Especialmente solemos o铆r la desestimaci贸n en las homil铆as de algunos sacerdotes; algunos por omisi贸n y otros por comisi贸n.
milagro eucaristico
Los hay desde la resurrecci贸n de los muertos, a milagros de restauraci贸n del cuerpo y m谩s.
Se han experimentado en la Iglesia durante 2000 a帽os prof茅ticos que cumplen las palabras del Se帽or en Marcos 16:17-20:
Estas se帽ales seguir谩n a los que creen鈥濃.
Y ellos, saliendo, predicaron en todas partes, colaborando el Se帽or con ellos y confirmando la Palabra con las se帽ales que les acompa帽aban鈥.

Y, sin embargo, estos milagros son muy a menudo el secreto mejor guardado en el catolicismo.Con la frase mal manejada por algunos pastores de que la fe no necesita de milagros.

Pero hay una dificultad intr铆nseca, que para apreciar los milagros es necesaria la fe.
Milagro de Fuego Santo que se produce anualmente en Jerusalen

驴QU脡 ES UN MILAGRO?

El glosario del Catecismo de la Iglesia Cat贸lica da una excelente definici贸n de lo que constituye un milagro:

Una se帽al o prodigio, como una curaci贸n o el control de la naturaleza, que s贸lo puede ser atribuido al poder divino.
Los milagros de Jes煤s eran signos mesi谩nicos de la presencia de Dios.

La clave aqu铆 es la noci贸n de que un verdadero milagro 鈥渟贸lo puede atribuirse al poder divino鈥, que no puede ser explicado por la acci贸n de los seres creados.

Por lo tanto, cuando la Iglesia investiga si un fen贸meno particular es milagroso o no, todas las posibilidades naturales deben primero ser eliminadas.

De hecho, en su proceso de discernimiento la Iglesia a menudo utiliza no creyentes expertos en las 谩reas pertinentes, ya sean m茅dicos.

Cuando hay que discernir una curaci贸n f铆sica o cient铆ficos al examinar algunos otros fen贸menos materiales, con el fin de evitar cualquier posible sesgo a favor de demostrar un milagro.

milagro del sol en fatima
Milagro del sol en F谩tima en 1917

驴POR QU脡 LOS MILAGROS?

El Concilio Vaticano I, en la sesi贸n 3, de la Constituci贸n Dogm谩tica sobre la Fe Cat贸lica, en el cap铆tulo 3, 鈥淪obre la fe鈥, declar贸:

Sin embargo, para que el obsequio de nuestra fe sea de acuerdo a la raz贸n, quiso Dios que a la asistencia interna del Esp铆ritu Santo est茅n unidas indicaciones externas de su revelaci贸n.
Esto es, hechos divinos y, ante todo, milagros y profec铆as, que, mostrando claramente la omnipotencia y conocimiento infinito de Dios, son signos ciert铆simos de la revelaci贸n y son adecuados al entendimiento de todos鈥.

Por otra parte, en sus c谩nones de acompa帽amiento, los padres conciliares declaran infaliblemente:

(Canon 3) 鈥Si alguno dijere que la revelaci贸n divina no puede hacerse cre铆ble por signos externos, y que por lo tanto los hombres deben ser movidos a la fe s贸lo por la experiencia interior de cada uno o por inspiraci贸n privada: sea anatema鈥.
(Canon 4) 鈥Si alguno dijere que todos los milagros son imposibles, y que por lo tanto todos los relatos de ellos, incluso aquellos contenidos en la Sagrada Escritura, deben ser dejados de lado como f谩bulas o mitos;
o que los milagros no pueden ser nunca conocidos con certeza, ni puede con ellos probarse leg铆timamente el origen divino de la religi贸n cristiana: sea anatema鈥.

Debe tenerse en cuenta que Dios no nos abruma cuando se trata de milagros. Dios respeta nuestra libertad.

Los milagros son ayudas a los que sinceramente buscan la verdad, nunca armas en la cabeza forzando a la creencia.

Para aquellos que no quieren someterse a Dios y su verdad, siempre habr谩 formas de explicar los milagros, incluso si estas son 鈥渆xplicaciones鈥 d茅biles y absurdas.Las palabras de Jes煤s en Lucas 16:31 vienen a la mente:

Abraham le replic贸: 芦Si no escuchan a Mois茅s y a los profetas, aunque resucite uno de entre los muertos, no se convencer谩n.禄鈥

Veamos algunos tipos de milagros m谩s clamorosos.

