De modo que cuando 鈥榬ompen el cascar贸n鈥 y salen a la sociedad, les faltan herramientas para moverse en el mundo.
Y s贸lo pueden convivir en el reducido 谩mbito homosexual.
transgenero
Pero a su vez tienen que enfrentar los severos retos de convivir con la inestabilidad inherente a la psicolog铆a gay y l茅sbica.
Y a sus conductas altamente promiscuas.

En este art铆culo traemos dos testimonios de hijos de homosexuales que vale la pena leer.

Denise Shick cuenta sus desgarradora infancia al crecer con una padre homosexual.
Que hab铆a sido abusado cuando ni帽o y de adulto estaba obsesionado con ser una mujer.
Y Robert Oscar L贸pez dice que 茅l lo sabe porque ha estado all铆.
denise schick

鈥楾EN脥A 9 A脩OS CUANDO MI PADRE ME DIJO QUE QUER脥A SER UNA MUJER鈥, DESGARRADOR TESTIMONIO

Esta es la historia de Denise contada en primera persona.

Cuando ten铆a nueve a帽os, mi padre me dijo que quer铆a ser una mujer.

S茅 que hablo en nombre de otras personas que han sido sometidas igualmente a tr谩gicas infancias.

驴Cu谩l fue tu mayor preocupaci贸n cuando ten铆as nueve a帽os de edad?

驴Estabas tratando de memorizar las tablas de multiplicar?

驴Que la cafeter铆a de la escuela pudiera servir a tu vegetal favorito?

Tal vez era algo m谩s serio; tal vez tus padres estaban hablando de divorciarse.

Mi mayor preocupaci贸n a los nueve a帽os fue c贸mo mantener el secreto de mi pap谩, el que me revel贸 cuando nos sentamos solos en una colina cerca de nuestra casa.

En cierto sentido, perd铆 a mi padre ese d铆a, cuando me dijo que quer铆a ser una mujer.

Cuando he tratado de procesar esa revelaci贸n, 茅l me ceg贸 con otra.

Me dijo que nunca quiso tener hijos.

Para 茅l, mis hermanos y yo 茅ramos errores, porque no nos alineamos con sus deseos.

Sus confesiones me dejaron confundida y dolida.

Despu茅s de todo, yo s贸lo quer铆a un padre que me amara y me apreciara, que me hiciera sentir especial como hija.

Me sent铆 rechazada y abandonada por mi propio padre.

En el momento que mi padre hab铆a comenzado a abusar de m铆 emocionalmente y sexualmente yo ten铆a once a帽os.

Aun as铆, continu茅 para manteniendo el secreto de mi padre encerrado en lo profundo de mi coraz贸n.

Mi padre cre贸 un ambiente en casa que me hizo sentir como si estuviera caminando sobre alfileres y agujas.
Su resentimiento por la posesi贸n que yo ten铆a - que tan profundamente deseaba para s铆 mismo -, un cuerpo de mujer, result贸 en ira y abuso.

A medida que sus deseos se intensificaron, comenz贸 a pedir prestada mi ropa.

Muchas veces descubr铆 mi ropa interior y tops bajo las toallas de ba帽o, o en el 谩tico, a menudo en lugares que no las hubiera dejado.

Aprend铆 a organizar mi ropa s贸lo as铆, con el fin de saber si hab铆a estado en mis cajones de la c贸moda.

Cuando me confirmaba que hab铆a usado un art铆culo de mi ropa, yo simplemente no me atrev铆a a pon茅rmela de nuevo.

Como adolescente, tuve que tener cuidado acerca de c贸mo me vest铆a.

Siempre tuve que preguntarme c贸mo iba a reaccionar a mi apariencia.

驴Ser铆a 茅l tan envidioso que lo tomar铆a "prestado" (sin mi consentimiento, por supuesto)?

Empec茅 a odiar mi cuerpo.
Fue un recordatorio constante de lo que mi padre quer铆a ser.

Cuando empec茅 a usar maquillaje, tuve que bloquear las im谩genes que ten铆a de 茅l aplic谩ndose maquillaje o sombra de ojos o l谩piz labial.

