Comienza la rehabilitaci√≥n de Ettore Gotti Tedeschi y quiz√°s alg√ļn ostracismo.
Monse√Īor Georg G√§nswein, Prefecto de la Casa Pontificia y secretario de Benedicto XVI - que tambi√©n trabaja con el papa Francisco haciendo el nexo entre ambos -, dio una entrevista para Il Mesaggero el 22 de octubre, donde afirma que Benedicto XVI se sorprendi√≥ mucho cuando supo de la destituci√≥n de Ettore Gotti Tedeschi al frente del IOR, ya que √©l mismo lo hab√≠a contratado para limpiar las cuentas del Banco del Vaticano, aunque no intervino por respeto a quien hab√≠a tomado esa decisi√≥n.
benedicto xvi y ettore gotti tedeschi

Esto no es una casualidad que haya venido una semana despu√©s de cesado el Cardenal Bertone, sino que mas bien debe ser interpretado como una operaci√≥n, de la que ya se hab√≠a hablado, de ‚Äúlavar la imagen‚ÄĚ de Gotti Tedeschi, e incluso de ‚Äúagitar las aguas‚ÄĚ dentro de IOR que en este momento est√° siendo investigado por presuntos lavados y corrupci√≥n interna. Lo primero que hay que destacar es que las expresiones G√§nswein contradicen claramente la versi√≥n siempre contada por el cardenal Bertone, que el Papa Benedicto XVI estuvo en conocimiento y aprob√≥ la "no confianza" en Gotti Tedeschi.Y segundo, que surge de la entrevista de G√§nswein que Ratzinger no estuvo de acuerdo y adem√°s que siempre han mantenido relaciones con Gotti Tedeschi, incluso despu√©s de su ‚Äúexpulsi√≥n‚ÄĚ, aparentemente a trav√©s de terceros.Aqu√≠ est√°n las ‚Äúcalientes‚ÄĚ declaraciones de G√§nswein.Preguntado sobre si el Papa sab√≠a de la destituci√≥n de Gotti Tedeschi responde claramente:

‚ÄĚMe acuerdo de ese momento, era el 24 de mayo. Ese d√≠a tambi√©n tuvo lugar la detenci√≥n de nuestro auxiliar de c√°mara Paolo Gabriele. Contrariamente a la creencia popular, no hay conexi√≥n entre los dos acontecimientos, sino s√≥lo una desafortunada coincidencia, incluso diab√≥lica... ‚Äú

‚ÄúBenedicto XVI ‚Äď contin√ļa G√§nswein ‚Äď que hab√≠a tra√≠do a Gotti al IOR para continuar con la pol√≠tica de transparencia se sorprendi√≥, qued√≥ muy sorprendido, por el acto de destituci√≥n del profesor. El Papa lo admiraba y lo amaba, pero por respeto a los poderes de los que ten√≠an la responsabilidad opt√≥ por no intervenir en ese momento.‚ÄĚ

‚ÄúCon posterioridad a la destituci√≥n - a√Īade el secretario de Ratzinger - el Papa, por razones de oportunidad, aunque nunca ha recibido a Gotti, ha mantenido un discreto contacto con √©l.‚ÄĚ

De la respuesta surge que Benedicto XVI no estuvo informado previamente de la expulsi√≥n del presidente del IOR Ettore Gotti Tedeschi, que tuvo lugar en circunstancias totalmente sin precedentes en la historia de la Santa Sede y acompa√Īada de un esfuerzo para deslegitimar a su persona tanto personal como profesionalmente, como atestiguan las razones escritas en el documento del ‚ÄúBanco del Vaticano‚ÄĚ firmado por Carl Anderson.En el documento con el que Gotti fue despedido, que deliberadamente se filtr√≥ a la prensa, se esgrimi√≥ su incapacidad para explicar c√≥mo los documentos confidenciales y la correspondencia interna del IOR lleg√≥ a los peri√≥dicos. Dando casi a entender la participaci√≥n del presidente del Instituto para las Obras de Religi√≥n en el Vatileaks.Las investigaciones de la Gendarmer√≠a del Vaticano, sin embargo, demostraron que los intercambios de correos electr√≥nicos confidenciales relativos a la ley de transparencia del Vaticano que se hicieron p√ļblicos fueron los del archivo de fotocopias que se encontraba en la casa de Paolo Gabriele.De hecho alguna vez se habl√≥ de una revisi√≥n de la situaci√≥n de Gotti Tedeschi, la cual, sin embargo, nunca tuvo lugar. Incluso los rumores hablaban de la "rehabilitaci√≥n" ya decidida por Benedicto XVI al final de 2012, pero obstaculizada por el cardenal Bertone.El tema es de actualidad porque los cuatro consejales del IOR que votaron por unanimidad contra Gotti Tedeschi - Ronaldo Hermann Schmitz, Carl Albert Anderson, Antonio Maria Marocco y Manuel Soto Serrano - est√°n todav√≠a en su puesto, y esto los pone en un compromiso.Y sobre todo agita las aguas dentro del IOR, que est√° en plena investigacion por varias denuncias de lavado y de corrupci√≥n interna.Fuentes: Infovaticana, La Nouva Bussola Quotidiana, Signos de estos Tiempos

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis:

S√ļmate a nuestra Newsletter y recibe las √ļltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Ver todo
Estamos migrando el sitio a una nueva plataforma! :)