Un humano con un tercer ojo incorporado.
Algunos piensan que los ciborgs, o sea hombres con partes electr贸nicas, es una idea futurista fantasiosa, lejos de hacerse realidad a corto plazo. Sin embargo, ya hay por lo menos uno, Neil Harbisson, que tiene un tercer ojo inserto delante de su cabeza.
neil-harbisson

Lo primero que ves cuando te encuentras con Neil Harbisson es su tercer ojo, situado en su cabeza y unos 10 cent铆metros por delante del resto de su cuerpo. Se trata de un dispositivo que transforma los colores en sonidos y que, desde 2004, forma parte de su estructura corporal de forma oficial. Ese a帽o, logr贸 que el Gobierno brit谩nico le permitiera aparecer port谩ndolo en la foto de su pasaporte. As铆, se convirti贸 en el primer c铆borg reconocido del planeta. Ahora, difunde su condici贸n y las bondades que genera, como hizo en el encuentro Pioneers Festival celebrado recientemente en Viena (Austria).

UN DISPOSITIVO ELECTR脫NICO QUE INTERACT脷A CON LA PERSONA

Harbisson decidi贸 incorporar a su cuerpo esta tecnolog铆a, bautizada como Eyeborg, a causa de la acromat贸psia que padece y que limita su visi贸n a los colores blanco y negro.Al principio, el aparato consist铆a en una mochila de unos cinco kilos de peso, conectada a una c谩mara y a unos auriculares. Varios a帽os despu茅s, su tercer ojo es una lente que comunica con un microchip implantado en su cabeza.A diferencia de otros dispositivos electr贸nicos que se insertan en el cuerpo, como podr铆a ser un marcapasos, el de Harbisson le habla, y 鈥渆s precisamente esa comunicaci贸n la que lo convierte en un elemento cibern茅tico鈥.El c铆borg no est谩 de hecho de acuerdo con la definici贸n que la Real Academia Espa帽ola (RAE) da para su condici贸n, que recoge como: 鈥淪er formado por materia viva y dispositivos electr贸nicos鈥. Sin embargo, Harbisson matiza que 鈥渘o todo lo electr贸nico es cibern茅tico, puesto que la cibern茅tica implica una comunicaci贸n entre el dispositivo y el su portador鈥, a diferencia de lo que supone llevar un marcapasos.La conversi贸n cibern茅tica oficial de Harbisson tuvo lugar en 2004, sin embargo, 茅l se considera un c铆borg desde la primera vez que so帽贸 en color. De hecho, opina que esta metamorfosis no consiste en implantarse este tipo de dispositivos, sino en el sentimiento que se desarrolle para con esa uni贸n. En este sentido, explica que

鈥減uedes llevar la cibern茅tica como explante pero sentir sus funciones como propias鈥.

Para Harbisson, la capacidad que le ofrece su tercer ojo es tan propia que, aunque reconoce que 鈥減odr铆a vivir sin ella鈥, se compara con otro ser humano que perdiese el olfato o una mano.

ACTIVISMO CIBERN脡TICO

Inicialmente, la motivaci贸n de Harbisson estaba dirigida a salvar su carencia visual. Pero, a lo largo de los a帽os, esta experiencia le ha convertido en un activista cibern茅tico que aboga por la transformaci贸n humana hacia esta nueva condici贸n.Por ello, en 2010 cre贸 la Fundaci贸n C铆borg junto a su pareja, Moon Ribas. El organismo, con sede en Barcelona (Espa帽a), promueve la transformaci贸n cibern茅tica con el objetivo de 鈥渃recer sensorialmente鈥.Ribas es la primera en hacer gala de este principio, ella misma ha experimentado con varios dispositivos, como el sensor que genera una peque帽a descarga el茅ctrica que le indica la velocidad de los objetos de su alrededor, el Speedborg, y el detector de se铆smos (que no ha sido bautizado a煤n). De este modo, la cibern茅tica planteada por la pareja se aleja de la ortopedia y se transforma en un modo de vida basado en el aumento de las capacidades sensoriales.No tiene nada que ver con evitar una discapacidad, puesto que Harbisson cree que 鈥渃ada uno es discapacitado en funci贸n de con qui茅n se compare鈥, y que "todo ser humano es discapacitado auditivo si se compara con los perros", por ejemplo.El contraste entre las capacidades de otras especies y las humanas es otro de los argumentos que ambos utilizan para justificar su deseo de expandir sus sentidos. Muchas de las habilidades que quieren incorporar a trav茅s de la cibern茅tica se encuentran presentes en otros animales de forma natural.Harbisson reconoce que se ha topado 鈥減rejuicios鈥, le han llegado a relacionar con el c铆borg asesino de la pel铆cula The Terminator y tildado de 鈥渁ntinatural鈥. Sin embargo, su visi贸n es justamente la contraria y, dado que la cibern茅tica es una creaci贸n humana, conf铆a en ser 鈥渕谩s humano cuanta m谩s de esta tecnolog铆a incorpores鈥.

