Para los cristianos el nuevo templo era Jes煤s.
Mientras que los jud铆os tienen planes para construir su tercer templo.
Pero no les resultar谩 f谩cil, porque el lugar original del templo hoy lo ocupa al Domo de la Roca musulm谩n.
El que se erigi贸 sobre una Iglesia dedicada a la Virgen Mar铆a que hab铆a construido el emperador Justiniano.
Este es la fascinante historia del Templo de Jerusal茅n, un lugar significativo para las tres religiones monote铆stas del planeta.

DOS TEMPLOS JUD脥OS Y UNA REMODELACI脫N

Ha habido dos templos en la historia de Israel.

El primero fue construido por el rey Salom贸n alrededor del a帽o 970 aC y fue destruido por los babilonios en 586 aC.
El segundo templo fue construido por Zorobabel despu茅s del regreso del exilio de Babilonia en 516 aC.

Fue renovado y ampliado por el rey Herodes el Grande alrededor del a帽o 19 a. C., y fue destruido por los romanos en el a帽o 70 d.

En este templo sucedi贸 la presentaci贸n de la Virgen Mar铆a y de Jes煤s luego de sus respectivos nacimientos.

Fue el Templo del que Jes煤s expuls贸 a los cambistas.

Ambos templos se construyeron en el Monte del Templo, aproximadamente donde est谩 hoy la C煤pula de la Roca musulmana.

Esta es la raz贸n por la que el Muro de las Lamentaciones es el lugar m谩s sagrado para los jud铆os hoy en d铆a, porque es el lugar m谩s cercano al lugar donde sol铆a estar el Santo de los Santos.

All铆, la Divina Shekhinah (Presencia Divina) descansaba sobre el Arca de la Alianza y entre los Querubines, como el signo tangible de la presencia de Dios en medio de su pueblo.

LA CONSTRUCCI脫N DEL PRIMER TEMPLO

La zona se remonta a Abraham, el padre de la religi贸n jud铆a, en el siglo XVIII aC.

En este monte donde Dios orden贸 a Abraham que sacrificara a su hijo Isaac, Dios intervino y fue sacrificado en su lugar.

Este evento santific贸 para siempre la empinada cima rocosa que llamamos el Monte del Templo.

Los jud铆os vagabundearon por el desierto con Mois茅s, durante 40 a帽os cargando el Arca de la Alianza, que conten铆a las tablas en las que estaban escritos los Diez Mandamientos.

Los jud铆os cre铆an que el tabern谩culo sosten铆a la presencia divina de Dios aqu铆 en la tierra, y entonces buscaron construirle, y por lo tanto a Dios, un hogar permanente.

Finalmente, el rey David (1000 - 970 aC) captur贸 Jerusal茅n y coloc贸 all铆 el Arca de la Alianza, un cofre port谩til encima del cual la presencia de Dios moraba entre dos querubines uno frente al otro.

Esta Arca fue alojada en una tienda de campa帽a.

Cuando el rey David construy贸 un hermoso palacio, sinti贸 que el arca no deber铆a estar alojada en una peque帽a tienda de campa帽a, sino en un gran templo.

El hijo de David, Salom贸n (970 - 930 aC) finalmente construy贸 el primer templo para los israelitas.

Se dice que el templo de Salom贸n ten铆a unos 1000 x 1000 pies (305 metros x 305 metros, o 500 x 500 codos).

Y era el punto focal de la ciudad de Jerusal茅n, as铆 como tambi茅n el del alma de cada jud铆o.

El templo albergaba el tabern谩culo en el lugar m谩s alto del templo como dijimos, el Santo de los Santos.

Que estaba 13 metros m谩s alto que la base del templo y se elevaba a una altura de 75 metros (aproximadamente tan alto como un edificio de 20 pisos).

El Santo de los Santos fue construido encima de la Piedra Fundamental, que los jud铆os cre铆an que era el lugar desde el cual Dios cre贸 a Ad谩n, donde No茅 le dio gracias a Dios despu茅s que las aguas bajaron, y donde Abraham casi sacrific贸 a su hijo Isaac.

El Arca de la Alianza fue colocada encima de esta piedra.

La habitaci贸n era tan sagrada, nadie entraba a ella excepto un hombre, el Sumo Sacerdote de Israel, y eso solo una vez al a帽o, en Iom Kipur, el d铆a jud铆o de la expiaci贸n.

Este templo fue destruido por los babilonios desde el sur de Iraq en 587 aC.

LA HISTORIA DEL SEGUNDO TEMPLO

El l铆der jud铆o Zorobabel reconstruy贸 el templo Alrededor del a帽o 515 aC.
Siglos m谩s tarde, en un intento de expiar sus pecados, Herodes el Grande expandi贸 el templo y lo convirti贸 en una maravilla.

