Esto lo puedes ver en las publicaciones del Vaticano.
Y en las noticias de los medios católicos.
Ver√°s que los milagros y signos que Jes√ļs prometi√≥ despu√©s de su ascensi√≥n, como que cesaron.
No se ven, no se mencionan, no se consideran, y se tildan a veces como infantilismos religiosos.
Esto sucede porque no hay apertura a lo místico y sobrenatural.
O como decimos nosotros, no se aplican las categorías cristianas al análisis de los sucesos.
Y se aplican sólo categorías materialistas espiritualizadas.
san antonio y la mula
El √ļnico milagro que la mayor√≠a est√° dispuesto a creer literalmente es la transformaci√≥n del pan y el vino en el cuerpo y la sangre de Jes√ļs en la consagraci√≥n en las misas de todo el mundo y a cada momento.
¬ŅPero s√≥lo a este milagro se refer√≠a Jes√ļs cuando dec√≠a a los ap√≥stoles ‚Äúustedes har√°n cosas todav√≠a mayores de las que yo he hecho‚ÄĚ (Juan 14)?
Probablemente esto obedece a un Plan Maestro orquestado por el enemigo para vaciar la fe de los creyentes.
Porque en realidad no le molesta que la gente siga al profeta Jes√ļs, sino al hijo de Dios.

Hay un gran n√ļmero de sistemas que ofrecen una forma moral de la vida, desde el estoicismo al tao√≠smo.

Sin embargo, ninguno de ellos ofrece la salvación.

Ninguno de ellos ofrece el perdón divino de los pecados.

Ninguno de ellos ofrece la adopción espiritual por Dios.

Si todo lo que quieres de la Cristiandad es un sistema moral para tranquilizar tu bondad b√°sica, est√°s vendiendo el cristianismo y te quedas corto.

¬ŅO acaso Jes√ļs no dijo esto consciente que hac√≠a milagros para llamar la atenci√≥n a su palabra para la conversi√≥n de la gente?

‚ÄúEntonces Jes√ļs comenz√≥ a recriminar a aquellas ciudades donde hab√≠a realizado m√°s milagros, porque no se hab√≠an convertido.

¡Ay de ti, Corozaín! ¡Ay de ti, Betsaida!

Porque si los milagros realizados entre ustedes se hubieran hecho en Tiro y en Sid√≥n, hace tiempo que se habr√≠an convertido, poni√©ndose cilicio y cubri√©ndose con ceniza‚ÄĚ (Mt 11 20-22).

Esto es para discernir.

milagro-eucaristico-de-buenos-aires-
Milagro Eucarístico de Buenos Aires

‚ÄćHAY ALGO QUE NO CIERRA

El cristianismo tiene una base sobrenatural en la medida que creemos en un hombre que esta sobre la naturaleza y que es Dios, y que est√° en los cielos.

Adem√°s la Biblia es compendio de milagros, especialmente el Nuevo testamento.

Es más, la Biblia se abre con el milagro de la creación (Génesis) y se cierra con el milagro de la regeneración de la creación en los cielos nuevos y la tierra nueva (Apocalipsis).

Pero el aspecto sobrenatural de la fe parece como que se ha ido disolviendo y nos estamos quedando con el Cristo profeta, el sabio que vino a ense√Īarnos como vivir.

¬ŅNo resulta un poco extra√Īo que algunas personas crean que en tiempos pasados:
-Dios le habló a un hombre llamado Noé,
-palos se convirtieran en serpientes por hombres como Aarón y Moisés,
-el maná cayó del cielo,
-pilares de luz aparecieron día tras día como orientación,
-las estrellas se movían, el Mar Rojo se abrió,
-Elías mandó fuego del cielo,
-los diez mandamientos se encontraron grabados en piedra,
-los √°ngeles se hicieron visibles (en lugares como Sodoma),
-un burro habló,
-el agua se convirtió en sangre,
-la lepra fue sanada instantáneamente, se cumplieron profecías,
-los muros de Jericó cayeron a un comando,
-un mudo y epil√©ptico y los que sufr√≠an de hidropes√≠a o ceguera fueron sanados por un hombre llamado Jes√ļs,
-el mismo que caminó sobre el agua y convirtió el agua en vino,
-echó fuera demonios, profetizó, resucitó a los muertos,
-causó que redes se llenaran con pescado, o un pescado le diera una moneda,
-multiplicó los panes, y así sucesivamente,
y que algunos crean todas estas cosas y m√°s y sin embargo, no consideran que una estatua llora o aparece la Virgen o un demonio es echado fuera en nuestro propio tiempo?

Hay una desconexión.

Hay algo que no cierra.

milagro de la multiplicacion del vino de alcobendas
Milagro de la multiplicacion del vino de Alcobendas

EST√Ā AUMENTANDO EL ESPESOR DEL VELO

Están en lo cierto los escépticos en la medida en que son cautelosos.

La precaución es siempre buena.

Hay una cosa llamada imaginación.

Hay tal cosa llamada ilusión.

Est√° el enga√Īo.

Incluso la mayor√≠a bien intencionada puede ser enga√Īada.