Milagro Eucar铆stico de Legnica en Polonia

MILAGROS EUCAR脥STICOS

Estos milagros muestran que las hostias y el vino consagrados, mediante el misterio de la transustanciaci贸n, se convierten en cuerpo y sangre, de Cristo.
Aparece entonces carne humana en lugar de pan y sangre en lugar de vino.

incorruptibilidad santo cura de ars

CUERPOS INCORRUPTIBLES

La incorruptibilidad es el prodigio por el cual el cuerpo de ciertas personas permanece intacto despu茅s de su muerte, durante a帽os y aun siglos, sin haber experimentado una preparaci贸n especial.
Numerosos Santos han merecido y siguen mereciendo este privilegio.

El de Santa Bernadette Soubirous es el m谩s famoso por haberla visitado la Sant铆sima Madre del cielo en 1858, donde la Virgen revel贸 a s铆 misma como 鈥渓a Inmaculada Concepci贸n鈥, en la Virgen de Lourdes.

El 22 de septiembre de 1909, treinta a帽os despu茅s de su muerte, el cuerpo de Bernadette fue exhumado como suele ser el caso cuando se inicia la causa de canonizaci贸n.

Cuando abrieron el ata煤d, dos m茅dicos y varias hermanas de la comunidad observaron un cuerpo tan en perfecto estado de conservaci贸n como en el d铆a de su muerte.

Incluso su rostro hab铆a mantenido su tono de piel natural. El rosario que sosten铆a en sus manos se hab铆a oxidado y el crucifijo que hab铆a sido puesto sobre su pecho estaba cubierto de verd铆n y sin embargo ella estaba absolutamente pr铆stina.

Todo fue registrado y ella se coloc贸 de nuevo en la tumba.

Diez a帽os m谩s tarde, su cad谩ver fue exhumado de nuevo al final del proceso de canonizaci贸n y se encontr贸 en perfecto estado de conservaci贸n.

Igualmente famoso es el de Santa Catalina Labour茅 tambi茅n por haber sido elegida por Dios para ser receptora de visitas celestiales. Nuestra Sant铆sima Madre le dio la Medalla Milagrosa.

Cincuenta y seis a帽os despu茅s de su muerte, cuando su beatificaci贸n fue anunciada por el Vaticano, su cuerpo fue exhumado s贸lo para ser descubierta intacta por el equipo m茅dico y eclesi谩stico asignado a la tarea.

Dos dedos de su mano izquierda parec铆an estar ennegrecidos, pero tras una investigaci贸n se encontr贸 que la causa era la desintegraci贸n de la manga de su h谩bito, y no cualquier deterioro de su piel.

Sorprendentemente, se encontr贸 que los brazos y las piernas estaban flexibles e incluso sus huesos no hab铆an sufrido. Todav铆a estaba el谩stica y cartilaginosa. Sus ojos estaban todav铆a intactos, completos con los diafragmas que conservaban el color azul-gris con que Catalina naci贸. Su cabello se manten铆a pegado a su cuero cabelludo, las u帽as de manos y pies estaban perfectamente conservadas.

As铆 como el de Santa Bernadette, la preservaci贸n del cuerpo de Santa Catalina no puede explicarse de forma natural.

medalla milagrosa 32

SANACIONES

Nacido el d铆a de Navidad de 1939, en Ribera, Sicilia, Gemma Di Giorgi era legalmente ciega. Ella naci贸 sin pupilas en los ojos. Los m茅dicos declararon que no hab铆a nada que se pudiera hacer por ella.

Sin embargo, a la edad de siete a帽os, fue llevada por su abuela en el largo viaje a San Giovanni Rotondo para ver a San P铆o de Pietrelcina, el Padre P铆o.

A trav茅s de la intercesi贸n del Padre P铆o, esta ni帽a recibi贸 su vista.

Otro milagro impresionante es el del cojo de Calanda, a quien le fue cortada la pierna y por intercesi贸n de Nuestra Se帽ora del Pilar, se produjo el milagro de que le apareci贸 una pierna nueva; esto sucedi贸 por los 1600.

