Industrias que presionan y poder pol铆tico que asiente:
Los fabricantes de alimentos transg茅nicos controlan qu茅 investigaci贸n se publica o n贸 y satanizan las investigaciones que muestran efectos negativos en la salud humana. El 鈥減ecado original鈥: el poder pol铆tico negoci贸 no hacer investigaci贸n, porque considera a las semillas transg茅nicas "sustancialmente equivalentes" a las semillas no modificadas gen茅ticamente. Y sin embargo hay evidencias de efectos negativos en la salud, que habr铆a que investigar m谩s, pero鈥.

Uno de los grandes misterios que rodean la propagaci贸n de plantas transg茅nicas en todo el mundo, desde que los primeros cultivos comerciales fueron lanzados en la d茅cada de 1990 en los EE.UU. y la Argentina, ha sido la ausencia de estudios cient铆ficos independientes, de los posibles efectos a largo plazo de una dieta de plantas OGM en los seres humanos o incluso ratas. La verdadera raz贸n: las empresas agroindustriales que fabrican OGM, como Monsanto, BASF, Pioneer, Syngenta y otras proh铆ben la investigaci贸n independiente.

LA PROHIBICI脫N DE INVESTIGACI脫N NO CONTROLADA POR EL FABRICANTE

Un editorial de la respetada revista mensual americana cient铆fica Scientific American, agosto de 2009 revela la realidad chocante y alarmante detr谩s de la proliferaci贸n de productos transg茅nicos en la cadena alimentaria del planeta desde 1994. No hay estudios cient铆ficos independientes publicados en ninguna revista cient铆fica de renombre en el mundo por una raz贸n simple. Es imposible verificar de forma independiente que los cultivos transg茅nicos como la soja Roundup Ready de Monsanto o el ma铆z MON8110 OGM act煤a como afirma la empresa, o que, seg煤n la compa帽铆a tambi茅n afirma, no tienen efectos secundarios da帽inos porque las compa帽铆as OGM prohiben esas pruebas.Eso es correcto. Como condici贸n previa para comprar semillas, ya sea para plantar cultivos o para utilizar en un estudio de investigaci贸n, Monsanto y las empresas gigantes de genes primero deben firmar un acuerdo el usuario final con la empresa. Durante la 煤ltima d茅cada, el per铆odo en el que la mayor proliferaci贸n de semillas OGM en la agricultura ha tenido lugar, Monsanto, Pioneer (DuPont) y Syngenta exige a cualquiera que compre sus semillas OGM que firme un acuerdo que proh铆be expl铆citamente que las semillas se utilicen para cualquier investigaci贸n independiente .Los cient铆ficos tienen prohibido probar una semilla para explorar las condiciones en que prospera o fracasa, incluso. No se pueden comparar las caracter铆sticas de las semillas OGM con cualquier otra semilla OGM o no OGM de otra compa帽铆a.Y lo m谩s alarmante, tienen prohibido examinar si las cosechas gen茅ticamente modificadas conducen a efectos secundarios no deseados, ya sea en el ambiente o en animales o seres humanos.La 煤nica investigaci贸n que tiene autorizaci贸n para ser publicados en prestigiosas revistas cient铆ficas revisadas por pares son los estudios que han sido pre-aprobados por Monsanto y las otras empresas de la industria de los OGM.Como dijo la columna en Scientific American en agosto del 2009:鈥淓s imposible verificar que las cosechas gen茅ticamente manipuladas se comportan como han sido promocionadas. Esto es porque las corporaciones de agrotech se han dado el poder de veto sobre el trabajo de investigadores independientes鈥 La investigaci贸n de semillas GM es publicada, por supuesto. Pero solo ven la luz del d铆a estudios que las compa帽铆as semilleras han aprobado en un Journal revisado por sus pares. En un n煤mero de casos, los experimentos que ten铆an el impl铆cito permiso de las compa帽铆as semilleras, fueron despu茅s bloqueados de publicarse debido a sus resultados poco halagadores鈥 Ser铆a lo suficientemente aterrador si cualquier otro tipo de corporaci贸n fuera capaz de impedir la investigaci贸n independiente de sus mercanc铆as y reportar sus hallazgos鈥 pero cuando se impide que los cient铆ficos examinen los ingredientes crudos de nuestro suministro de alimentos, o de testear el material fitogeno que cubre una inmensa porci贸n de la tierra agr铆cola del pa铆s, las restricciones sobre la libre indagaci贸n se vuelven peligrosas.鈥

