‚ÄćPero en el Evangelio de Marcos, despu√©s de que Jesucristo sana al endemoniado de Gerasa √Čl le dice: ‚Äúve de nuevo a tu familia‚ÄĚ.
Con estas palabras, el jefe exorcista, le da a su discípulo recién liberado el secreto para continuar la libertad y la protección de lo demoníaco.
La familia, como un reflejo de la Sagrada Familia, es una cobertura espiritual de protección de lo demoníaco.
jesus exorcisa
El ambiente familiar donde Dios ordena al marido y la mujer tener el oficio espiritual de ser padres, no s√≥lo protege a los ni√Īos, sino tambi√©n a la pareja y a los que les rodean.

LA PROTECCI√ďN DEL AMBIENTE FAMILIAR

Las parejas casadas son "curadas, perfeccionadas y exaltadas" en el contexto del matrimonio sacramental.

Y por su mutuo ofrecimiento se convierten en un "sacramental" el uno al otro y a sus hijos.

Una madre muy ocupada, con ni√Īos, un esposo devoto, activo en la comunidad y la iglesia, no se convierte f√°cilmente en una v√≠ctima de la obsesi√≥n demon√≠aca o posesi√≥n.

¬ŅPor qu√©?Una persona cuya vida est√° llena de relaciones personales divinas, una persona que vive dentro de un amoroso (aunque quiz√°s no perfecto) ambiente familiar no deja espacio en su vida para una "relaci√≥n" con un esp√≠ritu maligno.

‚ÄćLos √°ngeles ca√≠dos buscan la relaci√≥n con personas que se burlan de la relaci√≥n de Dios con su pueblo.

Los demonios tratan de burlarse de la Santísima Trinidad y la orientación comunitaria de Dios a la familia humana.

Los demonios tientan y seducen a las personas para que realicen un pacto espiritual.

Esto puede ocurrir si una persona da su consentimiento, su libre albedrío engancha y comienza su relación con el diablo.

‚ÄćEn su cl√°sico espiritual "Screwtape Letters", CS Lewis articula magistralmente estrategias demon√≠acas destinadas a llevar a las personas lejos de Dios y a la influencia de lo demon√≠aca.

Cristo exorcizando

LA SANACI√ďN DEL ENDEMONIADO DE GERASA

Las palabras de Jes√ļs al hombre de Gerasa, "Vuelve a tu familia" son de instrucci√≥n. El Ap√≥stol Marcos escribe:

Y siempre, noche y día, andaba entre los sepulcros y por los montes, dando gritos e hiriéndose con piedras.

Al ver de lejos a Jes√ļs, corri√≥ y se postr√≥ ante √©l y grit√≥ con gran voz:

¬ę¬ŅQu√© tengo yo contigo, Jes√ļs, Hijo de Dios Alt√≠simo? Te conjuro por Dios que no me atormentes.¬Ľ.

Es que √©l le hab√≠a dicho: ¬ęEsp√≠ritu inmundo, sal de este hombre.¬Ľ Y le pregunt√≥: ¬ę¬ŅCu√°l es tu nombre?¬Ľ

Le contesta: ¬ęMi nombre es Legi√≥n, porque somos muchos.¬Ľ Y le suplicaba con insistencia que no los echara fuera de la regi√≥n.

Hab√≠a all√≠ una gran piara de puercos que pac√≠an al pie del monte; y le suplicaron: ¬ęEnv√≠anos a los puercos para que entremos en ellos.¬Ľ Y se lo permiti√≥.

Entonces los espíritus inmundos salieron y entraron en los puercos, y la piara - unos 2.0000 se arrojó al mar de lo alto del precipicio y se fueron ahogando en el mar.

Y al subir a la barca, el que había estado endemoniado le pedía estar con él.

Pero no se lo concedi√≥, sino que le dijo: ¬ęVete a tu casa, donde los tuyos, y cu√©ntales lo que el Se√Īor ha hecho contigo y que ha tenido compasi√≥n de ti.¬Ľ.

El se fue y empez√≥ a proclamar por la Dec√°polis todo lo que Jes√ļs hab√≠a hecho con √©l, y todos quedaban maravillados. (Marcos 5,5-13; 18-20).

El endemoniado de Gerasa, reci√©n liberado, desea seguir a su "libertador" y pide a Jes√ļs que lo dejara ir con √©l.

Jes√ļs insiste en que en lugar de ir a la barca, el hombre debe volver a su familia y decirles lo que el Se√Īor ha hecho por √©l.

La riqueza de la visión espiritual en esta escritura es digno de consideración en oración.

A medida que perseveramos en nuestra peregrinación es un momento oportuno para pedir, buscar y llamar al corazón del jefe exorcista que libera y nos sane.

nino-endemoniado

LO QUE LA PAR√ĀBOLA DEL ENDEMONIADO DE GERASA ILUSTRA

Jes√ļs, el jefe exorcista, libera misericordiosamente personas que se han unido en cadenas del pecado y del mal.

El primer paso hacia la liberación de hoy es el sacramento de la reconciliación, que es más poderoso que el Rito de Exorcismo porque El rito no es un sacramento.

Jes√ļs dio la palabra y el esp√≠ritu inmundo sali√≥ del hombre.

Podemos implorar a Jes√ļs pidiendo Su palabra para limpiarnos especialmente en la Santa Comuni√≥n cuando oramos, "... una palabra tuya servir√° para sanarme".

