Miedo a los grupos armados.
Mientras el gobierno dice que los peque√Īos grupos guerrilleros que operan especialmente en el norte son simplemente narcotraficantes y delincuentes, √©stos dicen que son insurgentes que luchan contra la creciente dictadura del presidente Ortega.
grupos armados de nicaragua

Y en medio de esto ha surgido una guerra sorda y sucia de muchas muertes violentas que afecta a los cristianos para comulgar su fe.

TENSI√ďN TERRIBLE EN NICARAGUA

La situaci√≥n en la zona fronteriza de Pantasma y Wiwil√≠ afecta al desarrollo de las celebraciones religiosas de las parroquias, que en los √ļltimos quince d√≠as viven una disminuci√≥n sensible de fieles. Las comunidades campesinas, sobre todo los j√≥venes temen verse en medio de alg√ļn enfrentamiento que pueda desencadenarse.Este mes, la violencia entre los miembros del ej√©rcito y grupos armados no identificados en aldeas rurales de los municipios de Pantasma y Wiwil√≠ ha causado la muerte de ocho personas, siete de ellas civiles y un militar. El mes pasado, dos miembros de la CPC (Consejos del Poder Ciudadano, una especie de comit√© que asiste al alcalde en las necesidades m√°s urgentes de la comunidad) fueron asesinados en Wiwil√≠ y Pantasma, presuntamente por grupos rearmados.La violencia se ha traducido en un aumento de la presencia del ej√©rcito y la polic√≠a en la zona. La polic√≠a prefiere etiquetar estos grupos como ‚Äúpandillas‚ÄĚ, mientras que ellos mismos se autodenominan ‚Äúrebeldes contra el Gobierno de Daniel Ortega‚ÄĚ.

‚ÄúEl di√°logo sincero debe prevalecer por encima de las armas entre el Gobierno y los rearmados, porque la guerra no deja nada bueno‚ÄĚ, declar√≥ el obispo de Jinotega monse√Īor Carlos Enrique Herrera Guti√©rrez, O.F.M., en la catedral de San Juan, en la ciudad de Jinotega.

El obispo est√° dispuesto a servir de mediador entre el Gobierno y los grupos rearmados, ‚Äúsi se diera un di√°logo sincero, un acuerdo para deponer las armas‚ÄĚ, inform√≥ la agencia Fides.

‚ÄúEstamos invitando a los fieles a orar, a confiar en el Se√Īor para que nos ayude -declar√≥ el prelado-. Las armas, la violencia, la guerra, traen situaciones de muerte y tristeza y eso es lo que no queremos nosotros‚ÄĚ.

Los grupos armados aparecieron en el norte del país en 2009, y desde julio de 2013 se han enfrentado varias veces con el ejército.

DOS TESTIMONIOS

El salesiano Mons. Abelardo Mata, cara y descendencia de indio. Su di√≥cesis es Estel√≠, a dos horas de Managua, capital de Nicaragua. Habla sin rodeos, conscientes de que las palabras tienen un precio. Sobre todo si lo que dice, como en este caso, no le gusta Al gobierno sandinista. Dice que en el territorio bajo su cuidado se formaron n√ļcleos de campesinos armados que se oponen a la pol√≠tica autoritaria y centralista del gobierno. Tambi√©n proporciona los n√ļmeros, habla de 25 nucleos con un promedio de 12 a 15 personas cada uno.Carlos Enrique Herrera, Obispo de Jinotega es un franciscano. El suyo es uno de los departamentos que se levantaron contra el dictador Somoza en 1979. En la misma provincia se formaron, diez a√Īos m√°s tarde, los contras financiados por la CIA de Ronald Reagan. Tambi√©n confirma la existencia de grupos armados, de un centenar de hombres, dice, y a√Īade que la fuente son los sacerdotes se encuentran dispersos en las zonas monta√Īosas de pobres Jinotega que dependen de √©l.

