Han surgido teorías erróneas que dicen que la Biblia solamente es infalible en temas de fe y de moral.
Y que lo importante es el Nuevo Testamento porque el Antiguo Testamento Presenta una visión primitiva de Dios.

Ambas cosas est√°n equivocadas.

En este artículo hablaremos sobre la exigencia de creer en la infalibilidad de la Biblia, que la Iglesia pide.

‚ÄćAunque esto suene hoy como pol√≠ticamente incorrecto.

Y por otro lado argumentaremos sobre la unidad y concordancia entre el Antiguo y el Nuevo Testamento, que presentan a un Dios con las mismas características.

EL CATECISMO CONVALIDA LOS DOS TESTAMENTOS

El Catecismo de la Iglesia Católica trata a los dos Testamentos de la Biblia como una unidad.

Parte de enunciar que fue la tradición Apostólica de la Iglesia la que discernió los libros que se incluirían en la lista de los libros sagrados; en el canon bíblico.

Es así que se incluyeron 46 libros para el Antiguo Testamento y 27 libros para el Nuevo Testamento, que es lo que compone la Biblia Católica que conocemos hoy.

El Catecismo también dice que el misterio de nuestra salvación está presente de manera oculta en el Antiguo Testamento y que es la verdadera palabra de Dios, porque el Antiguo Pacto nunca ha sido revocado, ver numerales 121 a 123.

Seg√ļn San Agust√≠n,

"El Nuevo Testamento yace oculto en el Antiguo y el Antiguo Testamento se revela en el Nuevo".

Y adem√°s

"El Antiguo Testamento conserva su propio valor intr√≠nseco como la Revelaci√≥n reafirmada por nuestro Se√Īor mismo".

Sin embargo, se ha hecho un lugar com√ļn por estos tiempos la idea que el Antiguo Testamento no debe tomarse en cuenta, porque nos presenta un Dios que no coincide con el Dios del Nuevo Testamento.

Y además que no toda la Biblia expresa juicios infalibles, sobre todo cuando se refiere a temas históricos, geográficos y de hechos físicos.

‚ÄćAmbas cosas son her√©ticas, veamos porque.

LA BIBLIA ES INFALIBLE

La unidad conceptual llamada Biblia es considerada por el magisterio como infalible.

O sea que todo lo que afirma sobre la fe, la moral, la salvación, la historia o la ciencia es verdadero.

A esto se llama inerrancia de la sagrada escritura.

Aunque hay que considerar que algunas afirmaciones son figurativas y no literales, como por ejemplo que el sol sale por el este.

‚ÄćLos concilios ecum√©nicos y la ense√Īanza papal y de los Doctores de la Iglesia han sido un√°nimes respecto a esto, tratando como una herej√≠a a quienes desautorizan a la Biblia.

Mencionaremos algunas expresiones solamente para reafirmar la Ense√Īanza Cat√≥lica sobre la infalibilidad de la Biblia en su conjunto.

Esto no es un resabio de tiempos pasados sino una realidad actual porque no ha sido derogado.

El papa San Clemente I ha dicho,

"Mire cuidadosamente en las Escrituras, que son las palabras verdaderas del Espíritu Santo.

Observe que nada de un car√°cter injusto o falsificado est√° escrito en ellas".‚Äć

El papa León XIII también dijo,

"Está absolutamente equivocado y prohibido, ya sea restringir la inspiración a solo ciertas partes de la Sagrada Escritura, o admitir que el escritor sagrado se ha equivocado.

Porque todos los libros que la Iglesia recibe como sagrados y canónicos, están escritos total y completamente, con todas sus partes, a dicción del Espíritu Santo.

Esta es la fe antigua e inmutable de la Iglesia, solemnemente definida en los concilios de Florencia y de Trento, y finalmente confirmada y formulada m√°s expresamente por el Concilio Vaticano".

Y el papa Pío XII expresó,

"...estos mismos libros deben ser considerados por la Iglesia como sagrados y canónicos, no porque habiendo sido compuestos por la industria humana fueran aprobados posteriormente por su autoridad, o simplemente porque contienen revelación sin error.

Sino porque, habiendo sido escritos bajo la inspiración del Espíritu Santo, tienen a Dios como autor y, como tales, fueron entregados a la Iglesia misma".

Expresiones que han sido convalidadas por el Concilio Vaticano II cuando se√Īal√≥ que,

"Las verdades reveladas por Dios, que se contienen y manifiestan en la Sagrada Escritura, se consignaron por inspiración del Espíritu Santo.

La santa Madre Iglesia, seg√ļn la fe apost√≥lica, tiene por santos y can√≥nicos los libros enteros del Antiguo y Nuevo Testamento con todas sus partes, porque, escritos bajo la inspiraci√≥n del Esp√≠ritu Santo, tienen a Dios como autor y como tales se le han entregado a la misma Iglesia.

