iglesia. Un ejemplo: Aparecida, en un momento, sufri贸 esta tentaci贸n bajo la forma de asepsia. Se utiliz贸, y est谩 bien, el m茅todo de "ver, juzgar, actuar" (cf. n. 19). La tentaci贸n estar铆a en optar por un "ver" totalmente as茅ptico, un "ver" neutro, lo cual es inviable. Siempre el ver est谩 afectado por la mirada. No existe una hermen茅utica as茅ptica. La pregunta era, entonces: 驴con qu茅 mirada vamos a ver la realidad? Aparecida respondi贸: Con mirada de disc铆pulo. As铆 se entienden los n煤meros 20 al 32. Hay otras maneras de ideologizaci贸n del mensaje y, actualmente, aparecen en Latinoam茅rica y El Caribe propuestas de esta 铆ndole. Menciono s贸lo algunas:a) El reduccionismo socializante. Es la ideologizaci贸n m谩s f谩cil de descubrir. En algunos momentos fue muy fuerte. Se trata de una pretensi贸n interpretativa en base a una hermen茅utica seg煤n las ciencias sociales. Abarca los campos m谩s variados, desde el liberalismo de mercado hasta la categorizaci贸n marxista.b) La ideologizaci贸n psicol贸gica. Se trata de una hermen茅utica elitista que, en definitiva, reduce el "encuentro con Jesucristo" y su ulterior desarrollo a una din谩mica de autoconocimiento. Suele darse principalmente en cursos de espiritualidad, retiros espirituales, etc. Termina por resultar una postura inmanente autorreferencial. No sabe de trascendencia y, por tanto, de misionariedad.c) La propuesta gn贸stica. Bastante ligada a la tentaci贸n anterior. Suele darse en grupos de 茅lites con una propuesta de espiritualidad superior, bastante desencarnada, que termina por desembarcar en posturas pastorales de "quaestiones disputatae". Fue la primera desviaci贸n de la comunidad primitiva y reaparece, a lo largo de la historia de la Iglesia, en ediciones corregidas y renovadas. Vulgarmente se los denomina "cat贸licos ilustrados" (por ser actualmente herederos de la Ilustraci贸n).d) La propuesta pelagiana. Aparece fundamentalmente bajo la forma de restauracionismo. Ante los males de la Iglesia se busca una soluci贸n s贸lo en la disciplina, en la restauraci贸n de conductas y formas superadas que, incluso culturalmente, no tienen capacidad significativa. En Am茅rica Latina suele darse en peque帽os grupos, en algunas nuevas Congregaciones Religiosas, en tendencias a la "seguridad" doctrinal o disciplinaria. Fundamentalmente es est谩tica, si bien puede prometerse una din谩mica hacia adentro: involuciona. Busca "recuperar" el pasado perdido.2. El funcionalismo. Su acci贸n en la Iglesia es paralizante. M谩s que con la ruta se entusiasma con la "hoja de ruta". La concepci贸n funcionalista no tolera el misterio, va a la eficacia. Reduce la realidad de la Iglesia a la estructura de una ONG. Lo que vale es el resultado constatable y las estad铆sticas. De aqu铆 se va a todas las modalidades empresariales de Iglesia. Constituye una suerte de "teolog铆a de la prosperidad" en lo organizativo de la pastoral.3. El clericalismo es tambi茅n una tentaci贸n muy actual en Latinoam茅rica. Curiosamente, en la mayor铆a de los casos, se trata de una complicidad pecadora: el cura clericaliza y el laico le pide por favor que lo clericalice, porque en el fondo le resulta m谩s c贸modo. El fen贸meno del clericalismo explica, en gran parte, la falta de adultez y de cristiana libertad en buena parte del laicado latinoamericano. O no crece (la mayor铆a), o se acurruca en cobertizos de ideologizaciones como las ya vistas, o en pertenencias parciales y limitadas. Existe en nuestras tierras una forma de libertad laical