Una rutina que deja espacio a lo espont√°neo.
Francisco toma mate con un sacerdote argentino que aprovecha a contarle las noticias de Argentina. Se levanta a las 5 de la ma√Īana, da misa a las 7 y despu√©s desayuna.
el papa desayunando en santa marta

Al mediodía almuerza en el comedor de Santa Marta con sus dos secretarios y come la comida del día, no hacen una comida especial para él. Cena a las 20 y a las 20:30 ya completó la jornada.

LA RUTINA PRIVADA DEL MATE

El cura que toma mate con el Papa, es el presbítero argentino Guillermo Karcher, que forma parte de los 12 sacerdotes que integran el equipo de ceremonial.

"Cuando yo llego, está tomando mate; no lo hace todos los días, pero toma mate", contó el sacerdote que, entre otras actividades, lo pone al tanto de los hechos que suceden en la Argentina.

La rutina del Papa, seg√ļn precis√≥, arranca a las 5 de la madrugada cuando se levanta. A las 7 ofrece la misa, luego saluda a todas las personas que se le acercan y terminado ese intercambio reci√©n ah√≠ se va a desayunar. Francisco cena entre las 8 y las 8.30, complet√≥.

"Francisco se parece mucho a Juan Pablo II", afirmó con ahínco y abundó en su explicación:

"Por su modo, muy humano, de tratar a las personas, de querer conocer la realidad del que tiene adelante, de acercarse a la gente". "Le gusta la espontaneidad, que no es indisciplina ni desorden, sino querer que las cosas se hagan como √©l las siente", a√Īadi√≥.

EL COMEDOR DEL PAPA

La residencia de Santa Marta, que se encuentra en el interior del Vaticano, carece de inter√©s arquitect√≥nico, huele a limpio, brillan los suelos, y las mesas doradas apoyadas en las paredes le dan un cierto aire cl√°sico, pero pasar√≠a inadvertida si no fuera porque all√≠ vive el papa Francisco.La recepci√≥n de la residencia la llevan unas mujeres y enseguida se entra a un gran espacio en forma de elipsis y desde all√≠ se ven las plantas superiores. En la primera de ellas habita el papa Francisco.El comedor tiene una capacidad para 140 personas coronado con una b√≥veda acristalada que le confiere un aspecto moderno, miembros de la Secretar√≠a de Estado y obispos de todos los rincones del mundo almuerzan en silencio.Hay mesas redondas y cuadradas, con manteles blancos, sillas c√≥modas tapizadas de verde.El Papa se sienta en una mesa redonda con sus dos secretarios, el malt√©s Alfred Xuereb y el argentino Fabi√°n Pedacchio, admirador de las pel√≠culas de Almod√≥var y lector de Gabriel Garc√≠a M√°rquez, adem√°s dos de guardia de seguridad.Cerca de la mesa reservada para el Papa, un enorme crucifijo colgado de la pared de madera recuerda que nos encontramos en un lugar religioso.Por ejemplo un men√ļ t√≠pico de un d√≠a ser√≠a Sopa de pescado, berenjenas rebozadas con pimientos rojos y ensalada que uno puede servirse de una larga mesa acompa√Īado por un vino Cabernet Sauvignon situado junto a un frutero de tosco vidrio lleno de frutas.Cuando se pregunta qu√© es lo que m√°s le gusta al Papa, una de las monjas que atienden el comedor responde que come de todo lo que le sirven, lo mismo que todos.Un miembro de la Curia, que prefiere mantenerse en el anonimato, explic√≥ a Efe que as√≠ como Juan XXIII se trajo a Roma a su gente del V√©neto, Juan Pablo II a sus monjas y comunidad polaca, Benedicto XVI se content√≥ con las visitas de su hermano Georg y la compa√Ī√≠a de su secretario personal Georg Wanstein. Nunca fue amigo ni de salir, ni de fiestas.Pero s√≠ se trajo de su casa de Citt√† Leonina todos su libros, "se ve que le dio pena abandonar aquella casa", refiere el monse√Īor.Jorge Mario Bergoglio, seg√ļn asegura el miembro de la Curia, no se ha tra√≠do a nadie, pero habla mucho por tel√©fono y recibe mucha gente aqu√≠. "Le encanta charlar, dialogar", asegura.El papa Francisco dispone de un comedor privado anexo al general para sus almuerzos privados.Fuentes: Valores Religiosos, Periodista Digital, Signos de estos Tiempos

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis:

S√ļmate a nuestra Newsletter y recibe las √ļltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Ver todo
Estamos migrando el sitio a una nueva plataforma! :)