¬ŅGUERRILLEROS O DELINCUENTES? GRUPOS ARMADOS TOMAN EL NORTE DE NICARAGUA

Autoridades nicarag√ľenses siguen refutando los motivos pol√≠ticos de los actores armados en las monta√Īosas tierras del norte del pa√≠s, pese al reciente asesinato de dos activistas del gobierno. No obstante, los m√©todos empleados para enfrentarlos sugieren que son mucho m√°s que simples delincuentes comunes.El 13 de octubre, Trinidad Cano Torres, ex oficial del ej√©rcito y activista del partido oficialista, el Frente Sandinista de Liberaci√≥n Nacional (FSLN, conocidos como los "Sandinistas"), fue asesinado en su finca cerca de Wiwil√≠, en el departamento (provincia) de Jinotega al norte del pa√≠s. Menos de dos semanas antes, Jos√© Cruz L√≥pez, l√≠der de los Sandinistas en una peque√Īa comunidad a poco m√°s de 56km (35 millas) de distancia, fue asesinado de forma similar -baleado por un grupo de hombres con uniforme militar-.Si bien los informes iniciales no identificaron qui√©n se encontraba detr√°s de la muerte de Cruz, la de Cano inmediatamente fue vinculada a un grupo armado que opera en la regi√≥n bajo la direcci√≥n de Gerardo de Jes√ļs Guti√©rrez, alias "El Flaco".Desde una confrontaci√≥n mortal con las fuerzas de seguridad en julio, el grupo de El Flaco ha atra√≠do cada vez m√°s atenci√≥n. Una serie de choques han sacudido a la regi√≥n y han dejado a al menos ocho personas muertas, llevando a importantes l√≠deres comunitarios, activistas de Derechos Humanos y representantes de la Iglesia Cat√≥lica a hacer un llamado por el fin del derramamiento de sangre.Hay informes de que lo hizo parte de los "Contras" -una insurgencia guerrillera que combati√≥ a los Sandinistas durante su primer per√≠odo en el poder en los a√Īos ochenta-; El Flaco afirma liderar uno de los grupos que se han rearmado en todos los departamentos del norte y en las regiones aut√≥nomas del Atl√°ntico para oponerse a lo que perciben como el paso del gobierno hacia la tiran√≠a.Mientras que las autoridades nicarag√ľenses contin√ļan etiquetando a los grupos de "delincuentes" involucrados en el secuestro, el narcotr√°fico, el robo de ganado y el robo; los guerrilleros citan la reforma de 2009 de la Constituci√≥n, que permiti√≥ al presidente Daniel Ortega gobiernar un segundo mandato, como emblema de las tendencias autoritarias de Ortega. Entre otras quejas est√°n el fraude electoral local y la represi√≥n en el campo.Jinotega es una regi√≥n agr√≠cola monta√Īosa que ha sido un fort√≠n tradicional para las rebeliones armadas, incluida la de Augusto Cesar Sandino -de quien los sandinistas toman su nombre- quien luch√≥ una guerra de guerrillas contra la ocupaci√≥n de Estados Unidos durante los a√Īos veinte y treinta. En la regi√≥n ha persistido durante d√©cadas una hostilidad significativa hacia los sandinistas, mientras que los l√≠deres locales de la principal oposici√≥n pol√≠tica del pa√≠s, el Partido Liberal Independiente (PLI), ha expresado su simpat√≠a por la causa de los guerrilleros.Mientras que estimaciones sobre el n√ļmero de Contras rearmados han variado de docenas a cientos, e incluso miles, com√ļnmente se cree que act√ļan en peque√Īos grupos, y generalmente se cree que El Flaco opera con un grupo de no m√°s de 20 -a pesar de que su s√©quito armado podr√≠a ser m√°s numeroso-.Seg√ļn el analista de seguridad James Bosworth,

"Estos grupos han sido muy peque√Īos y el gobierno de Ortega ha trabajado con rapidez para eliminar las amenazas, aunque afirmando que son delincuentes y que no tienen motivos pol√≠ticos".

Pese a este rechazo oficial de la naturaleza pol√≠tica de los grupos, las fuerzas de seguridad nicarag√ľenses han empleado feroces t√°cticas militares en lo que ha sido descrito por el periodista Tim Rogers, ubicado en Nicaragua, como"una guerra silenciosa que el gobierno niega que est√° sucediendo".Una serie de ex Contras que declararon haberse rearmados, han muerto en circunstancias misteriosas, mientras que los escuadrones √©lite militares han sido utilizados para localizar a los hombres que luego son pintados como nada m√°s que matones borrachos. La forma sistem√°tica de los asesinatos ha visto t√°cticas militares descritas como "una cacer√≠a", en medio de las denuncias de la poblaci√≥n local y los activistas de Derechos Humanos sobre hostigamiento, detenciones ilegales y ejecuciones extrajudiciales a manos de las fuerzas de seguridad.Como dijo Tim Rogers a InSight Crime, tales t√°cticas han dado lugar a un "ciclo de represi√≥n estatal, persecuci√≥n y rearme", el cual podr√≠a decirse que agrava el problema y refuerza el apoyo a grupos armados como el de El Flaco.Fuentes: Terre d‚Äô America, Insight Crime, Fides, Signos de estos Tiempos

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis:

S√ļmate a nuestra Newsletter y recibe las √ļltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Ver todo
Estamos migrando el sitio a una nueva plataforma! :)