Invención de una épica falsa.
La adulación al Islam se está transformando en epidémica, atribuyéndole cualidades y logros que no tienen pruebas para sustentarlos, lo cual está reforzando la imagen de los musulmanes en occidente.
jovenes islamicas en occidente

Recientemente Douglas Murray, un escritor británico, publicó Islamofilia: una Enfermedad muy Metropolitana. En este libro se describe cómo los líderes políticos, celebridades, académicos y otros, están tropezando literalmente, unos sobre otros, compitiendo para amontonar la mayoría de elogios sobre el Islam como religión.

UNA RELIGI√ďN OPUESTA AL CRISTIANISMO

Estamos hablando de una religi√≥n que est√° sin duda en la ant√≠poda del cristianismo, doctrinal y moralmente.Doctrinalmente, el Islam ense√Īa que Jes√ļs era el hijo de Mar√≠a, la hija de Imran, el padre de Mois√©s y Aar√≥n, y por tanto la hermana de Aar√≥n. Jes√ļs, al contrario de la creencia cristiana, no fue crucificado, y no se levant√≥ de entre los muertos, sino que predic√≥ la venida del profeta Mahoma y al fin del mundo vendr√° de nuevo para romper todas las cruces, destruir al cristianismo, y lograr la islamizaci√≥n del mundo. (La mayor parte de esto es desconocido porque los cristianos est√°n usando una versi√≥n "corrupta" del Nuevo Testamento).Moralmente, el Islam permite la poligamia, el matrimonio infantil, la esclavitud sexual, el maltrato a la mujer, la devaluaci√≥n legal de las mujeres y en la vida ordinaria, la mutilaci√≥n genital femenina, la ejecuci√≥n de los musulmanes que se convierten al cristianismo, y la matanza de los cristianos, la obligaci√≥n de pagar impuesto para que los defiendan.

LOS PERSONAJES ISLAMOF√ćLICOS

Muchos de los ejemplos de Murray son de personajes brit√°nicos. El heredero al trono, el pr√≠ncipe Carlos, s√≥lo tiene admiraci√≥n por el Islam. Por ejemplo, en la concesi√≥n de una carta real para el Instituto Oxford de Estudios Isl√°micos, ensalz√≥"los principios eternos y universales de la armon√≠a consagrados dentro del Islam que el mundo necesita con tanta urgencia redescubrir en la batalla para preservar el futuro de nuestros descendientes".El arzobispo de Canterbury, Rowan Williams, mostr√≥ que la adulaci√≥n de la Iglesia Anglicana no tiene l√≠mites, mediante el apoyo a la aplicaci√≥n de la ley isl√°mica en Inglaterra.A Richard Dawkins, ese intr√©pido defensor del ate√≠smo famoso por vilipendiar al Dios de la Biblia, cuando se le pregunt√≥ en una entrevista por el canal de noticias de orientaci√≥n isl√°mica, Al Jazeera, si ten√≠a las mismas cr√≠ticas para el Dios del Cor√°n, modestamente respondi√≥ que no estaba lo suficientemente familiarizado con el Cor√°n para responder a esa pregunta.En 2006, la BBC transmiti√≥ una serie sobre los milagros de Jes√ļs, y eligi√≥ como comentarista al musulm√°n Rageh Omar, que era, como era de esperar, cr√≠tico a toda relaci√≥n de los hechos hist√≥ricos. Pero por la serie sobre la vida de Mahoma estas cr√≠ticas no aparecieron; Rageh Omar volvi√≥ a ser el comentarista, y presenta un balance muy positivo del profeta.Del mismo modo, en 2008 el Times de Londres, para su examen de un libro sobre la resurrecci√≥n de Jes√ļs por un estudioso de la Biblia, no pudieron encontrar ninguna autoridad acad√©mica m√°s adecuada que el musulm√°n Ziauddin Sardar, autor de ¬ŅPor qu√© la gente odia aEstados Unidos? y memorable por comparar la "blasfema" novela de Rushdie Los versos sat√°nicos, con ser violado personalmente.Los ejemplos americanos de Islamofilia tambi√©n abundan. A la vanguardia ha estado el presidente George Bush, quien, unos d√≠as despu√©s de 9/11, hablando del Cor√°n al Centro Isl√°mico de Washington, declar√≥ que el Islam tiene que ver con la paz, y no dejaba de repetir esa "definici√≥n" del Islam en los pr√≥ximos ocho a√Īos. Para no ser menos que el "nacido de nuevo" cristiano republicano, el presidente Obama en su discurso de 2009 en la Universidad de El Cairo manifest√≥ su propio perfil apoyando oficialmente el derecho de las mujeres a llevar el hijab.En 2012, el comandante de mayor rango de la ISAF en Afganist√°n, el general John Allen, en respuesta a un informe sobre una falta de respeto que se demostr√≥ al Cor√°n en una base estadounidense, apareci√≥ en la televisi√≥n afgana con disculpas solemnes y la garant√≠a de que √©l hab√≠a intervenido inmediatamente y que estaba llevando a cabo una investigaci√≥n a fondo para asegurarse de que el texto sagrado del Islam no sea profanado.El Director de la CIA, John Brennan, tambi√©n ha dejado claro que en el pa√≠s, as√≠ como en el extranjero, la admiraci√≥n por el Islam es la pol√≠tica oficial. En el Centro Isl√°mico de la Universidad de Nueva York en 2013, castigaba el mal entendimiento del Islam por muchos que no saben que se trata de "una fe de paz y tolerancia y gran diversidad".

