Las feministas radicales a la carga
Las feministas radicales fueron a la carga para imponer la ideolog√≠a de g√©nero m√°s radical en las Naciones Unidas para ‚Äúapretar‚ÄĚ a los gobiernos m√°s tradicionales. Pero el √ļltimo esfuerzo fracas√≥ para llegar a un acuerdo consensuado, sobre las pol√≠ticas para erradicar la violencia contra las mujeres, debido a que los pa√≠ses occidentales desarrollados quieren que se reconozca el aborto como un derecho.

Querían mencionar el término salud sexual y reproductiva y los derechos reproductivos, así como referencias a la orientación sexual e identidad de género, lenguaje que es ambiguo para las naciones que prohíben el aborto y no confieren derechos especiales a las personas en función de su orientación sexual y identidad de género.La ONU ha sido escenario de una confrontación central entre quienes quieren imponer la ideología de género radical a todo el mundo por la fuerza y los países que quieren preservar sus particularidades culturales. Esto se realizó en la reunión 57ª de la Comisión sobre el Status de la Mujer entre el 4 y el 15 de marzo de 2013.

REUNI√ďN MULTITUDINARIA

Seis mil feministas radicales se acreditaron ante la Comisi√≥n de la Condici√≥n Jur√≠dica y Social de la Mujer (CSW) en estas dos √ļltimas semanas. Llegaron de los cuatro rincones de la Tierra para exigir sus derechos, al menos en el d√≠a de apertura y luego la mayor√≠a de ellas sali√≥ a la calle para hacer turismo e ir de compras.El prop√≥sito de la reuni√≥n fue escribir un documento que posteriormente ser√° "ratificado" por la Asamblea General de la ONU. Los documentos son documentos no vinculantes que no tienen fuerza de derecho, pero se utilizan como garrotes contra los Estados recalcitrantes.En la misma sesi√≥n el a√Īo pasado las diferencias fueron tan profundas que ni siquiera se produjo un documento.

EMBARAZO = VIOLENCIA CONTRA LA MUJER

Pero ¬Ņc√≥mo producir un documento que haga sentido para cualquiera del mundo real, cuando algunas participantes de la ONU creen que el coito que provoca el embarazo es una forma de violencia contra las mujeres?La semana pasada un funcionario de la ONU dijo en una sala llena de delegados de la ONU,

"El comportamiento sexual de los hombres puede ser una forma de violencia contra las mujeres, ya que puede resultar en un embarazo". Presumiblemente con un buen condón el sexo no tiende a la violencia.

Muchos estadistas piensan que la declaración de la ONU es esencial para los derechos mundiales de la mujer.

"Todos los 50 estados de nuestra uni√≥n ahora tienen leyes que tratan la violaci√≥n de la pareja o la violaci√≥n conyugal tan delito como la violaci√≥n por un extra√Īo", declar√≥ la embajadora de EE.UU., Susan Rice. "No podemos vivir en sociedades verdaderamente libres, si las mujeres y las ni√Īas no son libres para alcanzar su m√°ximo potencial."

RADICALES LIDERADAS POR EE.UU. Y LA UNI√ďN EUROPEA

Las radicales fueron lideradas por Estados Unidos y la Uni√≥n Europea. Quer√≠an un lenguaje en el documento sobre la educaci√≥n sexual integral. Que tenga en cuenta la palabra "sexualidad". No se trata de sexo, sino de la sexualidad.Los radicales salieron a la prensa para quejarse de que la Santa Sede, Ir√°n y Rusia est√°n bloqueando el progreso. Estos son los ‚Äúcucos‚ÄĚ que repiten sin cesar los medios de comunicaci√≥n globales. The New York Times public√≥ un editorial hace unos d√≠as dijo que es bien sabido que la Santa Sede e Ir√°n quiere controlar a las mujeres. Reuters inform√≥ que:

"Una alianza imp√≠a de Ir√°n, Rusia, el Vaticano y otros est√° amenazando con descarrilar una declaraci√≥n de la ONU que insta a poner fin a la violencia contra las mujeres y las ni√Īas, al oponerse a un texto sobre los derechos sexuales, reproductivos y de homosexuales".