脡l estaba destruyendo mi deseo de convertirme en una mujer.

Miraba hacia otro lugar para mi comodidad.

Asistir a bailes de la escuela y pasar la noche en casa de amigos me dieron oportunidades para buscar alg煤n escape emocional a trav茅s del alcohol.

Incluso en d铆as de escuela, una amiga y yo a veces nos encontr谩bamos en un ba帽o de la escuela para compartir botellas de Jack Daniels.

Trat茅 desesperadamente de encajar, pero la verdad es que me estaba haciendo da帽o.

Ten铆a mucha hambre de tener el amor de mi padre y su atenci贸n que trat茅 de llenar ese vac铆o de otras maneras.

Yo tuve trece novios en el s茅ptimo grado s贸lo.

Tambi茅n intent茅, en vano, calmar mi coraz贸n herido con alcohol.

denise-shick-500x345

LA SANACI脫N POR EL AMOR DE UNA PAREJA

Por quince a帽os, tuve problemas con mi propia sexualidad y g茅nero.

Empec茅 a considerar seriamente el consumo de drogas, pero Dios ten铆a otro plan.

Me envi贸 a un nuevo amigo, llamado Mark, a mi vida.

Mark siempre me trat贸 con respeto y un genuino cuidado del coraz贸n, las mismas cosas que tan desesperadamente quer铆a pero perd铆 de mi pap谩.

Con ganas de escapar de mi entorno familiar en mi adolescencia, pas茅 m谩s tiempo con Mark, por lo general en su casa, donde lo vi c贸mo un verdadero padre cuidando de sus hijos.

El padre de Mark me recordaba a mi t铆o.

Eran casas - la de Mark y la de mi t铆o - donde los ni帽os se sent铆an c贸modos, amados de una manera sana.

Cuanto m谩s experimentaba los hogares amorosos como los de Mark, m谩s segura estaba de que mis deseos de una vida de hogar eran ciertos y posibles.

Mi hogar no estaba bien.

Eso me dol铆a, pero yo esperaba que una buena vida familiar fuera alcanzable.

Cuando se acerc贸 la graduaci贸n de la escuela, tuve que empezar a planificar mi futuro.

Consider茅 entrar al servicio militar.

Me gustar铆a haber viajado y escapar de mi vida en el hogar.

Pero en cambio, me enamor茅 de Mark, y me pidi贸 que me casara con 茅l.

Yo ser铆a parte de una familia real, y a Mark y a mi nos gustar铆a empezar nuestra propia familia real, una en la cual nuestros hijos estuvieran c贸modos simplemente ser ni帽os.

El d铆a de mi boda, vestida con el traje que mi madre cosi贸 para m铆, y con los invitados sentados en el santuario de la iglesia, mi pap谩 y yo est谩bamos solos en el extremo de la sala, a la espera de pasar al altar.
Me mir贸 a los ojos y dijo: "Ojal谩 estuviera yo en ese vestido."

Mantuve mis ojos sobre Mark mientras caminaba por el pasillo, sabiendo que estaba a punto de escapar de las horribles influencias de mi padre.

A trav茅s de Mark, fui testigo del amor de Cristo, no s贸lo para m铆, sino tambi茅n para mi pap谩.

Mark nunca fue odioso hacia mi padre de ninguna manera.

En cambio, 茅l entendi贸 que mi padre necesitaba amor sano y compa帽铆a real, de hombres responsables, que viv铆an tal cu谩l debe ser un esposo y padre.

Tristemente, mi padre rechaz贸 esas relaciones saludables.

Pero mi relaci贸n con mi esposo amoroso y responsable me trajo la curaci贸n.

Aunque Mark y yo vivimos en nuestra propia casa, a menudo 铆bamos a consolar a mi madre en su angustia por los problemas de mi padre creaba con sus comportamientos extra帽os y peri贸dicos gastos.

Los dolores de cabeza de mam谩 y el cansancio general, tomaron un peaje en ella.

