La crisis global es una excusa dijo Francisco.
El Papa se reuni√≥ con los participantes de la Conferencia de la FAO y record√≥ que la crisis econ√≥mica es una ¬ęcoartada¬Ľ para olvidar a los necesitados.
papa y representantes de fao

El Papa comenzó hablando de la especial dificultad que atraviesa la situación mundial no sólo a causa de la crisis económica, sino también,

¬ępor los problemas ligados a la seguridad, a demasiados conflictos abiertos, al cambio clim√°tico, a la conservaci√≥n de la diversidad biol√≥gica. Todas estas son situaciones -ha dicho el Papa- que requieren un compromiso renovado de la FAO para hacer frente a los m√ļltiples problemas del mundo agr√≠cola y de cuantos viven y trabajan en zonas rurales¬Ľ.

Por los pobres ¬ęse puede y se debe hacer mucho m√°s¬Ľ, y la comunidad internacional no puede esconderse en la ¬ęcoartada¬Ľ de la crisis econ√≥mica global para seguir sin mantener las promesas a los m√°s necesitados. Con su estilo sencillo, el Papa Francisco habl√≥ claramente sobre el problema durante el encuentro de esta ma√Īana en el Vaticano con los participantes de la asamblea de la FAO.El encuentro de la Organizaci√≥n de las Naciones Unidas (en curso hasta el pr√≥ximo 22 de junio) re√ļne a los representantes de los pa√≠ses del mundo comprometidos en la lucha en contra del hambre en el mundo. Es un tema muy importante para el Pont√≠fice argentino: apenas hace algunos d√≠as, en ocasi√≥n de la Jornada mundial del ambiente, hab√≠a advertido que

¬ęla comida que se tira es como si se robara de la mesa de los pobres¬Ľ.

Hoy por la ma√Īana, Francisco no se limit√≥ a un discurso circunstancial, sino que invit√≥ a la comunidad internacional a asumir radicalmente las propias responsabilidades:

¬ęCreo que el sentido de nuestro encuentro es el de compartir la idea de que se puede y se debe hacer algo m√°s para dar vigor a la acci√≥n internacional en favor de los pobres, no s√≥lo armados de buena voluntad o, lo que es peor, de promesas que a menudo no se han mantenido¬Ľ. ¬ęTampoco se puede seguir aduciendo como coartada, la crisis global actual, de la que, por otro lado, no se podr√° salir completamente hasta que no se consideren las situaciones y condiciones de vida a la luz de la dimensi√≥n de la persona humana y de su dignidad ‚Äďa√Īadi√≥. La persona y la dignidad humana corren el riesgo de convertirse en una abstracci√≥n ante cuestiones como el uso de la fuerza, la guerra, la desnutrici√≥n, la marginaci√≥n, la violaci√≥n de las libertades fundamentales o la especulaci√≥n financiera, que en este momento condiciona el precio de los alimentos, trat√°ndolos como cualquier otra mercanc√≠a y olvidando su destino primario¬Ľ.

En su discurso, pronunciado en espa√Īol, el Papa denunci√≥ como un ¬ęesc√°ndalo¬Ľ que exista una producci√≥n alimentaria que, a nivel global, ser√≠a suficiente para erradicar el hambre, mientras, por el contrario, ¬ęmillones de personassiguen sufriendo y muriendo de hambre¬Ľ.

Es necesario encontrar formas para que ¬ętodos podamos beneficiarnos de los frutos de la tierra¬Ľ; no es solo necesario

¬ęevitar que aumente la diferencia entre los que m√°s tienen y los que tienen que conformarse con las migajas, sino tambi√©n, y sobre todo, por una exigencia de justicia, equidad y respeto a todo ser humano¬Ľ.

El Pont√≠fice tambi√©n volvi√≥ a denunciar (siguendo las huellas de Benedicto XVI) la ¬ęespeculaci√≥n financiera¬Ľ como uno de los factores que hacer aumentar el precio de los alimentos,

¬ętrat√°ndolos como cualquier otra mercanc√≠a y olvidando su destino primario. Nuestro cometido consiste en proponer de nuevo, en el contexto internacional actual, la persona y la dignidad humana no como un simple reclamo, sino m√°s bien como los pilares sobre los cuales construir reglas compartidas y estructuras que, superando el pragmatismo o el mero dato t√©cnico, sean capaces de eliminar las divisiones y colmar las diferencias existentes¬Ľ.

Adem√°s se√Īal√≥ que la actual situaci√≥n est√° ¬ędirectamente relacionada con factores financieros y econ√≥micos¬Ľ, Bergoglio agreg√≥ que

¬ęes tambi√©n consecuencia de una crisis de convicciones y valores, incluidos los que son el fundamento de la vida internacional¬Ľ.

El papa destac√≥ entonces la necesidad de que la comunidad internacional y la misma FAO emprendan una seria reconstrucci√≥n, como la iniciada por este organismo ¬ępara garantizar una gesti√≥n m√°s funcional, transparente y ecu√°nime¬Ľ, y tomen ¬ęmayor conciencia de la responsabilidad de cada uno¬Ľ.Fuentes: VIS, Vatican Insider, Signos de estos Tiempos

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis:

S√ļmate a nuestra Newsletter y recibe las √ļltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Ver todo
Estamos migrando el sitio a una nueva plataforma! :)