El amor es el mensaje completo, toda la ley.
Y no me refiero al amor en el sentido de atracción sexual sino al sacrificio de sí mismo.
En su esencia, el amor no es m√°s que dirigir la vida por el bien de otro.
estatua sagrado corazon fondo
Cuanto más profundo crecemos en la fe católica y apostólica, más nos damos cuenta de que el Evangelio se centra no tanto en nuestro amor a Dios, sino en el amor de Dios por nosotros.

La Santa Iglesia dedica el mes de junio, a una devoci√≥n que est√° dise√Īada para recordarnos la profundidad del amor apasionado de Dios por sus criaturas: la devoci√≥n al Sagrado Coraz√≥n de Jes√ļs.

‚ÄćLa herida del Sagrado Coraz√≥n se consume de amor por nosotros, hasta el punto de que estuvo dispuesto a sufrir y morir por nosotros de la manera m√°s espantosa.

El Sagrado Coraz√≥n nos ense√Īa que el verdadero amor es siempre costoso, pero que siempre da la vida.

Hay mucho m√°s que se puede decir acerca de la devoci√≥n al Sagrado Coraz√≥n, pero en este art√≠culos nos centramos en 7 maneras en que podemos honrarlo durante todo el a√Īo.

1 - Consagración

En la mediaci√≥n del Sagrado Coraz√≥n de Jes√ļs, nos damos cuenta de la profundidad del amor sacrificial de Dios por nosotros.

‚ÄćJes√ļs se entreg√≥ por completo a nosotros en la Cruz para demostrar su amor por nosotros, y contin√ļa haci√©ndolo todos los d√≠as en el Santo Sacrificio de la Misa.

Cuando recibimos la Eucaristía, recibimos el corazón de Cristo.

S√≠, Jes√ļs nos da su coraz√≥n una y otra vez, lo √ļnico razonable a hacer es dar nuestro coraz√≥n a √©l a cambio.
Una hermosa manera de hacerlo es mediante la Consagraci√≥n al Coraz√≥n Sacrat√≠simo de Jes√ļs como lo vemos abajo.

2 - Entronización

Un aspecto importante de la devoción al Sagrado Corazón es reconocer y someterse a la autoridad de Jesucristo en todos los aspectos de nuestras vidas.

Jes√ļs es verdaderamente un rey: rey de la Iglesia, de nuestras familias y de la sociedad en general.

La tradición de entronizar el Sagrado Corazón es una excelente manera de expresar esta realeza de Cristo.

En esta ceremonia, una imagen bendita del Sagrado Coraz√≥n se coloca en un lugar prominente en nuestros hogares, nos recuerda que Jes√ļs es nuestro rey, y que debemos amarlo y servirlo con todo nuestro coraz√≥n.
sagrado corazon de jesus

3 - Reparación o Desagravio

El nombre de Jes√ļs es blasfemado regularmente y abusado en los medios de comunicaci√≥n, la literatura y todas las conversaciones diarias.

‚ÄćCada vez que esto ocurre, el coraz√≥n de Cristo es herido de nuevo por el rechazo de sus criaturas.

Una manera de mostrar el amor al Sagrado Coraz√≥n es hacer actos de reparaci√≥n por el abuso que Jes√ļs recibe.

4 - Primeros Viernes

Cuando Nuestro Se√Īor se le apareci√≥ a Santa Margarita Mar√≠a y puso de manifiesto la devoci√≥n al Sagrado Coraz√≥n, solicit√≥ la pr√°ctica de asistir a misa, confesarse, y recibir la Eucarist√≠a, el primer viernes durante 9 meses consecutivos.

Esta devoci√≥n es importante porque recordamos la pasi√≥n y muerte de nuestro Se√Īor el viernes.
Se trata esencialmente de una novena que nos recuerda el amor de Jes√ļs por nosotros, e infunde en nosotros el deseo de imitar su amor sacrificial.

5 - La oración frecuente

La oración es el aliento de la vida espiritual y la forma principal de crecer en el amor a Dios y al prójimo.

Llamar con frecuencia al Sagrado Coraz√≥n es una excelente manera de orar, ya que es una apelaci√≥n al amor y la misericordia de Jes√ļs.

6 - La imitación

La devoci√≥n al Sagrado Coraz√≥n est√° dise√Īada para inspirar la imitaci√≥n.
Podemos decir todas las oraciones correctas e incluso practicar el nueve primeros viernes de fidelidad, pero si no estamos imitando la entrega, el amor sacrificial de Jes√ļs, no somos verdaderos devotos de su coraz√≥n.

Por supuesto, imitar al Sagrado Corazón comienza con dar amor a Cristo y estar dispuesto a sacrificarse por él.

