Se agregan cada vez m√°s cosas como ofensas a los gays.
En Francia fue multado un hombre que llevaba una camiseta que mostraba una familia estilizada mientras paseaba en un parque, porque se había usado como emblema para la marcha contra el matrimonio homosexual, y el argumento usado para la represión fue de que era una manifestación no autorizada y que podría ofender a los homosexuales.

¬°Cosas veremos Sancho!, dec√≠a don Quijote. Son tiempos dif√≠ciles para la familia tradicional. Se est√°n atacando sus s√≠mbolos y no es loco pensar que dentro de poco hasta escenas de la navidad sean causa de desacato a la decencia p√ļblica para las autoridades de la moralidad p√ļblica, laicista.El √ļltimo ataque se produjo en Francia, porque tradicionalmente ha liderado los experimentos m√°s audaces en materia de laicismo militante, pero vemos que en Gran Breta√Īa se persigue a los cristianos por el mismo tema, ver aqu√≠, y hasta en instituciones estatales como el ej√©rcito en EE.UU., ver aqu√≠.

DE PASEO CON LA FAMILIA

El lunes de Pascua en Par√≠s el Sr. Franck Talleuestaba en los Jardines de Luxemburgo caminando con su esposa e hijos. Era fiesta, no se necesita corbata. Ten√≠a ropa casual, una camiseta simple, pero altamente simb√≥lica.La prenda fue creada ad hoc para la manifestaci√≥n en contra del matrimonio gay y la posibilidad de adopci√≥n de ni√Īos de parejas homosexuales sobre lo que el gobierno de Hollande est√° dando grandes pasos tratando de introducir.La camiseta tiene una imagen estilizada de una familia: madre, padre, hijo e hija. Ninguna escritura, ninguna incitaci√≥n a nadie, no se hace referencia a los matrimonios homosexuales.Sin embargo, en la Francia de hoy, la camiseta puede llegar a ser extremadamente peligrosa a juzgar por el relato que hizo Talleu a Le F√≠garo, en un art√≠culo cuya foto muestra a dos vigilantes del parque que acompa√Īan al incauto caminante a la gendarmer√≠a y que preside este art√≠culo.

POR QU√Č LO QUIEREN LLEVAR A LA GENDARMER√ćA

√Čl simplemente se neg√≥ a quitarse la camisetaseg√ļn las √≥rdenes de dos oficiales de la moralidad. La imagen, de hecho, un s√≠mbolo de la marcha en contra del matrimonio gay, constituye una manifestaci√≥n no autorizada y puede chocar a la opini√≥n p√ļblica. Talleu est√° desconcertado. Se niega a quitarse la camisa, es multado, insiste en oponerse y a desnudarse en p√ļblico. As√≠ que los dos polic√≠as de la moralidad se lo llevan, hasta que el hombre, mirando con ternura a los ni√Īos angustiados, decide quitarse la camiseta. Pero la multa permanece.Por encima de todo est√° el choque de un comportamiento sin precedentes por las autoridades francesas,

"comienza una nueva resistencia - dijo el hombre - para los que andan del brazo de su mujer y con los ni√Īos de la mano".

La noticia corre por toda la red y encuentra a muchos activistas pro-vida ultrajados. As√≠, en unos d√≠as en las redes sociales se pone un enlace a trav√©s del cual la camiseta de la discordia muestra varios modelos, colores, tanto para hombres y mujeres y tambi√©n para ni√Īos.En resumen: se inici√≥ un marketing de guerrilla en nombre de la defensa del matrimonio tradicional. E incluso en varios pa√≠ses de Europa hay quienes empezaron a echar una mano con la compra de la "terrible camiseta transgresora" con fotos de madre, padre e hijos.

EL EPISODIO INDICA LA CRECIENTE PRESI√ďN CONTRA LOS DISIDENTES A LA REINGENIER√ćA DE LA FAMILIA

La campa√Īa comenz√≥, pero est√° claro que el episodio debe ser visto como un indicador de una barbarie progresista en el debate sobre el matrimonio gay.Con derivas que pueden cruzar las fronteras de varios pa√≠ses donde se ha estado preparando el terreno durante mucho tiempo para instalar el delito de homofobia, para aquellos que no apoyen el reconocimiento de los matrimonios del mismo sexo.Si se introduce el matrimonio entre homosexuales, o incluso el reconocimiento legal de la asociaci√≥n, √©ste se convierte en derecho. Y un derecho que ser√≠a muy dif√≠cil de resistir, especialmente con las acciones de car√°cter demostrativo. Como lo es el caso de la camiseta en cuesti√≥n, ya que en Francia el matrimonio gay sancionado se est√° convirtiendo en un derecho que no se puede discutir. Esta es la trampa que muchos pol√≠ticos a√ļn no ven.Esto hace pensar que alg√ļn d√≠a se pueda considerar una afrenta a la moral, incluso la famosa camiseta del Movimiento por la Vida "S√≠ a la Vida" porque ofende a los que definen al aborto como una libre elecci√≥n de la mujer y nada m√°s.Fuentes: Le Figaro, La Nouva Bussola Quotidiana, Signos de estos Tiempos

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis:

S√ļmate a nuestra Newsletter y recibe las √ļltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Ver todo
Estamos migrando el sitio a una nueva plataforma! :)