No todo es como parece ser.
Los medios de comunicaci贸n del sistema est谩n operando un ataque sobre la iglesia para desacreditarla e incidir para que cambie su rumbo doctrinal. Sus campa帽as est谩n basadas en contenidos que les proporcionan los distintos tipos de enemigos de la iglesia, cada uno con sus intereses particulares. Y la defensa que ha ensayado el Vaticano no parece adecuada.

La renuncia del Papa ha generado un nuevo pretexto para atacar su pontificado de parte de los enemigos eternos de la iglesia, que desde el inicio de su papado apretaron el acelerador para desacreditarlo, para 鈥減egarle鈥 a la Iglesia por las decisiones que preve铆an pod铆a tomar.Por mencionar s贸lo tres temas que surgieron: Benedicto XVI fue conscientemente involucrado en la conspiraci贸n para condonar y encubrir los abusos sexuales de sacerdotes; se le acus贸 de haber pertenecido a la organizaci贸n de las Juventudes Hitlerianas; y de su incapacidad para poner fin a las luchas de poder e intrigas sexuales dentro de la burocracia vaticana.Los temas han ido variando y lo seguir谩n haciendo, porque siempre va a haber un argumento para hacer funcionar la maquinaria publicitaria desacreditadora.

MEDIOS CAT脫LICOS MAL ACOSTUMBRADOS A NEGAR TODO

Pero la verdad es que la comunicaci贸n de la iglesia no ha sido acertada como para salir mejor parada.Hay que entender, es que estas campa帽as se desatan sobre la base de medias verdades, nunca son inventos puros.Pero la mayor铆a de los medios de comunicaci贸n cat贸licos ha respondido siempre de la misma manera, negando todo, lo cual es una manera desacertada de contestar, porque cualquier prueba que presente el enemigo lleva a desbaratar la defensa.Por ejemplo ahora La Repp煤blica de Italia public贸 una serie de infidencias sobre el informe de la comisi贸n que investig贸 los Vatileaks, donde se mencionaba un lobby gay operante dentro de la iglesia, ver aqu铆.Y a pesar que hace m谩s de una d茅cada sacerdotes e investigadores fieles, desde dentro de la Iglesia, hablan de este lobby eclesial gay e incluso se lo acusa de encubrir a los ped贸filos y de mostrar poco 鈥渁mor鈥 para defender las causas de la vida, nuevamente muchos medios cat贸licos optaron por 鈥渘o se admite nada, no hay ning煤n problema al respecto鈥.

LOS ENEMIGOS NO SON DE BENEDICTO SINO DE LA IGLESIA

Tambi茅n hay que entender que no es Benedicto el que tiene enemigos, ni el c贸nclave, sino la doctrina eclesial y su comunicaci贸n en su completitud.Esto lo podemos ver en esta etapa en que est谩 abierta una posibilidad de elegir un Papa menos riguroso doctrinalmente, en que los medios, pol铆ticos, te贸logos progresistas, le quieren 鈥渁rmar el cuadro鈥 al c贸nclave y decirle 鈥渃omo debe jugar鈥, o sea definir el perfil de nuevo Papa - menos tradicional 鈥 e incluso barajando nombres.Y las cr铆ticas que se hacen a Benedicto en este momento est谩n relacionadas con las supuestas carencias que tuvo, y que el nuevo pont铆fice deber铆a solucionar, pero en los temas en que la aplicaci贸n de la doctrina puede tener un cambio liberal.

EL MODUS OPERANDI DE LOS ENEMIGOS

En la misma l铆nea, el soci贸logo italiano Massimo Introvigne, ha realizado un inteligente an谩lisis del sustrato de los ataques.Refiri茅ndose a la primera gran ofensiva contra Benedicto XVI, a partir del discurso de Ratisbona del 12 de septiembre de 2006, que los musulmanes consideraron ofensiva para el Islam, detect贸 un proceso de tres pasos:

Primer paso: un buen n煤mero de medios de comunicaci贸n occidentales, liderados por habitual New York Times, extrapolaron la cita fuera de contexto y publicaron la noticia de la supuesta ofensa a los musulmanes en la primera p谩gina.

Segundo paso: el coro de l铆deres cat贸licos y te贸logos progresistas hostiles al Papa, es amablemente entrevistado por los medios de comunicaci贸n.

Tercer paso: los musulmanes ultra-fundamentalistas difunden la noticia en los pa铆ses en los que operan y van a la violencia, con monjas y sacerdotes golpeados y asesinados, e iglesias quemadas.

ESTE PATR脫N SE ENCUENTRA EN MUCHOS OTROS EPISODIOS

Un ejemplo t铆pico es el de marzo de 2009 cuando en el avi贸n que lo llevaba a Camer煤n, el Papa responde a un periodista franc茅s que le hace una pregunta acerca del SIDA, y explica que la distribuci贸n masiva de condones no resuelve el problema sino que lo empeora.La respuesta del Papa, sin embargo cient铆ficamente correcta, desat贸 el mismo patr贸n de la ofensiva:

Primer paso: este tema ocup贸 las noticias internacionales durante todo el viaje, eclipsando sus profundas ense帽anzas sobre las fechor铆as de las instituciones internacionales y algunas corporaciones en 脕frica.