a trav茅s de experiencias de pueblo: el cat贸lico como pueblo. Aqu铆 se ve una mayor autonom铆a, sana en general, y que se expresa fundamentalmente en la piedad popular. El cap铆tulo de Aparecida sobre piedad popular describe con profundidad esta dimensi贸n. La propuesta de los grupos b铆blicos, de las comunidades eclesiales de base y de los Consejos pastorales va en la l铆nea de superaci贸n del clericalismo y de un crecimiento de la responsabilidad laical.Podr铆amos seguir describiendo algunas otras tentaciones contra el discipulado misionero, pero creo que 茅stas son las m谩s importantes y de m谩s fuerza en este momento de Am茅rica Latina y El Caribe.5. ALGUNAS PAUTAS ECLESIOL脫GICAS1. El discipulado-misionero que Aparecida propuso a las Iglesias de Am茅rica Latina y El Caribe es el camino que Dios quiere para este "hoy". Toda proyecci贸n ut贸pica (hacia el futuro) o restauracionista (hacia el pasado) no es del buen esp铆ritu. Dios es real y se manifiesta en el "hoy". Hacia el pasado su presencia se nos da como "memoria" de la gesta de salvaci贸n sea en su pueblo sea en cada uno de nosotros; hacia el futuro se nos da como "promesa" y esperanza. En el pasado Dios estuvo y dej贸 su huella: la memoria nos ayuda a encontrarlo; en el futuro s贸lo es promesa鈥 y no est谩 en los mil y un "futuribles". El "hoy" es lo m谩s parecido a la eternidad; m谩s a煤n: el "hoy" es chispa de eternidad. En el "hoy" se juega la vida eterna.El discipulado misionero es vocaci贸n: llamado e invitaci贸n. Se da en un "hoy" pero "en tensi贸n". No existe el discipulado misionero est谩tico. El disc铆pulo misionero no puede poseerse a s铆 mismo, su inmanencia est谩 en tensi贸n hacia la trascendencia del discipulado y hacia la trascendencia de la misi贸n. No admite la autorreferencialidad: o se refiere a Jesucristo o se refiere al pueblo a quien se debe anunciar. Sujeto que se trasciende. Sujeto proyectado hacia el encuentro: el encuentro con el Maestro (que nos unge disc铆pulos) y el encuentro con los hombres que esperan el anuncio.Por eso, me gusta decir que la posici贸n del disc铆pulo misionero no es una posici贸n de centro sino de periferias: vive tensionado hacia las periferias鈥 incluso las de la eternidad en el encuentro con Jesucristo. En el anuncio evang茅lico, hablar de "periferias existenciales" des-centra, y habitualmente tenemos miedo a salir del centro. El disc铆pulo-misionero es un des-centrado: el centro es Jesucristo, que convoca y env铆a. El disc铆pulo es enviado a las periferias existenciales.2. La Iglesia es instituci贸n pero cuando se erige en "centro" se funcionaliza y poco a poco se transforma en una ONG. Entonces, la Iglesia pretende tener luz propia y deja de ser ese "misterium lunae" del que nos hablaban los Santos Padres. Se vuelve cada vez m谩s autorreferencial y se debilita su necesidad de ser misionera. De "Instituci贸n" se transforma en "Obra". Deja de ser Esposa para terminar siendo Administradora; de Servidora se transforma en "Controladora". Aparecida quiere una Iglesia Esposa, Madre, Servidora, facilitadora de la fe y no controladora de la fe.3. En Aparecida se dan de manera relevante dos categor铆as pastorales que surgen de la misma originalidad del Evangelio y tambi茅n pueden servirnos de pauta para evaluar el modo como vivimos eclesialmente el discipulado misionero: la cercan铆a y el encuentro. Ninguna de las dos es nueva, sino que conforman la manera c贸mo se revel贸 Dios en la historia. Es el "Dios cercano" a su pueblo, cercan铆a que llega