Pero en la redacci√≥n de los libros sagrados, Dios eligi√≥ a hombres, que utiliz√≥ usando de sus propias facultades y medios, de forma que obrando √Čl en ellos y por ellos, escribieron, como verdaderos autores, todo y s√≥lo lo que √Čl quer√≠a".

También ha habido una enérgica defensa de la inerrancia de la Biblia, condenando las herejías.

‚ÄćEl papa San P√≠o X conden√≥ la idea de que

"la inspiración divina no se extiende a todas las Sagradas Escrituras para que haga que sus partes, todas y cada una, estén libres de todo error"

Y el papa Benedicto XV expresó,

"...nos entristece encontrar que no solo los hombres de fuera, sino incluso los hijos de la Iglesia Cat√≥lica... cl√©rigos y profesores de conocimiento sagrado, que en su propia opini√≥n repudian abiertamente o al menos atacan en secreto las ense√Īanzas de la Iglesia sobre este punto...

La inspiraci√≥n divina se extiende a cada parte de la Biblia sin la menor excepci√≥n, y que no puede haber ning√ļn error en el texto inspirado...".

Y el papa Pío XII, refiriéndose a los que critican la inerrancia de la Biblia dice,

"Ellos presentan de nuevo la opinión, ya a menudo condenada, que afirma que la inmunidad del error se extiende solo a aquellas partes de la Biblia que tratan a Dios o asuntos morales y religiosos".

SIN EMBARGO HOY ES MODA CUESTIONAR LA INERRANCIA DE LA BIBLIA

Una herejía muy extendida por los modernistas es que la Biblia es inerrante solamente en asuntos de fe y de moral.

Sin embargo, la ense√Īanza actual de la Iglesia Cat√≥lica es que la Biblia es infalible tambi√©n en temas relacionados con la historia, la geograf√≠a y la ciencia.

Esto es lo que los católicos deben creer, es cuestión de fe.

‚Äć¬ŅY por qu√© sea mellado la inerrancia b√≠blica?

En primer lugar debido al exceso de credibilidad de la ciencia, porque muchas veces presenta sus hallazgos coyunturales como si fueran una verdad incontestable.

Pero la ciencia verdadera no hace juicios permanentes y se corrige a sí misma.

Por ejemplo hace 100 a√Īos se pensaba que el universo era infinito y que siempre existi√≥, lo cual contradec√≠a la ense√Īanza de que Dios Cre√≥ el universo.

Pero por los a√Īos 1930 se estableci√≥ cient√≠ficamente la teor√≠a del Big Bang, que sostiene el universo es finito y tuvo un punto de partida.

‚ÄćAqu√≠ vemos un caso en que los nuevos conocimientos cient√≠ficos avalan lo que est√° escrito en la Biblia, luego de un tiempo de no hacerlo.

‚ÄćHoy el conocimiento que se genera a trav√©s de la ciencia es m√°s valorado que el conocimiento expresado en la Biblia, incluso entre los cristianos.

Quiz√°s sea consecuencia de una falta de fe total hacia Dios.

Pero si Dios existe, ¬Ņporque no pudo darnos un documento que contuviera las verdades inmutables y permanentes, como es el caso de la Biblia?

La dificultad que a veces existe para comprenderlo, es que la Biblia contiene algunas descripciones figurativas y po√©ticas, que no son ense√Īanzas f√°cticas.

Y en distintas épocas, diversos interpretadores de la Biblia han tomado esas descripciones figurativas y poéticas como fácticas; pero eso no es un error de la Biblia sino de su interpretación.

‚ÄćPor ejemplo el salmo 104:5 dice que la Tierra es firme, que no se puede mover, y esto se interpret√≥ como que el Sol gira alrededor de la Tierra.

‚ÄćEstos dos ejemplos que dimos muestran por qu√© el Concilio Vaticano I proclam√≥,

"A todos los cristianos fieles se les prohíbe defender como conclusiones legítimas de la ciencia las opiniones que se sabe que son contrarias a la doctrina de la fe, especialmente si han sido condenadas por la Iglesia".

La otra fuente de error a la que nos queremos referir es el menosprecio del Antiguo Testamento.

Ya vimos por expresión de magisterio que ambos testamentos están inspirados por el Espíritu Santo.

LOS DOS TESTAMENTOS SON UNO

Los cristianos han luchado en todos los tiempos para armar en su cabeza lo que se dice en el Antiguo Testamento, con las revelaciones que hizo Jes√ļs en el Nuevo Testamento.

Por eso han sucedido herejías como la de Marción, que en el siglo segundo rechazó el Antiguo Testamento y la Iglesia lo considero un hereje.

Pero el Concilio Vaticano II ha dicho que el propósito principal del Antiguo Testamento es preparar la venida de Cristo, reafirmando todo el magisterio de la Iglesia.