‚ÄćPero tambi√©n implica amar a los que nos encontramos todos los d√≠as, incluso a los que no nos gustan especialmente.

Significa amar y perdonar a nuestros enemigos y a los que nos persiguen.

Significa dar nuestra vida por los dem√°s.

7 - Actividad misionera

Por √ļltimo, ser amante del Sagrado Coraz√≥n de Jes√ļs quiere decir dar su amor a los dem√°s.
Significa compartir nuestra fe con los que pueden haberse alejado de ella, o que tal vez nunca han oído hablar del hecho de que Cristo se da con amor en cuerpo y alma en la Eucaristía.

Es un testimonio del hecho de que Jes√ļs es el nuestro rey a quien servimos con sacrificio.

Y significa que lleva nuestras cruces con amor y paciencia.

‚ÄćLa devoci√≥n al Sagrado Coraz√≥n ha disminuido en los √ļltimos a√Īos, pero deber√≠amos animarnos a aprender m√°s acerca de esta hermosa devoci√≥n, para crecer en el amor por el coraz√≥n ardiente de Jes√ļs.

sagrado-corazon-de-jesus-fondo

LAS PROMESAS DEL SAGRADO CORAZ√ďN

He aqu√≠ las promesas que hizo Jes√ļs a Santa Margarita, y por medio de ella a todos los devotos de su Sagrado Coraz√≥n:

1. Les daré todas las gracias necesarias a su estado.

2. Pondré paz en sus familias.

3. Les consolaré en sus penas.

4. Seré su refugio seguro durante la vida, y, sobre todo, en la hora de la muerte.

5. Derramaré abundantes bendiciones sobre todas sus empresas.

6. Bendeciré las casas en que la imagen de mi Corazón sea expuesta y venerada.

7. Los pecadores hallarán en mi Corazón la fuente, el Océano infinito de la misericordia.

8. Las almas tibias se volver√°n fervorosas.

9. Las almas fervorosas se elevarán a gran perfección.

10. Daré a los sacerdotes el talento de mover los corazones más empedernidos.

11. Las personas que propaguen esta devoción tendrán su nombre escrito en mi Corazón, y jamás será borrado de El.

12. Les prometo en el exceso de mi misericordia, que mi amor todopoderoso concederá a todos aquellos que comulgaren por nueve primeros viernes consecutivos, la gracia de la perseverancia final; no morirán sin mi gracia, ni sin la recepción de los santos sacramentos.

Mi Corazón será su seguro refugio en aquel momento supremo.

Las condiciones para ganar esta gracia son tres:

1. Recibir la Sagrada Comunión durante nueve primeros viernes de mes de forma consecutiva y sin ninguna interrupción.

2. Tener la intenci√≥n de honrar al Sagrado Coraz√≥n de Jes√ļs y de alcanzar la perseverancia final.

3. Ofrecer cada Sagrada Comunión como un acto de expiación por las ofensas cometidas contra el Santísimo Sacramento.

cuadro de Maria Magdalena Hafenscheer con sagrado corazon arriba

CONSAGRACIONES AL SAGRADO CORAZ√ďN

CONSAGRACI√ďN DIARIA AL SAGRADO CORAZ√ďN DE JES√öS

Amable Jes√ļs m√≠o, como testimonio de mi agradecimiento y en reparaci√≥n de mis infidelidades, yo N‚Ķte doy mi coraz√≥n; me consagro enteramente a ti y propongo con tu gracia no ofenderte ya m√°s.

CONSAGRACI√ďN DEL G√ČNERO HUMANO AL SAGRADO CORAZ√ďN DE JES√öS

Jes√ļs dulc√≠simo, Redentor del g√©nero humano, m√≠ranos arrodillados humildemente en tu presencia.

Tuyos somos y tuyos queremos ser; y para estar más firmemente unidos a Ti, hoy cada uno de nosotros se consagra voluntariamente a Tu Sagrado Corazón.

Muchos nunca Te han conocido; muchos Te han rechazado, despreciando tus mandamientos.

Compad√©cete de unos y de otros, benign√≠simo Jes√ļs, y atr√°elos a todos a Tu Sagrado Coraz√≥n.Reina, Se√Īor, no s√≥lo sobre los que nunca se han separado de Ti, sino tambi√©n sobre los hijos pr√≥digos que Te han abandonado; haz que vuelvan pronto a la casa paterna, para que no mueran de miseria y de hambre.

Reina sobre aquellos que est√°n extraviados por el error o se parados por la discordia, y haz que vuelvan al puerto de la verdad y a la unidad de la fe, para que pronto no haya m√°s que un solo reba√Īo y un solo pastor.