Todos somos susceptibles.

Pero, ¬Ņcu√°ndo la cautela, cu√°ndo la l√≥gica, cu√°ndo el ‚Äúracionalismo‚ÄĚ, tan cacareado se vuelve en criticidad sin sentido y negativismo?

‚Äć¬ŅCu√°ndo hay ceguera espiritual?

‚ÄćComo el escritor cristiano llamado Perry Stone se√Īala:

“Pablo escribió que hay un velo, similar a las costras, en los ojos de nuestro entendimiento.
Que nubla la luz de la revelación de Dios para que no entre en nuestra mente y nos ilumine con una visión de cambio de vida.
Si vivimos detr√°s de este velo, entonces nunca sabremos o experimentaremos lo mejor de Dios para nosotros‚ÄĚ.
“Este velo, a veces se manifiesta como una falta de interés en las cosas espirituales.
Una falta de brillo en nuestro entendimiento.
O un espíritu de incredulidad hacia la idea de manifestaciones basadas en la Biblia.
Pero debe ser levantado para experimentar lo que no se ve‚ÄĚ.

‚ÄúHay una cubierta de alg√ļn tipo sobre nuestros ojos, que nos impide ver la actividad del mundo de los esp√≠ritus.

Sin embargo, cuando dormimos, todav√≠a somos capaces de ver las im√°genes a trav√©s de sue√Īos o visiones.

En la Escritura, hombres como el Ap√≥stol Juan registr√≥ estos sue√Īos y visiones‚ÄĚ.

Sin embargo, en nuestra época moderna y racional, lo descartamos.

‚ÄćEn cambio, ‚Äúintelectualizamos‚ÄĚ.

Cuando nos mofamos.

Cuando nos comportamos un poco como fariseos.

Cuando tenemos arrogancia.

milagro del sol en fatima
Milagro del sol en Fatima

¬ŅTODO SE DETUVO?

Basamos nuestra fe en los dunamis (poderes) del Nuevo Testamento y del Antiguo ‚Äď se√Īales, maravillas.
Pero de alguna manera postulamos que todo se detuvo.
Que (contrariamente a lo que Jes√ļs prometi√≥) el Esp√≠ritu Santo termin√≥ sus maravillas hace dos a√Īos mil a√Īos.
Cuando, en el mayor de los milagros, Cristo resucitado, ascendió a los cielos.

Eso, por supuesto, tiene falta de lógica.

‚ÄćNo hay duda: hay una divisi√≥n entre la Iglesia institucional y la m√≠stica.

‚ÄćY volvemos a la pregunta inicial ¬Ņque ha sido de los signos y milagros que Jes√ļs prometi√≥ luego que ascendi√≥?

Algunos responden que no hay milagro m√°s poderoso que la trasformaci√≥n del pan y el vino en el cuerpo y la sangre de Jes√ļs en la consagraci√≥n en las misas de todo el mundo y a cada momento.

‚Äć¬ŅEs s√≥lo a este signo y milagro que se refer√≠a Jes√ļs cuando prometi√≥ a los ap√≥stoles ‚Äėustedes har√°n cosas todav√≠a mayores de las que yo he hecho‚Äô (Juan 14).

‚Äć¬ŅPor qu√© quedarnos s√≥lo con este milagro si probablemente Jes√ļs sigue haciendo milagros?

placa del milagro de los peces de alboraya
Placa del milagro de los peces de Alboraya

‚ÄćLOS MILAGROS B√ćBLICOS TODAV√ćA SE PRODUCEN

Es extraordinario ver hoy que muchísimos católicos creen o profesan aceptar los milagros de la Biblia.

Pero parece que para ellos, estos milagros se detuvieron hace 2.000 a√Īos ¬Ņpero no hay hoy milagros?.

Esto es desconcertante porque en la partida Jes√ļs les dijo a los que le segu√≠an que har√≠an lo que √©l hizo y que enviar√≠a al Esp√≠ritu Santo para empoderar las maravillas.

‚Äć¬ŅQu√© ocurri√≥, los Ap√≥stoles no vivieron una vida de milagros?

La extraordinaria verdad es que los mismos milagros que se ven en la Biblia han sido reportados, en alguna proporci√≥n, en alg√ļn nivel, de alguna manera, en nuestro tiempo.
Lo que no sólo autentifica la Escritura, sino que trae la verdadera fe viva.

¬ŅCaminar sobre el agua?

Dicen que un monje bajo San Benito corrió sobre el agua (para salvar a un hombre que se ahogaba).

Al igual que Santa Paula atravesó un estrecho en 1464.

Santos, como José de Cupertino (1603-1663) se hicieron famosos por elevarse desde el suelo (levitación).

‚ÄćM√°s recientemente, testigos aseguraron que hab√≠a momentos en que la m√≠stica venezolana Mar√≠a Esperanza se elev√≥ varios cent√≠metros del suelo durante la consagraci√≥n, o diciendo las Estaciones de la Cruz.

Su cabeza de pronto estuvo por encima de los que la rodeaban, aunque ella era una mujer de baja estatura.