Fue este templo en el que se present贸 a Mar铆a y al ni帽o Jes煤s, donde Mar铆a y Jos茅 lo encontraron unos a帽os m谩s tarde, despu茅s de una peregrinaci贸n a la ciudad, y de donde luego expuls贸 a los cambistas.

Cuando los persas de Ir谩n conquistaron Babilonia en 538 aC, permitieron a los israelitas que deseaban regresar a Jerusal茅n reconstruir el templo.

Este nuevo templo de Zorobabel, un pr铆ncipe de Judea que organiz贸 la reconstrucci贸n, comenz贸 en el 537 aC y fue dedicado en el 515 aC.

El padre John McKenzie dice que el templo de Zorobabel era de las mismas dimensiones y estructura que el templo de Salom贸n, pero muy inferior en la riqueza de sus decoraciones.

Eventualmente, en el conflicto jud铆o con sus gobernantes sel茅ucidas o sirios como Ant铆oco IV (175-164 aC), el templo probablemente fue severamente da帽ado.

Este templo se mantuvo hasta el comienzo del nuevo templo de Herodes el Grande en el a帽o 19 aC.

Herodes quer铆a ganarse el favor de sus s煤bditos jud铆os, por lo que reconstruy贸 el templo combinando los requisitos de la religi贸n jud铆a con elementos del estilo grecorromano.

Extendi贸 el 谩rea del templo a su tama帽o actual de 300 metros por 480 metros.

El patio exterior era para negocios temporales y abierto para cualquiera.La explanada interior estaba en un nivel superior y solo a los jud铆os se les permit铆a el acceso.

Estaba dividido en tres partes: el Patio de las Mujeres, el Patio de los israelitas varones con la ofrenda de incienso y el Patio de los Sacerdotes con un altar en el que se sacrificaban animales.

En el centro estaba el templo con una fachada de m谩rmol blanco y capiteles dorados.

El templo de Herodes mantuvo la triple divisi贸n del templo de Salom贸n: el vest铆bulo, el lugar santo y el lugar sant铆simo.

El lugar santo conten铆a el altar del incienso, el candelabro de siete brazos y la mesa del pan del pacto o el pan sin levadura consagrado.

El santo de los santos estaba vac铆o y oscuro y entraba solo el sumo sacerdote una vez al a帽o en el D铆a de la Expiaci贸n, el d铆a 10 del s茅ptimo mes, como dijimos.

El padre McKenzie dice que el rey Herodes puso a 10.000 hombres a trabajar y entren贸 a 1,000 sacerdotes como alba帽iles para que pudieran trabajar en las partes m谩s sagradas del templo.

El edificio se comenz贸 en el 19 aC y se termin贸 en 10 a帽os, pero el trabajo de decoraci贸n no se termin贸 por completo hasta el a帽o 64 DC.Seis a帽os despu茅s, en el a帽o 70 dC, los romanos quemaron y destruyeron el templo en Jerusal茅n y nunca se ha reconstruido desde entonces.

El templo de Herodes se construy贸 sobre enormes bloques de cantera a煤n visibles hoy en el Muro de los Lamentos, donde muchos jud铆os se congregan para orar.

Donde a menudo escriben una intenci贸n de oraci贸n en una hoja peque帽a de papel y la colocan en una grieta en la pared.

LA DESTRUCCI脫N DEL SEGUNDO TEMPLO

En Jerusal茅n los grupos radicales estaban creciendo, y las fuerzas de ocupaci贸n se volv铆an cada vez m谩s inc贸modas.

Ya en el a帽o 39 dC, el emperador romano Cal铆gula hab铆a descubierto un plan para derrocar el dominio romano.

Furioso, respondi贸 reorganizando el territorio y recompensando a los l铆deres m谩s leales a Roma.

Los jud铆os y los romanos, siempre desconfiados los unos de los otros, estaban cada vez m谩s distanciados.Los ataques contra ciudadanos romanos se hicieron m谩s frecuentes.

Los gentiles, por su parte, comenzaban a burlarse de sus vecinos jud铆os.

En el a帽o 66, algunos griegos sacrificaron p谩jaros frente a una sinagoga, mientras que los romanos observaban y no hicieron nada.Indignados, los sacerdotes del Templo pusieron fin a todos los sacrificios ofrecidos por el bien del C茅sar.

El procurador romano reaccion贸 enviando tropas al Templo para hacer una gran extracci贸n de oro del tesoro, como un obsequio para el emperador.

Y vino la guerra. Desde la perspectiva romana parec铆a provenir de muchas direcciones.

Hubo innumerables c茅lulas de hombres descontentos y sectas de guerreros inspirados por la profec铆a.As铆 comenz贸 el derramamiento de sangre que lleg贸 a conocerse como la primera guerra entre jud铆os y romanos.

La guerra se extendi贸 desde el a帽o 66 hasta el 73 dC, pero su cl铆max fue un asedio de siete meses a Jerusal茅n en el a帽o 70.