Ella decidi贸 retirarse de su trabajo, dejando a pap谩 como el 煤nico sost茅n de la familia.

Sospecho que la responsabilidad empuj贸 a pap谩 sobre el borde.

No mucho tiempo despu茅s de la jubilaci贸n de mam谩, 茅l declar贸 abiertamente su intenci贸n de abandonarla y dedicarse a su nuevo estilo de vida.

Luego lo hizo, dej谩ndola casi sin dinero y cargando con deudas.

Trece a帽os m谩s tarde, me informaron que mi padre ten铆a c谩ncer y sus d铆as estaban contados.

Cuando me enter茅 de que 茅l estaba tratando de llegar a su familia, yo estaba molesta con 茅l.

驴Qui茅n se cre铆a que era, desertando de nosotros y luego, cuando su muerte se acercaba, buscando en nosotros el amor y la comodidad?

Aun as铆, me disgust茅, sabiendo que mi sue帽o de mi padre volviendo a nuestra familia como verdadero esposo, padre y abuelo estaba a punto de morir.

Visit茅 a mi pap谩 a menudo en el hospital durante sus 煤ltimos meses.

Verlo en camis贸n y zapatillas de dama era dif铆cil, as铆 como todos los osos de peluche en su habitaci贸n.

Las enfermeras llamaban pap谩 por pronombres femeninos, o por su nombre elegido: "Becky".

Cuando lo hac铆an, yo los correg铆a.

Le dec铆a: "茅l", o "mi pap谩."

Miraba a mi padre con tristeza cuando ve铆a lo que sus opciones hab铆an hecho de 茅l.

Cuando sal铆 tras una visita, yo comet铆 el error de mirar atr谩s.

Pap谩 se estaba quitando su sujetador.

No me sorprendi贸 saber despu茅s de la muerte de mi padre que hab铆a estado en una relaci贸n homosexual.

Record茅, entonces, la forma en que hab铆a mirado a mis novios.

Cuando era ni帽a, yo hab铆a hecho mi mejor esfuerzo para ignorar esto.

Ya era bastante dif铆cil tratar con la idea de que 茅l cre铆a que era una mujer.

Todos estos a帽os yo ten铆a hambre de un verdadero padre, no de una segunda madre.

Porque tuve una verdadera madre, y ella me ense帽贸 sobre el amor de madre.

Ella me ense帽贸 a no renunciar a la vida.

De ella aprend铆 la importancia de perseverar en las situaciones m谩s terribles que la vida nos presenta.

Su fuerte fe en Dios me llegaba.

He tra铆do esas ense帽anzas a la vida de mis hijos.

Tuve la suerte de observar relaciones saludables entre padres e hijas a trav茅s de mi lado de madre de la familia.

La cultura de hoy proclama que una persona que elige cambiar el g茅nero est谩 siendo honesta y valiente, fiel a su naturaleza.
驴Es verdad?
La verdad es lo que se alinea con la realidad, y la realidad es que mi pap谩 fue abusado de ni帽o.

脡l ten铆a problemas emocionales, problemas de ira y conductas obsesivas.

No es ninguna sorpresa que 茅l eligiera escapar hacia una identidad diferente.

La verdad es que los comportamientos aberrantes hieren a las familias.

Y tienen un efecto domin贸.

Los "reality shows" de televisi贸n que retratan la transexualidad como la nueva frontera de la libertad humana y la realizaci贸n personal no est谩n diciendo toda la historia.

Lo s茅 por experiencia.

S茅 que hablo en nombre de otras personas que han sido sometidas igualmente a tr谩gicas infancias.

ROBERT OSCAR LOPEZ

HIJO DE LESBIANA CUENTA LO DIF脥CIL QUE ES CRECER CON PADRES HOMOSEXUALES

L贸pez es actualmente una estrella en ascenso en los c铆rculos cuestionadores del estilo de vida gay.

Se le describe como un ex-gay bisexual.

Es muy activo pol铆ticamente y period铆sticamente y milita con Manif pour Tous de Francia.

