‚ÄćDif√≠cilmente veremos grandes demostraciones.
Sino delicados signos y ayudas en el momento en que los necesitamos.
Tal es su discreción que a veces caemos en la cuenta, con el tiempo, que estuvimos presencialmente de uno.
Estas 5 historias te servir√°n para reconocer a quienes Dios puso para ayudarnos en el camino.
¬ŅLlamas a tu √°ngel de la guarda?.
Si no lo haces, puedes sorprenderse agradablemente una vez que lo intentes.

Nuestros √°ngeles est√°n ansiosos por ayudarnos, y no hay nada fuera de su alcance. Ellos est√°n con nosotros siempre, incluso en la oscuridad de la noche.

angel en vias de ferrocarril

UN √ĀNGEL EN NUEVA GUINEA

Tomado de Barry Hoare de Cairns, en Queensland, Australia.

En 1963 mi esposa y yo fuimos a trabajar como misioneros laicos en el Vicariato de Wewak en Pap√ļa Nueva Guinea.

Est√°bamos apostados en una estaci√≥n misionera llamada ‚ÄėRoma‚Äô en la zona del r√≠o Sepik con un sacerdote irland√©s, el Padre Patrick Hallinan.

Muchos fines de semana mi esposa y yo camin√°bamos a las estaciones misioneras cercanas para visitar al sacerdote o a las monjas.

En un fin de semana especial fuimos a una misión en Ulupu a unas cuatro horas y media a pie por el monte a visitar a un sacerdote llamado Padre Knorr.

Almorzamos con el padre, escuchamos algunos de sus relatos, y pasamos la tarde con él.

‚ÄćComo la tarde avanzaba nos invitaron a pasar la noche, pero decidimos caminar a casa.

Teníamos una linterna para ayudar a mostrar el camino porque la noche avanzaba

Poco despu√©s de salir de la estaci√≥n de la misi√≥n y caminar cuesta abajo por un tiempo, cruzamos un peque√Īo r√≠o.

Luego de cruzar este río apareció una tormenta muy fuerte, el cielo se oscureció y comenzó a caer una fuerte lluvia sobre nosotros.

Estuvimos bajo la lluvia durante un tiempo, que era totalmente oscuro y saqué la antorcha de mi mochila.

Con la lluvia torrencial, la antorcha dio un par de destellos y la luz se apagó, dejándonos en la más completa oscuridad bajo la lluvia torrencial.

Nos pregunt√°bamos cu√°l era la mejor cosa para hacer, volver no era una opci√≥n debido a que [nos dimos cuenta] el peque√Īo r√≠o se convirti√≥ en un torrente furioso.

Mientras estábamos pensando de repente me di cuenta de que algo ardía en lo alto de una colina a unos 150 metros por delante de nosotros -una luz muy brillante en la oscuridad.

Empezamos a caminar hacia ella y mientras lo hacíamos la lluvia se detuvo.

La luz se mantuvo y pronto nos encontramos con un hombre nativo que sosten√≠a un iluminaci√≥n ‚Äėboom-boom‚Äô ‚Äď una rama de palma del cocotero, que da muy buena luz y arde por tal vez tres o cuatro minutos.

√Čl habl√≥ con nosotros en Ingl√©s pigin ‚Äúyu go pela wer?‚ÄĚ (‚Äú¬Ņa d√≥nde van ustedes dos?‚ÄĚ).

‚ÄćRespondimos que nos dirigimos a la estaci√≥n de la misi√≥n de Roma.

abraham servido por tres angeles fondo

Luego nos dijo, en pigin, que nos llevaría por un atajo.

‚ÄćY nos pusimos en marcha tras √©l y la rama de palmera que iluminada la selva.

Fuimos arriba y abajo por unas colinas y atravesamos algunos arroyos peque√Īos.

Dentro de lo que pareció un tiempo muy corto llegamos a la localidad de Saigisi a media hora de casa.

Las nubes de la tormenta habían desaparecido y ahora había un cielo de luna iluminada
Todo el camino que había tomado cuatro horas y media se terminó ahora en alrededor de una hora.

No fue realmente sino hasta muchos a√Īos m√°s tarde cuando empec√© a reflexionar sobre el ministerio de los √°ngeles que todo este episodio vino a mi mente.