al m谩ximo al encarnarse. Es el Dios que sale al encuentro de su pueblo. Existen en Am茅rica Latina y El Caribe pastorales "lejanas", pastorales disciplinarias que privilegian los principios, las conductas, los procedimientos organizativos鈥 por supuesto sin cercan铆a, sin ternura, sin caricia. Se ignora la "revoluci贸n de la ternura" que provoc贸 la encarnaci贸n del Verbo. Hay pastorales planteadas con tal dosis de distancia que son incapaces de lograr el encuentro: encuentro con Jesucristo, encuentro con los hermanos. Este tipo de pastorales a lo m谩s pueden prometer una dimensi贸n de proselitismo pero nunca llegan a lograr ni inserci贸n eclesial ni pertenencia eclesial. La cercan铆a crea comuni贸n y pertenencia, da lugar al encuentro. La cercan铆a toma forma de di谩logo y crea una cultura del encuentro. Una piedra de toque para calibrar la cercan铆a y la capacidad de encuentro de una pastoral es la homil铆a. 驴Qu茅 tal son nuestras homil铆as? 驴Nos acercan al ejemplo de nuestro Se帽or, que "hablaba como quien tiene autoridad" o son meramente preceptivas, lejanas, abstractas?4. Quien conduce la pastoral, la Misi贸n Continental (sea program谩tica como paradigm谩tica), es el Obispo. El Obispo debe conducir, que no es lo mismo que mandonear. Adem谩s de se帽alar las grandes figuras del episcopado latinoamericano que todos conocemos quisiera a帽adir aqu铆 algunas l铆neas sobre el perfil del Obispo que ya dije a los Nuncios en la reuni贸n que tuvimos en Roma. Los Obispos han de ser Pastores, cercanos a la gente, padres y hermanos, con mucha mansedumbre; pacientes y misericordiosos. Hombres que amen la pobreza, sea la pobreza interior como libertad ante el Se帽or, sea la pobreza exterior como simplicidad y austeridad de vida. Hombres que no tengan "psicolog铆a de pr铆ncipes". Hombres que no sean ambiciosos y que sean esposos de una Iglesia sin estar a la expectativa de otra. Hombres capaces de estar velando sobre el reba帽o que les ha sido confiado y cuidando todo aquello que lo mantiene unido: vigilar sobre su pueblo con atenci贸n sobre los eventuales peligros que lo amenacen, pero sobre todo para cuidar la esperanza: que haya sol y luz en los corazones. Hombres capaces de sostener con amor y paciencia los pasos de Dios en su pueblo. Y el sitio del Obispo para estar con su pueblo es triple: o delante para indicar el camino, o en medio para mantenerlo unido y neutralizar los desbandes, o detr谩s para evitar que alguno se quede rezagado, pero tambi茅n, y fundamentalmente, porque el reba帽o mismo tambi茅n tiene su olfato para encontrar nuevos caminos.No quisiera abundar en m谩s detalles sobre la persona del Obispo, sino simplemente a帽adir, incluy茅ndome en esta afirmaci贸n, que estamos un poquito retrasados en lo que a Conversi贸n Pastoral se refiere. Conviene que nos ayudemos un poco m谩s a dar los pasos que el Se帽or quiere para nosotros en este "hoy" de Am茅rica Latina y El Caribe. Y ser铆a bueno comenzar por aqu铆.* * *Les agradezco la paciencia de escucharme. Perdonen el desorden de la charla y, por favor, les pido que tomemos en serio nuestra vocaci贸n de servidores del santo pueblo fiel de Dios, porque en esto se ejercita y se muestra la autoridad: en la capacidad de servicio. Muchas gracias.Fuentes: VIS News, Signos de estos Tiempos

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis:

S煤mate a nuestra Newsletter y recibe las 煤ltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Ver todo
Estamos migrando el sitio a una nueva plataforma! :)