‚ÄćLa fidelidad a nuestra vocaci√≥n en la vida es una cobertura espiritual de protecci√≥n.

Al disc√≠pulo de Gerasa sanado se le dijo que regresara a su familia como el camino de seguimiento de Jes√ļs.

El hombre de Gerasa fue liberado de la posesión demoníaca y la curación interior necesaria continuaría en el contexto de su familia.

Jes√ļs le pidi√≥ a su disc√≠pulo reci√©n hallado que le diga a su familia lo que Dios hab√≠a hecho por √©l.

‚ÄćEl diablo es derrotado por el testimonio como se revela en Apocalipsis 12:11:

"Y ellos le han vencido por la sangre del Cordero y por la palabra de su testimonio".

Cuando proclamamos las maravillas del Se√Īor estamos derrotando el mal.

angel caido

LA ACCI√ďN DE LOS √ĀNGELES CA√ćDOS

Los ángeles caídos abogan por satanás y trabajan para llevar a las personas a la condenación eterna, donde hay privación de la relación con Dios, no hay amor en absoluto.

El mundo de los demonios es puro odio de Dios y del hombre, pero es relacional con el propósito de tentar a las personas.

El Catecismo articula la verdad de los ángeles caídos:

391 Tras la elección desobediente de nuestros primeros padres se halla una voz seductora, opuesta a Dios que, por envidia, los hace caer en la muerte.

La Escritura y la Tradición de la Iglesia ven en este ser un ángel caído, llamado satán o diablo.

La Iglesia ense√Īa que primero fue un √°ngel bueno, creado por Dios. "Diabolus enim et alii daemones a Deo quidem natura creati sunt boni, sed ipsi per se facti sunt mali" ("El diablo y los otros demonios fueron creados por Dios con una naturaleza buena, pero ellos se hicieron a s√≠ mismos malos").

393 Es el carácter irrevocable de su elección, y no un defecto de la infinita misericordia divina lo que hace que el pecado de los ángeles no pueda ser perdonado.

"No hay arrepentimiento para ellos después de la caída, como no hay arrepentimiento para los hombres después de la muerte".

A medida que avanzamos en el camino hacia nuestra Pascua, puede ser √ļtil reflexionar sobre las palabras del Se√Īor sobre lo demon√≠aco... "vuelve a tu familia."

‚ÄćAngelologistas coinciden en que aproximadamente un tercio de los √°ngeles han ca√≠do pero dos tercios de los √°ngeles son magn√≠ficos mensajeros de Dios y nos bendicen.

Ellos nos defienden enormemente de los ángeles caídos.

No estamos solos en la "buena batalla.".
Tenemos un poderoso ángel de la guarda y muchos mensajeros angélicos de Dios que nos rodean con la protección.
La devoción a San Miguel es prudente.
Pero el matrimonio sacramental y la familia también proporcionan una armadura de protección efectiva.

Veamos una oración que nos puede ayudar.

sellamosnuestra-patria

ORACI√ďN EXORCISTA A LA PRECIOSA SANGRE DE CRISTO

Se√Īor Jes√ļs, en Tu Nombre, y con el poder de Tu Sangre Preciosa sellamos toda persona, hechos o acontecimientos a trav√©s de los cuales el enemigo nos quiera hacer da√Īo.

Con el Poder de la Sangre de Jes√ļs sellamos toda potestad destructora en el aire, en la tierra, en el agua, en el fuego, debajo de la tierra, en las fuerzas sat√°nicas de la naturaleza, en los abismos del infierno, y en el mundo en el cual nos moveremos hoy.

Con el poder de la Sangre de Jes√ļs rompemos toda interferencia y acci√≥n del maligno.

Te pedimos Jes√ļs que env√≠es a nuestros hogares y lugares de trabajo a la Sant√≠sima Virgen acompa√Īada de San Miguel, San Gabriel, San Rafael y toda su corte de Santos Angeles.

Con el Poder de la Sangre de Jes√ļs sellamos nuestra casa, todos los que la habitan (nombrar a cada una de ellas), las personas que el Se√Īor enviar√° a ella, as√≠ como los alimentos, y los bienes que El generosamente nos env√≠a para nuestro sustento.

Con el poder de la Sangre de Jes√ļs sellamos tierra, puertas, ventanas, objetos, paredes y pisos, el aire que respiramos y en fe colocamos un c√≠rculo de Su Sangre alrededor de toda nuestra familia.

Con el Poder de la Sangre de Jes√ļs sellamos los lugares en donde vamos a estar este d√≠a, y las personas, empresas o instituciones con quienes vamos a tratar (nombrar a cada una de ellas).

Con el poder de la Sangre de Jes√ļs sellamos nuestro trabajo material y espiritual, los negocios de toda nuestra familia, y los veh√≠culos, las carreteras, los aires, las v√≠as y cualquier medio de transporte que habremos de utilizar.

Con Tu Sangre preciosa sellamos los actos, las mentes y los corazones de todos los habitantes y dirigentes de nuestra Patria a fin de que Tu paz y Tu Corazón al fin reinen en ella.

Te agradecemos Se√Īor por Tu Sangre y por Tu Vida, ya que gracias a Ellas hemos sido salvados y somos preservados de todo lo malo. Am√©n.

Fuentes:

S√ļmate a nuestra Newsletter y recibe las √ļltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

√öltimos Tiempos y Avisos

Ver todo