Es la puesta en pr谩ctica de la misericordia.
No es opcional para el cristiano, sino una obligaci贸n impuesta por el Se帽or.
Es volcar hacia la comunidad el crecimiento espiritual que vamos adquiriendo mediante la oraci贸n, la penitencia y nuestro avance en la formaci贸n cristiana.

NO SE TRATA DE 鈥楤UENISMO鈥

No se trata solamente de ser 鈥榖uenos鈥; no damos para sentirnos bien ni para favorecer a los despose铆dos.

Hay una dimensi贸n que los cat贸licos tenemos medio desdibujada, el mandato de Cristo 鈥渄ad y se os dar谩鈥.

No es con retiros espirituales, ni yendo puntillosamente a misa, ni consumiendo todo tipo de materiales cristianos que nos llegan, que damos al pr贸jimo.

Si nos limitamos a eso somos como 鈥渧ampiros鈥 de la religi贸n, que nos limitamos a chupar la energ铆a del cristianismo y su comunidad, sin aportar energ铆a extra.

Y si bien el papa Francisco ha propuesto una hermosa visi贸n de la Iglesia como un hospital de campa帽a curando heridos, eso no significa que estamos ah铆 s贸lo para ser curados.

Somos un cuerpo y debemos aportar para sanar a los dem谩s, porque as铆 se nos juzgar谩; ser谩 por los actos de amor concretos que hicimos hacia los dem谩s, por lo que dimos y aportamos.

Por esto la limosna, tomada como un acto de misericordia, es un punto central para profundizar en Cuaresma, porque hace a nuestra salvaci贸n.

Si damos, se nos dar谩.
Y los santos muestran que cuando m谩s damos, m谩s se nos da.

EL ESP脥RITU DE COMPASI脫N NO ES OPCIONAL

"Debemos esforzarnos por mantener el coraz贸n abierto a los sufrimientos y la miseria de otras personas, y orar continuamente para que Dios nos conceda ese esp铆ritu de compasi贸n que es verdaderamente el esp铆ritu de Dios" - San Vicente de Pa煤l

La palabra limosna proviene de una corrupci贸n de la palabra griega elenmosyne, que significa misericordia.
Sencillamente dar limosna significa mostrar misericordia.

La pr谩ctica de la misericordia no es opcional, porque tiene sus ra铆ces en el car谩cter de Dios mismo.

Dios es misericordioso, y tenemos que serlo tambi茅n.

Y adem谩s, en la descripci贸n del Juicio Final que el mismo Jesucristo nos da en el Evangelio de San Mateo quedan claras las condiciones de la salvaci贸n:

"Tuve hambre y me dieron de comer; tuve sed y me dieron de beber; forastero y me recibieron en su casa; sin ropas y me vistieron; enfermo y me visitaron; en la c谩rcel y fueron a verme". (Mt. 25, 35-36)

homeless-man-1-bw-big.jpg

EL FUNDAMENTO ESPIRITUAL

La base para la limosna es una ley espiritual resumida en las palabras de Jes煤s: "Dad y se os dar谩" (Lucas 6:38).

Y esto parece ser una ley porque innumerables veces en la Escritura, este tema se elabora sobre el mensaje de que Dios no va a ser generoso con un coraz贸n que no es misericordioso y cerrado a las necesidades de los dem谩s.

Se nos ha dado mucho, y nuestra gratitud por lo que hemos recibido debe inspirar generosidad a cambio.

Dar a los pobres es fundamental porque se nos manda amar a nuestro pr贸jimo como a nosotros mismos.

Cuando ponemos excusas para no dar, por lo general es porque nunca hemos tenido necesidad o dificultad, y por lo tanto no tenemos compasi贸n.

Te aseguro que si estuvieras en necesidad, te gustar铆a que otros fueran generosos contigo.

Por lo tanto, si descuidas las necesidades de los dem谩s, es un grave pecado contra la caridad.

Sin embargo hay una dimensi贸n que cobra importancia hoy, y es la discusi贸n sobre la medida en que el dar sin pedir una contraprestaci贸n ayuda al pobre, o sea aquello de dar un pescado o ense帽ar a pescar, que no vamos a tratar porque excede la intenci贸n de este art铆culo.

Pero m谩s all谩 del llamado a la caridad por un tema de caridad con el pr贸jimo, Nuestro Se帽or nos hace un llamado a la generosidad a煤n m谩s urgente.
Al identificarse con los pobres de manera tan 铆ntima como para decir que lo que hacemos con ellos, se lo hacemos a 脡l.

