Un mensaje para Obispos y sacerdotes.
El Papa Francisco comunica al mundo, desde el primer d铆a, que la causa del mal y la mundanidad es Satan谩s. Y ya comenzaron los ataques a su persona, como 茅l sab铆a que pasar铆a.

En lugar de referirse a los males de este mundo de modo gen茅rico e incluso t茅cnico, el papa Francisco ya estableci贸 que la explicaci贸n es la acci贸n de Satan谩s, marcando una diferencia con Benedicto XVI, que siempre trat贸 de referirse a los males buscando una argumentaci贸n compatible con el conocimiento filos贸fico y accesible a los no religiosos.

EN SU PRIMER HOMIL脥A Y SIN ANESTESIA

Para dejar clara su posici贸n, el pont铆fice trajo el tema del demonio en su primera homil铆a el 14 de marzo en la Capilla Sixtina. En su corta disertaci贸n dijo:

podemos construir tantas cosas, pero si no confesamos a Jesucristo, no vale. Nos convertir铆amos en una ONG filantr贸pica, pero no ser铆amos la Iglesia, esposa del Se帽or [鈥 Y citando a Leon Bloy, a帽ade: 鈥淓l que no reza al Se帽or, reza al diablo鈥, porque cuando no se confiesa a Jesucristo se confiesa la mundanidad del demonio.

Eso es lo que ense帽a el Concilio Vaticano II cuando dice que en toda la historia humana

existe una dura batalla contra el poder de las tinieblas (GS 37), y que toda la vida humana, la individual y la colectiva, se presenta como una lucha, ciertamente dram谩tica, entre el bien y el mal, entre la luz y las tinieblas (ib. 13),

Y es una ense帽anza continua de toda la Biblia:

desde el G茅nesis (3,15): pongo enemistad perpetua entre ti [la serpiente, Satan谩s] y la mujer [Mar铆a, la Iglesia], hasta el Apocalipsis (12,17): se enfureci贸 el Drag贸n contra la Mujer [que hab铆a dado a luz al Salvador], y se fue a hacer la guerra contra el resto de su descendencia. 脡sta es la historia.

De esta forma 鈥渕arc贸 la cancha鈥 y estableci贸 la interpretaci贸n de que el demonio es el causante del mal porque odia a Jesucristo. Y como satan谩s odia a Cristo, odia al Vicario de Cristo en la tierra. Por eso la Virgen de F谩tima anuncia en 1917:

graves 鈥減ersecuciones contra la Iglesia鈥 el Santo Padre tendr谩 mucho que sufrir鈥.

YA COMENZ脫 EL DIABLO A PERSEGUIR AL PAPA FRANCISCO

Apenas al d铆a siguiente de iniciado su ministerio, como Jes煤s tuvo su primer encontronazo con satan谩s en el comienzo mismo de su ministerio p煤blico, o para ser m谩s exactos, cuando se dispon铆a en el desierto para iniciarlo, el Papa Francisco fue atacado de la misma forma.El primer ataque provino de tiendas feministas, refiri茅ndose a una noticia generada hace 6 a帽os, que en aquel entonces se desminti贸, sobre que el arzobispo de Buenos Aires, cardenal Jorge Bergoglio, hab铆a afirmado que:

"las mujeres son naturalmente ineptas para ejercer cargos pol铆ticos", refiri茅ndose a la candidatura presidencial de la Senadora Cristina Fern谩ndez de Kirchner.

"El orden natural y los hechos nos ense帽an que el hombre es el ser pol铆tico por excelencia; las Escrituras nos demuestran que la mujer siempre es el apoyo del hombre pensador y hacedor, pero nada m谩s que eso".Y agreg贸 que "hay que tener memoria; tuvimos una mujer como Presidente de la Naci贸n y todos sabemos qu茅 pas贸", refiri茅ndose a la ex presidente Estela Mar铆a Mart铆nez de Per贸n.Le sigui贸 otro ataque con las denuncias de la izquierda sobre presuntas vinculaciones con la dictadura argentina. Este es un hecho muy com煤n en Argentina, ya que es frecuente ver como organizaciones como Madres y Abuelas de Plaza de Mayo le hacen el mandado al gobierno para atacar a personas, y usan acusaciones precisamente de este tipo.La presunta colaboraci贸n del papa Francisco con la Junta, concretamente en esta denuncia, fue unos a帽os atr谩s abordada por el periodista argentino Horacio Verbistky. La acusaci贸n es que cuando los sacerdotes jesuitas Franz Jalics y Orlando Yorio fueron secuestrados en 1976 por la dictadura, cuando ambos ejerc铆an en una villa miseria bonaerense en tiempos de la dictadura argentina (1976-1983), Bergoglio no los defendi贸.Esto fue desmentido por el propio Bergoglio que contest贸 a las acusaciones en el 2010, en el libro 'El jesuita' rechazando tal colaboraci贸n. Tambi茅n por el propio Jalics, desde 1978 en Alemania y actualmente en la peque帽a localidad b谩vara de Wilhelmsthal, que viaj贸 hace unos a帽os a Buenos Aires, por invitaci贸n del arzobispado de la capital argentina, y 鈥渁bord贸 la cuesti贸n鈥, indicaron fuentes de esa orden en M煤nich a la edici贸n digital del semanario Der Spiegel. Y dijo que 鈥淓st谩 en paz con Bergoglio鈥.Los dos jesuitas fueron liberados tras cinco meses de torturas y Yorio muri贸 en el 2000 en UruguayTambi茅n el activista de derechos humanos y Premio Nobel de la Paz argentinoAdolfo P茅rez Esquivel, rechaz贸 tajantemente tales acusaciones desde la televisi贸n brit谩nica BBC, donde dijo que

鈥渉ubo obispos que fueron c贸mplices de la dictadura argentina, pero Bergoglio no鈥.