Actualmente el centro m谩s famoso de curaciones es el de Lourdes, all铆 se estableci贸 la famosa 鈥淥ficina M茅dica de Lourdes鈥 en 1882, como una ayuda para la Iglesia en el discernimiento de los que alegaban milagros de sanaci贸n en Lourdes.

El Comit茅 M茅dico Internacional de Lourdes fue establecido para examinar los fen贸menos presentados por la Oficina M茅dica como inexplicables. Se compone de 30 m茅dicos nombrados por el obispo de Tarbes y Lourdes, y se aplica un intenso escrutinio a cada caso presentado.

De los m谩s de 6.000 milagros documentados en los archivos de la Oficina M茅dica, la Iglesia s贸lo ha aprobado algo m谩s de 5 docenas.

No es que todos los otros 鈥渕ilagros鈥 no sean verdaderamente milagros.

Muchos de ellos, tal vez miles, posiblemente lo sean.

Pero la Iglesia establece los m谩s altos est谩ndares para garantizar que s贸lo los m谩s claros e irrefutables se presenten a los fieles como dignos de fe piadosa.

Para ser aprobado, el milagro tiene que ser

S煤bito, imprevisible, que no implique convalecencia鈥 total e irreversible鈥 de duraci贸n (por lo menos 4 o 5 a帽os antes de ser tomado en cuenta)鈥 grave (es decir, una amenaza a la vida)鈥 org谩nico y no funcional鈥︹
Milagro del Cojo de Calanda

REGALOS INVALUABLES

Cuando Jes煤s pronunci贸 las famosas palabras: 鈥Yo y el Padre somos uno鈥 en Juan 10:30, audazmente declar贸 su divinidad, 茅l sab铆a que la mayor铆a no le creer铆a.

Despu茅s de todo, se trataba de una afirmaci贸n incre铆ble para un p煤blico jud铆o del siglo primero.Sin embargo, ten en cuenta el argumento de nuestro Se帽or:

Si no hago las obras de mi Padre, no me cre谩is; pero si las hago, aunque no me cre谩is, creed en las obras, para que conozc谩is y cre谩is que el Padre est谩 en m铆 y yo en el Padre鈥 (Juan 10:37-38).

Era como si el Se帽or estuviera diciendo:
鈥榊o s茅 que lo que estoy diciendo parece dif铆cil de entender para ustedes, incluso blasfemo, pero los milagros que he hecho demuestran que lo que digo es cierto鈥.

La Iglesia hace afirmaciones incre铆bles, como por ejemplo reclamar la autoridad divina para perdonar los pecados.

Esto parece indignante tambi茅n en nuestra 茅poca de incredulidad.

Cuando los intentos de dar una explicaci贸n razonada de lo que creemos parecen caer en o铆dos sordos, tal vez nuestra respuesta a las multitudes no creyentes pueden ser similares a la de nuestro Se帽or.

Si se les da la oportunidad, tal vez una presentaci贸n de s贸lo algunos de los muchos casos documentados de milagros en la Iglesia llevar谩n a muchos a 鈥渃reer en las obras鈥 para que puedan luego 鈥渃onocer y entender鈥 el resto.

Esto va especialmente hoy para los cat贸licos de a pie y los sacerdotes que hoy descreen de los milagros, incluso los de la Biblia.

angel de la guarda

DOS CASOS APARENTEMENTE PEQUE脩OS

La vida diaria del cristiano est谩 repleta de milagros, m谩s grandes e imprevistos que por ejemplo poder ir a misa o poder comer, como pone el l铆mite el sacerdote de la an茅cdota a que me refer铆 arriba.

Aqu铆 presentamos dos testimonios de milagros. Uno es el auxilio del 谩ngel de la guarda ante el pedido de la conductora de un autom贸vil en un camino nevado. Y el otro es una experiencia cercana a la muerte que resucit贸 a un hombre, lo sac贸 de la droga y lo convirti贸.

EL 脕NGEL ABRIENDO CAMINO EN LA NIEVE

Hay 谩ngeles. Y sin duda hay accidentes. A menudo, los 谩ngeles los previenen.

Veamos este relato:

鈥淓l mi茅rcoles, 26 de diciembre tuvimos una tormenta de nieve en el noreste de Pennsylvania鈥 dice una abogada, Christina Fleury.