DUDAS SOBRE LOS EFECTOS EN LA SALUD

Aunque los estudios apropiados son dif铆ciles de hacer debido a problemas con la obtenci贸n de muestras de material OGM, algunos estudios se han hecho, concentr谩ndose en el impacto de dietas OGM en animales. Es preocupante que estos estudios, hechos por cient铆ficos independientes, muestran efectos negativos a la salud.El primero y m谩s conocido de estos estudios fue hecho en Escocia por el Dr Arpad Pusztai. Su estudio, y otros que han sido llevados a cabo despu茅s, sugieren que impactos adversos eran causados a sistemas de m煤ltiples 贸rganos en los animales. Ninguno de estos estudios puede declarar ser concluyente, y la mayor铆a no contaba con un financiamiento adecuado, pero muestran evidencia del da帽o potencial que los cient铆ficos involucrados llaman a ser investigados en m谩s profundidad. Todos los cient铆ficos han sido atacados sin cesar por cient铆ficos pro OGM.La reevaluaci贸n por parte de cient铆ficos independientes de datos obtenidos a partir de estudios de alimentaci贸n propios de la industria de cultivos OGM en animales, tambi茅n muestran claros signos de toxicidad. Los 贸rganos consistentemente afectados son el h铆gado y el ri帽贸n, los dos 贸rganos principales encargados de la desintoxicaci贸n, con efectos adversos observados tambi茅n en el coraz贸n, gl谩ndulas adrenales, bazo, y c茅lulas sangu铆neas.Lo que se necesita son estudios de alimentaci贸n en animales a largo plazo y de por vida para ver los efectos de consumir alimentos OGM en un per铆odo extenso de tiempo- reflejando la exposici贸n real de los humanos. Es m谩s, se necesitan estudios multigeneracionales para ver los efectos sobre la reproducci贸n y las futuras generaciones. Dichos estudios son obligatorios para pesticidas y drogas farmac茅uticas, pero no para alimentos OGM 鈥 incluso cuando la exposici贸n es mucho m谩s a largo plazo para los alimentos que para un pesticida o una droga.Algunas de las organizaciones m谩s poderosas y lucrativas del mundo atacaron al Dr Pusztai y a su trabajo, particularmente la UK Royal Society. Sin embargo, para su verg眉enza, ninguno de esos cr铆ticos ha sido capaz de hacer lo que cualquier estudiante que aprende el m茅todo cient铆fico har铆a como primer paso: repetir el experimento. Un experimento puede ser replicado con cualquier modificaci贸n que, a los ojos del cr铆tico, hicieran del estudio aceptable.Estos ataques personales han sido acompa帽ados a veces de amenazas de p茅rdida de empleo o financiamiento (como fue el caso del Dr Pusztai). Pero ni una sola vez en todo el mundo ha habido un cuerpo cient铆fico OGM o compa帽铆a OGM que responda a un estudio que no le gust贸 haciendo lo que cualquiera que se preocupe de la ciencia har铆a- repetir el experimento.Pero podemos relacionar dos hechos, sin tener pruebas exactas cient铆ficas, sino cierta evidencia que merecer铆a ser estudiada a fondo. La mayor铆a de los alimentos OGM han sido consumidos en USA, desde el periodo en que fueron producidos, y tambi;en en le mismo per铆odo, USA ha sufrido un catastr贸fico incremento en los problemas de salud relacionados con la dieta.Ya que no ha habido etiquetado de alimentos OGM en USA, no ha habido monitoreo post-comercializaci贸n, ni tampoco una investigaci贸n epidemiol贸gica, simplemente no sabemos.

EL PECADO DEL ACUERDO INICIAL

Todo el proceso por el cual las semillas OGM han sido aprobados en los Estados Unidos, a partir de la proclamaci贸n por el entonces presidente George HW Bush en 1992, que a petici贸n de Monsanto, no se llevar铆an a cabo pruebas especiales del Gobierno de seguridad de las semillas OGM porque se consideraron por el Presidente "sustancialmente equivalentes" a las semillas no modificadas gen茅ticamente, ha estado plagado de corrupci贸n e intereses especiales.Ex abogados de Monsanto fueron designados responsables de la EPA y la FDA para las reglas que rigen las semillas transg茅nicas como s贸lo un ejemplo y no se han llevado a cabo pruebas gubernamentales de seguridad sobre las semillas OGM hasta la fecha. Todas las pruebas sobre la seguridad de los OMG son provistas al gobierno de los EE.UU. por las propias empresas como Monsanto. No es de extra帽ar que los OGM tengan una evaluaci贸n positiva y que Monsanto y los otros puedan afirmar falsamente que los OMG son la "soluci贸n al hambre en el mundo".

GRUPOS DE CIENT脥FICOS EXIGEN CAMBIOS

En los Estados Unidos un grupo de veinte cuatro principales cient铆ficos de la universidad sobre los insectos del ma铆z han escrito a la US Government Environmental Protection Agency (EPA) exigiendo a la EPA que fuerce un cambio en la pr谩ctica de censura de la empresa.Es como si Chevrolet o Tata Motors o Fiat tratara de censurar las pruebas comparativas de accidentes de sus coches en Consumer Reports o una publicaci贸n para el consumidor comparable porque no le gustaban los resultados de la prueba. S贸lo que esto se refiere a la cadena alimentaria humana y animal.Los cient铆ficos argumentan con raz贸n a la EPA que la seguridad alimentaria y la protecci贸n del medio ambiente "depende del escrutinio cient铆fico regular en la fabricaci贸n de productos en la plantas disponibles para ello".Fuentes: F. William Engdahlpara Global Research,Peter Melchett para The Ecologist, Signos de estos Tiempos

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis:

S煤mate a nuestra Newsletter y recibe las 煤ltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Ver todo
Estamos migrando el sitio a una nueva plataforma! :)