Al nuevo Papa:

鈥渟e lo cuestiona porque se dice que no hizo lo necesario para sacar de la prisi贸n a dos sacerdotes. S茅 personalmente que muchos obispos ped铆an a la Junta Militar la liberaci贸n de prisioneros y sacerdotes y no se les conced铆a, record贸 P茅rez Esquivel.

Y surgieron adem谩s juicios negativos hacia Bergoglio de grupos homosexuales y pro aborto por sus declaraciones sobre estos temas, que obviamente abundar谩n en el resto de su pontificado.

BERGOGLIO SABE QUE SER脕 PERSEGUIDO

El Papa Francisco no ignora la persecuci贸n de satan谩s, que habr谩 de sufrir 茅l y toda la Iglesia, y que se inici贸 hace veinte siglos. Esta conciencia del car谩cter diab贸lico de ciertas persecuciones se manifiesta en Mons. Jorge Mario Bergoglio, por ejemplo, cuando siendo Cardenal de la Iglesia y Arzobispo de Buenos Aires, escribe a los cuatro Carmelos bonaerenses (22-VI-2010) acerca del 鈥proyecto de ley sobre matrimonio de personas del mismo sexo鈥, que el Gobierno argentino hab铆a preparado y que el Senado iba a discutir pr贸ximamente (el 13-VII).

Aqu铆 est谩 la envidia del Demonio, por la que entr贸 el pecado en el mundo, que arteramente pretende destruir la imagen de Dios: hombre y mujer que reciben el mandato de crecer, multiplicarse y dominar la tierra. No seamos ingenuos: no se trata de una simple lucha pol铆tica; es la pretensi贸n destructiva al plan de Dios. No se trata de un mero proyecto legislativo (茅ste es s贸lo el instrumento) sino de una 鈥渕ovida鈥 del padre de la mentira que pretende confundir y enga帽ar a los hijos de Dios.

Jes煤s nos dice que, para defendernos de este acusador mentiroso, nos enviar谩 el Esp铆ritu de Verdad. Hoy la Patria, ante esta situaci贸n, necesita de la asistencia especial del Esp铆ritu Santo que ponga la luz de la Verdad en medio de las tinieblas del error; necesita de este Abogado que nos defienda del encantamiento de tantos sofismas con que se busca justificar este proyecto de ley, y que confunden y enga帽an incluso a personas de buena voluntad.

Por esto recurro a Ustedes y les pido oraci贸n y sacrificio, las dos armas invencibles que confesaba tener Santa Teresita. Clamen al Se帽or para que env铆e su Esp铆ritu a los Senadores que han de dar su voto [鈥 Miremos a San Jos茅. A Mar铆a, al Ni帽o y pidamos con fervor que ellos defiendan a la familia argentina en este momento. Record茅mosle lo que Dios mismo dijo a su pueblo en un momento de mucha angustia: 鈥渆sta guerra no es vuestra sino de Dios鈥. Que ellos nos socorran, defiendan y acompa帽en en esta guerra de Dios. Gracias por lo que har谩n [ustedes] en esta lucha por la Patria

ES UNA SE脩AL PARA LOS SACERDOTES

El Card. Bergoglio habla de Satan谩s. No es frecuente que nuestros Obispos, cuando hacen o铆r la voz de la Iglesia en ciertos debates pol铆ticos especialmente graves, digan tan claramente que ciertos atentados contra el orden natural, m谩s que una lucha meramente pol铆tica, son en realidad una guerra de satan谩s contra Dios, una batalla entre Satan谩s y los suyos contra el Reinado de Dios sobre la creaci贸n.Y tampoco es frecuente o铆r predicar en las iglesias sobre el demonio, en parte porque dicen que 鈥渆spanta a la gente鈥, o que 鈥渕uchos lo toman como una fantas铆a鈥.En los Ejercicios espirituales de San Ignacio de Loyola, como bien lo sabe nuestro Papa jesuita, una de las meditaciones principales es justamente la de las dos banderas:El primer pre谩mbulo es la historia: c贸mo Cristo llama y quiere a todos bajo su bandera, y Lucifer, al contrario, bajo la suya (137).Fuentes: P. Jos茅 Mar铆a Iraburu s.j., Info Cat贸lica, Yahoo Respuestas, Signos de estos Tiempos

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis:

S煤mate a nuestra Newsletter y recibe las 煤ltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Ver todo
Estamos migrando el sitio a una nueva plataforma! :)