Es un blanco predilecto del lobby gay para sus ataques.

He aqu铆 su historia contada en primera persona.

Entre 1973 y 1990, cuando mi querida madre muri贸, ella y su pareja mujer me criaron.

Ten铆an casas separadas, pero pasaban casi todos los fines de semana juntas, conmigo, en un remolque escondido discretamente en un parque de casas rodantes a 50 minutos de la ciudad donde viv铆amos.

Como el m谩s joven de los hijos biol贸gicos de mi madre, yo era el 煤nico ni帽o que ha experimentado la infancia sin tener cerca a mi padre.

Despu茅s que la pareja de mi madre mand贸 a su hijo a la universidad, 茅sta se mud贸 a nuestra casa en la ciudad.

Yo viv铆 con ambas por el breve tiempo antes de que mi madre muriera a la edad de 53 a帽os.

Yo ten铆a 19 a帽os.

En otras palabras, yo fui el 煤nico ni帽o de la familia que ha experimentado la vida en virtud de la 鈥減aternidad gay鈥, t茅rmino que se usa hoy en d铆a.

En pocas palabras, crecer con padres homosexuales es muy dif铆cil, y no debido a los prejuicios de los vecinos.
La gente en nuestra comunidad realmente no sab铆a lo que estaba pasando en la casa.
Para la mayor铆a de observadores externos, yo era un buen chico, con alto rendimiento, que termin贸 la escuela secundaria con una A.

En mi interior, sin embargo, yo estaba confundido.

Cuando tu vida en el hogar es tan dr谩sticamente diferente a todos a tu alrededor, las relaciones f铆sicas b谩sicas me perec铆an raras.

No tengo problemas de salud mental o condicionantes biol贸gicas.

S贸lo crec铆 en una casa tan inusual que yo estaba destinado a existir como un marginado social.

robert lopez manif pour tous

EL PROBLEMA DE LA AUSENCIA DE LA FIGURA MASCULINA

Mis compa帽eros aprendieron todas las reglas no escritas del decoro y el lenguaje corporal en sus hogares.
Ellos entendieron lo que era apropiado decir en ciertos entornos y lo que no era.
Aprendieron tanto de los mecanismos sociales tradicionalmente masculinos, como de los femeninos tradicionales.

Incluso si los padres de mis compa帽eros eran divorciados, y eran muchos de ellos, todav铆a crecieron viendo a los modelos sociales masculinos y femeninos.

Aprendieron, por lo general, la forma de ser valiente y firme de las figuras masculinas y c贸mo escribir tarjetas de agradecimiento y ser sensibles como las figuras femeninas.

Estos son estereotipos, por supuesto, pero los estereotipos son muy 煤tiles cuando, inevitablemente, dejas la seguridad del remolque de tu madre lesbiana y tienes que trabajar y sobrevivir en un mundo donde todos piensan en t茅rminos estereotipados, incluso los homosexuales.

No tuve una figura masculina en absoluto a seguir, y mi madre y su pareja fueron diferentes de los padres o madres tradicionales.

Como resultado de ello, ten铆a muy pocas se帽ales sociales reconocibles para ofrecer a los posibles amigos de sexo masculino o femenino, ya que yo no era ni confiable, ni sensible a los dem谩s.

As铆 me hice amigo de gente rara y me alienaba con otros con facilidad.

Los gays que se criaron en hogares de padres heterosexuales pueden tener problemas con su orientaci贸n sexual, pero cuando ellos llegan al vasto universo social de las adaptaciones no esta en juego la sexualidad - c贸mo actuar, c贸mo hablar, c贸mo comportarse.

Tienen la ventaja del aprendizaje en el hogar.

Muchos gays no se dan cuenta de la bendici贸n que es ser criado en un hogar tradicional.

Mi vida en el hogar no fue ni tradicional ni convencional.

He sufrido a causa de ello, en formas que son dif铆ciles de considerar para los soci贸logos.

Nervioso y contundente, yo ser铆a m谩s tarde extra帽o, incluso a los ojos de los adultos homosexuales y bisexuales que ten铆an poca paciencia para alguien como yo.