Segundo paso: "Cat贸licos adultos" y te贸logos progresistas intervienen para "morder" al Papa.

Tercer paso: viene la violencia, f铆sica no, pero esta vez gobiernos institucionales, como B茅lgica, critican al Papa y anuncian medidas contra la Iglesia. Aqu铆 se crea el contexto en el que unos meses despu茅s, la polic铆a belga a la caza de pederastas eclesiales abre las tumbas de dos cardenales, para buscar documentos sobre la pedofilia.

LOS CINCO ENEMIGOS

En relaci贸n a lo anterior, Introvigne tambi茅n hace una clasificaci贸n de los cinco enemigos principales de la Iglesia, el c贸nclave y Benedicto.

El primero: quiz谩 el m谩s poderoso y peligroso, es la galaxia de las organizaciones laicistas, homosexuales, masones, feministas, cl铆nicas de aborto y eutanasia, las compa帽铆as farmac茅uticas que venden productos para el aborto, los abogados que piden una indemnizaci贸n multimillonaria para los casos de pedofilia.

El segundo: a menudo peligrosamente descuidado durante malentendido esp铆ritu de di谩logo y de "hacer el bien" es el fundamentalismo ultra-isl谩mico. Por supuesto, la ideolog铆a fundamentalista isl谩mica est谩 lejos de la laicidad, pero est谩n dispuestos a aprovechar la asistencia de los medios de comunicaci贸n seculares para atacar a la Iglesia, y tomar ventaja de su silencio cuando su violencia se dirige contra los cristianos.

El tercero: el progresismo cat贸lico y la acci贸n persistente y molesta de los "cat贸licos adultos" y los te贸logos que han visto su autoridad y su poder amenazado por el desmantelamiento que el Papa Benedicto XVI hizo con la interpretaci贸n del Concilio Vaticano II, sobre el que hab铆an construido sus carreras de d茅cadas y fortuna. Y hoy, a la vista del C贸nclave, este liberalismo - cuyas quejas tiene el eco en los medios de comunicaci贸n internacionales secularistas - tratan de atacar a los Cardenales m谩s activos y fieles en la difusi贸n de las ense帽anzas del Papa.

El cuarto: los ultraconservadores cuyos voces y ruidos son recogidos por los medios de comunicaci贸n anti-cat贸licos, aunque no los compartan porque son m谩s antit茅ticos para ellos que las posiciones de Benedicto XVI.

El quinto: el enemigo inconsciente y no intencional, pero no menos peligroso: las indiscreciones, los retrasos y los errores de comunicaci贸n de esos colaboradores del Papa.

LOS MEDIOS DE COMUNICACI脫N DEL SISTEMA SON LOS QUE UNEN A LOS ENEMIGOS

Los medios de comunicaci贸n que se llaman ahora 鈥渄e la corriente principal鈥, y sus periodistas, son quienes aportan la difusi贸n de los contenidos que crean estos cinco enemigos que Introvigne mencion贸.Su poder deviene en que son los encargados de llevar al gran p煤blico los elementos que consolidan la ideolog铆a laicista del sistema, que lo hacen a trav茅s de todo su material informativo y art铆stico.Sin ellos, los cinco enemigos mencionados arriba no podr铆an operar, de ah铆 su posici贸n estrat茅gica.Pero no hay que pensar que todo lo que hacen los medios de comunicaci贸n que trabajan para el sistema est谩 en contra de la iglesia, porque en 煤ltima instancia son comerciantes y buscan el lucro, deben informar a su p煤blico con cierta veracidad, y hay intereses individuales de cada uno de los periodistas.Quiz谩s en este punto de los medios de comunicaci贸n, es donde el catolicismo tiene m谩s d茅ficits, porque sus medios de comunicaci贸n, formales y testimoniales (como los blogs), comunican solamente hacia el interior de la iglesia, a quienes ya tienen una franca posici贸n tomada, dejando de lado a quienes est谩n en su nutrida periferia, que requieren una comunicaci贸n que presuponga menos compromisos.Y su actividad para penetrar el mundo de los medios del sistema tropieza con sacerdotes que piensan en t茅rminos de homil铆a dentro de un templo y no de comunicaci贸n abierta; es as铆 como pierden muchas oportunidades de que algo de su mensaje pase.Fuentes: La Nouva Bussola Quotidiana, Crisis magazine, Signos de estos Tiempos

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis:

S煤mate a nuestra Newsletter y recibe las 煤ltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Ver todo
Estamos migrando el sitio a una nueva plataforma! :)