鈥淣o pude evitar conducir, ya que mi padre se resbal贸 en el hielo cuando la tormenta comenz贸, y se rompi贸 la pierna, necesitando ayuda en el viaje a su casa desde el hospital鈥.

鈥淓l viaje a su casa, a ocho kil贸metros de distancia, era traicionero.

Estaba conduciendo su coche, con 茅l en el asiento del copiloto, y los caminos, literalmente, no hab铆an sido arados.

Estaba oscuro, y lo 煤nico que pod铆a hacer era seguir las huella delate de m铆.

Era un largo y lento viaje, con seis pulgadas de nieve en la carretera.

Cuando llegu茅 le instal茅 en su casa y volv铆 al coche para ir a casa, hab铆a otras dos pulgadas de nieve en el coche.
Limpi茅 la nieve, dije una oraci贸n, y le ped铆 a mi 谩ngel de la guarda mantener el coche en la senda, y no salirme del camino鈥.

鈥淣o hab铆a andado mucho, cuando sali贸 de la nada, un veh铆culo delante de m铆, lo suficientemente lejos para que no pudiera identificarlo.

La nieve estaba perfectamente incluso en mi lado de la carretera, pero no parec铆a como nieve, ya que era aparentemente pr铆stina y suave para el suelo, pero con ocho pulgadas en el otro lado de la carretera a煤n muy visibles con las huellas profundas del neum谩tico鈥.

Al principio, pens茅 que este veh铆culo deb铆a ser un arado, ya que iba primero en este camino perfectamente blanco, pero el camino era mucho m谩s amplio que un arado.

Y el veh铆culo no se ve铆a como un arado, que tiene luces intermitentes amarillas en la parte superior y las luces de freno en la parte trasera.

Todo lo que ten铆a eran dos focos en la parte posterior (no luces de freno o intermitentes), una m谩s alta y otra m谩s baja, gui谩ndome a casa鈥.

鈥淓ntonces se me ocurri贸:
驴C贸mo es que yo estaba conduciendo por esa carretera blanca detr谩s de un veh铆culo que no dejaba huellas?

Un arado por lo general deja un l铆o detr谩s de 茅l, mejor que la nieve delante de 茅l, s铆, pero un l铆o, no obstante.

隆Era como si yo fuera la 煤nica en el camino!.驴Y qu茅 tipo de un veh铆culo no tiene luces de freno?
Nunca he visto un arado sin luces amarillas intermitentes鈥

As铆 que cuando me acercaba a mi casa, trat茅 de tener una mejor visi贸n.

Cuando doblamos un recodo del camino, perd铆 de vista al veh铆culo durante unos dos segundos.

Cuando regres茅 en la recta, el veh铆culo se hab铆a ido. 隆Hab铆a desaparecido por completo!

Mir茅 a derecha e izquierda y verifiqu茅 todas las plazas del estacionamiento donde lo podr铆an haber puesto.

隆Pero s贸lo lo perd铆 de vista durante dos segundos!

No pudo haber viajado lo suficientemente r谩pido como para perderme en esa tormenta鈥.
Simplemente desapareci贸 cuando ya no lo necesitaba.
隆Demos gracias a Dios y mi 谩ngel de la guarda!鈥

LA VIRGEN Y JES脷S AVISTADOS EN EL PURGATORIO

Marinko Crnjac de Sydney, Australia, dice:

Cuando yo ten铆a 17 o 18 a帽os comenc茅 a experimentar con drogas, principalmente marihuana, as铆 tambi茅n con hero铆na de vez en cuando鈥.

Alrededor de los 23 a帽os, sin embargo, me convert铆 en un usuario diario de la hero铆na.
Podr铆a costar hasta cientos de d贸lares cada d铆a, dependiendo de la cantidad que pod铆a pagar en ese momento.
Esta iba a ser mi situaci贸n terrible por los pr贸ximos quince a帽os.

Al final de ese per铆odo yo estaba usando la metadona, mucho m谩s barata, en lugar de hero铆na, pero los efectos son los mismos y ten铆a convulsiones si no lograba mi 鈥榮oluci贸n鈥欌.

鈥淎lrededor de la Navidad del a帽o 2003 yo desarroll茅 un absceso en la ingle, donde me hab铆a estado inyectando, y termin茅 en el hospital.

Luego el absceso estall贸 y desarroll茅 una trombosis venosa profunda, artritis s茅ptica y estafilococo dorado.