EL ESPECT√ĀCULO

Hollywood ha seguido el ejemplo. En la versión cinematográfica de la novela de Tom Clancy, La Suma de todos los miedos, los opositores de Ben Afleck llegaN a ser, no islamistas (como en la novela), sino neonazis alemanes.En la película, Reino de los Cielos, que tiene que ver con las Cruzadas, el director Ridley Scott introduce la palícula diciendo:

"Han pasado casi 100 a√Īos desde que los ej√©rcitos cristianos de Europa tomaron Jerusal√©n. Europa sufre en las garras de la represi√≥n y la pobreza. Campesinos y se√Īor por igual huyen a Tierra Santa en busca de fortuna o de la salvaci√≥n"

Como si los cristianos no estaban tratando de recuperar el control de Jerusal√©n de los musulmanes que hab√≠an invadido la Tierra Santa.A medida que la pel√≠cula contin√ļa, los cristianos, en el camino a la Tierra Santa, oyen a un predicador exhort√°ndolos: "Matar a un infiel no es asesinato. Es el camino al cielo". Ahora, ¬Ņd√≥nde hemos o√≠do esa frase antes?

LAS RECLAMACIONES EXAGERADAS DE LOGRO ISL√ĀMICO

Pero si una medalla se otorgara por "Islamofilia m√°s all√° del llamado del deber", los elogios deben ir a una exposici√≥n internacional de ciencia "El Exposici√≥n 1001de Inventos isl√°micos", que ha estado de gira por el mundo desde 2010 a lugares de prestigio, incluyendo el Museo de Ciencia de Londres, el Museo de National Geographic, New York Hall of Science, y el Centro de Ciencias de California. La exposici√≥n es presentada por una pel√≠cula protagonizada por el actor Ben Kingsley, que explica c√≥mo la iluminaci√≥n del Islam ha proporcionado al mundo inventos y descubrimientos desde la Edad Media, en contraste con la oscuridad del cristianismo.Para aquellos que han perdido la exposici√≥n, se public√≥ un libro en 2012, 1001 Invenciones: El perdurable legado de la civilizaci√≥n musulmana, adem√°s de una versi√≥n especial ilustrada publicado por National Geographic Kids.En el primer cap√≠tulo, se nos dice c√≥mo los occidentales est√°n en deuda con la civilizaci√≥n isl√°mica por las muchas cosas que damos por sentado en la vida cotidiana como, por ejemplo, la c√°mara, los relojes, los limpiadores, la m√ļsica, los tres platos de comidas, la moda, e incluso "el cubo de Rubik."A medida que avanzamos m√°s, nos encontramos con que

Sólo gracias al mundo islámico tenemos universidades, bibliotecas y librerías. Todas las disciplinas, incluyendo las matemáticas, la química, la geometría, el arte, la escritura y la agricultura provienen de Islam. Lo mismo ocurre con las represas, molinos de viento, el concepto de comercio, los textiles, el papel, la cerámica, el vidrio, las joyas y monedas. Todo el conocimiento médico también viene del Islam, incluyendo, curiosamente, la inoculación y sin olvidar el cepillo de dientes.