‚ÄćDurante nuestro recorrido con el gu√≠a puedo recordar su siempre cambiante luz boom-boom.

‚ÄćTodav√≠a puedo verlo de pie en la colina con la luz en la mano, nos hac√≠a se√Īas hacia √©l.

No sentimos ninguna sensación de miedo mientras nos abría el camino y en la maleza de la selva.

‚ÄćQuedamos asombrados por haber terminado tan r√°pido el viaje con √©l.

¬°Qu√© Dios maravilloso que nos env√≠a a sus mensajeros para cuidar de nosotros!‚ÄĚ

‚ÄćEllos vienen cuando hay desesperaci√≥n.

Cuando hay una necesidad urgente.

‚ÄćSon tan sutiles que su presencia es a menudo entendida s√≥lo en retrospectiva.

Y uno se ve que vino con ¡una antorcha de cuatro minutos que duró una hora y ardió en la lluvia!
estatua de angel

√ĀNGEL CONSOLANDO EN UN MOMENTO FUNDAMENTAL

En el otro lado del mundo ‚Äď en Flint, Michigan ‚Äď hay una mujer llamada Belinda que valientemente recuerda un momento de gran desesperaci√≥n ‚Äď y una gran intervenci√≥n.

‚ÄćEsta vez el escenario fue en una iglesia y se produjo hace dos a√Īos.

Mi marido por diez a√Īos, acababa de salir fuera de mi vida, y yo no ten√≠a idea de d√≥nde estaba, dice Belinda.

Comencé a orar en serio por su regreso a salvo, pero yo estaba muy dolida y asustada, no tenía ni idea de lo que depararía el futuro para mis hijos y para mí.

‚ÄćA menudo sent√≠a ganas de suicidarme, y no tomaba mi vida s√≥lo porque me daba miedo de ir al infierno si mor√≠a.

angeles danzando fondo
Yo estaba en misa un domingo, una vez más orando para pedir ayuda, y pidiendo a Dios que me aliviara el dolor de su desaparición.
Y ped√≠a una se√Īal, cualquier tipo de se√Īal de que todo iba a estar bien. ¬†
Despu√©s de la Comuni√≥n, un hombre mayor bien vestido lleg√≥ a mi banco, puso su brazo alrededor de m√≠ y me bes√≥ en la mejilla, y dijo simplemente: ‚Äútodo va a estar bien‚ÄĚ.

Yo estaba un poco aturdida, y continué con mi oración después de la Comunión.

Entonces miré hacia atrás para ver a este hombre, y aunque sólo había medio centenar de personas en la iglesia, yo no lo vi entre ellas.

Lo busqué por varios domingos después de eso, y nunca vi al forastero bien vestido.
He sentido que él pudo haber sido un ángel enviado para hacerme saber que Dios estaba conmigo en todo.

Las cosas estaban siendo difíciles, pero como él dijo, todo estaba bien.

Me sentía más en paz, y tenía la voluntad de seguir adelante.

pila de agua bendita con angel

UN √ĀNGEL OPERANDO EN MEDJUGORJE

Hay se√Īales inusuales que los √°ngeles ‚Äď los mensajeros de Dios ‚Äď parecen darnos.

‚ÄćAl menos, eso es lo que Chuck Cvitkovic de Baden, Pennsylvania, nos dice.

√Čl relata lo que sucedi√≥ durante su segundo viaje a la famosa zona de Medjugorje.

Un d√≠a en la iglesia, yo estaba de pie afuera pregunt√°ndome a m√≠ mismo, "¬Ņyo realmente pertenezco a este lugar?".‚Äć
"¬ŅEs todo esto cierto?
¬ŅLa Virgen Mar√≠a realmente aparece aqu√≠?"

Todo esto estaba pensando, mientras dije una oración fuera de la iglesia esperando a mis hermanos, Tom y Jimmy.

Mir√© al cielo y dije: "¬°Dios m√≠o, si yo voy a estar aqu√≠, dame una se√Īal!".

‚ÄćNormalmente yo no pido se√Īales, pero en mi mente lo que necesitaba saber era si yo ten√≠a que creer y estar en el pueblo.

Lo que yo ped√≠a fue algo extra√Īo: que me dejara escuchar a alguien diciendo la palabra elefante.