De la misma manera, lo que negamos darle a los pobres, se lo negamos a 脡l y lo que damos a los pobres se lo damos a 脡l (Mateo 25).

"Todo lo que han hecho al m谩s peque帽o de mis hermanos, lo hicieron conmigo".

隆Que aterrador ser铆a que se te diga que no vas a entrar en el cielo porque eras de coraz贸n fr铆o hacia el desafortunado, y por lo tanto hacia el mismo Jes煤s!

Por otro lado, 隆qu茅 privilegio es servir a Cristo mismo en los pobres y necesitados!Aquellos que lo hacen no quedar谩n sin recompensa.

QU脡 NO ES LA LIMOSNA

La limosna no se trata sobre el gobierno, se trata de ti.

Desafortunadamente, cualquier menci贸n de dar a los pobres de inmediato lleva a los argumentos sobre las utop铆as socialistas, el liberalismo, la justicia social, el marxismo y el Estado de bienestar.

Pero la limosna es fundamentalmente diferente en estas ideolog铆as, y no es m谩s que una excusa para justificar la redistribuci贸n de la riqueza por parte del gobierno.

El problema fundamental con el socialismo y el comunismo es que son inherentemente ateos.

Buscan crear un cielo en la tierra a trav茅s de los esfuerzos humanos, dejando de lado el alma eterna y la necesidad de la gracia.

Otro problema con estos sistemas es que despersonalizan generosidad.
El dar es s贸lo valioso cuando es personal y viene del coraz贸n.

Jes煤s no dijo:

"Cuando el Estado toma tu dinero y se lo da a otra persona, es como si lo dieras tu"

脡l dijo:

"Da T煤"

Cuando una burocracia da, cuando un comit茅 del gobierno da, no tiene sentido para ti en particular.

hombre pidiendo en la calle

PRACTICAR LA MISERICORDIA

Mientras que la limosna puede parecer sencilla, es posible que todav铆a te preguntes c贸mo exactamente la puedes practicar esta Cuaresma.

Para guiarnos, la Madre Iglesia esboza 7 obras de misericordia corporales as铆 como 7 obras de misericordia espirituales.

La Iglesia enumera 7 de cada una porque 7 es un n煤mero m铆stico, pero las posibilidades son infinitas.

El punto es que debemos dar de nosotros mismos a los que lo necesitan, y si prestamos atenci贸n, encontraremos un sinf铆n de oportunidades para hacerlo.

Las 7 Obras de Misericordia Corporales son:

Dar de comer al hambriento
Dar de beber al sediento
Dar posada al necesitado
Vestir al desnudo
Visitar al enfermo
Socorrer a los presos
Enterrar a los muertos

Las 7 Obras de Misericordia Espirituales son:

Ense帽ar al que no sabe
Dar buen consejo al que lo necesita
Corregir al que est谩 en error
Perdonar las injurias
Consolar al triste
Sufrir con paciencia los defectos 聽de los dem谩s
Rogar a Dios por vivos y difuntos

Las Obras de Misericordia Corporales, en su mayor铆a salen de una lista hecha por el Se帽or en su descripci贸n del Juicio Final.

Mientras que la lista de las Obras de Misericordia Espirituales la Iglesia la ha tomado de textos que est谩n a lo largo de la Biblia de la ense帽anzas del mismo Cristo: el perd贸n, la correcci贸n fraterna, el consuelo, soportar el sufrimiento鈥

Como se puede ver, las necesidades f铆sicas, emocionales y espirituales son oportunidades para que la misericordia.

La visita a un enfermo en el hospital, ser paciente con el que te molesta, prestar atenci贸n al que est谩 solo, o rezar por las almas del purgatorio son todos los actos de misericordia que podemos practicar.

Misericordia de Dios

UN LLAMADO A LA GENEROSIDAD PARA COMPARTIR LA PROMESA DE DIOS

Generalmente consideramos que compartir la promesa que Dios nos hizo en el evangelio es un acto evangelizador, proselitista, si se quiere hablar en t茅rminos profanos.

Sin embargo hoy, en este mundo que se descristianiza, que se aleja de la naturaleza que Dios cre贸 para el hombre y que genera terribles consecuencias espirituales como tristeza, angustia, decepci贸n, rabia, ira, sentir que la vida no tiene sentido.