En su intento de demostrar que no hay nada que el Islam no nos haya dado, la muestra afirma que el Islam no s√≥lo invent√≥ el campo, sino la ciudad tambi√©n, incluyendo todo lo relacionado con los edificios en las ciudades, como b√≥vedas, torres, c√ļpulas y arcos.

Una de las haza√Īas m√°s sorprendentes inmortalizadas en este compendio es que, antes de Orville y Wilbur Wright, "la primera persona en hacer un verdadero intento de construir una m√°quina voladora y volar fue cordobeses Abbas Ibn Firnas en el siglo IX".

Tal encomio supera incluso las reinterpretaciones propagand√≠sticas de la historia del mundo por los sovi√©ticos en los d√≠as de la Guerra Fr√≠a.Seg√ļn una publicaci√≥n de las Naciones Unidas de 2002 que informa sobre el Desarrollo Humano √Ārabe,

en todo el mundo √°rabe, "se traducen aproximadamente 330 libros al a√Īo, una quinta parte de la cantidad que Grecia traduce. El total acumulado de libros traducidos desde tiempos del Califa Mahoma [siglo noveno] es de aproximadamente 100.000, casi la media que Espa√Īa traduce en un a√Īo".

As√≠ que los signos externos de la efervescencia intelectual no son claros.Seg√ļn Bernard Lewis, el imperio musulm√°n hered√≥ "la fabricaci√≥n de papel de China y de numeraci√≥n posicional decimal de la India [ahora se llaman n√ļmeros 'ar√°bigos']", pero desde entonces las fuentes externas de iluminaci√≥n cient√≠fica han sido cortadas por advertencias ideol√≥gicas. En Arabia Saudita, por ejemplo, seg√ļn un informe de 2001 del Departamento de Estado de EE.UU.,

El gobierno censura todas las formas de expresi√≥n art√≠stica p√ļblica y proh√≠be cines y actuaciones musicales o teatrales p√ļblicas, con excepci√≥n de lo que se considera folcl√≥rico. Las autoridades proh√≠ben el estudio de la evoluci√≥n, Freud, Marx, la m√ļsica occidental y la filosof√≠a occidental. Informantes vigilan conferencias e informan a las autoridades gubernamentales y religiosas.

Es en este tipo de contexto, podemos entender el edicto de 1993 de la suprema autoridad religiosa de Arabia Saudí, Abdel-Aziz Ibn Baaz, declarando que el mundo es plano.

LAS POSIBLES RAZONES PARA ISLAMOFILIA

Murray indica en su introducción que algunos lo hacen porque les hace

de mentalidad liberal, justos o de lo contrario decentes; otros quieren reforzar la confianza de los creyentes musulmanes, perouna proporci√≥n bastante grande expresa una veneraci√≥n al Islam extra√Īa porque no lo expresan por cualquier raz√≥n pol√≠tica o espiritual. Muchos... son Islamofilos porque no quieren que se crea que son islam√≥fobos. O por otra raz√≥n: est√°n muy, muy asustados y deciden que la mejor manera de evitar el miedo es alabar y esperar que se sienta saciado.

Un problema importante es que incluso los m√°s educados entre nosotros - incluyendo profesores, expertos, pol√≠ticos - saben poco o nada acerca de la historia del Islam y el profeta Mahoma.Para aquellos que tienen el tiempo y la motivaci√≥n para investigar una extra√Īa religi√≥n que est√° haciendo toda clase de reclamaciones, deber√≠an leer el Cor√°n, la historia de Mahoma y del Islam.Fuentes: Crisis Magazine, Signos de estos Tiempos

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis:

S√ļmate a nuestra Newsletter y recibe las √ļltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Ver todo
Estamos migrando el sitio a una nueva plataforma! :)