Occidente sigue con el síndrome de Estocolmo con el Islam.
Mas all√° de las frases hechas de los gobiernos de occidente ‚Äúque horrible‚ÄĚ, ‚Äúpobre gente‚ÄĚ, ‚Äúque barbaridad‚ÄĚ, lo cierto que en los hechos esta matanza aparece como consensuada, porque los gobiernos occidentales siguen apoyando a los rebeldes que realizan las masacres contra los cristianos. Aunque en realidad para los jihadistas que combaten en Siria, esta guerra no es m√°s un paso intermedio para la jihad contra el occidente infiel en su propia casa, o sea contra los que hoy los apoyan pol√≠ticamente, diplom√°ticamente y con armas.
masacre en sadad siria

Los musulmanes lograron generar en occidente el ‚Äús√≠ndrome de Estocolmo‚ÄĚ, al producir en sus v√≠ctimas, actuales y potenciales, una relaci√≥n de complicidad que las lleva a colaborar y a sentirse a gusto con ellos. Porque nadie medianamente informado puede soslayar que la intenci√≥n manifiesta de los jihadistas es instalar un califato mundial sobre la base de la shar√≠a, donde los que no crean en Allah ser√°n liquidados, o en el mejor de los casos, ser√°n ciudadanos de segunda categor√≠a.Tambi√©n los medianamente informados sabr√°n que los musulmanes moderados, por una raz√≥n perfectamente entendible para algunos, no alzan sus voces con energ√≠a y decisi√≥n contra los que supuestamente les est√°n ‚Äúrobando la religi√≥n‚ÄĚ.Y esto probablemente no sea otro ‚Äús√≠ndrome de Estocolmo‚ÄĚ sino simplemente la expresi√≥n de una ambig√ľedad, porque por un lado a los moderados no les gusta la violencia, pero por otro, su religi√≥n les pide imponer el islam a los infieles, sea como fuere. La ‚Äúprueba del nueve‚ÄĚ de esto es lo que pas√≥ en la Rep√ļblica Centroafricana, donde hab√≠a una perfecta armon√≠a entre cristianos y musulmanes hasta que llegaron los islamistas de Seleka y los moderados comenzaron a colaborar con ellos se√Īal√°ndole las casas de los cristianos, que fueron quemadas, mientras las de ellos no lo fueron.Adem√°s de todo esto, lo que realmente duele es lo que expres√≥ el Metropolita sirio ortodoxo Selwanos Boutros Alnemeh

‚ÄúHemos gritado pidiendo ayuda al mundo entero, pero nadie nos ha escuchado. ¬ŅD√≥nde est√° la conciencia cristiana? ¬ŅD√≥nde est√° la conciencia humana?

LA MASACRE EN SADAD

La ciudad de Sadad en Siria, un asentamiento cristiano, fue invadido y ocupado por las milicias islamitas el 21 de octubre y reconquistada en los √ļltimos d√≠as por el ej√©rcito regular de Siria. Los representantes del Patriarcado y de las familias de las v√≠ctimas, que han regresado a la ciudad, han encontrado, para su horror, dos fosas comunes, donde estaban los cuerpos de sus familiares y amigos.Seg√ļn testigos, muchos de los civiles fueron asesinados por milicianos de las bandas ‚ÄúAl-Nusra Front‚ÄĚ y ‚ÄúDaash‚ÄĚ mientras trataban de escapar o de salvarse. La ciudad est√° completamente destruida y saqueada. Algunos de los militantes que invadieron la ciudad se hab√≠an refugiado en la Iglesia siro ortodoxa de San Teodoro, que ha sido profanada.Sadad es un antiguo pueblo sirio que data del a√Īo 2000 a.C., situado en la regi√≥n de Qalamoon, al norte de Damasco, con sus iglesias, templos, iconos hist√≥ricos y sitios arqueol√≥gicos. Tiene 15.000 pobladores, siendo la mayor√≠a cristianos.El Metropolita sirio ortodoxo de Homs y Hama, Selwanos Boutros Alnemeh, denunci√≥ la massacre de 45 cristianos en la ciudad siria de Sadad a manos de milicias islamistas antes de que esta fuera recuperada por el ej√©rcito.

‚ÄúLo que ocurri√≥ en Sadad es la masacre de cristianos m√°s grave y m√°s grande que tuvo lugar en Siria desde hace dos a√Īos y medio‚ÄĚ expres√≥ a la agencia Fides al momento ilustrando el tr√°gico balance de v√≠ctimas mortales en esta peque√Īa ciudad cristiana.

‚ÄúLos civiles inocentes fueron martirizados sin ninguna raz√≥n, son 45, entre ellos varias mujeres y ni√Īos, muchos arrojados a fosas comunes. Otros civiles han sido amenazados y aterrorizados‚ÄĚ, denunci√≥.

Los heridos son 30 y las personas desaparecidas siguen siendo 10. Durante una semana, 1.500 familias fueron mantenidas como rehenes y escudos humanos. Entre ellos ni√Īos, ancianos, j√≥venes, hombres y mujeres. Algunos de ellos huyeron a pie recorriendo los 8 km de Sadad a Al-Hafer para encontrar refugio. Alrededor de 2.500 familias huyeron de Sadad, llevando s√≥lo la ropa que ten√≠an puesta, debido a la irrupci√≥n de los grupos armados y hoy son refugiados dispersos entre Damasco, Homs, Fayrouza, Zaydal, Maskane y Al-Fhayle‚ÄĚ.

‚ÄúLa ciudad carece por completo de electricidad, agua y tel√©fono. En todas las casas de Sadad se ha robado y saqueado. Las iglesias est√°n da√Īadas y profanadas, privadas de libros antiguos y muebles preciosos, manchadas con escritos en contra del cristianismo. Las escuelas, edificios gubernamentales, edificios municipales han sido destru√≠dos, junto con la oficina de correos, el hospital y la cl√≠nica. A los ni√Īos de Sadad se les ha robado el futuro. Muchos hogares no podr√°n ser reconstruidos‚ÄĚ, denunci√≥.

‚ÄúHemos gritado pidiendo ayuda al mundo entero, pero nadie nos ha escuchado. ¬ŅD√≥nde est√° la conciencia cristiana? ¬ŅD√≥nde est√° la conciencia humana? ¬ŅD√≥nde est√°n mis hermanos? Pienso en todos los que est√°n sufriendo hoy el luto y el dolor: Tengo un nudo en la garganta y me duele el coraz√≥n por lo que ha pasado en mi arquidi√≥cesis. ¬ŅCu√°l ser√° nuestro futuro? Pedimos a todos que oren por nosotros‚ÄĚ.Fuentes: Fides, Signos de estos Tiempos

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis:

S√ļmate a nuestra Newsletter y recibe las √ļltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Ver todo
Estamos migrando el sitio a una nueva plataforma! :)