‚ÄćTodo indica que Juan Pablo II no era s√≥lo una inteligencia extraordinaria, sino que su verdadero poder, al parecer, fue su aspecto m√≠stico - una vida espiritual que apenas se dej√≥ entrever para la mayor√≠a.
juan pablo ii

Pero existe evidencia de que lo sobrenatural ha rodeado a este gran hombre desde el principio.

En el momento de su nacimiento el 18 de mayo de 1920, en una peque√Īa ciudad polaca llamada Wadowice, la madre de Juan Pablo pidi√≥ a la comadrona abrir la ventana para que los primeros sonidos que escuchara su reci√©n nacido fueran los cantos en honor de Mar√≠a, la Madre de Dios, de una iglesia al otro lado de la calle.

La habitación se inundó de luz.

‚ÄćTres meses despu√©s, el 15 de agosto, fiesta de la Asunci√≥n de Mar√≠a, las fuerzas polacas comandadas por el mariscal repelieron un ataque sovi√©tico poderoso a las puertas de Varsovia, que se hizo conocido como el ‚Äúmilagro del V√≠stula‚ÄĚ, una victoria que par√≥ que el comunismo se extendiera a Alemania y el resto de Europa occidental.

As√≠ se inici√≥ una vida que el escritor, Tad Szulc, describe como lleno de ‚Äúuna sucesi√≥n de acontecimientos dram√°ticos y coincidencias asombrosas, rayanas en lo m√≠stico.‚ÄĚ

De hecho el primer doctorado de Juan Pablo fue en teología mística algo que ha sido despojado de los seminarios modernos (y por eso que muchos sacerdotes no saben cómo manejar los informes sobrenaturales).

Y antes de que √©l fuera el Papa se encontr√≥ con el gran m√≠stico italiano, Padre P√≠o.Seg√ļn Szulc (un ex reportero de The New York Times que escribi√≥ un excelente libro sobre el Papa).

La leyenda dice que Pío, al enterarse de la futura confesión del Papa, se arrodilló a sus pies, le predijo de que el clérigo polaco sería llamado al trono de Pedro y también sería blanco de un intento de asesinato.

En 1962 el futuro Papa supuestamente escribió al padre Pío para pedirle que ore por una madre que tenía cáncer y luego se dirigió de nuevo una semana más tarde para decir que la mujer se había recuperado de repente.

En 1974, el Papa regresó a la ciudad del Padre Pío y pasó tres días en oración allí.

Monse√Īor Slawomir Oder, que ha escrito un bestseller internacional, ¬ŅPor qu√© es un santo?, documenta otros ‚Äúepisodios inusuales‚ÄĚ en la vida de la gran Wojty? a, incluyendo el recuerdo de un testigo que tuvo una audiencia con el Papa despu√©s de haber participado en una misa privada en su capilla privada,

‚ÄúEn un determinado momento de la conversaci√≥n‚ÄĚ, dice Slawomir, ‚Äú[el testigo] ten√≠a la impresi√≥n de que el rostro del pont√≠fice vacil√≥ y se desvaneci√≥, reemplazada por la imagen benevolente de la cara del Padre P√≠o.

Cuando revel√≥ su experiencia al Papa, √©l oy√≥ la sencilla respuesta: ‚ÄėYo lo veo, tambi√©n‚Äô‚ÄĚ.

Ha habido muchos rumores sobre las capacidades místicas de Juan Pablo II.

√Čl ten√≠a el aura de un visionario, un brillo alrededor de √©l que era casi incandescente, e hizo que visitara los principales santuarios sobrenaturales: Guadalupe, Lourdes, F√°tima.

Ha visitado Zaravanystya en Ucrania (donde la Virgen se ha aparecido a trav√©s de los tiempos hist√≥ricos), fue profundamente devoto de Czestochowa y dijo que visitar√≠a Medjugorje en la antigua Yugoslavia, si √Čl no fuera el Papa (porque a√ļn tiene que ser aprobada formalmente, aunque los fieles est√°n autorizados a ir).

Los videntes afirman que él es uno de ellos, que también él puede ver u oír cosas.

No hay corroboración de muchos informes y tenemos que tener cuidado con este tipo de rumores, pero si alguno fuera cierto no nos sorprendería.

Los que se encontraron con él lo describen con una notable paz, una paz como la que siente en un lugar como Medjugorje.

Y se dice que un peque√Īo grupo de obispos que pasaba por la capilla privada del Papa, una vez ech√≥ un vistazo y vio al Papa levitando, mientras estaba en oraci√≥n .

Una vez más, se trata de informes que habría que corroborar, pero no hay duda de que cuando se trataba de la oración el Papa era un místico.

Como dijo Szulc:

‚ÄúAmigos que han conocido a Karol Wojtyla (su nombre de nacimiento) durante d√©cadas insisten en que la oraci√≥n y la meditaci√≥n son la principal fuente de su fortaleza mental y f√≠sica y su asombrosa capacidad de restaurar su energ√≠a a pesar de su horario de trabajo en el Vaticano y los agotadores viajes en avi√≥n por el mundo‚ÄĚ.

De hecho, de acuerdo con Szulc, se dice que el pontífice rezaba tanto como siete horas al día; en su capilla privada en la madrugada, a veces postrado ante el altar, luego con los invitados antes del desayuno, a menudo en su estudio junto a su dormitorio, en las misas y servicios, a bordo de aviones, en el asiento trasero de la limusina.

Algunos dicen que durante la oración que se le oía pedir en voz alta por la Iglesia y el mundo.

¬ŅHa visto a la Virgen Mar√≠a? Desde luego, le ha proporcionado orientaci√≥n excepcional.

E incluso se ha comportado p√ļblicamente de una manera m√≠stica.

Fue muy parecido a dos de sus héroes: San Benito y San Gregorio Magno, los cuales eran igualmente místicos.

A menudo ha sido un trueno, como un profeta del Antiguo Testamento (arremetiendo contra la ONU y el descenso del mundo en el pecado), y el 24 de junio 1977 el mismo d√≠a que Mar√≠a aparecer√≠a cuatro a√Īos m√°s tarde en Medjugorje por primera vez, dijo a un cardenal:

“Nos encontramos en presencia de la mayor confrontación en la historia, la más grande que la humanidad ha tenido que enfrentar.

Estamos frente a la confrontaci√≥n final entre la Iglesia y la anti-Iglesia, entre el Evangelio y la anti-evangelio‚ÄĚ.

Se refiri√≥ a ‚Äúlos signos de los tiempos‚ÄĚ, una frase cargada de presagios m√≠sticos.

Ha mostrado un gran afecto hacia Medjugorje y tenía lapsos en semi-inconciencia, a veces mientras recitaba el Rosario.

Cuando le dispararon en 1981, en el aniversario de Fátima, la bala hizo un curso milagroso alrededor de los órganos vitales y vasos sanguíneos.

Dorm√≠a en una habitaci√≥n peque√Īa en una cama individual con un cofre cercano (a pesar del esplendor que le rodeaba).

Si √©l fue un m√≠stico, ¬Ņcu√°l es su profec√≠a?: Rechazar la desesperaci√≥n, √©l dice; Dios siempre gana al final.

S√ļmate a nuestra Newsletter y recibe las √ļltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Noticias

Ver todo