En un saludo por el Ramad√°n.
En lenguaje diplomático, Francisco llama a los musulmanes al respeto mutuo expresado a través de la reciprocidad, y aunque no lo dice directamente, todos sabemos que se refiere a que los musulmanes exigen en occidente un respeto por sus derechos que no están dispuestos a dar en sus países a las minorías cristianas.
el papa y un musulman

El 2 de agosto, el Papa Francesco ha hecho p√ļblico un mensaje, fechado oficialmente el 10 de julio a los musulmanes de todo el mundo con ocasi√≥n de la celebraci√≥n del ‚ÄėId al-Fitr‚Äô, que concluye el mes de Ramad√°n. Como el Papa se√Īala,

Se ha convertido en tradici√≥n que, en esta ocasi√≥n, el Consejo Pontificio para el Di√°logo Interreligioso os env√≠e un mensaje de buena voluntad, acompa√Īado de un tema propuesto a la com√ļn reflexi√≥n. Este a√Īo, el primero de mi Pontificado, decid√≠ firmar yo mismo este tradicional mensaje

El texto es, por supuesto, un mensaje de buenos deseos y un gesto de di√°logo entre las religiones, no deja de insistir en las preocupaciones hoy en com√ļn a las grandes religiones en el √°mbito de la familia y la sociedad, pero centra el mensaje en un tema querido por Benedicto XVI, el de reciprocidad.El respeto debe ser mutuo, lo que implica que los musulmanes pidiendo ciertos derechos para los fieles de su religi√≥n al emigrar a Occidente deber√≠an estar disponibles para conceder los mismos derechos a las minor√≠as cristianas en sus pa√≠ses.Cada a√Īo la Santa Sede propone a los musulmanes un tema com√ļn para la reflexi√≥n,

Este a√Īo, el tema sobre el que me gustar√≠a reflexionar con vosotros y con todos los que lean este mensaje, y que afecta tanto a los musulmanes como a los cristianos, es la promoci√≥n del respeto mutuo a trav√©s de la educaci√≥n.

De una manera did√°ctica el Papa define el concepto de respeto mutuo:

"Respeto" significa una actitud de amabilidad hacia las personas para las que nutrimos consideración y estima. "Mutuo" significa que no se trata de un proceso unidireccional, sino de algo que es compartido por ambas partes.

El lenguaje es diplomático, pero el pasaje es claro, y se refiere a una noción en la que los papas dialogando con los musulmanes siempre han insistido: la reciprocidad.Los musulmanes tienen sus razones cuando piden el respeto de sus derechos fundamentales, incluso cuando se encuentran en las tierras donde emigran, pero la reciprocidad exige respeto "mutuo", es decir, la disponibilidad de los musulmanes a respetar los mismos derechos cuando los piden las minorías cristianas en los países de mayoría musulmana. De lo contrario, sería sólo un "proceso de un solo sentido."

Lo que estamos llamados a respetar en cada persona es ante todo su vida, su integridad física, su dignidad y los derechos que de ella manan, su reputación, su propiedad, su identidad étnica y cultural, sus ideas y sus decisiones políticas.

Por esto estamos llamados a pensar, hablar y escribir del otro en un modo respetuoso, no s√≥lo en su presencia, sino siempre y en todas partes, evitando cr√≠ticas injustas o la difamaci√≥n. Para lograr esto, tienen un papel fundamental la familia, la escuela, la ense√Īanza religiosa y todo tipo de medios de comunicaci√≥n social

Este paso - para los que conocen los problemas de convivencia entre cristianos y musulmanes - es muy claro. El otro - de las minorías - debe respetar la vida, que no es evidente en los países musulmanes. Esto involucra los derechos humanos, la propiedad, así como la identidad cultural, que por supuesto incluye a las opciones religiosas y políticas, lo que implica que las minorías puedan participar en la vida política en condiciones de igualdad con respecto a la mayoría. Este derecho a menudo se niega a los cristianos en los países musulmanes. Por supuesto, la reciprocidad implica que el mismo derecho se reconoce también a los musulmanes donde son una minoría.El respeto mutuo y la mutua también es un problema cultural,

Si nos referimos ahora al respeto mutuo en las relaciones interreligiosas, especialmente entre cristianos y musulmanes, estamos llamados a respetar la religi√≥n del otro, sus ense√Īanzas, s√≠mbolos y valores. Un respeto especial se debe a los l√≠deres religiosos y los lugares de culto. ¬°Cu√°nto dolor causan los ataques a uno u otro de ellos!

Incluso este respecto debe ser mutuo y general. El Papa Francesco se cuida de excluir cualquier relativismo:

Claramente, al mostrar respeto por la religión de los demás o manifestar los mejores deseos con motivo de una celebración religiosa, simplemente tratamos de compartir la alegría, sin referencia al contenido de sus creencias religiosas

Todos sabemos que el respeto mutuo es esencial en cualquier relación humana, sobre todo entre las personas que profesan una creencia religiosa. Es así como puede crecer una amistad sincera y duradera.

Con estos sentimientos, el Papa ofreció a los musulmanes al final del Ramadán, sus deseos, y agregó:

oraciones para que vuestras vidas puedan glorificar al Altísimo y dar alegría a los que os circundan.

El diálogo tiene como objetivo la paz y la "alegría". Práctica que claramente puede evitar al menos algo de dolor.Fuentes: La Nouva Bussola Quotidiana, Signos de estos Tiempos

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis:

S√ļmate a nuestra Newsletter y recibe las √ļltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Ver todo
Estamos migrando el sitio a una nueva plataforma! :)