EL ENVEJECIMIENTO

Pero por muy humana que la consideren, estos abanderados de la cibern茅tica tambi茅n la asocian a algunos procesos que funcionan justamente al contrario de como lo hacen en los humanos, como es el envejecimiento. Harbisson explica:

鈥淐uanto m谩s tiempo usas la cibern茅tica, m谩s te adaptas a su tecnolog铆a y mejor funciona, por lo tanto, a los c铆borgs les gustar谩 envejecer, ya que sus sentidos funcionar谩n mejor que cuando nacieron鈥.

Del mismo modo, afirma que esta forma de vida 鈥減ermite evolucionar seg煤n se quiera, sin tener que esperar a hacerlo de forma natural鈥, lo que supone otro concepto opuesto a su funcionamiento real.El envejecimiento positivo y la evoluci贸n dirigida que se generan a trav茅s de la expansi贸n sensorial todav铆a no son tan populares como Harbisson querr铆a, y reconoce que, aunque hay gente que prueba la experiencia, 鈥渆s muy poca la que decide incorporarla a su organismo de forma permanente鈥.

EL 2040

El c铆borg cree que la revoluci贸n cibern茅tica tendr谩 lugar en la d茅cada de 2040, ya que

鈥渟on los ni帽os de entre doce y catorce a帽os los que m谩s inter茅s demuestran鈥. Estos j贸venes 鈥測a han crecido con el lenguaje tecnol贸gico y rob贸tico, y est谩n acostumbrados a tener tecnolog铆a siempre en las manos鈥.

Este boom cibern茅tico se asocia a la propia evoluci贸n de la tecnolog铆a. Los dispositivos que se llevan en la mano est谩n siendo, poco a poco, sustituidos por tecnolog铆as portables, como son las Google Glass y los relojes inteligentes. Harbisson ve m谩s all谩 y cree que los dispositivos portables dar谩n paso aquellos que se incorporen directamente en el organismo. 脡l se utiliza a s铆 mismo como ejemplo de este concepto:

鈥淵o no llevo un ojo electr贸nico, yo soy un ojo electr贸nico鈥.

Para fomentar esta transformaci贸n tecnol贸gica, la web de la fundaci贸n de Ribas y Harbisson pone a disposici贸n de cualquiera las instrucciones para crear algunos de sus dispositivos. Ribas explica que, adem谩s, 鈥渢odos son de c贸digo abierto para que cada uno experimente como quiera y encuentre el dispositivo que le guste m谩s鈥.La masificaci贸n en el uso de algunas tecnolog铆as ha revolucionado a la sociedad que, por ejemplo, actualmente vive con un smartphone pegado a la mano. 驴Conseguir谩 la labor de esta pareja normalizar el uso de la cibern茅tica? De ser as铆, en el futuro, es posible que los silbatos para perros puedan ser escuchados por personas, que las longitudes de onda del infrarrojo y el ultravioleta pasen a formar parte del espectro de colores en los colegios, y que cualquiera pueda sentir un terremoto.Fuentes: Technology Review, Signos de estos Tiempos

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis:

S煤mate a nuestra Newsletter y recibe las 煤ltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Ver todo
Estamos migrando el sitio a una nueva plataforma! :)