Me dieron antibi贸ticos para la infecci贸n, pero el dolor era insoportable.

Entre la enfermedad y el dolor, no pod铆a comer nada y en las pr贸ximas dos a tres semanas hab铆a perdido m谩s de treinta kilos.

Estaba efectivamente muriendo lentamente鈥.

鈥淐uando yo estaba muy bajo, el capell谩n del hospital vino a verme y, despu茅s de muchos a帽os, fui a confesarme y recib铆 la unci贸n de los enfermos.

Al d铆a siguiente empec茅 a delirar y empec茅 a despotricar. Sent铆 como si el diablo viniera por mi alma.

Esa noche tuve un ataque y me ca铆 de la cama, a pesar de que ten铆a barandas.

Alrededor de una hora m谩s tarde tuve otro ataque, con v贸mitos que inhal茅, caus谩ndome neumon铆a por aspiraci贸n.

Mi situaci贸n se torn贸 cr铆tica y fui trasladado en helic贸ptero a otro hospital que ten铆a una unidad de cuidados intensivos.

All铆 permanec铆 en coma durante varios d铆as.

En alg煤n momento durante ese tiempo yo estuve cl铆nicamente muerto.
Sent铆 que mi alma dej贸 mi cuerpo y pas贸 al purgatorio, con almas sufriendo y apareci贸 una luz brillante donde vi a la Sant铆sima Virgen Mar铆a y Jes煤s.

Tambi茅n tuve una visi贸n de mi hermana rezando a la Virgen por m铆.

Durante todos esos a帽os, nunca mi madre y mi hermana dejaron de orar por m铆 para poner fin a mi d铆scola vida y volver a Dios鈥.

鈥淐uando me despert茅 del coma yo estaba con vida artificial y ten铆a tubos por la garganta.

uncion de los enfermos
Pero por primera vez en muchos a帽os, sent铆 la paz y el amor de Dios, junto con un sentido de la verg眉enza de mi vida pasada.
Un d铆a tuve una visi贸n de Jes煤s reci茅n nacido y lo que me trajo un renacer a la vida de la gracia.

Adem谩s, mi adicci贸n se hab铆a ido de manera que, cuando los m茅dicos me ofrecieron metadona, la rechac茅, y no sent铆 ning煤n efecto negativo.

Poco a poco comenc茅 a comer de nuevo. Aunque mi cuerpo estaba muy d茅bil y yo entraba y sal铆a de la conciencia, mi esp铆ritu era fuerte. Estuve en el hospital hasta finales de febrero.

Y cuando me fui, los doctores me dijeron que me llevar铆a de cinco a diez a帽os para recuperarse completamente. Desde entonces, he recuperado mi fuerza lentamente鈥.

鈥淎hora estoy en condiciones de asistir a misa todos los d铆as.

Puedo participar en un grupo de oraci贸n semanal junto con mi madre y mi hermana.

Soy catequista y ense帽o Biblia en la escuela p煤blica Lidcombe una vez a la semana, hago todo lo que puedo para ayudar a otros crecer en la fe, para que no tengan que pasar por lo que yo hice.

Doy gracias a Jes煤s por traerme de vuelta de ese estilo de vida desesperada en la que podr铆a muy f谩cilmente haber muerto muy lejos de 茅l鈥.
Los milagros existen, s贸lo que hay que pedir la intervenci贸n divina y esperar, con un coraz贸n y mente abiertos, y con fe, para poder verlos.
Suceden naturalmente, sin alharaca, y quien los vive se da cuenta del milagro mirando su 鈥渆stela鈥, como dejan los barcos en el mar.

Pero lo importante para ver los milagros es creer en ellos, abrirse a la posibilidad que se den.

sacerdote-en-homilia

C脫MO ABRIRSE A LOS MILAGROS

Ac谩 traemos la experiencia de Mar铆a Vad铆a.

Es una predicadora de Florida que naci贸 en La Habana, Cuba, y que ten铆a 10 a帽os cuando ella y su familia huyeron a Miami.

Mar铆a ha consagrado su vida al Se帽or Jesucristo y a predicar el Evangelio; predica en las Am茅ricas, en Europa, en 脕frica y la India, y es autora de cinco libros.

Es de la camada de predicadores laicos cat贸licos, que tanto se necesitan en estos momentos.