El Antiguo Testamento sienta las bases para la llegada del Mesías, que se reveló en el Nuevo Testamento.

Los dos Testamentos revelan a un mismo Dios que es santo, misericordioso y justo.

Que condena el pecado y quiso salvar a los pecadores mediante el sacrificio de Su hijo.

Cuando √©ste se hizo presente en la Tierra, el Dios que se hab√≠a revelado desde el Antiguo Testamento, nos muestra c√≥mo llegar a √Čl a trav√©s de Su hijo.

‚ÄćAdem√°s el Antiguo Testamento es una convalidaci√≥n de la divinidad de Jes√ļs, porque contiene muchas las profec√≠as de su aparici√≥n, que se ven cumplidas con la Encarnaci√≥n y vida p√ļblica de Jes√ļs.

Pero sus enfoques son diferentes y por eso la dificultad que algunos tienen para integrarlos.

Por ejemplo, el Antiguo Testamento está centrado en la historia de un pueblo, que es el pueblo judío.

Mientras que el Nuevo Testamento est√° centrado en la figura de Jes√ļs, el Mes√≠as.

Tambi√©n hay diferencias relacionadas con la progresi√≥n did√°ctica de la ense√Īanza de Dios a los hombres.

As√≠, en el Antiguo Testamento se profetiza la venida del mes√≠as y cu√°les son las se√Īales para identificarlo.

Mientras que en el Nuevo Testamento se identifica a Jes√ļs con el Mes√≠as y muestra el cumplimiento de esas se√Īales.

‚ÄćEn el Antiguo Testamento Dios ense√Īa la maldad del pecado mostrando su ira hacia √©l.

Mientras que en el Nuevo Testamento muestra a Jesucristo tratando de rescatar a los que han caído en el pecado.

‚ÄćEn el Antiguo Testamento se muestra un Dios preocupado por liberar al pueblo del mal y por eso castiga y reprime cuando los jud√≠os le desobedecen y adoran √≠dolos.

Y es por eso también les entrega los diez mandamientos para que reglen su vida personal y en sociedad.

Ya con esta base, es que Jes√ļs busca que las personas cambien tambi√©n interiormente, predicando el perd√≥n y el cumplimiento de la ley.

Por eso entonces nos encontramos que en el Antiguo Testamento Dios se preocupa por establecer las leyes y las reglas.

Y que en el Nuevo Testamento Jes√ļs muestra c√≥mo se deben cumplir.

‚ÄćLa venida de Jes√ļs a la Tierra es para la redenci√≥n de los pecados que cometi√≥ el pueblo elegido por Dios, a pesar de las ense√Īanzas de Dios y sus 10 mandamientos.

NO HAY DOS DIOSES

Muchas veces hemos oído que el Dios del Antiguo Testamento es diferente al Dios del Nuevo Testamento.

Dicen que el Dios del Antiguo Testamento est√° lleno de ira y es castigador.‚Äć

Mientras que el Dios que presenta el Nuevo Testamento est√° lleno de amor y gracia.

Sin embargo eso no es así.

‚ÄćPor ejemplo, en el Antiguo Testamento se describe permanentemente a Dios como lento para la ira y con amor misericordioso.

‚ÄćEl amor eterno y misericordioso de Dios se menciona 200 veces en el Antiguo Testamento.

‚ÄćY se muestra c√≥mo Dios permanece en su amor por el pueblo jud√≠o a pesar de los pecados y rebeliones; se muestra su impresionante paciencia.

Pero contrariamente a lo que algunos opinan, Jes√ļs ha hablado mucho m√°s sobre el castigo eterno, o sea el infierno, de lo que han hablado los libros del Antiguo Testamento.

Al punto que tres de cada cuatro menciones sobre el castigo eterno aparecen en el Nuevo Testamento y una en el Antiguo Testamento.

También se ha dicho que el Dios del Antiguo Testamento era intolerante y extremadamente celoso.

Sin embargo, las exigencias que pide Jes√ļs para seguirlo son mucho m√°s fuertes a nivel personal que las expresadas en el Antiguo Testamento.

Las diferencias entre las ense√Īanzas de Jes√ļs y las del Antiguo Testamento se deben a la did√°ctica de Dios en el proceso de aprendizaje del pueblo.

Jes√ļs pudo revelar su mensaje porque ten√≠a una base que ven√≠a de las ense√Īanzas del Antiguo Testamento.‚Äć

All√≠ se hab√≠a revelado las caracter√≠sticas centrales de Dios y Jes√ļs lo que hizo fue refinar y completar alguna de esas caracter√≠sticas.

‚ÄćFuentes:

S√ļmate a nuestra Newsletter y recibe las √ļltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Iglesia y Cristianismo

Ver todo