LA ‚ÄúVERDAD DE LA MILANESA‚ÄĚ

Lea estos informes hacia atr√°s y puede ver lo que realmente estuvo pasando. El documento bajo presi√≥n nunca podr√≠a ser liberado porque los EE.UU. y la UE insist√≠an en las ideas y el lenguaje que para muchas delegaciones es objetable y si s√≥lo produjeran un documento menos radical, habr√≠a acuerdo feliz por todas partes.Los borradores de los documentos bajo consideraci√≥n no estuvieron escritos por el ‚Äúalianza imp√≠a‚ÄĚ. La burocracia de la ONU en connivencia con los EE.UU. y la UE los escribi√≥. Todo lo que la ‚Äúalianza imp√≠a‚ÄĚ pudo hacer es reaccionar.Ciertamente, los gobiernos conservadores trataron de enmendar el radicalismo buscando achicar los da√Īos. El Grupo Africano estuvo tratando de obtener un lenguaje de soberan√≠a en el documento, lo que significa ser capaces de resistir a los abogados occidentales que usen el documento como un garrote contra sus creencias tradicionales.Los pa√≠ses ricos quieren comprometer a los dirigentes africanos a gastar miles de millones de d√≥lares en programas de planificaci√≥n familiar.Las conclusiones, que no tienen car√°cter vinculante, son un campo de pruebas para las futuras conferencias de la ONU sobre el tema del control de la poblaci√≥n aborto, y los derechos homosexuales.Se est√°n realizando esfuerzos para influir en los grupos isl√°micos en cuestiones de g√©nero y los derechos reproductivos.Pero las pol√≠ticas de aborto y los derechos homosexuales no han sido bien recibidos en los pa√≠ses tradicionales.

EE.UU Y LA UE NO ACEPTAN EL DERECHO A LA VIDA

Los gobiernos conservadores ‚Äėtuvieron la osad√≠a‚Äô de introducir un lenguaje directamente de la Declaraci√≥n Universal de los Derechos Humanos sobre "la vida, la libertad y la seguridad de las personas" y los EE.UU. y la UE lo bloquearon.Y lo bloqueron porque el lenguaje de la sexualidad que quieren utilizar se refiere a los ‚Äúderechos reproductivos‚ÄĚ, es decir al aborto, el cual contradice el derecho humano a la vida, por eso lo bloquean.El llamamiento de la Uni√≥n Europea y EE.UU. para eliminar la referencia al derecho inherente a la vida es ciertamente consistente con su demanda por el derecho al aborto. No a menudo cometen el error de presentar su posici√≥n tan claramente.

LOS MEDIOS MANEJARON LA DESINFORMACI√ďN PARA CREAR OPINI√ďN

Estadísticas locas se repitieron sin cesar en esta reunión y luego se escupieron como de memoria por la prensa de izquierda.Uno de las feministas radicales es Adrienne Germain, miembro de la delegación oficial de EE.UU. y Presidente Emérito de la Coalición de Salud Internacional de la Mujer, quien repitió la afirmación antigua y desacreditada de que más mujeres sufren de violencia doméstica que las que mueren por cáncer, guerra y malaria juntas. Los medios de comunicación globales obedientemente han rodado esto con apenas un soplo de escepticismo e incluso sin investigación.

DEMONIZANDO A LOS CONTRARIOS

Posiblemente el peor afirmaci√≥n hecha por los EE.UU. / UE es que la ‚Äúalianza imp√≠a‚ÄĚ quiere esconderse detr√°s de las creencias religiosas tradicionales para proteger a los maltratadores de sus esposas.La mayor√≠a de los documentos de las Naciones Unidas tienen en cuenta las creencias religiosas y las costumbres de los pa√≠ses llamados a poner en pr√°ctica las aspiraciones de los documentos.Esto es, despu√©s de todo, uno de los principios del multiculturalismo, excepto cuando la ideolog√≠a de g√©nero entra en juego.La ‚Äúalianza imp√≠a‚ÄĚ y sus aliados en todo el mundo desean que el documento se aplique teniendo esto en cuenta. Pero para las radicales, esto s√≥lo puede significar que a los hombres se les anima a golpear a sus esposas con la Biblia o el Cor√°n o el Libro de Morm√≥n.Fuentes: Crisis Magazine, C-FAM, Turtle Bay and Beyond, Signos de estos Tiempos

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis:

S√ļmate a nuestra Newsletter y recibe las √ļltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Ver todo
Estamos migrando el sitio a una nueva plataforma! :)