Lo mismo se reporta del Padre Pío.

imposicion de manos
Imposicion de manos

‚Äć¬ŅMultiplicaci√≥n de los panes?

Nadie va a repetir lo que Cristo realizó a lo largo de las costas de Galilea.

Nunca vamos a alcanzar su nivel.

Pero en una ciudad fronteriza en Texas hubo una misi√≥n cat√≥lica carism√°tica, con decenas de casos muy bien documentados en que los alimentos que se repart√≠an a los ‚Äúm√°s pobres de los pobres‚ÄĚ parec√≠an multiplicarse.

‚ÄćY tambi√©n puede mencionarse la multiplicaci√≥n del vino de Alcobendas.

‚ÄćHay curaciones.

Jes√ļs fue famoso por eso, y desde su tiempo ha habido muchas curaciones sobrenaturales bien documentadas que desaf√≠an la sinopsis, por ejemplo las que oper√≥ el padre Emiliano Tardif.

‚ÄćNo se trata s√≥lo de Lourdes (aunque se puede empezar por ah√≠).

‚ÄćNo hay una sola enfermedad grave que ha no haya sido curada de manera inexplicable (incluidos tumores inoperables del tama√Īo de pomelos; nunca perder la esperanza).

Muchas de ellas se han registrado en Medjugorje.

Hay apariciones.
Jes√ļs y dos de sus ap√≥stoles se encontraron con El√≠as y Mois√©s en el Monte Tabor.
Como en nuestro tiempo ha habido quienes se han encontrado con la Virgen Mar√≠a y Jes√ļs o han escuchado su voz en algunos casos.
Los Foros de la Virgen María están repletos de informes de apariciones de la Virgen María y otros milagros.

Hubo y hay √°ngeles.

Hubo y hay sue√Īos premonitorios.

Hubo y hay materializaciones (como el man√°, y como en el aceite de exudado de una estatua).

‚ÄćEst√° por ejemplo el Angel de Portugal que le dio la comuni√≥n a los pastorcitos de F√°tima.

Y en decenas de experiencias cercanas a la muerte, se cuenta la intervención de ángeles guiando a las personas por el cielo, el infierno o el purgatorio, presentes en la revisión de sus vidas, peleando con demonios y más.

‚Äć¬ŅHumo proveniente de las monta√Īas sagradas?

Esto ha sido reportado en sitios de apariciones.

‚Äć¬ŅLa Zarza ardiente?

Ha habido incendios  con cientos de testigos donde algunas zonas de fe  no fueron quemadas.

‚ÄćEstuvo la paloma vista en el bautismo de Jes√ļs; grandes palomas luminosas han sido testificadas en sitios de apariciones (desde El Cairo a Bosnia-Herzegovina).

¬ŅLas llamas de Pentecost√©s?

Estas han sido fotografiadas en misas católicas y durante curaciones carismáticas.

‚ÄćEl hablar en lenguas, lo que una vez m√°s es frecuente en nuestro tiempo.

¬ŅNo era el don de lenguas?

‚Ä欰La lista es interminable!

‚ÄćHubo la posibilidad de ver a distancia (o la clarividencia, y no en el sentido oculto).

Una vez m√°s, tenemos informes modernos.

‚ÄćHubo expulsi√≥n de malos esp√≠ritus.

Este es quiz√°s el m√°s frecuente milagro del Nuevo Testamento.

¬ŅY qu√© de los exorcismos de hoy?

‚ÄćNadie puede hacerlo como lo hizo Jes√ļs.

Pero tenemos nuestros ministerios de liberación.

Tenemos exorcismos.

Esto ha ocurrido durante los √ļltimos veinte siglos.

‚Äć¬ŅNo tenemos santos que, como Jes√ļs, han aparecido aqu√≠ y all√°, sin transporte normal o sea en bilocaci√≥n?

As√≠ como Tom√°s toc√≥ el costado de Jes√ļs, ¬Ņno hay casos (raros, pero existen) en los cuales personas han tocado la Sant√≠sima Virgen y sentido como si ella fuera f√≠sica (o han sido tocados por un √°ngel)?

La Biblia vive y todavía nos habla (o debería hacerlo, a menudo de una manera diferente cada vez).

Lo que tenemos que hacer es leerla.

Lo que tenemos que hacer es penetrar en su interior

‚Äć¬ŅY qu√© hay del milagro espectacular de resucitar a los muertos?.

Ciertamente hay informes de católicos y otros cristianos que han orado por seres queridos en muerte clínica, incluso cuando se pusieron en el rigor mortis,

Uno de ellos fue documentado por un cardi√≥logo de la Florida llamado Dr. Chauncey Crandall, quien fue noticia hace varios a√Īos por ‚Äúlevantar‚ÄĚ a un hombre que hab√≠a sido declarado muerto en Palm Beach Garden Hospital (a trav√©s de la oraci√≥n).

Y escribió un libro acerca de tales acontecimientos asombrosos y otros milagros.

S√ļmate a nuestra Newsletter y recibe las √ļltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Iglesia y Cristianismo

Ver todo