"La Virgen no es una oficina de Correos para enviar mensajes todos los días"
El Santo Padre ha advertido contra los cr√©dulos que piensan que la Virgen Mar√≠a est√° hablando constantemente a trav√©s de videntes. El Papa ha puesto como ejemplo contrario a Santa Teresita del Ni√Īo Jes√ļs, que se alejaba siempre del esp√≠ritu de curiosidad.
peregrinacion-Virgen-San Nicolas

¬ŅQu√© lectura podemos hacer de este enfoque claramente contra los videntes?En primer lugar hay que tener en cuenta que pululan una serie de videntes apocal√≠pticos por internet, con posiciones cism√°ticas y que le ‚Äútiran piedras a Francisco‚ÄĚ. Y es natural que Francisco ponga en guardia a los cat√≥licos contra ellos. Algunos de ellos parecen como claras operaciones contra Francisco. Y de otros se ha denunciado que son estrategias de marketing comerciales.Pero lamentablemente Francisco no puede distinguir entre videntes falsos y verdaderos, porque la Iglesia no va a aprobar ninguna aparici√≥n que est√© en curso.Y esto lleva al segundo punto. ¬ŅEl Papa cree en los videntes y en las apariciones actuales de Mar√≠a? De la informaci√≥n hist√≥rica del Obispo Bergoglio no surge el descreimiento, pero tampoco una credibilidad razonable. Es como que a Francisco le importara poco este tema m√≠stico, a diferencia de Juan Pablo II.Y en tercer lugar, ¬Ņesto tiene algo que ver con la prohibici√≥n reciente de las charlas del vidente Iv√°n de Medjugorje en parroquias de EE.UU. por parte de la Doctrina de la Fe? Por lo menos va en el mismo sentido y sigue la misma corriente, por lo que una reacci√≥n del Papa contra los videntes poco cre√≠bles y cism√°ticos estar√≠a afectando la apertura hacia las apariciones de m√°s credibilidad, lo cual no es un dato menor.Los mensajes poco confiables de videntes, que incluso no se sabe quienes son porque esconden su nombre, y a√ļn as√≠ muchos les dan tanta credibilidad como a los videntes de Medjugorje, est√°n afectando la imagen de los videntes.Es algo para seguir analizando y discerniendo, pero parecer√≠a que Francisco va a tener una posici√≥n m√°s distante ante las apariciones, a√ļn m√°s que Benedicto XVI.Y si unimos esto a la Consagraci√≥n "light" que hizo Francisco del Mundo al Coraz√≥n Inmaculado de Mar√≠a, donde no utiliz√≥ ninguno de estas palabras, entonces quiz√°s los marianos tengan alguna raz√≥n para estar "expectantes" y para redoblar la oraci√≥n por el Papa.

QUE ES LO QUE DIJO EL PAPA EN LA HOMIL√ćA

El esp√≠ritu de curiosidad genera confusi√≥n y nos aleja del Esp√≠ritu de la sabidur√≠a que, sin embargo, nos da paz: es lo que ha afirmado la ma√Īana del 14 de noviembre en la Misa celebrada en la Capilla de Casa Santa Marte en el Vaticano.Coment√≥ la primera lectura, del Libro de la Sabidur√≠a, donde se describe ‚Äúel estado de √°nimo del hombre y de la mujer espiritual‚ÄĚ del verdadero cristiano y de la verdadera cristiana que viven ‚Äúen la sabidur√≠a del Esp√≠ritu Santo. Y esta sabidur√≠a los lleva adelante con este esp√≠ritu inteligente, santo, √ļnico, m√ļltiple, sutil‚ÄĚ.Pero en el Evangelio, destaca el Papa,

‚Äúnos encontramos ante otro esp√≠ritu, contrario a esta sabidur√≠a de Dios: el esp√≠ritu de curiosidad‚ÄĚ

‚ÄúEs cuando nosotros nos adue√Īamos de los proyectos de Dios, del futuro, de las cosas; conocer todo, tomar todo en la mano... los fariseos preguntaron a Jes√ļs: ‚Äė¬ŅCu√°ndo vendr√° el Reino de Dios?' ¬°Curiosos! Quer√≠an conocer la fecha, el d√≠a... el esp√≠ritu de curiosidad nos aleja del Esp√≠ritu de la Sabidur√≠a, porque solo les interesa los detalles, las noticias, las peque√Īas noticias de cada d√≠a. O ¬Ņc√≥mo se har√° esto? Es el ‚Äėc√≥mo': ¬°el esp√≠ritu del ‚Äėc√≥mo'! Y el esp√≠ritu de la curiosidad no es un buen esp√≠ritu: es el esp√≠ritu de la dispersi√≥n, del alejarse de Dios, el esp√≠ritu del hablar demasiado. Jes√ļs viene a decirnos una cosa interesante: este esp√≠ritu de curiosidad, que es mundano, nos lleva a la confusi√≥n‚ÄĚ.

La curiosidad, prosigue el Pont√≠fice, nos empuja a querer escuchar que el Se√Īor est√° aqu√≠ o all√≠, o nos hace decir:

‚Äúpero yo conozco un vidente, una vidente que recibe cartas de la Virgen, mensajes de la Virgen‚ÄĚ.

El Papa comenta:

‚ÄúMira, ¬°la Virgen es Madre! Y nos ama a todos nosotros. Pero no es una oficina de Correos, para enviar mensajes todos los d√≠as‚ÄĚ.

‚ÄúEstas novedades -afirma- alejan del Evangelio, alejan del Esp√≠ritu Santo, alejan de la paz y de la sabidur√≠a, de la gloria de Dios, de la belleza de Dios‚ÄĚ.

Porque

‚ÄúJes√ļs dice que el Reino de Dios no llega en un modo que llama la atenci√≥n: llega en la sabidur√≠a‚ÄĚ.

‚Äú¬°El Reino de Dios est√° en medio de vosotros!‚ÄĚ, dice Jes√ļs, y ‚Äúesta aci√≥n del Esp√≠ritu Santo, es la que nos da la sabidur√≠a, nos da la paz. El Reino de Dios no viene en la confusi√≥n. Dios no habl√≥ al profeta El√≠as en el viento, en la tormenta‚ÄĚ sino que ‚Äúhabl√≥ en la suave brisa, la brisa de la sabidur√≠a‚ÄĚ.

Ejemplo de Santa Teresita del Ni√Īo Jes√ļs

‚ÄúAs√≠ Santa Teresita, Santa Teresa del Ni√Īo Jes√ļs, dec√≠a que ella se deb√≠a detener siempre ante el esp√≠ritu de la curiosidad. Cuando hablaba otra monja o contaba una historia, algo de la familia, de la gente, y dejaba el tema a mitad y pasaba a otro y ella quer√≠a saber c√≥mo terminaba la primera historia. Pero sent√≠a que esto no era el Esp√≠ritu de Dios, porque era un esp√≠ritu de dispersi√≥n, de curiosidad. El Reino de Dios est√° en medio de nosotros: no busqu√©is cosas extra√Īas, no busqu√©is novedades con esta curiosidad mundana. Dejemos que el Esp√≠ritu nos lleve hacia delante, con esta sabidur√≠a que es una brisa suave. Este es el Esp√≠ritu del Reino de Dios, del que nos habla Jes√ļs. As√≠ sea‚ÄĚ.

Fuentes: Vaticano, Signos de estos Tiempos

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis:

S√ļmate a nuestra Newsletter y recibe las √ļltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Ver todo
Estamos migrando el sitio a una nueva plataforma! :)