Los romanos sellaron todas las rutas de suministro de la ciudad y detuvieron su suministro de agua.

A mediados del verano de ese a帽o, los romanos hab铆an roto las murallas, y a fines de julio la ciudad estaba en llamas.

El 29 de julio, el Templo - la gran reconstrucci贸n de Herodes, que se hab铆a completado recientemente - fue destruido.

La rebeli贸n jud铆a marc贸 el final del estado jud铆o hasta los tiempos modernos.

La destrucci贸n del templo tambi茅n signific贸 un cambio en la adoraci贸n de los jud铆os.

Aunque ese cambio ya hab铆a comenzado porque los jud铆os hab铆an estado disemin谩ndose por todo el mundo durante al menos seiscientos a帽os.

El triste final del templo cerr贸 de golpe la puerta del sistema de sacrificios de los jud铆os.

Se ajustaron, por supuesto, creando nuevos rituales para el hogar y la sinagoga.

驴D贸nde estaban los cristianos? Fuera de la ciudad, b谩sicamente.

Los cristianos hac铆a tiempo que hab铆an dejado la ciudad advertidos por una profec铆a dada a la Iglesia.

Eusebio escribi贸 que cuando comenz贸 la revuelta, en el 66 d. C., algunos de los cristianos jud铆os restantes huyeron a Pella, una ciudad al otro lado del r铆o Jord谩n.Se podr铆a decir que estos eventos cambiaron la l贸gica de la joven iglesia hacia los gentiles.

Misioneros como Pablo originalmente hab铆an tratado con una iglesia jud铆a fuerte (y conservadora), con sede en Jerusal茅n.

Pero la no participaci贸n de los jud铆os cristianos en la revuelta provoc贸 una cu帽a obvia entre ellos y sus contrapartes tradicionales.

Despu茅s del a帽o 70 dC, a los cristianos no se les permiti贸 entrar a las sinagogas.

La ca铆da de Jerusal茅n, entonces, hizo a los cristianos a煤n m谩s distintos de los jud铆os e impuls贸 a la iglesia a desarrollarse entre los gentiles.

Tanto los cristianos como los jud铆os llegaron a ver la destrucci贸n de Jerusal茅n como el juicio de Dios sobre una generaci贸n pecadora.

En ese punto, sin embargo, sus interpretaciones se distanciaron.

Para los jud铆os el sacrificio ces贸 con la destrucci贸n total y la profanaci贸n del Templo.

Para los cristianos, sin embargo, la era del sacrificio puro apenas comenzaba.

Recordaron que, en la muerte de Jes煤s, "la cortina del templo se rasg贸 en dos, de arriba a abajo" (Mateo 27:51).

El Templo hab铆a sido clausurado porque hab铆a quedado obsoleto por el sacrificio de Jes煤s.

Ahora el Templo era Cristo. Ahora el Templo era Su Iglesia.

Este Evangelio de Jesucristo fue proclamado en la era apost贸lica por la Iglesia a trav茅s de sus ministros y m谩rtires.

LO QUE QUEDA EN LA ZONA

M谩s tarde, el emperador cristiano Justiniano (527-564 dC) construy贸 una iglesia para la Sant铆sima Virgen Mar铆a en el Monte del Templo.
El califa musulm谩n Al Walid I (705-715 dC) convirti贸 la iglesia de Justiniano en la mezquita de El Aqsa que est谩 all铆 hoy.

Anteriormente, su padre, el califa musulm谩n Abd el Malik (687-691 dC) construy贸 la C煤pula de la Roca sobre el lugar donde Abraham intent贸 sacrificar a Isaac.

El Domo de la Roca es el tercer sitio m谩s sagrado del Islam.

Los musulmanes creen que la piedra llamada la Piedra Fundamental por los jud铆os es la misma piedra de la cual Mahoma ascendi贸 al Cielo acompa帽ado por el 脕ngel Gabriel.

La c煤pula dorada es el 铆cono m谩s notorio de Jerusal茅n hoy en las fotograf铆as.

Hoy, lo 煤nico que queda del templo es una pared que contra la monta帽a en la que se construy贸 el templo.

El muro es conocido como el Muro Occidental, o Kotel por los jud铆os, y ha sido un sitio de oraci贸n y peregrinaci贸n jud铆a desde la destrucci贸n del Segundo Templo.

Los jud铆os creen que debido a que este muro fue construido a trav茅s de fondos donados por los pobres, Dios decret贸 que su Divina Presencia nunca abandonar铆a el Muro Occidental.

Hoy, los peregrinos a Jerusal茅n pueden ver un modelo asombroso del Segundo Templo, y la ciudad entera de Jerusal茅n como lo fue durante la vida de Jes煤s en el Museo de Israel.

Fuentes:

S煤mate a nuestra Newsletter y recibe las 煤ltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Santos y Reliquias y Angeles

Ver todo