Necesidades de compensar los dolores a trav茅s del hedonismo sin l铆mites y las adicciones, en este mundo 鈥渟in Dios鈥, compartir su promesa es un profundo acto de misericordia.

驴Por qu茅 lo es?

Porque da la oportunidad al pr贸jimo de sentir que no est谩 s贸lo.

Que alguien realmente poderoso vela por 茅l, que le ofrece paz a su alma herida por las tribulaciones de la vida diaria, y la promesa de que su vida no termina con la p茅rdida de capacidades de la vejez y la muerte corporal, que algo maravilloso le espera.

Todo lo que hagamos para llevar paz y esperanza, y la salvaci贸n a los que carecen de ellas, es un acto de misericordia; es una limosna espiritual profundamente necesaria en el mundo de hoy.

Y en esto tambi茅n debemos considerar a todos los hermanos cristianos que se sienten agredidos, incomprendidos y cada vez m谩s marginados en sus creencias.

En realidad todos los cristianos caemos en esta categor铆a, porque en alg煤n momento del d铆a invariablemente nos sentimos as铆.

Todos nosotros necesitamos levantar el 谩nimo, reavivar nuestra esperanza, profundizar nuestra conversi贸n y nuestros conocimientos sobre nuestra fe.

Y aqu铆 encaja exactamente Foros de la Virgen Mar铆a, porque es un proyecto fuertemente misericordioso, que busca profundizar la conversi贸n, dar esperanza y reavivar la fe.

Diariamente estamos interpretando lo que sucede en mundo desde una mirada cristiana, publicando sucesos extraordinarios que afianzan nuestra fe en la existencia de un mundo sobrenatural, haciendo hincapi茅 una y otra vez en lo que el Se帽or nos ha prometido y lo que hoy nos da si sabemos 鈥榲er鈥.

Pero como siempre decimos, este gran acto de misericordia que estamos operando en nombre de Mar铆a Sant铆sima, tambi茅n necesita la reciprocidad de quien lo recibe, para que pueda seguir existiendo y cada d铆a llegue a m谩s personas.

En concreto, es una obra de misericordia para los cristianos de habla hispana apoyar con su limosna la permanencia y crecimiento de medios como Foros de la Virgen Mar铆a.

LA MISI脫N DE ESTAR ATENTOS

Nuestro Se帽or nos ha mostrado misericordia infinita y debemos mostrar misericordia a los dem谩s si hemos de ser obedientes al Evangelio.

Esta Cuaresma, busca las oportunidades de generosidad.

Tal vez alguien tiene necesidades f铆sicas que se ven claramente, pero tal vez alguien m谩s tiene necesidades espirituales que suelen estar m谩s ocultas.

Presta atenci贸n.

Una vez que eres consciente de una necesidad, da generosamente de ti mismo hasta que duela.

S茅 literalmente compasivo, siente el sufrimiento de los dem谩s y busca aliviarlo.

隆DAR HASTA QUE DUELA!

Estos 2 tipos de donaciones son profundamente diferentes.

Dar de tu excedente, significa dar tu dinero extra, tiempo libre, etc.

Se trata de dar lo que te sobra. Se trata de ofrecer lo que realmente no necesitas.

Dar de tu sustancia, significa dar dinero, tiempo, etc., que necesitas.

Entonces, necesitas prescindir de algo para poder dar.

Es lo opuesto a dar de tus sobras.

Aqu铆 hay un ejemplo de la diferencia entre dar de tu excedente y dar de tu sustancia.

Una persona s煤per rica da millones a la caridad, pero su riqueza es tan grande que no la necesita realmente.

Alguien que vive con finanzas limitadas compra caf茅 a una persona sin hogar, pero para hacerlo, tienen que dejar de comprar caf茅 para 茅l.

La persona adinerada en ese ejemplo est谩 dando m谩s en t茅rminos monetarios, pero ofrece su excedente.

La persona de recursos financieros limitados, est谩 dando menos en t茅rminos monetarios, pero est谩 dando m谩s de su sustancia.

Aquellos de nosotros que observamos la Cuaresma estamos llamados a dar de nuestra sustancia.

No es nuestro excedente.Esto les permite a todos, igualmente, contribuir.

Fuentes:

S煤mate a nuestra Newsletter y recibe las 煤ltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Reflexiones

Ver todo