La imagen muestra a la Se√Īora de todos los Pueblos de pie sobre el globo de la tierra, envuelta en la luz de Dios, delante de la Cruz de su Hijo, a quien est√° inseparablemente unida.De las manos de Mar√≠a brotan tres rayos: Gracia, Redenci√≥n y Paz, que Ella puede dar a todo aquel que la invoque como Abogada.El reba√Īo de ovejas representa a los pueblos del mundo entero, los cuales no descansar√°n hasta que no levanten la mirada hacia la Cruz, el centro del mundo.‚ÄúHe puesto mis pies firmemente sobre el globo terrestre, porque en este tiempo, el Padre y el Hijo quieren traerme en este mundo, como la Corredentora, Medianera y Abogada‚ÄĚ (31.05.1951). ‚ÄúEste tiempo es nuestro tiempo‚ÄĚ (02.07.1951).Sin duda, Mar√≠a no es el centro ‚ÄďElla est√° ante la Cruz del Hijo‚Äď y sin embargo es VOLUNTAD DIVINA que por su vocaci√≥n de Corredentora, Medianera y Abogada Ella se encuentre en el centro, sobre todo en el centro de nuestro coraz√≥n, para llevarnos a EL. Es algo que Ella subraya de forma expl√≠cita, diciendo de s√≠ misma: ‚ÄúNo yo, sino la Cruz.‚ÄĚ (16.12.1949).

‚ÄúEsta imagen habla claro y desde ahora ser√° llevada por el mundo, porque el mundo nuevamente necesita la Cruz‚ÄĚ (15.04.1951).Como en una imagen b√≠blica, Mar√≠a hace ver a la vidente, en torno a todo el globo, las cabezas representan a todos los pueblos y razas de la tierra, a√Īadiendo a continuaci√≥n:‚ÄúNo hallar√°n descanso hasta que no se humillen y miren pac√≠ficamente la Cruz, el centro de este mundo‚ÄĚ (31.05.1951).De nuevo Mar√≠a pide que miremos la Cruz, el centro del mundo. Mar√≠a nos pide que difundamos esta imagen en todo el mundo porque muestra el significado ‚Äúy representa el nuevo dogma‚ÄĚ (08.12.1952).Por eso Mar√≠a subraya varias veces que ‚ÄúEsta imagen preceder√° a un dogma, un nuevo dogma‚ÄĚ (15.04.1951).SIGNIFICADO DE LA IMAGEN

Los mensajes de Amsterdam son √ļnicos en la historia de las apariciones marianas, porque la misma Virgen describe detalladamente su imagen.Mar√≠a se muestra de tres maneras como la CORREDENTORA:‚ÄĘ Ella est√° irradiada de la luz divina, delante de la Cruz de Su Hijo, a Quien est√° inseparablemente unida.‚ÄĘ Ella lleva un pa√Īo a la cintura y explica: ‚ÄúEscucha bien lo que esto significa: Esto es como el lienzo que cubri√≥ la cintura del Hijo en la Cruz, pues estoy como la Se√Īora ante de la Cruz del Hijo‚ÄĚ (15.04.1951).

‚ÄĘ Sus manos presentan llagas luminosas. Con esta imagen, Mar√≠a describe el sufrimiento f√≠sico y espiritual que ha soportado, junto con su Divino Hijo, por la Redenci√≥n de la humanidad.La Se√Īora pide de nuevo a Ida que se fije en sus manos, y se muestra as√≠ como LA MEDIANERA DE TODAS LAS GRACIAS: ‚ÄúObserva ahora mis manos y dime lo que ves‚ÄĚ.Entonces Ida ve en medio de las manos como si hubiese habido una herida y de ah√≠, de cada mano, salen tres rayos que iluminan las ovejas. La Se√Īora sonr√≠e y dice: ‚ÄúEstos son tres rayos, los rayos de Gracia, Redenci√≥n y Paz‚ÄĚ (31.05.1951).La Gracia que viene del Padre, la Redenci√≥n del Hijo y la Paz del Esp√≠ritu Santo.

‚ÄúHe puesto mis pies firmemente sobre el globo terrestre, porque en este tiempo, el Padre y el Hijo quieren traerme en este mundo, como la Corredentora, Medianera y Abogada‚ÄĚ (31.05.1951).‚ÄúEste tiempo es nuestro tiempo‚ÄĚ (02.07.1951).MAR√ćA NO ES EL CENTRO, PERO EST√Ā EN EL CENTROSin duda, Mar√≠a no es el centro ‚ÄďElla est√° ante la Cruz del Hijo‚Äď y sin embargo es VOLUNTAD DIVINA que por su vocaci√≥n de Corredentora, Medianera y Abogada Ella se encuentre en el centro, sobre todo en el centro de nuestro coraz√≥n, para llevarnos a EL.Es algo que Ella subraya de forma expl√≠cita, diciendo de s√≠ misma: ‚ÄúNo yo, sino la Cruz.‚ÄĚ (16.12.1949).‚ÄúEsta imagen habla claro y desde ahora ser√° llevada por el mundo, porque el mundo nuevamente necesita la Cruz‚ÄĚ (15.04.1951).IMAGEN PARA MEDITARQuien mira por primera vez la imagen de la Se√Īora de todos los Pueblos tal vez se extra√Īe de ver a Mar√≠a sin Jes√ļs ante la Cruz redentora. Alguien puede preguntarse en forma cr√≠tica: ‚Äú¬ŅTal vez no esconde la Cruz?‚ÄĚ.Parece como si, con esta imagen ins√≥lita, nuestra Madre, de pie ante la Cruz, quiera animarnos e invitarnos a reflexionar profundamente sobre su vocaci√≥n y su lugar en el plan divino de salvaci√≥n.Naturalmente, Mar√≠a podr√≠a ponerse al lado e indicarnos el Salvador en la Cruz. Muchos c√©lebres pintores, en cada siglo, han representado as√≠ el sufrimiento de Jes√ļs y de Mar√≠a en el Calvario.Sin embargo, la cuadro de Amsterdam no busca representar la misi√≥n y el sufrimiento del Redentor, sino, como dicen los mensajes, el cuadro habla de la Corredentora (cfr. 29.04.1951).S√≠, esta imagen pretende expresar la vocaci√≥n de la Madre Co-redentora, sin ofuscar con ello en lo m√°s m√≠nimo la del Redentor.Efectivamente, Jes√ļs ya ha resucitado y ha subido al Cielo en la gloria del Padre. Por eso, la Cruz est√° en el resplandor de la luz de la Resurrecci√≥n, que inunda a Mar√≠a. La Madre de Dios en el centro, ante la Cruz, nos ayuda a comprender que la Madre y el Hijo est√°n indisolublemente unidos en su misi√≥n.Donde est√° el Hijo est√° siempre la Madre. El mismo Hijo divino la ha llamado a su lado, al centro, en su papel de Corredentora, para que comprendamos con gozo c√≥mo en esa colocaci√≥n de Madre, Ella sea Medianera de las gracias de la Redenci√≥n, para todos los Pueblos, que brotan de los sufrimientos padecidos, interviniendo en nuestra defensa e intercediendo como Abogada por nosotros.Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis:

S√ļmate a nuestra Newsletter y recibe las √ļltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Ver todo
Estamos migrando el sitio a una nueva plataforma! :)