Ella dice que los milagros se producen en la vida diaria y son m谩s comunes de lo que se cuenta.

En Tanzania, una mujer que hab铆a estado tratando de quedar embarazada por m谩s de diez a帽os da a luz a gemelos.

En la Rep煤blica Dominicana, a trav茅s de una palabra de conocimiento, un hombre que sufre de c谩ncer de las cuerdas vocales se cura.

En Zimbabwe, a trav茅s de una palabra de conocimiento, una se帽ora con una herida quir煤rgica que supuraba durante a帽os se cura 鈥 inmediatamente.

En Uganda, una bruja se arrepiente y le entrega su vida a Jes煤s.Ella cita una raz贸n central para todo el 茅xito:

鈥淣o m谩s mentalidad de v铆ctima鈥 .

Los milagros suceden y los vemos cuando nos movemos hacia adelante con diligencia y oraci贸n en lugar de sentir l谩stima por nosotros mismos (lo cual es una tremenda p茅rdida de tiempo).

鈥溌omos m谩s que vencedores!鈥 Vadia escribe en un nuevo libro, citando (Romanos 8:37).

鈥溌縌u茅 significa esto [鈥渟er conquistadores鈥漖?鈥

鈥淨ue se supone que debemos superar todo lo que viene contra nosotros鈥.

鈥淐ada prueba, todas las dificultades, todos los ataques del enemigo, no significa destruirnos, estamos destinados a superarlos.鈥

Cuanto m谩s oramos, m谩s vemos, cuanto m谩s vemos, m谩s crece la fe. Por eso hab铆a tantos milagros en la Iglesia primitiva.

La fe era fresca entonces. Es fresca hoy, cuando nos tomamos suficiente tiempo para orar.

Algunos sufrimientos pueden ser enviados para purificarnos.

Algunos pueden ser 鈥渞edentores鈥. Nos purgan de nuestros pecados, as铆, tal vez, como los de nuestro linaje.

Nos unimos a nuestros sufrimientos como un sacrificio por el mundo. Esto puede ser muy cierto. Santos lo han demostrado.

Pero tambi茅n es cierto que mucho sufrimiento viene del enemigo 鈥 y por lo tanto se puede superar.

Un esp铆ritu es echado fuera y un endemoniado puede o铆r:

鈥淎penas se fueron los ciegos, le trajeron a uno que ten铆a un demonio y no pod铆a hablar鈥. (Mateo 9:32).

Mar铆a Vad铆a

No estamos indefensos.驴A cu谩ntos san贸 Jes煤s porque vinieron a 脡l? A todos.Cuando habl贸 de llevar nuestra cruz, se帽ala Vadia, tal vez se refer铆a principalmente a la persecuci贸n.

No es una voz d茅bil pidiendo sino una orden verbal, se帽ala Vadia en 鈥No m谩s hu茅rfanos鈥.

Hace poco, en Australia, en un servicio de sanidad, vimos muchas curaciones ya que simplemente lanzamos con autoridad la curaci贸n que es nuestro mandato y una parte de nuestra herencia en Cristo鈥.

Una se帽ora con un andador que ten铆a dos reemplazos de cadera y no pod铆a caminar bien durante varios a帽os recibi贸 su curaci贸n.

Ten铆a dolor en las articulaciones de la cadera izquierda y camin贸 sin el andador por primera vez en a帽os.

Mientras caminaba de ida y vuelta, llor贸, en la medida que su caminata se hizo m谩s fuerte y m谩s fuerte.

A la ma帽ana siguiente lleg贸 a la conferencia sin el andador.

Un hombre que ten铆a graves problemas de rodilla durante a帽os recibi贸 una curaci贸n importante en ambas rodillas y mostr贸 a todos la sanaci贸n que estaba sucediendo鈥.

Otro hombre que sufr铆a desde hace a帽os de problemas de espalda qued贸 curado y pudo agacharse sin dolor鈥.

鈥淣uestra perspectiva necesita un cambio鈥 dice Vadia.

鈥淣o somos espectadores, no somos pobres, peque帽os hu茅rfanos, abandonados e impotentes, somos hijos del Dios Alt铆simo, rescatado de las manos del enemigo para hacer una diferencia en este planeta鈥.

Fuentes:

S煤mate a nuestra Newsletter y recibe las 煤ltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Testimonios y Milagros

Ver todo