Estando en un pueblo de Croacia, en lo alto de las monta√Īas, era lo √ļltimo que esperar√≠a o√≠r decir a alguien.

Unos cinco minutos m√°s tarde, una joven de aspecto agradable se acerc√≥ a m√≠ y me dijo: "¬ŅEres t√ļ el hermano de Tom?"

Le dije que sí.

angel llorando
Ella dijo que conoc√≠a a mi hermano de la universidad y que era de un peque√Īo pueblo llamado Chester, Pennsylvania.
La siguiente frase fue: "¡Ya sabes, la casa del elefante morado’!"

Hab√≠a una compa√Ī√≠a de piscinas en Cheswick y su anzuelo era, la casa del elefante morado.

Yo quedé aturdido, conmocionado, y creí entonces..Volví a mirar a ver si Tom estaba cerca, y luego miré hacia atrás y la chica se había ido.
Nunca la vi después de eso. Ahora creo que puede haber sido un ángel.

Sólo he dicho a una persona esta historia, a una monja de un convento local.

Ella me crey√≥, y ahora 15 a√Īos m√°s tarde, lo digo p√ļblicamente.

¡Qué experiencia!

dibujo de angel guardia fondo

OTRO √ĀNGEL EN MEDJUGORJE DANDO UNA MISI√ďN

En general, la gente va a Medjugorje en peregrinación contestando la llamada de María pero sin saber cuál es el plan de Dios después de la experiencia.

Bonita Nasser es una de esas peregrinas.

Este es el testimonio de una mujer de Uniontown, ciudad en

el Condado de Fayette, Pennsylvania, a 80 km  al sureste dePittsburgh. Ella dice que:

Después de mi primer viaje a Medjugorje en 2005, volví a casa con el fuego del Espíritu Santo.

Le diría a cualquiera que quisiera escuchar acerca de mi conversión y de este lugar santo al que viajé.

Despu√©s de mi segunda peregrinaci√≥n, tres a√Īos m√°s tarde, llegu√© a casa con un fuerte deseo de estar al servicio de la Iglesia.

Me convertí en Ministro de la Eucaristía (llevo la Eucaristía a miembros de la iglesia que no pueden salir de casa).

‚ÄćEstoy en Consejo parroquial de la iglesia, mi marido y yo somos una de las parejas matrimoniales patrocinadores, as√≠ como la cabeza del Equipo de Matrimonio y Vida Familiar.

‚ÄćTom√© parte de estos servicios de nuestra parroquia muy r√°pido, justo despu√©s de mi regreso.

‚ÄćEn 2012, recib√≠ una tercera llamada de Medjugorje.

He viajado esta vez con mi marido como parte de nuestro 30¬ļ aniversario de bodas.

Recé para que la razón de mi regreso de nuevo se revelara de alguna manera.

angel por evilstone fondo

Después de varios días en Medjugorje, nuestro grupo fue invitado a visitar la aparición en sala de la casa familiar de Vicka.

‚ÄćFue la primera vez que el grupo de peregrinaci√≥n del Padre Bill fue invitado a hacer esto.

‚ÄćA nosotros se nos permiti√≥ entrar, cinco a la vez, y orar y recibir la gracia de Dios.

‚ÄćMientras estuve en el interior de esta sala, no vi ni sent√≠ nada extraordinario.

‚ÄćOramos y pedimos al Esp√≠ritu Santo que nos iluminara.

‚ÄćNuestro grupo se fue de la habitaci√≥n de las apariciones caminando de regreso a nuestro hospedaje a trav√©s de un camino con parras.

Yo estaba con 20 o m√°s peregrinos mientras camin√°bamos.

Por alguna razón, estaba por detrás del grupo.

Mientras caminaba sola, miré hacia arriba y vi a un ángel en el cielo.
Inmediatamente tomé una foto y me sorprendió lo que había capturado en mi iphone.

Corrí adelante mostrando a los demás lo que vi.

‚ÄćTodos comenzaron a mirar hacia arriba, pero no vieron nada.Mientras caminaba con esta imagen en mi mente y en mi iphone, me pregunt√©.

"¬ŅPor qu√© de todas las cosas que podr√≠an haber pasado he llegado a ver a un √°ngel en el cielo en esta peregrinaci√≥n?"

‚ÄćYo nunca hab√≠a visto nada milagroso en ninguno de mis viajes y no esperaba que esta vez lo hiciera.Entonces algo vino a m√≠...

