Profesionales discuten el da√Īo causado.
La prohibici√≥n de que los padres suecos den palmadas o nalgadas a sus hijos, que rige desde 1979, ha generado ni√Īos mal educados y adultos frustrados, porque de ni√Īos tuvieron gran poder en su entorno familiar y cuando salen al mundo resulta que sus expectativas no se cumplen y se frustran, y ya no pueden patalear.
familia sueca

Esta es la muestra real de c√≥mo teor√≠as ‚Äúnoveleras‚ÄĚ entran a partir de la ideolog√≠a en occidente, generan consenso porque son ‚Äúfashion‚ÄĚ, se ponen en pr√°ctica, y unas generaciones despu√©s comienzan a darse cuenta de los problemas que causan. Y esto no se arregla con dinero, porque no se puede arreglar que haya arruinado la vida a muchos individuos.Hoy estamos con la misma l√≥gica aplicando la ideolog√≠a a la realidad, como sucede con las leyes que se est√°n aprobando para proteger a la ideolog√≠a de g√©nero y a la homosexualidad, pero en algunas generaciones, una vez relajada la presi√≥n hacia el pensamiento √ļnico, nos enfrentaremos a un problema, que ser√° mucho mayor que el que genera la ley anti palmadas y no poner l√≠mites a los ni√Īos.

NI√ĎOS SUECOS MUY MAL EDUCADOS

El psiquiatra sueco Eberhard David escribi√≥ un libro criticando la prohibici√≥n de nalgadas en su pa√≠s. El autor de "¬ŅC√≥mo los ni√Īos llegan al poder", afirma que la falta de correcci√≥n transform√≥ a los ni√Īos suecos en personas "extremadamente mal educadas".Desde 1979 Suecia proh√≠be a los padres que corrijan a sus hijos con palmadas. Con el tiempo los padres comenzaron a no aplicar ninguna correcci√≥n y el resultado se describe por Eberhard como un caos.

"Ellos gritan cuando los adultos hablan en la mesa, interrumpen las conversaciones sin parar y requieren el mismo tratamiento que los adultos", dijo a AFP.

El informe del psiquiatra, el cual es padre de seis hijos, es una advertencia, especial a las sociedades que van por ese camino, como la brasile√Īa, ya que el Congreso se apresta a votar la "ley de palmadas", que debe aplicar castigos para los padres que eligen ese castigo para corregir y ense√Īar a sus hijos.La agencia de noticias AFP cit√≥ a un art√≠culo escrito por el periodista Hola Olofsson, que qued√≥ perplejo por la falta de educaci√≥n de los compa√Īeros de su hija. En los comentarios del art√≠culo un profesor escribi√≥ que no pod√≠a ense√Īar a los ni√Īos de 4 y 5 a√Īos.

"El otro d√≠a, un ni√Īo de cuatro a√Īos de edad, me escupi√≥ en la cara cuando le ped√≠ que dejara de subir en las estanter√≠as", inform√≥ el profesor.

FALTA DE L√ćMITES Y FRUSTACI√ďN

La falta de l√≠mites ha cambiado a los ni√Īos suecos en j√≥venes deseosos que desarrollan grandes expectativas en la vida y terminan frustrados.

"Esto se manifiesta en los trastornos de ansiedad y los actos de autodestrucci√≥n, que aumentan dram√°ticamente en Suecia", dice Eberhard. El n√ļmero de suicidios es alto en el pa√≠s.

Pero hay los que protestan en contra de la tesis del psiquiatra. El terapeuta familiar Martin Foster usa una investigaci√≥n internacional para decir que, a pesar de la falta de educaci√≥n, los ni√Īos en Suecia son m√°s felices.

"Suecia fue inspirada principalmente en la idea de que los ni√Īos deben ser escuchados y colocados en el centro de las preocupaciones", dijo defendiendo la ley anti palmadas.

"El hecho de que los ni√Īos deciden muchas cosas es una cuesti√≥n de valores. Diferentes puntos de vista sobre la educaci√≥n y la infancia generan diferentes culturas".

NO PELEAR CON LOS NI√ĎOS

Para ayudar a los padres a entender a sus hijos sin violencia, el gobierno sueco en 2010 cre√≥ un programa de educaci√≥n denominado "Todos los ni√Īos en el centro."El objetivo era difundir la idea de que

"los fuertes lazos entre los padres y los ni√Īos son la base de una educaci√≥n armoniosa para individuos con confianza e independientes en la edad adulta."

La psic√≥loga Kajsa L√∂nn-Rhodin, que ayud√≥ a organizar el curso, dijo que durante las clases los padres "son instruidos para adoptar el punto de vista del ni√Īo" y con eso es que estrechan la relaci√≥n con ellos.Las clases est√°n especialmente adaptadas para los padres que ya no pueden controlar a sus hijos como fue el caso Marie M√§restad y su marido, que tomaron el curso en 2012.

"Nuestra hija más joven era un escándalo y nada salía bien (...) Hemos pasado por momentos muy difíciles, hasta que decidimos que sería bueno que oyéramos a expertos, asesores", dijo Märestad.

En el curso la pareja se enter√≥ de que no deben pelear contra los hijos, sino hablar con ellos. Sin embargo, esta alternativa es la misma adoptada por los hogares donde los ni√Īos est√°n gobernando el pa√≠s.

¬ŅY DONDE EST√ĀN LOS L√ćMITES?

"Los padres tratan de ser muy democrático (...) Ellos deben comportarse como padres y tomar decisiones, y no tratar de ser buenos todo el tiempo", dice Hugo Lagercrantz, profesor de pediatría en la Universidad Jarolinska en Estocolmo.

El profesor critica esta relaci√≥n de igualdad entre los padres y los ni√Īos recordando que los padres deben imponer su autoridad. Sin embargo, no est√° en contra de la ley y ve el lado positivo de esa relaci√≥n: Suecia tiene un gran desarrollo econ√≥mico por no valorar la jerarqu√≠a.Fuentes: Gospel Prime, Signos de estos Tiempos

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis:

S√ļmate a nuestra Newsletter y recibe las √ļltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Ver todo
Estamos migrando el sitio a una nueva plataforma! :)