Concede, Se√Īor, a Tu Iglesia una plena libertad y seguridad; concede a todo el mundo la tranquilidad del orden; haz que desde un extremo al otro de la tierra no se oiga m√°s que una sola voz: Alabado sea el Divino Coraz√≥n, por quien nos ha venido la salvaci√≥n; a √Čl la gloria y el honor por los siglos de los siglos.

Amén.

CONSAGRACI√ďN DE LA FAMILIA AL SAGRADO CORAZ√ďN DE JES√öS

Sant√≠simo Amor de Jes√ļs, te consagramos nuestros corazones, nuestras vidas, y nuestras familias.

Conocemos que el ejemplo bello de Tu hogar en Nazaret, fue un modelo para cada una de nuestras familias.

Esperamos obtener con Tu ayuda, la unión y el amor fuerte y perdurable que recibiste.

- Que nuestro hogar se llene de gozo.

- Que el afecto sincero, la paciencia, la tolerancia y el respeto mutuo, estén siempre presentes.

- Que nuestras oraciones incluyan las necesidades de los otros, no sólo las nuestras.

- Que siempre estemos cerca de los Sacramentos

.- Que la paz esté con nosotros, y cuando vengan las dificultades danos consuelo y esperanza.

Bendice a todos los que aquí habitamos y también a los difuntos.

Mantén nuestras familias cerca de tu Amor y que Tu protección esté siempre con nosotros.

Amén.

margarita maria con sagrado corazon

PRIMERA CONSAGRACI√ďN AL SAGRADO CORAZ√ďN Sta.Margarita Mar√≠a

Yo, __________, me doy y consagro al Sagrado Coraz√≥n de Nuestro Se√Īor Jesucristo, mi persona y mi vida, mis oraciones, penas y sufrimientos, para no querer servirme de ninguna parte de mi ser sino para honrarlo, amarlo y glorificarlo.

Es mi voluntad irrevocable ser toda de El y hacer todo por su amor, renunciando de todo corazón a todo lo que pueda disgustarle.

Yo os tomo, pues, Oh Sagrado Coraz√≥n, por el √ļnico objeto de mi amor, el protector de mi vida, la seguridad de mi salvaci√≥n, el remedio de mi fragilidad y de mi inconstancia, el reparador de todos los defectos de mi vida, y mi asilo en la hora de mi muerte.

Sed, por tanto, ¡Oh Corazón de bondad! mi justificación para con Dios vuestro Padre, y alejad de mi los rayos de su justa cólera.

¡Oh Corazón de amor! yo pongo toda mi confianza en vos, pues todo lo temo de mi malicia y de mi debilidad, pero todo espero de vuestra bondad.

¡Extinguid pues en mí todo lo que os pueda desagradar o resistir!

Que vuestro puro amor os imprima con tanta presteza en mi corazón que no pueda jamás olvidaros, ni estar separada de vos, a quien conjuro, por todas vuestras bondades, que mi nombre sea escrito en vos, pues yo quiero hacer construir mi gloria en vivir y morir en calidad de esclava vuestra.

Amen.

CONSAGRACI√ďN AL SAGRADO CORAZ√ďN DE JES√öS Juan Pablo II, 1986 (abreviado)

Se√Īor Jesucristo, Redentor del g√©nero humano, nos dirigimos a tu Sacrat√≠simo Coraz√≥n con humildad y confianza, con reverencia y esperanza, con profundo deseo de darte gloria, honor y alabanza.

Se√Īor Jesucristo, Salvador del mundo, te damos las gracias por todo lo que eres y todo lo que haces.

Se√Īor Jesucristo, Hijo de Dios Vivo, te alabamos por el amor que has revelado a trav√©s de Tu Sagrado Coraz√≥n, que fue traspasado por nosotros y ha llegado a ser fuente de nuestra alegr√≠a, manantial de nuestra vida eterna.

Reunidos juntos en Tu nombre, que está por encima de todo nombre, nos consagramos a tu Sacratísimo Corazón, en el cual habita la plenitud de la verdad y la caridad.

Al consagrarnos a Ti, los fieles (persona o de lugar) renovamos nuestro deseo de corresponder con amor a la rica efusión de tu misericordioso y pleno amor.

Se√Īor Jesucristo, Rey de Amor y Pr√≠ncipe de la Paz, reina en nuestros corazones y en nuestros hogares.

Vence todos los poderes del maligno y llévanos a participar en la victoria de tu Sagrado Corazón.

¬°Que todos proclamemos y demos gloria a Ti, al Padre y al Esp√≠ritu Santo, √ļnico Dios que vive y reina por los siglos de los siglos!

Amén.

S√ļmate a nuestra Newsletter y recibe las √ļltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Devociones y Oraciones

Ver todo