‚Äć"Los √°ngeles son f√°ciles de creer. Todas las religiones creen en los √°ngeles". (Yo soy de una familia protestante grande).

Adem√°s, √Āngel significa "mensajero.".
S√© que voy a ser valiente, y ser un mensajero de Jes√ļs y de Mar√≠a.

Bonita más tarde compartió lo que ella había hablado con un grupo grande de gente secular y les mostró la foto, y casi todo el mundo vio al ángel de inmediato.

Los que no lo hicieron, lo vieron despu√©s de que ella lo se√Īal√≥.
Ella le dio a cada uno una copia y les dijo a todos que se los iba a enviar también.
angel

UN √ĀNGEL DISFRAZADO DE GU√ćA DE VIAJE

He aquí un relato de primera mano de Doug Addison acerca de su experiencia de un ángel disfrazado de una guía de viaje en una tierra desconocida.

Hace un tiempo fui con un grupo de unas 20 personas a Se√ļl, Corea del Sur.
No fuimos como un grupo de turistas o como un grupo oficial de manera alguna.
Fuimos por nuestra cuenta.

As√≠ que cuando llegamos en Se√ļl, no hab√≠a nadie para recogernos u organizar algo para nosotros.

Volamos y allí estábamos.

Bueno, bastante rápidamente hubo una gran confusión.

Veinte de nosotros llegamos a encontrarnos totalmente perdidos.

Allí estábamos, completamente abrumados, y la mayoría de nosotros casi llorando porque no sabíamos a dónde ir o cómo llegar allí.

Afortunadamente, una agente de viajes coreana llamado Sue, que hablaba perfectamente inglés nos reunió.

Ella se acerc√≥ y comenz√≥ a decirnos que un autob√ļs nos estaba esperando.

Era con aire acondicionado, y ella nos dio a cada uno de nosotros agua, fue genial porque est√°bamos todos resecos.

‚ÄćViaj√≥ con nosotros hasta donde el autob√ļs pod√≠a ir, entonces ella nos dijo que el autob√ļs no iba a ir m√°s lejos porque las calles locales eran demasiado estrechas.

As√≠ que todos nosotros bajamos del autob√ļs con el equipaje y llam√≥ taxis para nosotros.

Ella nos entregó a cada uno de nosotros notas escritas en coreano para que los conductores de taxi supieran a dónde llevarnos.

Y nos fuimos.

‚ÄćAl d√≠a siguiente, le dijimos a la gente con quienes nos aloj√°bamos: "Hey, gracias. Eso fue genial; enviar el agente de viajes y el autob√ļs para nosotros"

Pero nadie había hecho eso.
Nadie había organizado nada para nosotros.

Unos d√≠as m√°s tarde, todos est√°bamos de vuelta en el centro de Se√ļl, una ciudad de m√°s de 9 millones de personas en ese momento, y est√°bamos completamente perdidos de nuevo.

Algunas personas de nuestro grupo se habían separado de nosotros y no sabíamos a dónde ir o qué estábamos haciendo.
Pero nuestra agente de viajes, Sue, estaba allí de nuevo para juntarnos y ayudarnos.

En el √ļltimo d√≠a est√°bamos visitando un centro fuera de la ciudad.

‚ÄćEl pastor que estaba con nosotros era diab√©tico.

Se había separado del grupo y se puso muy enfermo.

√Čl comenz√≥ realmente a hacer un shock diab√©tico y perder la vista.

Cuando volvió en sí, miró hacia arriba, y Sue estaba de repente allí.
Ella le dijo: "Tu grupo está por allí. Ellos están allí".

Entonces ella como que lo empujó hacia nosotros, y nosotros lo encontramos y fuimos capaces de ayudarlo.

Sue, sin embargo, sólo se fue.Al día de hoy, todo el mundo en ese grupo está convencido que Sue era un ángel, envuelto en ropa como persona.

Ella estaba allí para asistirnos y protegernos.

A veces los √°ngeles vienen en gloria, pero a veces vienen envueltos como personas.
Cuando eso sucede, no siempre nos damos cuenta que estamos en presencia de un √°ngel.

S√ļmate a nuestra Newsletter y recibe las √ļltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Testimonios y Milagros

Ver todo