Yo era tan extra帽o para ellos como yo a las personas heterosexuales.

La vida es dura cuando eres extra帽o.

Incluso ahora, tengo muy pocos amigos y siento a menudo como si yo no entendiera a la gente a causa de las se帽ales de g茅nero t谩citas que todo el mundo a mi alrededor, incluso los homosexuales criados en hogares tradicionales, dan por sentadas.

Aunque soy muy trabajador y un estudiante r谩pido, tengo problemas en entornos profesionales, porque los compa帽eros de trabajo me encuentran extra帽o.

madres lesbianas

LAS DIFICULTADES DEL AMBIENTE GAY

En cuanto a la sexualidad, los homosexuales que crecieron en hogares tradicionales se beneficiaron de al menos ver alg煤n tipo de rituales de cortejo funcionando a su alrededor.

No ten铆a ni idea de c贸mo hacerme atractivo para las ni帽as.

Cuando sal铆 del remolque de mis madres, de inmediato fui etiquetado como un paria debido a mis gestos de ni帽a, ropa divertida, ceceo, y extravagancia.

No es de extra帽ar, me fui de la escuela secundaria virgen, nunca hab铆a tenido una novia, aun habiendo ido a cuatro bailes de graduaci贸n como un compa帽ero bromista con las chicas que s贸lo quer铆an alguien simp谩tico en una limusina.

Cuando llegu茅 a la universidad, enfil茅 hacia el 鈥渞adar gay鈥 y el campus de la comunidad LGBT r谩pidamente descendi贸 sobre m铆 para decirme que era 100 por ciento seguro de que yo deber铆a ser un homosexual.

Cuando sal铆 como bisexual, le dijeron a toda la gente que estaba mintiendo y que no estaba preparado para salir del cl贸set como gay todav铆a.

Asustado y traumatizado por la muerte de mi madre, abandon茅 la universidad en 1990 y encontr茅 que s贸lo pod铆a ser llamado por el submundo gay.

Cosas terribles me pasaron all铆.

No fue hasta que cumpl铆 los veintiocho que de repente me encontr茅 en una relaci贸n con una mujer, a trav茅s de coincidencias, que conmocion贸 a todos los que me conoc铆an y me sorprendi贸 incluso a m铆 mismo.

Me llamo bisexual porque tomar铆a varias novelas explicar c贸mo termin茅 鈥渆nderez谩ndome鈥 despu茅s de casi treinta a帽os como un hombre gay.

Yo no tengo ganas de hacer frente a los activistas gays que salen a misiones de b煤squeda y destrucci贸n en contra de los 鈥渆x-gays 鈥, los 鈥渃asos de armario鈥, u 鈥渉om贸fobos鈥.

lesbianas

LOS CONCEPTOS CENTRALES DE ROBERT OSCAR L脫PEZ

Robert Oscar L贸pez habla de un caso profundo.

Estas son las cosas centrales que plantea:

1. La ausencia de la figura masculina le ha creado dificultades para relacionarse de forma estable con las mujeres.
2. Cuando fue a la universidad, a pesar de estar en un entorno gay, se sent铆a m谩s bien inc贸modo con la situaci贸n.
No se sent铆a homosexual a pesar de estar dentro de la comunidad gay.
3. No encontr贸 auxilio en el entorno gay en el que estaba para abordar las dificultades que ten铆a para reconocerse como gay.
Porque estaban mal vistos quienes cuestionaban su homosexualidad.

Los padres o madres homosexuales suelen mostrar un rechazo hacia los heterosexuales, y ese rechazo es m谩s acentuado si uno de los miembros procede de una separaci贸n en una relaci贸n heterosexual.

4. La comunidad gay dentro de la cual pas贸 40 a帽os de su vida a menudo le transmite odio y recriminaci贸n por haberse hecho heterosexual.

Mira los videos relacionados a continuaci贸n

Fuentes:

S煤mate a nuestra Newsletter y recibe las 煤ltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Reflexiones

Ver todo